Historia de la Tonada

Historia de la Tonada
Navegando por la web me encontre con esta info, me pareció muuy completa y decidí
armar un post con la misma, al finalizar del post, está detallada la direccion de donde
encontré la informacion

folklore

La Tonada Cuyana (Definición operativa)
Interpretación musical lírica propia del pueblo cuyano, que en su ejecución contiene una superposición, en lo que a ritmo se refiere, de compases de ¾ y 6/8 para el acompañamiento y canto respectivamente, hecho que la hace no bailable ya que en la danza no dan los tiempos musicales.
Rastros de la Tonada Cuyana

Raíces de la Tonada.
La tonada cuyana tiene descendencia europea. “ Esta impregnada de las características no siempre heredadas de movimiento romántico del siglo XIX, sino mucho más antiguas ya que el romanticismo es un fenómeno universal de toda época.”1 A su vez Jorge Buenaventura Becerra, en su libro “ San Juan, su gente, sus leyendas y otras cosas”, afirma que esta descendencia hispana se encuentra hermanada con los pueblos musulmanes (árabes), que estuvieron afincados en España durante siete siglos. La tonada llega a la región traída por los conquistadores. La misma fue poco a poco alejándose de los modelos hispánicos, al experimentar modificaciones que le fue imprimiendo el hombre criollo.”
Cabe señalar que hay quienes dicen que la tonada cuyana enraizó en la tonadilla española. Es decir perduró, en América más o menos un siglo. Comienza en el Perú, familiarizándose con el yaraví. Entre 1750 – 1850 se estima que tuvo auge este canto español. “ La tonadilla fue un canto alegre, ligero, bullicioso, festivo muy común de los teatros. Muchas veces, se interpretaba en los cuartos para aperturar programas teatrales. Se solía cantar alquerías, caseríos de las campiñas”.
Historia de la tonada

Lo aborigen
De acuerdo a lo expresado en la introducción del Censo Nacional de Población y Vivienda de 1980. “ La población precolombina de Cuyo la componían reducidas y desparramadas tribus de indios Huarpes establecidos en las orillas de sus escasos ríos, en algunos valles andinos y principalmente en las orillas de las Lagunas de Guanacache. Los Huarpes pertenecientes sin duda a la gran raza Quechua, aunque no hablaban su lengua ni tuvieron contacto con ellos eran de carácter suave y apacibles, vivían de la agricultura, de la caza de guanaco, de la vicuña en las montañas, de la pesca cerca de las lagunas y ríos. Eran industriosos sabían tejer con juncos cántaros de un tejido tan apretado que podían contener el agua.” 4
Al conquistador le costo poco manejar a los aborígenes cuyanos. “ Sumisos y laboriosos, no dieron trabajo a los recién llegados para dejarse dominar; se mestizaron pacíficamente con ellos y concluyeron por desaparecer, fundidos en un crisol del cual debía salir el criollo cuyano. ( Mallea, uno de los fundadores de San Juan, se casó con la hija del cacique Angaco.”5
La principal causa de desaparición de los aborígenes en la Región de Cuyo es que dada su docilidad, eran enviados en encomiendas por los colonizadores españoles para trabajar en las minas de la Capitanía General de Chile.
raices de la tonada

Dominación incásica
Hay evidencias notables de que los Huarpes, antes de la llegada de los españoles, fueron dominados por el Inca. Si bien los diferentes investigadores no se ponen de acuerdo en cuanto a la cantidad de años que estuvieron en la región hay quienes dicen que duro entre 30 y 40 años, mientras que otros, como Horacio Videla afirman que fue alrededor de un siglo.
“Los datos más antiguos que hablan de la dominación incaica sobre los Huarpes en la región central de Cuyo los brinda la crónica de Jerónimo de Bibar de 1558 que relata el paso del capitán Francisco de Villagra por la misma hacia 1551”. 6 La presencia del Inca en Cuyo esta mencionada por otros documentos hispánicos de alrededor de 1576. En estos puede observarse “ la implementación de una de las más notorias costumbres peruanas como es la de sembrar para el Inca, que implica el establecimiento del servicio tributario cumplido a través de la agricultura”7
Lo cierto es que del Inca se pueden encontrar vestigios de su presencia en la zona cuyana. Vías de comunicación (camino del Inca), acequias e instalaciones en general, las que de acuerdo a Horacio Videla, historiador sanjuanino, se comenzaron a construir sobre la mitad del siglo XV.
Historia de la Tonada

