El origen de la vida - Química

El Origen de la Vida


El experimento Miller



1. El origen de la vida y su investigación

"It must be admitted from the beginning that we do not know how life began."
Stanley L. Miller, 1974


La fascinante pregunta sobre el origen de la vida, no ha sido respondido hasta ahora a cabalidad, pero en los últimos cincuenta años, se lograron grandes éxitos en este campo de la investigación. Teorías y explicaciones especulativas sobre el origen de la vida hay de a miles. Pero para afirmar una hipótesis debe estar empíricamente fundamentada. Observaciones sobre el desarrollo de la vida reobtienen de conclusiones sobre la estructura y el, funcionamiento de organismos actuales, mediante análisis geoquímicos de antiguas rocas y fósiles, o también mediante experimentos químicos, que imitan las condiciones originales de la Tierra


El origen de la vida - Química


S. L. Miller en el laboratorio



Los primeros resultados experimentales se obtuvieron en el año 1952, cuando el aspirante al doctorado en química Stanley Loyd Miller, realizó un experimento de simulación sobre la síntesis abiótica de la Tierra primitiva y donde logró sintetizar una serie de sustancias orgánicas, entre ellas aminoácidos esenciales para la vida. Con esto afirmó la teoría científica predominante de la época, de la formación espontánea, según la cual la vida se originó forzosamente por procesos químicos de materia inorgánica.

Este experimento da el inicio a la moderna investigación sobre el origen de los organismos más simples. Partiendo de esto, científicos de todo el mundo trabajan en crear un experimento, que tenga como resultado vida, o por lo menos, una preetapa de la vida. Si finalmente se lograría crear vida en un laboratorio, sin duda alguna sería una sensación, ya que el antiquísimo enigma sobre nuestro comienzo, estaría aclarado racionalmente sin fenómenos trascendentales.


“Primeramente debemos reconocer, que no sabemos como comenzó la vida”


2. Fundamentos sobre la aparición espontánea de la vida en la tierra primitiva

2.1 La evolución química para la vida


De comprensiones sobre la estructura y el funcionamiento se puede deducir, cuales fueron los procesos que tuvieron que recorrer, en la joven Tierra, para formar los primeros organismos, los llamados protobiontes. Según esto la evolución química se realiza en cuatro etapas.


I.- Primero tiene lugar la síntesis abiótica y la acumulación de moléculas orgánicas simples, como aminoácidos y. nucleótidos
II.- En un segundo paso, estas moléculas se unen para formar polímeros moleculares, como proteínas y ácidos nucleicos
III.- Luego se origina una estructuración de estas macro moléculas orgánicas y formaciones similares a células
IV.- En el último estado, finalmente de los componentes y estructuras, se forman los protobiontes, que pueden replicar moléculas complejas y que de esto se desarrolla un mecanismo hereditario.


Este proceso de desarrollo no habría durado más que 10 millones de años. Algunos científicos incluso suponen, que la vida se formó dentro de no más de algunos miles de años. Una clasificación temporal, más exacta, se obtiene a mano de datos geológicos.

2.2 El desarrollo geoquímico de la Tierra primitiva


A la evolución química para la vida, se le ante pone la formación de la Tierra y con esto, el desarrollo de nuestro sistema solar, como parte de la evolución física del cosmos. Según el convencimiento general, nuestra Tierra, junto con los demás planetas del sistema solar, se formó hace unos pocos 4,6 mil millones de años, por la colisión de gas, polvo un una innumerable cantidad de pequeños cuerpos (embriones planetarios) de materia interestelar. Poco después de su formación, la Tierra primitiva se componía de una masa líquida incandescente, químicamente homogénea. La energía cinética liberada por los impactos de los embriones planetarios y los elementos radioactivos (hoy ya degradados), evitó un enfriamiento rápido de la Tierra originaria y produjo una diferenciación de los elementos químicos en el interior de la Tierra. Los elementos pesados Hierro y Níquel se enriquecieron en el centro, formando un núcleo de metal derretido.


