Guía De Optimización De La Refrigeración De Pc


1. Introducción

Estudiamos cómo evitar que nuestro ordenador sea inestable o sufra daños debido al incremento de temperatura sin que ello nos suponga gastar ni un euro.

2. Sentando las bases

Para diseñar un buen sistema de refrigeración para un equipo informático no hay que tener grandes conocimientos de termodinámica ni nada por el estilo, simplemente hay que conocer varios conceptos básicos de cultura general.

En primer lugar debemos tener en cuenta que el aire caliente tiende a subir por encima del frio y viceversa. Por tanto en un habitáculo cerrado como es una torre de ordenador carece de sentido inyectar aire frio en la parte superior de la torre (excepto en contadas ocasiones) y extraer aire caliente por la parte inferior, ya que la eficiencia del sistema se verá reducida.

Otro concepto a tener muy en cuenta, es la famosa primera ley de la termodinámica: “La energía ni se crea ni de destruye, simplemente se transforma”, esto puede parecer una tontería pero es algo que no se suele tener en cuenta. Todo calor que extraigamos de un dispositivo electrónico no va a desaparecer, sino que va a pasar al aire que hay dentro de la torre y luego o pasará al ambiente o puede pasar a otro dispositivo cercano si no se extrae rápido de la torre. Esto se ve por ejemplo en salas donde hay muchos ordenadores que la temperatura sube de manera notable cuando están todos encendidos, debido a que el calor de sus componentes electrónicos se transmite al ambiente y por tanto sube su temperatura. En el caso de uno o dos ordenadores en una habitación, la relación de aire que hay en la habitación respecto al que expulsa el equipo es tan grande a favor de la habitación que normalmente no llegará siquiera a notarse que está expulsando aire caliente. Sin embargo hay un factor añadido que es el tiempo, en habitaciones donde el ordenador está largo tiempo encendido, por ejemplo gente que lo deja siempre sin apagar, este puede llegar a subir notablemente la temperatura de la habitación, más rápidamente cuanto más pequeña sea esta, por lo que una ventilación de la misma cada poco tiempo sería una buena idea para conseguir un reciclaje del aire adecuado. El error más común cometido es que cuando se diseña un sistema de refrigeración, se extrae el aire del disipador del procesador y luego nos olvidamos de que ese aire caliente está ahí en la torre y que debe ser extraído con la mayor eficacia posible al exterior y conseguir que el ambiente, esté a una temperatura adecuada.
Por último debemos saber que no es suficiente con que el aire pase por un disipador para extraer el calor del procesador, este debe “chocar” contra sus aletas para que exista un intercambio de calor y estas pasen la energía calorífica que les ha transmitido el procesador al aire. Esto es importante porque si por lo que sea el aire no puede chocar bien contra las aletas o pasa sin demasiadas turbulencias, el calor del disipador no se transmitirá al aire y por tanto volverá al procesador calentándolo. Aquí entran en juego los sistemas de disipación pasiva, los cuales no refrigeran por arte de magia, sino debido a que necesitan muy poco flujo de aire para extraer el calor de las aletas del disipador, pero aún así algo necesitan por lo que no deberemos olvidarnos de ellos.

Con estos tres sencillos conceptos sería suficiente para poder diseñarnos un sistema de refrigeración eficiente, ya que sabemos que tenemos que inyectar aire frio (del ambiente) por la parte más baja de la torre y extraer el caliente por la parte más alta de la torre. También sabemos que debemos tener la mayor superficie de disipador posible para que choque el aire y que el calor que extraigamos de un procesador debe sacarse lo más rápidamente de la torre para que no caliente otro componente cercano. Basándonos en todo ello se van a exponer unos sencillos trucos con los que conseguir cumplir estas tres premisas de la manera más económica posible.

Guía De Optimización De La Refrigeración De Pc

3. Circulación de aire dentro de la torre


El primer paso es asegurarnos de que el aire que entra a los disipadores es lo más frio posible y que el caliente se extrae de la manera más rápida. Por ello deberemos asegurarnos que el flujo de aire sigue la dirección de la imagen, es decir entra el aire frio por debajo y sale por arriba. Es muy recomendable tener un ventilador frontal cuanto más grande mejor que inyecte aire dentro de la torre, ya que la extracción de aire se hace de manera más o menos eficiente mediante la fuente de alimentación, pero la inyección de aire frio no suele ser suficiente si no hay un ventilador en la parte frontal.

pc
El aire se va calentando a medida que va pasando por los distintos componentes.