El aborigen sanjuanino y la música
El Huarpe era un hombre de silencio. Su docilidad hacía que este fuese bastante parco, por lo que en una primera etapa “no abrió su pensamiento a las emociones del canto y la música” 8 Esto también es compartido por Catalina Teresa Michelli en su libro “ Huarpes Protohistóricos”cuando expresa que “ al parecer los Huarpes no solían cantar. Sus expresiones artísticas estaban limitadas a danzar al compás de golpes sobre un instrumento de percusión, siendo este el único instrumento musical que ha quedado para los mismos. Las danzas que se realizaban en las ceremonias de distinto tipo, congregaban a la comunidad” 9
El Huarpe danzaba cuando una tribu visitaba a otra, a modo de homenaje, también lo hacían en fiestas religiosas, en los entierros y ante el peligro de la batalla.
“ Dominado el pueblo Huarpe por el poderoso imperio incásico, el vencedor transmitió al vencido su música. Los Huarpes entonces tocaron, tambores afinados en distintos tonos, flautas de caña cilíndrica y quenas fabricados con huesos humanos” 10
Tras la dominación de los españoles al pueblo Huarpe, también transmitieron sus cosas. Entre ellas los vicios, como el alcohol y la música que con el correr del tiempo y los respectivos mestizajes de españoles y aborígenes, nació una nueva generación, la del hombre cuyano que dio una fisonomía particular a las expresiones artísticas del momento naciendo así el canto popular cuyano. “ Los cantos populares de los pueblos incásicos, los yaravíes y los zainitos, que parecen sollozar en las quenas o flautas, primitivas de caña o hueso se mezclaban al recuerdo lejano de las malagueñas, las seguidillas, los boleros, los fandangos y jaleos y dan origen a nuevos cantos y bailes argentinos, a la huella, la vidala, los tristes, el arrorro, el gato, el cielito, el triunfo, el pericón, las milongas, las zambas y cuecas” 11

Legado de lo desaparecido
Aún cuando una civilización aborigen haya desaparecido totalmente siempre quedan rastros de ella en la región en la que estuvo asentada. Hay pueblos en los que la destrucción y la negación de las razas autóctonas han sido casi total, pero no por ello no quedan huellas de ellos. “ Casi completamente desaparecidos los indios base humana de la creación administrativa que fue la ciudad, queda como resto importante la tonada. En casi todas las provincias troncales puede decirse que se habla el castellano “ con un acento extranjero”, es decir lo indio ( lo extranjero es, por supuesto, respecto del castellano recién llegado. Lo señalaron ya Ricardo Rojas y Cesar Carrizo. Escribió el primero: “ acaso provenga de las razas y las lenguas indígenas la cadencia prosódica de nuestras varias provincias” y el segundo: “ en las tonadas de tierra adentro, entran seguramente los acentos y modulaciones de las lenguas aborígenes”. La señora Battini – Berta Elena Vidal de Battini – El español de la Argentina – Buenos Aires 1964 – p 150- señala que el origen de nuestras entonaciones regionales está seguramente en la entonación con que el indígena modulaba su lengua, entonación con que él y su hijo dieron al español. Es un hecho comprobado de que el hombre cambia de lengua pero no de entonación”12
Respecto a como las lenguas aborígenes han hecho que el español de la Argentina es diferente en cuanto a norma, se puede tomar el trabajo de Ofelia Kovacci, en la que en un trabajo situado en la provincia de Corrientes – región guaranítica – analiza el modo de hablar de los lugareños, llegando a las siguientes conclusiones a partir de “ la hipótesis de que la elipsis del pronombre en español de Corrientes es un caso de interferencia por bilingüismo”13 “ En el habla de Corrientes la omisión del objeto directo anafórico se estructura de un modo que se aparta del uso estadar general, pero que es similar al observado en Resistencia ( Provincia del Chaco – Argentina) y en el Paraguay. Puede explicarse como una interferencia de una forma de construcción objetiva del Guaraní en una provincia bilingüe como es Corrientes”. 14
Estos son algunos ejemplos, de la forma en que las lenguas aborígenes han marcado el castellano de la Argentina. A su vez, debe rescatarse la fuerte presencia del Quechua en la provincia de Santiago del Estero, por ejemplo, dando un acento muy particular marcado por la letra “ s”. Esto también se refleja en las interpretaciones musicales folclóricas de la zona, en las que al igual que la mesopotámia hay rasgos de lo aborigen. Palabras, gritos, costumbres, entre otras se pueden rescatar.
folklore

Posible proyección de la tonada en el tiempo.
Alberto Rodríguez en el cancionero cuyano plantea el interrogante de “ los curiosos aspectos presentados por la tonada, donde encuentra algunos aspectos o puntos de contacto con el estilo y el triste.” 15
E. Gabriel Guzzo en su libro “ La Tonada Cuyana” expresa que hay un ciclo que comprende al yaraví, el triste, el tono y la tonada. Al referirse al mismo tema Jorge Buenaventura Becerra (op.cit.) afirma que se llamó: “ Estilo, triste, yaraví y tonada. Con este ultimo nombre se enraizó en Cuyo y tomó fisonomía propia.”16
A raíz de este debate, del modo en que se pudo desarrollar lo que hoy conocemos por Tonada, en la Argentina, se explicarán brevemente, los que pueden haber sido los antecesores de esta de acuerdo a los autores ya mencionadas.

