¿Por qué festejan los 15 años las jovencitas?

¿Qué es una fiesta de quince años?

Cumplir quince años tiene una especial relevancia, sobre todo en paises hispanos. Las celebraciones, las llamadas fiestas de quince años, fiestas de quinceañeras, o simplemente quinces, son un todo evento en la vida del adolescente. El origen de esta celebración es remoto, a grandes rasgos es una mezcla de las tradiciones ancestrales de algunos de los antiguos pobladores de latinoamérica, mayas y aztecas, que realizaban ritos de transición cuando la niña llegaba a una determinada edad, con el catolicismo llevado de Europa por los conquistadores. Después el tiempo ha ido dotando poco a poco a la fiesta de los elementos característicos que vemos en la actualidad: vestidos, baile, etc.

En las fiestas de quince, las quinces, se celebra el paso de la quinceañera de niña a mujer, la entrada social en la edad adulta, organizando una fiesta con tal cantidad de detalles que puede llegar incluso a rivalizar con otros eventos más trascendentes como por ejemplo la propia boda:

Se presta especial cuidado en la elección del vestido que lucirá la quinceañera que suele ser en tonos pastel, muy frecuentemente de color rosa. Lucirá igualmente un elaborado ramo de flores, y en ocasiones una pequeña corona o diadema. En muchos lugares las fiestas de quince años se convierten en el lugar en el que la chica se pondrá por primera vez unos zapatos de tacón. Se prepararán también bonitas invitaciones para la fiesta. Y con frecuencia se alquilará un salón o local en el que celebrarla, incluso con su propia orquesta de música en directo. El baile es un elemento indispensable en el que un vals marcará su inicio. Habrá también un servicio de catering o incluso un pequeño banquete.

Como podemos ver se trata de una celebración que, dejándose llevar por el entusiasmo, puede llegar a ser un pequeño quebranto para la economía familiar. El factor social es sumamente importante en las fiestas de quince años, tanto por la presión que siente la chica por lograr una fiesta igual o superior a la que hayan tenido sus amigas, como por el intento por parte de los padres por ofrecer a su hija aquella fiesta que quizá ellos no pudieron tener. El resultado es que en la organización de las fiestas de quince años se invierten una buena cantidad de recursos económicos.

Tampoco es infrecuente que la fiesta en sí, se vea sustituida por alguna otra cosa, ya sea un viaje, el regalo de una joya, etc.

Pese a todo esta fiesta puede tener también un componente religioso, católico, variable en función de donde se celebre. En México no es infrecuente que una fiesta de quince de comienzo con una misa de Acción de Gracias en la que incluso se disponga de la figua del padrino y las damas de honor. En Estado Unidos la Iglesia Católica incluso ha llegado a crear una liturgia específica para estas fiestas dada la rapidez con la que se está extendiendo por todo el país.

mis