Existen casos en los que este flujo de aire se rompe en algunas zonas, como en las torres nuevas donde hay un agujero en la parte lateral de la torre, a veces acompañado de un embudo para suministrar aire fresco al procesador. La existencia de este sistema no impide que tengamos que respetar los flujos internos de aire ya que el resto de componentes también necesitan refrigerarse.

Además de lo básico hay veces que puede ser recomendable extraer el aire caliente de manera más rápida por lo que añadiremos un ventilador en la parte trasera de la torre e incluso en el caso de que tengamos el foco de calor muy localizado (por ej. la tarjeta gráfica) nos podremos valer de un blower o sistema similar, para ayudar en la extracción del aire caliente.

Una vez estimada la dirección del flujo de aire deberemos velar porque esta no se vea interrumpida por los distintos cables que hay en la torre, para ello los ataremos en bloques con bridas para que se hacer de ellos bloques que ocupen el menor espacio posible y por tanto no interfieran en el flujo del aire. Hay que tener especial cuidado en los bloques de cables que se van a formar, que estos no cuelguen de ningún conector débil o que estén en una rejilla de ventilación impidiendo el flujo de aire, procuraremos amarrarlos a los laterales de la torre para que no impidan el flujo de aire.

aire

limpiar
Con las bridas podemos apartar los cables para que el flujo de aire circule adecuadamente.


Por último cabe destacar que acciones tan comunes como abrir las tapas del ordenador o quitar las tapas de las rejillas traseras rompen ese flujo continuo de aire por lo que no sólo no ganaremos mucho en refrigeración, sino que puede empeorar la situación.

4. Disposición de los componentes


isposición de los componentes
Al igual que como circula el aire dentro de la torre es importante, más lo es si cabe asegurar que todos los componentes son refrigerados adecuadamente, por ello la disposición de los mismos no es algo trivial y se debe tener muy en cuenta para asegurar que el flujo de aire pasa por ellos en la medida en que lo necesitan.

Uno de los componentes que más necesita refrigerarse es el disco duro, sobre todo desde que existen los de 7200rpm y superiores. Muchas torres permiten instalarlo delante del ventilador frontal para que el flujo de aire pase a través de él. Lo ideal es situarlo en la parte superior del ventilador, no hacia el centro como se suele hacer. Si lo hacemos de esta última manera como el ventilador por el centro tiene el motor, el disco duro no se refrigerará adecuadamente, mientras que si lo ponemos hacia la parte superior todo el flujo de aire pasará por ambas caras del disco duro.
Otro fallo muy común en cuanto a refrigeración se refiere es la situación de la tarjetas que van insertadas en ranuras PCI en las proximidades de la tarjeta gráfica, siempre tendremos a poner las tarjetas en las primeras ranuras. Esto hace que el espacio que tiene el ventilador de la tarjeta gráfica para tomar aire no sea el adecuado, cogiendo además polvo acumulado en las tarjetas y aire muy viciado, lo mejor es poner las tarjetas lo más separadas posible.

Otros elementos que cobran menos importancia son por ejemplo el cable que alimenta el ventilador del disipador, cuanto menos entorpezca el flujo de aire mejor. Las unidades de discos ópticos que procuraremos que estén lo más separadas posible para que no se calienten unas a otras, además se situará en la parte superior la unidad que más calor pueda generar, para que este sea extraído rápidamente con el flujo de aire que crea la fuente de alimentación en la parte superior de la torre.

flujo

5. Limpieza del interior de la torre

La higiene es algo esencial para nuestra vida diaria y a pesar de lo que podemos pensar en los equipos informáticos cobra gran importancia que el interior esté lo más limpio posible. El polvo se acumula en los disipadores formando una capa que impide que el aire choque contra su superficie y por tanto el calor se extraiga de manera correcta. Si además somos fumadores o tenemos mascotas este polvo se hace más compacto bajando la eficiencia del disipador mucho más rápido de lo normal.

refigeracion

El polvo impide que el aire entre e intercambie el calor del disipador.


La primera recomendación es limpiar el ordenador de manera periódica, desmontando los ventiladores de los disipadores para extraer el polvo que encontraremos entre las aletas del disipador.

Además, en el caso de tener el ordenador a ras de suelo, ser fumadores o tener mascotas, es recomendable poner un filtro de aire en la entrada de la torre para conseguir que el aire entre lo más limpio posible. Existen diversos tipos de filtros, debemos tener en cuenta que cuanto más tupido el filtro menos aire entrará en la torre pero más limpio y viceversa. La elección se deberá hacer evaluando la situación de la refrigeración interna en nuestro equipo. Además se pueden utilizar filtros metálicos que aunque dejan pasar gran cantidad de partículas de polvo, las más grandes y los pelos, los retienen.