a- Yaraví:
Se lo puede encontrar en el siglo XVII, es una canción dramática. La palabra es indígena y durante los siglos anteriores tuvo el sentido de canción, aunque sin las características con las que se la distinguió en Sudamérica. El padre Ludovico Bertonio en su vocabulario de lengua Aymará publicado en 1612, “ anota la voz huayna con la acepción de danza, bayle o sarao. Esta palabra aymará más tarde se aplicará más tarde al triste o yaraví”1 Yaraví, yaraví.
Música indígena de origen precolombino y canción de los mestizos ecuatorianos, peruanos y bolivianos. La dicción ha sido escrita de diversos modos a través de los tiempos. El cronista de raigambre india Felipe Guamán Poma Ayala escribe la palabra así: haraui, y dice es un canto de amor; Diego González Holguín escribe haráhuy: canto funeral, música triste; el cronista Bernabé Cobo, quien coincide con González Holguín en su significado: araví.
Para M. Cuneo Vidal, yaraví, se compone de aya-aru-hui, en donde haya significa difunto y aru, hablar; yaraví entonces sería el canto que habla de los muertos. A esto se suma lo expresado por el escritor Carlos Aguilar Vázquez, quien sugiere que también se cantaba el yaraví cuando se despedía a los indios que se ausentaban, "porque bien sabían que la ausencia es una de las manifestaciones más temibles de la muerte".
La versión más correcta, concluye Raúl d'Harcourt, es la que presenta al yaraví como deformación del vocablo quechua harawi: "el cual significaba en tiempos incásicos cualquier aire o cualquier recitación cantada. A través de los tiempos, dicha deformación se operó en la siguiente forma: harawi=haravi=yaraví".
En su libro La música ecuatoriana desde su origen hasta 1875 el artista Juan Agustín Guerrero Toro (1818-1886) advierte que en el yaraví se ejecutan notas que se alteran, lo cual indica el uso del cromatismo para lograr expresividad en la pieza.
Para el compositor ecuatoriano Sixto María Durán Cárdenas (1875-1947) el yaraví era una canción melancólica de movimiento lento, de factura cuadrada como composición, constituida por uno o dos períodos, repetibles cada uno y con una melodía pentáfona en su mayor parte. Hay que mencionar que el yaraví también recibía la denominación de tono o tono triste.
Hemos hallado varios yaravíes, que datan de finales del siglo anterior y comienzos del actual, en los que se establecen dos partes, rítmicamente parecidas, pero diferentes en su tempo. La parte final de algunos yaravíes introducían un albazo o una tonada, en movimiento allegro. Segundo Luis Moreno considera que la razón de ello era quitar la pesadumbre que dejaba en el ánimo la primera parte de yaraví. Hallamos un yaraví titulado La nieve, de finales del siglo pasado (1893), en el cual el allegro de la segunda parte es denominado charada. El compositor y pianista Luis Humberto Salgado Torres (1903-1977) aseveraba que el yaraví (lo escribe así), no obstante ser una especie de balada indo-andina, extensiva a todos los pueblos sojuzgados por el Incario y con el primitivo nombre de haravec, distingue dos tipos: el indígena (binario compuesto, 6/8) y el criollo (ternario simple, 3/4. Aunque ambos son de carácter elegíaco y de movimiento larghetto, se diferencian no solo en el compás, sino en sus elementos: el yaraví aborigen es pentafónico menor, mientras que el criollo introduce, a más de la sensible, el segundo y sexto grados de la escala menor e incluso diseños cromáticos.
Salgado indica además que la tonada es algo semejante al yaraví, pero diferenciándose de ella pues el yaraví tiene en su complemento estructural final una peroración movida y chispeante.

B- Triste:
Apareció en el Perú, a fines del s. XVIII, animando un verdadero movimiento
ciudadano de lied por estímulos de índole romántica anteriores al romanticismo europeo y americano y, a poco de andar, toda Sudamérica lo cantó. Podría afirmarse que ninguna canción sudamericana tuvo jamás la originalidad, la belleza, la difusión y la aceptación del triste.
Prosperó al lado del yaraví y, en un momento dado un repertorio híbrido en las canciones pueden llamarse indistintamente tristes o yaravíes. La especie prospera durante la plena vigencia del romanticismo (desde primera mitad del s. XIX) y amengua durante la decadencia de ese movimiento universal (segunda mitad de ese siglo.
En Argentina se difundió por el noroeste y también fue popular en la región de los ríos. Antes de 1800 ya estaban los tristes peruanos en toda la Argentina y argentinizándose.
Los versos más característicos del triste no son regulares e inclusive circulan muchos en forma de glosa. En muchos se encuentran estribillos y motes, sin que falten voces como ay, no, sí (duplicadas, triplicadas, juntas o separadas), negrita, vidita, etc. y repeticiones de versos, todo esto sin regla fija.
Su música, tal como la del yaraví, y por las mismas razones, no puede tener forma determinada. Debe adaptarse a estrofas regulares de distintos metros y a versos desiguales sin o con estribillos y motes y así, sus frases serán largas o cortas y en número indeterminado. El triste se presenta en varias de las formas primarias - en casi todas - y que construye períodos de tres a seis frase de igual o diferente medida, de manera que, aún cuando son pocas las fórmulas de pie que usa, su melódica es rica por variedad.
En el orden rítmico se tiene el uso del pie binario - que es el primitivo - y el del ternario, que se le añade durante la marcha con aceptación. Estos pies varían poco y sus unidades se dividen menos.

