Las cámaras secretas de Egipto


Tras la aireada polémica en torno a qué se esconde en las cámaras secretas de la Gran Pirámide, cuya apertura estaba prevista para finales del pasado año, los arqueólogos han descubierto la existencia de misteriosas estancias ocultas en otros monumentos faraónicos. Estos hallazgos podrían cambiar nuestro conocimiento sobre el Antiguo Egipto.


Las cámaras secretas de Egipto


No es extraño que ante el peso de los millones de toneladas que cubren los monumentos de Egipto los curiosos se pregunten qué hay bajo esa cantidad ingente de piedra. El caso de la Gran Pirámide es, quizá, el más sintomático. Entre sus casi 2,5 millones de bloques solamente hay cuatro grandes salas o cámaras y varios pasadizos que las comunican. Si contamos con que el tamaño de estas habitaciones es muy reducido en comparación con el volumen de piedra utilizado en la construcción del monumento, es lícito pensar que en algún lugar del mismo hay más cámaras que están esperando ser descubiertas. Esto mismo ya se ha logrado en otros edificios del Antiguo Egipto, confirmando así las sospechas de muchos arqueólogos.


NUEVAS HABITACIONES EN LA PIRÁMIDE DE MEIDUM ...


cultura

Cámara recientemente descubierta en la pirámide de Meidum.


Desde hace años la pirámide de Meidum, con su extraña forma de zigurat mesopotámico, se ha convertido en uno de los lugares más señalados de la investigación gracias a los sorprendentes resultados de las últimos estudios que se han efectuado en ella. Hasta hace casi 8 años se creía que la pirámide de Meidum, levantada por Esnofru, el padre de Keops (2300 a. C.), poseía sólo una habitación cuya techumbre, al igual que ocurre en las salas de la Pirámide Roja de Dashur, está cubierta por una bóveda falsa. Sin embargo, un equipo francoegipcio de arqueólogos descubrió dos pequeñas habitaciones cubiertas de una bóveda falsa gracias al empleo de endoscopios de fibra óptica.
De igual forma, trazado en paralelo y situado por encima del pasillo descendente que se emplea para llegar hasta la cámara funeraria, existe otro pasillo que hasta ahora había permanecido ignorado. La primera pista sobre su existencia fue la presencia de unos extraños bloques al pie de la entrada a la cámara funeraria. Introduciendo un pequeño endoscopio flexible del grosor de un dedo, los expertos franceses advirtieron la presencia de un pasillo muy corto, de apenas 3 m de longitud, que desemboca en dos habitaciones consecutivas. La primera, llamada Cámara Sur, tiene 2,6 m de ancho, 3,5 de largo y 2,1 de alto. La segunda, la Cámara Norte, se halló al perforar el antiguo canal descendente. Es parecida a la anterior y conecta con un canal o pasillo nuevo descendente de más de 15 m. En la cámara de bóveda falsa todavía son visibles algunos de los travesaños de madera empleados hace casi 4.500 años en la construcción del edificio.

egipto

Pirámide de Meidum



... Y EN LA DE ZOSER
Más sorprendentes son los resultados de las obras de consolidación que un equipo de arqueólogos australianos y egipcios está llevando a cabo en la conocida pirámide escalonada de Sakkara, levantada por el faraón Zoser en el año 2350 a.C. Los trabajos de limpieza de las zonas cubiertas por escombros se están efectuando con sumo cuidado y casi en secreto desde hace décadas. El monumento se encuentra cerrado al público debido al riesgo que encierra transitar por el pequeño espacio que queda libre en las galerías y los pasadizos que discurren por el subsuelo de la pirámide. Lo inaudito es que los arqueólogos han encontrado en este edificio nuevas habitaciones, un hallazgo que complica aún más el trazado laberíntico de sus cámaras subterráneas.

secreto


pirámide escalonada de Sakkara



LA OTRA CÁMARA DE SETI

historia


Entrada al túnel de la tumba de Seti I.