Combinaciones más livianas como los silicatos, en los cuales estaba ligado firmemente el Oxígeno, se acumularon en la superficie, formando, después del enfriamiento, la costra terrestre. Las moléculas más livianas Hidrógeno (H2) y Helio (He) debido a la débil gravitación, no pudieron ser atados a la atmósfera, y se evaporaron en el espacio. Sobre el siguiente desenvolvimiento de la Tierra originaria, y en especial la formación y la composición de la atmósfera primitiva, existen diferentes opiniones. La ciencia hoy está en condiciones de formular hipótesis, mediante métodos analíticos geoquímicos, sin embargo, la mayoría de las rocas, que podrían evidenciar esto hoy, en el correr de la historia de la Tierra, han sido subducidos por la tectónica de las placas, y desaparecieron. Las rocas más antiguas encontradas hasta ahora tienen una edad de 3,9 mil millones de años, de manera, que no existen referencias sobre la composición química de los primeros 700 millones de años de la Tierra. Pero se supone, que debido al fuerte vulcanismo, del aún caliente planeta, como por la materia en evaporación de los meteoritos, fueron liberados ante todo, vapor de agua (H2O), dióxido de Carbono (CO2) y Nitrógeno (N2), pero también en menores cantidades Metano (CH4), Hidrógeno (H2) y Amoníaco (NH3). Estos gases formaron la atmósfera primitiva, donde la composición cuantitativa está en discusión. Aparentemente no existió Oxigeno atmosférico, meramente sólo por la fotolisis del agua 2H2O ----> 2H2 + O2 podría haberse formado O2 en pequeñas cantidades. Según los conocimientos científicos actuales, para la formación y mantención de combinaciones orgánicas y los posteriores unicelulares, la ausencia de Oxigeno es de determinante importancia.

Con el enfriamiento de la costra terrestre, en los primeros cientos de millones de años, comenzó a condensarse el vapor de agua, a partir del límite de los 100 ºC. Así se formaron nubes, que produjeron precipitaciones, cuya agua comenzó a acumularse las cuencas de los océanos.

ciencia


Un fósil teñido de una cianobacteria de unos 3,5 mil millones de años



Impactos de meteoritos; altas temperaturas; radiaciones UV; que sin impedimentos, pudieron a alcanzar la tierra; como frecuentes descargas eléctricas por rayos, proporcionaban la energía necesaria para la evolución química de la Tierra prístina. Estudios sobre isótopos de Carbono, en sedimentos de 3,9 mil millones de años de sedimentos de Groenlandia, indican que ya en esa época hubo vida, y que había finalizado la evolución química. Los restos petrificados de seres vivientes, fueron encontrados por el geólogo William Schopf en Australia, en rocas de 3,5 mil millones de años de antigüedad

Su alto estado de evolución indican, que los comienzos de la vida ya habían finalizado para esa época.

3. La teoría de Oparin-Haldane


La idea sobre el origen químico de la vida descrita, se basa esencialmente en las ideas y trabajos de dos científicos de los años 20.

origen


A. I. Oparin



En 1924 el bioquímico ruso Aleksandr I. Oparin, publicó el libro “Orígenes de la vida”, donde planteó la teoría de la evolución química. Él suponía, que combinaciones simples, como aminoácidos, ácidos nucleicos y azúcares se formaron en la atmósfera original.
Oparin afirmó, que al enfriase la Tierra, por la descomposición de carburos y nitruros, se pudieron haber formado hidrocarburos y amoníaco y con la reacción de estas dos substancias se formaron Cianuro y aminoácidos. Reacciones químicas posteriores, pudieron haber formado compuestos cada vez más complejos, de los cuales finalmente se originó vida el océano primitivo, al caldo original. Aquí, el proceso de la evolución química no fue mayormente aclarado, sin embargo Oparin descubrió que las reacciones químicas debieron haberse realizado en ausencia de seres vivientes, ya que estos hubieran destruido de inmediato los nuevos compuestos.

vida


J. B. S. Haldane



En forma independiente, el científico ingles John B. S. Haldane, publicó una idea similar. Al igual que Oparin, supuso que después que la Tierra primitiva se había enfriado lo suficiente para formar una sólida costra, no existió Oxigeno en la atmósfera primitiva. Este se acumuló en la atmósfera recién por la fotosíntesis.
Él explicaba, que la atmósfera original estaba compuesta principalmente por dióxido de carbono y Amoníaco. Por la acción de la luz UV, se pudieron realizarse reacciones químicas, donde se formaron combinaciones orgánicas, que se enriquecieron como un “diluido caldo caliente”, en el océano primitivo. Reacciones químicas posteriores, habrían originado los primeros organismos primitivos, que fueron abastecidos con alimentos por las combinaciones orgánicas del caldo original. Aún cuando Oparin y Haldane presentaban sólo conjeturas, sus ideas, sin embargo, fueron hitos en el entendimiento sobre la formación de la vida. Ellos fueron los primeros científicos, que se ocuparon teóricamente con la química prebiótica. Especialmente Oparin publicó otros libros y escritos, en los cuales describe detalladamente los pasos de las reacciones, que llevan a la formación de complejas moléculas.