c- Estilo:
Canción cultivada en todo el territorio de nuestro país. Es de características sentimentales y de ritmo lento; son los temas predilectos al ambiente circundante cualquiera sea: montaña, sierra o llanura. En muchas ocasiones se acompaña solamente con guitarras.

D- Tono:
En Tucumán se pueden advertir aunque prácticamente perdidas, un híbrido llamado tono. Hay vestigios de que tiene un sustrato Europeo, con reminiscencias en el siglo XVI. De acuerdo a lo expresado por E Gabriel Guzzo en su libro la Tonada Cuyana este tipo de interpretación la recoge un 1938, por lo que los tonos reciben “ poderosas influencias de las promociones criollas del yaraví, el triste, el estilo o décima, la tonada, la vidala y en algunos casos de las danzas criollas picarescas” 17

La tonada algunas características
La tonada cuando se la interpreta puede resultar monótona, aburrida. “ Pero cuando se la comprende y el oído se acostumbra a ella, se advierten armonías y cadencias de tanta emotividad que terminan siendo interesantes, tanto por el sentimiento que ponen los cuyanos en el quejumbroso acento de sus cantos, cuando por la variedad de sus motivos que con encantadora sencillez tratan en los diferentes temas concernientes al desarrollo patriarcal de la vida serrana”. 18
Hay tonadas de cualquier tipo, que corresponden a la inspiración del poeta y a sus motivos para hacerlo:
Patrióticas, de corte épico, entre las que se encuentran aquellas que hacen alusión a la Revolución de Mayo, el ejercito de los Andes, la Damas Mendocinas, la Conquista del Desierto, el malón, las tonadas líricas las más numerosas. “ Nuestras leyendas y la nomenclatura aborigen dieron motivo a innumerables, tonadas que la tradición oral conserva a través de los años”19. Lo cierto es que hay tonadas del genero que se busque: dramáticas, trágicas, patrióticas (como ya se dijo), cómicas, satíricas y amatorias que son las más numerosas.
Fuera de su letra, la tonada cuenta con algo particular que son unos versos de improvisación que se hacen en el momento en que es interpretada es el cogollo. Es la parte más delicada, en la interpretación del cogollo, el cantor pone todo su ingenio a fin de agradar a quien se lo dedica. Este puede ser de amor, amistad, cariño, entre otras tantas dedicatorias.

Los pioneros de la Tonada
Sin duda hacer un inventario de quienes a lo largo de los años interpretaron tonadas se haría interminable. Por lo que en la presente investigación solo se hace mención, los que al entender del autor marcaron huella en la actividad. Se pueden mencionar a Arancibia Laborda y Alfonso y Zabala desde San Luis, Hilario Cuadros, Félix Dardo Palorma por Mendoza, Buenaventura Luna, Saúl Salinas, Julia Vega, Juan Carlos Parodi, Raúl Oro, entre otros por San Juan.
Son estos quienes hacen conocer la tonada a todos los confines de la Argentina, a través de los medios de comunicación de la época, preferentemente la radio.
Rastros de la Tonada Cuyana

Las primeras tonadas.
Al referirnos al nacimiento de la tonada no se puede dar fecha certera. Hay quienes afirman que “ nuestra tonada nació antes de 1850” 20. Esto se debe a la declinación de la tonadilla española. Pero como se mencionó, también en esa época convivió con otros nombres como estilo o triste y hasta yaraví.
Al hacer alusión a tonadas tradicionales del cancionero cuyano Alberto Rodríguez en su libro el “Cancionero Cuyano” rescata interpretaciones de esa época. Por ejemplo: “ Quien te amaba ya se va” data de mucho antes de 1860. “ Don Ulderico Ibáñez, mendocino de 1859, me dijo haberla aprendido cuando niño, de tanto escucharla a viejos cantores.”21 Pero su letra “ se atribuye al poeta Don Nicolás A. Villanueva, que cultivo las musas allá por 1861 conjuntamente con el militar Don Manuel J. Olascoaga”22 Por otro lado agrega al referirse a la Tonada “ Ya se va el consuelo mío”: “ Valentín Arenas....afirmó que es una de las tonadas más antiguas de Mendoza”.23 También se puede nombrar “ A los desiertos me ire” la que “ Jacinto Arce Quinteros, nacido en 1861,de acuerdo a lo expresado por Alberto Rodríguez, dijo haberla aprendido de un tío famoso cantor del momento.
Por otro lado E Gabriel Guzzo marca que estando San Martín en Mendoza, quien era afecto a la música interpretó las formas antiguas cercanas a la tonada como estilos o triste, pero no se hace referencia a que haya interpretado alguna tonada.
Historia de la tonada

