Hoy cumpliria 84 años de edad. (08/09/1925)

PETER SELLERS
(1925-1980)


Peter Sellers

Richard Henry Sellers (nombre real de Peter Sellers) nació el 8 de septiembre de 1925 en Southsea (Inglaterra), en el seno de una familia dedicada al teatro cómico.

Desde su infancia comenzó a trabajar junto a sus padres, siguiendo con posterioridad una carrera en solitario que le llevó al mundo de la radio. En este medio consiguió la fama en su país gracias al programa de humor "The Goon Show".

En 1951 debutó en el cine británico con la película "Penny Points to Paradise", una comedia dirigida por Tony Young.

A partir de mediados de los años 50, Sellers alcanzó la celebridad rodando algunas películas en los estudios Ealing, la más conocida fue "El quinteto de la muerte" (1955), comedia negra dirigida por Alexander McKendrick.

1980
Otros films de su primera etapa son el título de espionaje "El hombre que nunca existió" (1956) de Ronald Neame, el musical "El pequeño gigante" (1958) de George Pal, y las comedias "Despiste ministerial" (1959) de Jeffrey Dell y Roy Boulting, "Un golpe de gracia" (1959) de Jack Arnold, "I'm alright, Jack" (1959) de John Boulting, "La extraña prisión de Huntleigh" (1960) de Robert Day, "La batalla de sexos" (1960) de Charles Chrichton, o "La millonaria" (1961) de Anthony Asquith.

Tras convertirse en estrella local en el Reino Unido, Sellers logró la fama internacional en el siguiente decenio, convirtiéndose en uno de los rostros de comedia más populares de la gran pantalla.

Curiosamente, la película que forjó su popularidad en todo el mundo fue "Lolita" (1962), un film dirigido por Stanley Kubrick que no era precisamente muy humorístico.

1925
Sí lo fueron títulos como "El mayor mujeriego" (1962) de John Guillermin, "El honrado gremio del robo" (1962) de Cliff Owen, "Teléfono rojo: volamos hacia Moscú" (1964) de Kubrick, o "El irresistible Henry Orient" (1964), una película dirigida por George Roy Hill que estaba co-protagonizada por Paula Prentiss y Angela Lansbury.

1964 fue uno de los mejores años de su vida personal y profesional. Se casó con su segunda esposa, la actriz Britt Ekland (la primera había sido Anne Howe), con quien apareció en "Tras la pista del zorro" (1966) y "The Bobo" (1967). Su matrimonio se rompió en 1968.


También en 1964 obtuvo una nominación al premio Oscar por sus múltiples personalidades en la citada sátira de Kubrick "Teléfono rojo: volamos hacia Moscú" (conseguiría la estatuilla Rex Harrison por "My Fair Lady", y fue elegido por Blake Edwards para encarnar al Inspector Clouseau en su película "La pantera rosa" (1964).
El film se convirtió en un gran éxito mundial que provocó varias secuelas y una serie de dibujos animados.

peter

Otros títulos importantes de finales de los años 60 fueron "El nuevo caso del Inspector Clouseau" (1964) de Blake Edwards, "¿Qué tal, Pussycat?" (1965) de Clive Donner, "La caja de las sorpresas" (1965) de Bryan Forbes, la parodia de James Bond "Casino Royale" (1967), la referida "The Bobo" (1967), comedia de Robert Parrish en la que interpretaba a un torero, "El guateque" (1968) de Edwards, y "I love you, Alice B. Toklas" (1968), una sátira hippie realizada por Hy Averback.
En 1969 Sellers se casó con Miranda Quarry. El matrimonio duró escaso tiempo, ya que en 1971 se separon.

Su carrera cinematográfica en los años 70 disminuyó en calidad y lo más destacable son sus apariciones como Clouseau en los diversos títulos de Edwards: "El regreso de la pantera rosa" (1975), "La pantera rosa ataca de nuevo" (1976) y "La venganza de la pantera rosa" (1978).

sellers
Su última gran película fue "Bienvenido, Mr. Chance" (1979) de Hal Ashby, film por el que fue nominado en segunda ocasión al Oscar de Hollywood. El ganador fue Dustin Hoffman por "Kramer contra Kramer".

Peter Sellers falleció a la edad de 54 años el 24 de julio de 1980 en Londres de un ataque al corazón, dejando viuda a su cuarta esposa, Lynne Frederick. Con esta actriz compartió créditos con su marido en "El estrafalario prisionero de Zenda" (1978), un título dirigido por Richard Quine.

http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article258.html