Lo mismo sucede con el famoso pozo que parte de la cámara funeraria de la tumba de Seti I, ubicada en el Valle de los Reyes de Luxor. La KV17, tal y como se la conoce en el listado de hipogeos de la citada necrópolis, fue descubierta en 1817 en la vertiente sur del valle por el italiano Giovanni Battista Belzoni. Seti I reinó entre los años 1306 y 1290 a.C. y fue el padre del glorioso Ramsés II. Lo espectacular de sus pinturas, las más bellas de todo el valle, la convirtieron en centro de visitas durante años, lo que deterioró el monumento hasta tal extremo que porciones enteras del techo se desprendían al paso de los turistas. Por este motivo se encuentra cerrada a las visitas desde hace décadas. Una de las características de este sepulcro es la extraordinaria longitud de su recorrido, lo que ha tenido en ascuas a toda la comunidad de egiptólogos hasta hace pocos meses. De los casi 245 m que ocupa el hipogeo, excavados en pleno corazón de la montaña de Gurna, las salas decoradas se extienden solamente por 94 m; los otros 150 pertenecen a un misterioso túnel, la “habitación K”, cuyo final acaba de ser encontrado.
En el muro meridional de la cámara mortuoria de Seti se abre un profundo agujero que se pierde en la insondable oscuridad de la montaña. Desde que Belzoni se internara por primera vez en el misterioso pasadizo, pocos son los investigadores que se han atrevido a imitarle. John Gardner Wilkinson en 1843 y Howard Carter en 1903, el que casi 20 años después descubriría la tumba de Tutankamón, lograron avanzar apenas unos metros más que Belzoni. Habría que esperar hasta la decada de 1950, cuando un acaudalado egipcio, seikh Ali Abd el-Rassul, prosiguió el trabajo, aunque sin éxito. El pasadizo, que cuenta con dos escalinatas al principio del trazado, posee varias marcas de puertas sobre las paredes cada pocos metros, en un suelo que tiene una pendiente de entre 32 y 47 grados.
Pues bien, la respuesta al enigma parece haberse encontrado. A más de 100 m por debajo del nivel de la entrada a la tumba los arqueólogos han descubierto una nueva cámara de apenas 2 m de altura repleta de textos religiosos y colmada de escombros y fango que ahora han de retirar. Este cenotafio de Seti I, como ya es conocido, es la última cámara de su tumba en el Valle de los Reyes y, por ahora, la última cámara secreta descubierta en Egipto.

Las cámaras secretas de Egipto


Tumba de Seti I



MARK LEHNER: "PUEDE HABER MÁS CÁMARAS EN LA GRAN PIRÁMIDE"
El doctor Mark Lehner, el máximo experto en Arqueología de pirámides egipcias, afirma rotundamente que puede haber más cámaras en la Gran Pirámide. “Puede suceder algo parecido al caso de Meidum. Creo que es improbable, pero no imposible, que haya una habitación grande más allá de las puertas descubiertas, ya que están muy cerca de la parte exterior de la pirámide”, señala Lehner.


ABRE LA PUERTA: EL ÚLTIMO SECRETO DE LA GRAN PIRÁMIDE
En 1993 el ingeniero alemán Rudolf Gantenbrink descubrió al final del canal que parte de la pared sur de la Cámara de la Reina de la Gran Pirámide una puerta con dos pomos metálicos en su lado frontal. Las autoridades egipcias no se preocuparon del hallazgo hasta que en 2002 la asociación National Geographic puso sobre la mesa los medios necesarios para poder perforar la piedra y descubrir qué había detrás de ella. Como es conocido, tras la “Puerta de Gantenbrink” hay una pequeña habitación de uno 30 cm de profundidad y 20 de altura. El doctor Zahi Hawass, secretario general del Consejo Superior para las Antigüedades de Egipto, señaló en el primer trimestre de 2007 que a finales de ese año se abriría la nueva puerta y la descubierta en la misma posición en el lado Norte. Hasta el momento no se ha materializado tal propósito. Como sucedió en la década de 1990, todo parece ser una nueva cortina de humo repleta de retrasos sobre un proyecto que parece no tener final.

cultura


Gracias por pasar


FUENTE