Gardel y la Tonada
El folclorista e integrante de Inti Huama Mario Zaguirre al referirse a uno de los rastros de la tonada como lo fue el hecho de que Carlos Gardel interpretase tonadas aseveró que esto fue muy importante para el folklore regional. " Saúl Salinas fue quién le enseño a bordonear a Carlos Gardel, siendo " Sanjuanina de mi amor" una de las posteriores interpretaciones del zorzal criollo." 24 Además “ podemos repetir que Saúl salinas, con motivo de su vinculación con Carlos Gardel (1913) a quién paso muchos temas lugareños, fue el nexo vital para que la tonada tuviera forma definitiva.” 25

Los medios de comunicación, el folklore y los tonaderos
En la década de 1930 aparece en Radio Argentina, conducido por Ramón Franco el programa que supo durar hasta la década del 70 “Un alto en la Huella”. Radio Nacional y A.T.C. cumplen un importante papel en la difusión de la música Argentina. En este último el ciclo Argentinísima configura un importantísimo precedente de lo que ocurrió. Ya en período democrático hacia 1984/85 “Mano a mano con el Campo” conducido por el humorista chaqueño Luis Landriscina en Radio Nacional es otra muestra de lo que señala.
En la provincia es meritorio lo hacho por Jorge Darío Bence y su Alero Huarpe en la difusión la música folclórica cuyana.
Pioneros de la tonada viajaron a Buenos Aires se destacan ampliamente Nicolás Bustos, Hilario Cuadros, Julio Fernández Peláez, Agustín Cornejo, Carlos Monbrunt Ocampo, Buenaventura Luna, Remberto Narváez, quienes marcan un camino en lo que tiene que ver con grabaciones de diferente tipo y difusión de lo estrictamente cuyano, llegando a poner nuestra música y en especial a la tonada en el máximo pedestal en la década de 1950 – 1960.
raices de la tonada

La serenata
De acuerdo a Félix Coluccio " Era hasta no hace mucho una costumbre muy difundida la de dar serenatas, por lo común en horas de la madrugada. No solo se daban serenatas a las novias, sino que se ofrecían también a los amigos en Nochebuena, Año Nuevo, Reyes y cualquier acontecimiento especial. Las canciones - por lo común eran acompañadas de guitarra y acordeón - eran de la propia cosecha e inspiración o bien otras en boga, pero siempre de tónica sentimental y romántica. Hoy esta hermosa tradición se borra con el progreso y muy de tanto en tanto se escucha la voz de algún enamorado cantor, cuya queja amorosa se eleva hasta el corazón anhelante de una novia."

Orígenes de la tonada
Al buscar los rastros que la tonada cuyana ha dejado en el tiempo debemos rescatar lo que Pepe Sarasua dice: “ es un aire musical que se remonta a la edad media y vine con los conquistadores a la Argentina”. Reforzando esta postura la Profesora Hebe Almeida de Gargiulo afirma que este ritmo musical “ tiene sus orígenes en la tonadilla española, pasa por el Perú y sus yaravíes, después fue a Chile y de ahí a Cuyo”.
En cuanto al nacimiento de la tonada como tal no hay fecha certera. Mario Zaguirre explica que se menciona que fue en 1850, sin embargo hay recopilaciones de tonadas que tienen origen en 1830, incluso hay tonadas anteriores"
A su vez agrega en cuanto a la tonada que “ según algunos investigadores, este ritmo es uno de los pocos que se consideran puros, es decir que no tienen influencia externa o no se las reconoce. El pueblo las tomó como propias y no se sabe desde cuando.....Los ritmos puros son: la vidala, la vidalita riojana, la baguala, el estilo, el yaraví y la tonada”
Historia de la Tonada