4. El experimento Miller-Urey

4.1 Las ideas e hipótesis del experimento de simulación

química


H. C. Urey


El químico norteamericano, descubridor del deuterio y premio Nóbel, Harold Urey, en 1951 en una clase magistral en la universidad KENT HALL en Chicago, donde también estaba presente, el estudiante de química Stanley Miller. Urey conferenciaba sobre la formación de los planetas y el desarrollo de las condiciones químicas en la Tierra primitiva, que permitieron la formación de vida.
Él recapituló sus suposiciones sobre la atmósfera primordial, las cuales, según las más recientes opiniones del ámbito de la geoquímica y química cósmica, las consideraba para ser resumidos. Urey explicó, que la atmósfera primordial, se componía de los energéticos gases Hidrógeno, Metano, y Amoníaco, que pudieron reaccionar, mediante las energías existentes, a combinaciones orgánicas. Además propuso, probar experimentalmente, si bajo condiciones de la tierra de aquel entonces, se podrían formar combinaciones orgánicas. Hasta ahora nadie lo había realizado, a pesar de que Oparin ya había mencionado esto hace 25 años. Stanley Miller estaba decidido realizar este experimento. En el año 1952 se presentó donde Urey y le pidió, poder realizar su tesis para el doctorado, bajo la supervisión de Urey. Éste estaba de acuerdo pero con la condición de una limitación en el tiempo, ya que le parecía demasiado inseguro para una tesis de doctorado. Pero finalmente Miller comenzó con el diseño de un experimento en el laboratorio de Harold Urey, que debería simular las condiciones de la temprana tierra, basándose en las suposiciones de Urey.

El origen de la vida - Química


Elektroden = Electrodos
Ventil = Válvula
5 Liter Kolben = Retorta de 5 litros
Hahn (zum entnehmen von Proben) = Llave (para la extracción de muestras)
Kühlung = Refrigeración
U-Rohr = Tubo de forma de U


Miller armó este aparataje cerrado. Dos retortas fueron unidos entre si, mediante dos tubos de vidrio. La retorta de 0,5 litros contenía agua y era posible calentarlo. La retorta de 5 litros contenía dos electrodos entre los cuales se originaba una chispa contante, y se llenó con una mezcla de gases compuestos por H2, CH4, NH3. El tubo de unión con la retorta más pequeña, estaba rodeado de un enfriador por agua, de manera que los vapores que se formaban podían regresar a la retorta llenada con agua. El tubo en forma de U evitaba una recirculación en sentido contrario. El segundo tubo tenía una válvula por donde Miller podía extraer el aire, para que el equipo estuviera bajo vacío y llenarlo con los gases.
Este equipo simuló el sistema atmosférico-oceánico de la tierra primitiva. La retorta llenada con agua formaba el océano y mediante el calentamiento se producía vapor de agua, imitando la evaporación del agua del mar. El vapor subía hacia la retorta grande, que representaba la atmósfera primordial. Las descargas eléctricas imitaban los rayos, de las frecuentes tormentas eléctricas de la tierra original. Bajo la influencia de esta energía, los gases podían reaccionar entre ellos. Los productos pasaban por el condensador y fueron arrastrados hacia el “océano” (la pequeña retorta con el agua). En la Tierra primitiva precipitaciones eran responsables por el arrastre de los productos de la reacción. Las combinaciones no volátiles se acumulaban en la pequeña retorta y en el tubo de forma de U, mientras que los productos volátiles volvían hacia las descargas eléctricas.