Guía De Optimización De La Refrigeración De Pc

6. Optimizando la transmisión de calor

Se ha comentado como optimizar la transmisión de calor del disipador al ambiente, sin embargo igual o más importante es transmitir el calor del procesador al disipador de la manera más eficiente posible. Los pasos a seguir dependen del tipo de disipador que poseamos, si tenemos un disipador con una pegatina rosa que parece un chicle, lo primero que deberemos hacer es retirar ese chicle. Para ello nos valdremos de un cúter o cuchilla, dejando la superficie lo más limpia posible. Existe una técnica llamada “lapping” que mediante el uso de lijas de varios granos pule la superficie para conseguir el mayor contacto posible, sin embargo, para personas que no van a hacer overclocking o que necesiten una refrigeración extrema por otras causas no les aporta gran beneficio.

Una vez retirado el chicle o si tenemos un disipador que venía con pasta térmica procederemos a poner pasta térmica de la mayor calidad posible, cabe destacar que entre unas pastas y otras puede haber hasta 5ºC de diferencia por eso es importante elegir el compuesto adecuado y ponerlo de manera correcta.

pc

Con una cuchilla se retira fácilmente el chicle que tienen algunos disipadores.


Entre los compuestos térmicos existen varios tipos cuya eficiencia suele ir a la par que su precio. Así el más barato y común es la típica pasta blanca, no es la más eficaz pero en el caso de que no tengamos problemas de refrigeración cumplirá su cometido y desde luego es mucho mejor que el chicle rosa que traen algunos disipadores. Si deseamos ganar hasta 5ºC deberemos recurrir a otro tipo de pastas como las basadas en plata siendo la más famosa la Artic Silver, cuya marca tiene otras pastas basadas en soluciones distintas a la plata como puede ser la Artic Ceramique, que nos dará un resultado bastante mejor que la típica pasta blanca.

En cuanto al método de colocar la pasta térmica, depende del técnico con el que se hable utilizará uno u otro. El más normal es aplicar sobre el procesador o el disipador una capa de pasta térmica y expandirla con un cartón a modo de paleta de modo que quede una capa finísima casi translucida. La función de la pasta térmica es tapar imperfecciones del microprocesador y del disipador para que el calor transmitido de uno a otro sea óptimo por ello la capa deberá ser muy fina y no hará falta echar mucha cantidad.

aire

La pasta térmica se puede expandir con un cartón para crear una capa fina y uniforme.

7. Conclusiones

Basándonos en los tres principios básicos que se han enumerado el principio del artículo podemos inventar muchos más métodos de los aquí expuestos para mejorar la refrigeración de nuestro equipo. Dicha mejora puede ser más que suficiente para hacer que el ordenador funcione perfectamente durante el verano sin tener que abrirle las tapas, ni gastarnos dinero en refrigeración extra, además de por supuesto evitar averías relacionadas con el calor.

Muchos de los trucos serán sobradamente conocidos por los lectores, sin embargo otros serán nuevos, es recomendable aplicar todos los que sean posibles ya que aunque no tengamos problemas de estabilidad debido al calor, mejoraremos la salud de nuestro equipo evitando averías prematuras.
En el caso de que estos métodos no solucionen nuestros problemas de estabilidad veraniegos, se pueden recurrir a otros trucos que implican mermar el rendimiento del equipo como bajar la velocidad del bus FSB, de la memoria RAM e incluso voltajes de RAM y procesador. También podemos utilizar los llamados “refrigeradores por software”, son programas que reducen la carga del procesador cuando no estamos utilizándolo al 100%, para así evitar que se caliente cuando no sea necesario, el más famoso es el CPUCool:http://www.podien.de/

Seguramente se te ocurrirán otros muchos métodos de conseguir optimizar la refrigeración basándote en los principios básicos que hemos nombrado. Siempre y cuando se sigan esas nociones se podrá conseguir optimizar la refrigeración por lo que todas las ideas, dudas o sugerencias son bienvenidas en el foro, seguro que tu idea puede ayudar a algún usuario.

BUENO ESTO LO SAQUE DE UN FORO, ES MUY INTERESANTE ESPERO LES SIRVA

FUENTE: http://www.hispazone.com/Articulo/431/Guia-de-optimizacion-de-la-refrigeracion.html