Tonadas y su representatividad
Quienes se han encargado de la difusión e investigación de la Tonada Cuyana aseguran que este género es el que más representa a la región.
HAG sobre el tema se pregunta ¿ No por nada cantamos tonadas?¿ Tiene que haber algo en la tonada que nos exprese cabalmente”. Buscando respuesta a sus preguntas asevera que “ entiendo que como expresión del pueblo debe significar algo en la psiquis, debe tener que ver con nuestros afectos, con nuestros modos de ser”.
PS se retrotrae hacia el pasado en las serenatas y reuniones familiares “ era lo que se cantaba en las reuniones familiares. Dentro de lo que se canta en Cuyo es lo que más llama la atención: Por ejemplo al dueño de casa que cumple años se le puede dedicar una cueca, si es una dama un vals, pero que le va a quedar en el recuerdo paras siempre, el cogollo de la tonada”.
HAG remarca que la tonada cubre un amplío espectro en cuanto a las temáticas que aborda. “ Nació como un canto de amor, aunque hay históricas, paisajísticas y sentimentales.” A raíz de esto ´PS explica: “ nos identifica tanto por que las serenatas se dan cantando tonadas, además hay tonadas como p`hacer dulce, como decía Rodolfo Páez Oro.
folklore

Rastros nativos
A su llegada a América, la tonadilla como otros tantos ritmos musicales se mezclaron en el sentir popular con otras músicas nativas. Esto daba lugar a que se estructuraran otros ritmos dada la unión de culturas diferentes. El yaraví y la tonadilla según lo dicho por Gabriel Guzzo abrieron un ciclo. Sobre el tema se le consulta a HAB quién exclama: “Cómo se relacionan las culturas como se mete una dentro de la otra!!! No podemos hacer una abstracción total de la cultura aborigen cuando llega la española. Normalmente hay una ley social por la cual las culturas más evolucionadas dominan a las menos evolucionadas....El pueblo no pierde su religiosidad como tal, la que tría, la que heredó de los ancestros, pero la adecua a la virgen, a los santos, al nuevo sentir religioso, pero se mantiene aquello. Ese tipo de cosas se han dado y al darse también ocurren en la música y en su palabra”.
Pepe Sarasua expresa: “ el aborigen de alguna manera emitió sonidos. Si estos se transforman en notas musicales y esas notas se acompañaban con golpes en el pecho, o en un tronco ahuecado que después se transforma en tambor o en bombo, o algo que acompañe al sonido. Estas notas cualquier persona las puede interpretar en cualquier momento y tiempo.” Marcando las diferencias de los sistemas de los sistemas penta tónicos aborígenes y la introducción de los cromatismos europeos agrega: “¿Por qué no podemos enlazar esa música primitiva con la música actual?”
De hecho se han realizado rescates musicales en el escaso pueblo huarpe que hoy habita Cuyo PS afirma “ Hebe de Gargiulo ha recogido en las Lagunas del Rosario – límite sureste de San Juan y Mendoza- hay cantores donde interpretan unas tonadas muy auténticas. Son huarpes, la mujer que la cantaba era nativa.
HAG “ He recolectado no solamente en las Lagunas del Rosario, sino también en Malargüe y San Rafael, en Mendoza, en los campos. En el sur no son tonaderos, son tonaderas, son las mujeres las que cantan. Hay tonadas muy bellas, muy significativas, siempre con ese contenido sentimental y afectivo”..
Al referirse a la influencia aborigen en la tonada Mario Z comenta que “ esta debe existir, pero hacer aseveraciones sobre estos temas es un poco aventurado...Si partimos de la base de que la rama de Domingo Faustino Sarmiento tuvo origen en la mezcla de un hidalgo español con la hija del cacique Angacao y desde ahí nacen todos los Sarmiento Quiroga. Hay una mezcla, por lo que hay siempre una influencia de nuestros aborígenes, en el habla, en la conducta, en la conducta, en la música, en todo”.
Rastros de la Tonada Cuyana

Modos de Habla y Entonación Tonadera
Sobre la premisa de que nuestro modo de hablar es lento y a veces hasta llorón, el cuestionamiento que se planteaba es que si esta forma de hablar de acuerdo a lo dicho por investigadores como Batín sobre las entonaciones regionales se lo pueda relacionar con el modo en que se interpretaba la tonada tradicional.
HAG remarca “ no por nada los cuyanos cantamos así las tonadas. Sin lugar a dudas es nuestra forma de expresión”. A su vez explica que “ me cuesta todo aquello que no se pueda constatar” al hace hincapié sobre el hecho de la nasalidad de la tonada tradicional agrega que “ cuando transcribimos signos huarpes cometemos el peligro de no saber si lo que estamos transcribiendo era así. Además estamos pasando a signos españoles que no sabemos como se hubieran escrito en caso que se hubiese hecho”.
Profundizando en lo lento y nasal de la tonada comenta “ es muy probable que se pueda unir lo nasal huarpe y lo llorón y nasal de la tonada- por que por algún motivo la naturaleza exterior y la interior del hombre no definen sus conductas pero a veces las condicionan mucho. “ “ Seguramente esta influencia que suponemos de la nasalidad en la fonética huarpe hay influido en esas canciones un tanto nasales y lloronas de las primeras tonadas”.
Historia de la tonada

