Sobre el conflicto de la explotacion minera en la Argentina

Promoviendo el saqueo neo colonial

Por Juan Manuel Fonrouge

Luego del “boom minero argentino” de la década de los 90, la fuerte reducción de los costos a raíz de la variación del tipo de cambio y la reafirmación del esquema jurídico menemista durante la presidencia de Eduardo Duhalde, las mega-empresas extranjeras perpetúan el saqueo y violan todas las reglas ambientales con métodos de extracción prohibidos en sus propios países.

La historia no-oficial de la conquista de América dice que los jesuitas no sólo promovieron la evangelización y europeización de los pueblos originarios. El estrecho vínculo logrado entre las Misiones y los nativos les permitió ocupar un rol preponderante en la “cadena productiva” del nuevo mundo. Eran los responsables de obtener la ubicación de los yacimientos de oro y plata, los principales commodities para Europa.
Las Misiones Jesuíticas fueron una suerte de compañías “junior” de la actualidad, como se llama a las empresas que se encargan de explorar áreas del territorio e identificar sus reservas para luego venderle los proyectos a mega corporaciones mineras, cuya actividad es la extracción de los minerales, su procesamiento y venta.
Estas mega-empresas trasnacionales son economías que, comparativamente, su Producto Bruto Interno (PBI) supera al de la mayoría de los países en desarrollo, y a diferencia de los tratados internacionales que inmiscuyen a los Estado-Nación, las empresas extraterritoriales no tienen ningún freno legal a sus intereses, en el marco de la globalización y un sistema jurídico y económico modelado por años con recetas de librecambio promovidas por los organismos de crédito internacional.
Las corporaciones mineras son en la actualidad pocas y muy grandes, a partir de un proceso de fusión con el objetivo de obtener mayores ganancias bajando los costos. A su vez, estas empresas no culminan su tarea luego de la extracción de las materias primas, sino que son parte de la industrialización.

700 % de ganancias para las empresas, 3 % de regalías para las provincias
En un informe presentado durante el 2006, el Diputado nacional Carlos Tinnirello, Secretario de la Comisión de Recursos Naturales, muestra como caso testigo la explotación en la estancia San José en la provincia de Santa Cruz, uno entre los más de 600 proyectos que se encuentran en marcha en todo el país.
En la explotación de la estancia San José, según datos de la empresa, se estima una producción anual promedio de 60.633 onzas de oro y 3,1 millones de onzas de plata, lo cual se extendería como mínimo por 10 años según el convenio.
El valor de la onza de oro, analiza el informe del diputado, oscila entre los U$S 650, y el de la onza de plata es, aproximadamente, de U$S 12. Es decir: el emprendimiento dejará al consorcio Hochschild Minera Andes anualmente cerca de U$S 76.611.450 (más de $ 236.000.000 al año).
Si el emprendimiento va a tener una duración de 10 años, el negocio tendrá un dividendo de $ 2.360.000.000. Descontando de este monto el 30 % en que se estima el costo de extracción, tenemos una ganancia neta de $1.670.880.000 para la empresa.
Como si esto fuera poco, el informe advierte que por las leyes impositivas para la actividad minera, y las leyes que fomentan los puertos patagónicos, resulta que el Estado va a terminar pagándole a este consorcio en materia de subsidios $150.379.200, por lo que el emprendimiento va a significar para el grupo explotador una ganancia de “como mínimo de $ 1.821.259.200”.
El documento registra que de acuerdo a lo informado por el propio presidente del Directorio del Grupo Horchschild, Juan Incháustegui Vargas, la inversión total es de 265 millones de pesos. Una cuenta simple indica que este emprendimiento tendrá una rentabilidad aproximada del 690%. A todo esto las regalías para la provincia se calculan en un 3% y una deuda ambiental que pagará el país en cuotas durante varias décadas.