El factor Climático
Siguiendo la búsqueda de rastros en la tonada, el clima de la región es otro que ha influido en la forma de interpretación del ritmo folklórico más representativo de la zona cuyana.
Mario Zaquirre afirma “ el modo de hablar, de vivir, de conducirse cotidianamente tiene que ver con la geografía de cada región. El clima ha determinado el modo de ser de los habitantes”. Reforzando esta postura PS agrega “ somos gente que por el clima que tenemos no podemos salir a cantar a lo loco a la calle. Estamos acostumbrados, por las características del terreno, a mantenernos quietitos, tranquilos. No salgamos correr a lo loco a la calle por que nos vamos a morir todos”.
Para finalizar PS enfatiza “ respecto a que la tonada sea lenta, apagada es muy lógico de la zona en la que vivimos. Acá estamos en la montaña y si seguimos por ella que se canta en Jujuy y Salta, vidalas, aplastaditas como las tonadas”.
raices de la tonada

Presente de la Tonada Cuyana
Al analizar que esta sucediendo en el momento en cuanto al la tonada en particular y al folklore cuyano en general MZ expresa “ creo que puede abrirse un ciclo favorable para nuestra música a partir de ahora, de esa juventud que comienza a pechar y a darse cuenta que el folklore cuyano tiene una riqueza que ellos no conocían, por que hasta hace poco hacían folklore norteño exclusivamente….Recién este año y un poco en año pasado – vamos a referirnos a San Juan exclusivamente- empiezan a verse artistas jóvenes de nuestra provincia que han ido a pelarla a festivales importantes. Claudia Pirán, el Lechuga García, Alas y Raíces, Los Indios de Ahora, Marsolo, Los Gajos ( de Pinono) van y no contratados, sino pidiendo por favor déjenme cantar.”
Por su parte, HAG, al referirse al presente de la Tonada comenta “que es muy rico, hay tonadas de Ernesto Villavicencio, de los Hermanos de la Torre, del Bebe Flores, de Saúl Quiroga, de Tito Capdevila que creo que están bastante cerca del gusto actual. Son tonadas que a lo mejor una música diría que son medio balseadas pero siguen manteniendo su esencia...creo que las tonadas están entrando muy bien en los jóvenes, lamentablemente no hay un grupo cuyano que este proyectado en el orden nacional”.
a- La inclusión de instrumentos no tradicionales
Hay un acuerdo generalizado en que la incorporación de instrumentos no tradicionales en el folklore cuyano y en especial en la tonada ha dado un remozamiento en forma y estilo a las interpretaciones. MZ al respecto afirma “ si pretendemos que nuestro folklore no sufra o goce de ninguna evolución en la creación artística y en la interpretación vamos mal”. PS por su parte agrega que “ debemos tener la mente abierta para que dentro del acompañamiento musical admitamos la inclusión de nuevos instrumentos por que perfeccionan la cosa. Admitamos guitarras enchufadas, saxos, baterías, bajos cuando estos suene como deben sonar”. Por parte HAG comenta que “ como investigadora del folklore cuyano – purista debería decir que me opongo a la inclusión de instrumentos nuevos. Pero son dos cosas distintas, una cosa es que yo diga que la tonada tradicional se cantaba con guitarra y el algunos casos con arpa, pero otra es que yo me oponga a la expresión actual que incluye otros instrumentos”...” Los chicos están en el folklore y la música sigue siendo la misma, interpretada con otros instrumentos, pero con un sentido actual. Creo que hacemos hoy la tradición de mañana, entonces por que hemos de negarnos mientras no se desvirtúe la esencia de nuestra música”.
Ante el hecho de que hayan surgido artistas nuevos en el ámbito provincial que incursionan fuertemente en la tonada MZ comenta “ los chicos comienzan a descubrir un mundo nuevo respecto de nuestro folklore, que es mucho más que lo que ellos venían escuchando de sus abuelos. Se dan cuenta que pueden cantarlo por que lo que va dentro de la sangre aunque no lo advirtamos algún día sale a flote”. “ Se dan cuenta que se encuentran mucho más identificados cantando Pampa del Chañar que cantando una chacarera, que aunque es muy bonita no es nuestra.
Historia de la Tonada

Futuro de la Tonada
Hay un coincidir generalizado en que la tonada nueva, tiene muchas y auspiciosas posibilidades. Mario Z comenta dice que “ creo que la tonada nueva es hermosa, Tonadita del Negro Figueroa y En tu mirada del Chato Díaz son un ejemplo de ello. El futuro es muy bueno.... espero que llegue alguien que abra el camino en el ambiente nacional”.
HAG comenta que “ creo que con el interés actual de los jóvenes por volver a las raíces y no sentirse que están pedaleando en el aire, sino que están radicados aquí, que tienen sus raíces instaladas en la tierra. Entonces de a poco veo un futuro muy favorable para la difusión de nuestra música. Me parece que la tonada ha evolucionado mucho desde su nacimiento hasta ahora. Entre la evolución de sus interpretes y creadores, entre la jerarquización de los interpretes y el interés de los jóvenes creo que tenemos una buena perspectiva de permanencia de la tonada”.
Por su parte PS afirma que debe haber una apertura mental para aceptar los cambios. Si seguimos insistiendo en la postura clásica y en que las tonadas se tienen que cantar a dúo vamos mal. El decir no, no eso se tiene que cantar así, es por que no sabes hacerlo mejor.”

folklore

Conclusiones
La tonada cuyana es uno más de los variados ritmos regionales. Al hablar sobre ella la presente investigación llega a las siguientes conclusiones.
No se pueden hacer afirmaciones acerca del orígen de la tonada y sobre las influencias que pudo tener con el entorno aborigen de la América precolombina.
Cuando se habla de la pre-historia de la tonada, se lo hace en gran parte con suposiciones ya que no han quedado datos registrados, ni aborigenes huarpes para constatar lo que se dice. La tonada tendría sus origenes en la tonadilla española, aunque hay quienes dicen que es uno de los ritmos puros del folklore argentino. La tonadilla cuando llega a América se habría relacionado con otros ritmos nativos, fruto de la unión de culturas, la hispánica y la aborigen nativa.Los nativos americanos y en especial los Huarpes, habrían dejado su rastro en la tonada tradicional en la nasalidad y el ritmo lento en que era interpretada ya que se presume que su modo de habla era así. Por otro lado, en cuanto a lo lento de la interpretación de la tonada no hay que dejar de lado la influencia del clima – el que por sus temperaturas extremas, condiciona el modo de ser y conducirse del lugareño.
Respecto al nacimiento de la tonada como tal no hay fecha cierta, pero si se pued asegurar que fue en la primera mitad de 1800.
La llegada de los Medios Masivos de Comunicación, especialmente la radio, fue aprovechada por los cuyanos, quienes impusieron entre 1950 al 1960 su música folklórica en el ambiente nacional. A partir de esa época el folklore cuyano se fue diluyendo a tal punto de quedar en el anonimato. Aún hoy, no hay un interprete cuyano y tonadero reconocido a nivel nacional. A raíz de su escasa difusión, tanto en la región como en el país la tonada ha corrió el riesgo de desaprecer, o quedar solo en elrecuerdo de algunos nostálgicos.
Recién a principios del año 2000 han comenzado a suscitarse cambios en lo que a la tonada se refiere. En San Juan han surgido nuevos grupos y compositores folklóricos que han remozado a tonada. Para ello han incorporado instrumentos no tradicionales, como gutarras eléctricas, saxos, baterías, etc., acordes a lo qe esta sucediendo con los restantes ritmos folklórios de la mayor gran parte de la Argentina.
Por otro lado, hay una seria inquietud en los nuevos artístas por hacer escuchar lo cuyano, en especial la tonada en los festivales importantes del país. Aunque no se los contrate, el objetivo que tienen es hacer escuchar su música.
El futuro que se avisora para la tonada es, aunque optimista, incierto ya que por ahora es solo una inquiertud de reflotarla desde lo local para con el resto del país,y como ya se mencionó, todavía no se logra la inseción nacional de grupos folklóricos cuyanos. Por otra parte, hay que rescatar que los jovenes interpretes solo la consideran un ritmo más dentro de la riquisima gama del folklore argentino.
Además, comparten la postura de cambiar en el modo de interpretación, ya que la tonada tradicional corres el riesgo de quedar en el olvido.
Rastros de la Tonada Cuyana


El Siguiente Link pertenecea un post mio de musica cuyana



Historia de la tonada

http://www.sentimientocuyano.com.ar

Rastros de la Tonada Cuyana
Alumno: García, Víctor Augusto
Matricula Universitaria: 9284
Cátedra: Investigación en Comunicación
Curso: 4º año Licenciatura en Comunicación Social

7 comentarios - Historia de la Tonada

@maritano69
nah, yo esperaba encontrarme con un \"che culiao!, vamo a tomá un fermé con lo´ guaso!\"
@mastercapo
Muy buen aporte !!!!!!!!
Muy
Saludos tuigigi
@emi_cmj -1
el cordobes ......

No te discute , te bolacea
no ta borracho , ta chupadaso
no te acaricia , te franelea
no te conquista , se hace el miaaauu

No tomaa, chupa
no tiene miedo , ta cagao
no dice , no me gusta ,dice ta chomaso

va va va va va
no te dice que si , te dice

VEEEVO CULIAUUUU....
@fernandopaezy
muy bueno, gran laburo! muchas gracias!!!
@dominguezwalter5
Mañana te dejo los correspondientes 10 puntos, por todo el laburo