Oro para el winca, cianuro espumoso para Iñchiñ
Como vienen reclamando varias asambleas autoconvocadas en todo el país, movimientos sociales y agrupaciones ambientalistas, el problema no es sólo en relación al vergonzoso saqueo neo colonial de las empresas extranjeras y una legislación que permite, como el mejor de los cristianos, dar todo a cambio de nada.
La minería moderna ya no es a través de túneles donde los mineros buscaban las vetas de metal y lo extraían. En la minería a cielo abierto el metal está disperso en las rocas de las montañas, por lo tanto, de lo que se trata es de dinamitar las paredes de la montaña, transformar las rocas en polvo y diluirlas en sopas ácidas que purifican el mineral con cianuro.
Todos los desechos son destinados a un enorme basurero, llamado “dique de colas”. Las empresas aseguran que todo es de una seguridad y ecología inmaculadas, mientras las localidades vecinas sufren lluvias de tierra (por las explosiones), envenenamiento sistemático del suelo y las aguas subterráneas.
Otro perjuicio ambiental es la cuantiosa cantidad de agua que se consume en este proceso. En Bajo la Alumbrera, Catamarca, según la investigación publicada en el último número de la revista Mu, se consumen 1.100 litros de agua por segundo, casi 4 millones de litros por hora en una zona semidesértica. El agua utilizada es irrecuperable. Por otra parte, los ríos y arroyos se van secando hasta desaparecer en poco tiempo.

El “botín de oro” es para Barrick Gold
Luego del freno a la explotación de Famatina (ver recuadro) la multinacional Barrick Gold, que cuenta entre sus accionistas a George Bush padre y tuvo una facturación neta en 2006 de 1510 millones de dólares, no quiere ver frustrados sus intereses nuevamente.
Ante el inicio previsto para este mes de la explotación de la mina de Pascua Lama, ubicada en la cordillera sanjuanina, lo que promete ser el mayor emprendimiento minero del país, la estrategia de la multinacional parece ser la del marketing minero.
Otrora operando en las sombras para no llamar la atención de los pueblos que prometen arrasar, ahora la Barrick Gold, junto a las empresas nacionales asociadas, ha decidido elevar el perfil y darse a conocer en sociedad.
El recientemente ascendido a la primera división del fútbol argentino –por primera vez en su historia- el club San Martín de San Juan pudo estrenar nuevo sponsor multinacional, ya que el logo de Barrick Gold junto al slogan “San Juan minero” reza estampado en la casaca verde y negra del club sanjuanino.
Por su parte, la Cámara de Empresarios Mineros (CAEM) contrató a una consultora de relaciones públicas, Servicios Regionales del Sur S.A. cuyo vicepresidente es Martín Oyuela, quien fuera presidente de la agencia de noticias oficial Telam durante el gobierno de Carlos Menem y ex vocero de Eduardo Duhalde.
Martín Oyuela y Servicios Regionales S.A, que entre otras acciones mediáticas realizó recientemente un suplemento publicitario en Clarín con el rótulo de “minería ambiental” es un gran lobbysta, operador de medios de comunicación, conocedor de los negocios entre el Estado y las empresas formado en la mejor de las escuelas, el menemismo.
El tráfico de influencias le ha permitido obtener recientemente subsidios para su empresa nunca justificados por parte del gobierno capitalino de Jorge Telerman, conocidos en la época en la que el Jefe de Gobierno era también operador de prensa del justicialismo.
Servicios Regionales S.A es también beneficiada por el Ministerio de Planificación Federal en el marco del Plan Energético Nacional 2004-2008 para asistir “en cumplimiento del compromiso contraído con los Bancos” en la represa Hidroeléctrica de Yacyretá, justificando el Ministerio su “alianza estratégica con la firma Ross & Asociados Consultores” del Paraguay y la empresa de Oyuela.
Si algo no le falta a Oyuela son pergaminos a la hora de defender lo indefendible y sabe perfectamente como vendérselo a los medios de comunicación, además de poder de lobby, lo cual explicita en la página de su empresa al reconocer “constante interacción con entidades públicas, grandes corporaciones, medios de comunicación y líderes políticos”.
De aquellas épocas seguramente conozca al ex Secretario de Minería de Menem, Ángel Maza, destituido de la gobernación de La Rioja mediante juicio político e inhabilitado durante 5 años a ejercer cargos públicos por, entre otras cosas, enriquecimiento ilícito –fue acusado de tener parte del paquete accionario de una empresa privatizada que tiene los derechos de explotación de una de las más importantes zonas mineras de la provincia- y José Luis Gioja, actual gobernador de San Juan y ex presidente de la Comisión de Minería del Senado de la Nación, coautor, junto a Menem y Domingo Cavallo entre otros, de la Ley de Minería. (ver aparte)
Posiblemente, si los asambleístas de Gualeguaychú hubiesen sido escuchados a tiempo por el gobierno argentino no estaríamos en la encrucijada que representan las papeleras uruguayas, pero con las luchas que recorren el país contra el desastre que ocasiona actualmente la minería a cielo abierto, el saqueo neo colonial que habilita la Ley de Minería, y los daños infinitamente más cuantiosos que promete la nueva ola de proyectos de explotación, no sólo ha quedado demostrado que gran parte del pueblo argentino se viene concientizando del problema ambiental y del rotundo fracaso del modelo neoliberal y que no sólo reacciona cuando el problema proviene de los países limítrofes, como algunos nos han tratado de convencer, sino que el gobierno nacional tiene la mejor de las tribunas preparadas para reivindicarse y reafirmar su compromiso en materia ambiental, frenar el saqueo y anular la menemista Ley de Minería, o uno, dos, tres, cien Gualeguaychú esperan a la vuelta de la esquina.
.
Hecha la trampa, hecha la Ley

Entre otras, las “ventajas” de la legislación vigente son:

-El Estado (nacional, provincial o municipal) tiene prohibido explotar por sí solo cualquier yacimiento (literalmente el propio Estado se prohíbe la explotación de sus minerales).

-Las compañías mineras no tienen retención a la exportación, no deben liquidar divisas (no ingresa el dinero de sus ventas al país, todo se dirige al exterior), no pagan impuestos a los combustibles (el que todos pagan cuando cargan nafta), ni tasas para la importación. No pagan IVA ni impuestos por ingreso de maquinarias.

-Gozan de estabilidad fiscal por 30 años. Impuesto al cheque, que pagan todos los argentinos, o el corralito de 2001, no los afecta.
(www.noalamina.org)



Fuente: http://artepolitica.com/comunidad/mineria-en-argentina-y-ley-de-glaciares/


Sobre el conflicto de la explotacion minera en la Argentina

mineria

4 comentarios - Sobre el conflicto de la explotacion minera en la Argentina

@martinmetalcba666
A cielo abierto puedo pensar,
Prender un fuego y trabajar
Otra vez, es mi ley extraer el mineral
Así es la tierra donde nací,
El duende blanco está esperando por mí
Ni lo vi, pero sé que está ahí...

I don’t know de dónde viene
I don’t know a dónde va
I don’t know, es hilarante e ilegal
I don’t know de dónde viene
I don’t know a dónde va
I don’t know, es elegante y natural

Ya estoy afuera, no volveré,
La primavera esperaré
Hace frío por acá y no voy a despertar
Lejos del monte de acero
@chocancharava
Logico, si ningun argentino es dueño de empresas mineras, los extranjeros van a venir a explotar ellos, si ningun argentino hace nada mas que quejarse, los de afuera van a venir a llevar el dinero que aqui9 ganan, la mineria no es mala, como no lo es ninguna otra actividad, lo malo es usar cianuro para extraer los materiales que se sacan, si ningun argentino investiga acerca de usar materiales menos contaminantes, se seguira usando cianuro, la culpa no es de las mineras, la culpa no es la ley, la culpa es solo nuestra por no buscar nuestras propias soluciones