4.3 El ensayo y las observaciones


ciencia


El aparato original


Después que un especialista soplador de vidrio, confeccionó exprofesamente el aparataje, Miller pudo comenzar con la realización del experimento. Primeramente le agregó 200 ml de agua en la retorta pequeña. Luego hube que extraer todo el aire y con el Oxígeno. Esto se hizo por dos razones. Por un lado, la atmósfera original no contenía oxígeno, según las suposiciones de Urey y de Miller, y por otro lado, existía el peligro de una explosión, en presencia de Oxigeno junto con Hidrógeno o Metano, en el momento de las descargas eléctricas. Después de extrae el aire, Miller inyectó en el equipo los gases Hidrógeno, Metano y Amoníaco, en la proporción (H2) : (CH4) : (NH3) = 1 : 2 : 2. Luego se puso a hervir el agua y se iniciaron las descargas eléctricas. El experimento se hizo correr durante una semana, de forma continuada. Ya después de un día el agua se tiñó de un suave rosado. Al final de la semana, la solución, en la retorta pequeña tenía un color rijo a marrón. En la parte interior de la retorta grande se formó una capa aceitosa marrón amarillenta.


4.4 Resultados de los ensayos y su evaluación


Después de una semana, Miller detuvo el ensayo, extrajo los gases y retiró la solución que se encontraba en el matraz pequeño y en el tubo de forma de U. Su color rojizo fue atribuido a las sustancias orgánicas formadas. Primeramente, Miller investigó los productos sintetizados en la solución, mediante cromatografía en papel en separación dimensional. El cromatograma primero, fue tratado con una solución de n-Butanol-ácido acético-agua, y en el segundo paso en forma vertical, con Fenol. Después de secar la placa cromatográfica, Miller la roció con Ninhidrina, que reacciona con los aminoácidos a un color azul. El cromatograma mostró el siguiente cuadro.

origen


Resultado de la separación cromatográfica dimensional



Claramente se pueden reconocer las manchas de las sustancias separadas, donde se trata de aminoácidos simples. La identificación de los aminoácidos se realizó mediante un cromatograma de comparación con aminoácidos conocidos. Mediante la comparación del valor del factor de retención, forma y color de las manchas obtenidas, Miller pudo determinar los aminoácidos Glicina, alfa-Alanina, beta-Alanina. Las manchas del ácido Aspártico Y ácido alfa-amino-n-butírico. Las sustancias mancadas con A y B, no las pudo identificar Miller en un principio, pero sospechó de que se trataba de aminoácidos beta y gamma. Además suponía que también se habían sintetizado otros aminoácidos en menores cantidades. En total se habrían formado algunos miligramos en aminoácidos.
Esto correspondía a una inesperada gran cantidad, si se piensa, que las condiciones de síntesis no fueron establecidos específicamente, para la preparación de aminoácidos, si no, según las condiciones de la Tierra primitiva. De las sustancia amarillentas-morrones, que se formaron, sólo una cantidad muy reducida fue posible disolverlos con Éter. Este producto sintetizado, formó una banda continua con la separación cromatográfica unidireccional en Butanol-ácido acético y sería analizado posteriormente.

Después de la publicación de los resultados de los ensayos, Miller perfeccionó el experimento y los métodos analíticos. Mediante la determinación de los puntos de ebullición, pudo confirmar los primeros resultados y descubrió, que junto a la Glicina y la Alanina, también se sintetizaron trazas de ácido Glutámico, ácido Aspártico, en total nueve distintos ácidos, Valina, Leucina, Serina, Prolina y Treonina, o sea, total nueve distintos aminoácido proteinógenos. Para evitar una contaminación por bacterias, esterilizó su equipo, y repitió el experimento con los mismos resultados.

Combinaciones formadas y Porción

Alquitrán 85 %

Ácido carbónico 13,00 %

Glicina 1,05 %

Alanina 0,85 %

Ácido Glutámico Trazas

Ácido Aspártico Trazas

Valina Trazas

Leucina Trazas

Serina Trazas

Prolina Trazas

Treonina Trazas


4.4.1 El mecanismo de reacción hacia la síntesis de los aminoácidos

Miller además pudo aclarar el mecanismo de reacciones que han llevado a la formación de la mayoría de los aminoácidos, en su experimento. Con el análisis de la solución obtenida, también encontró junto a los aminoácidos, grandes cantidades de aldehídos, quetonas y ácido cianhídrico. Estos se formaron de radicales e iones, que se originaron durante las descargas eléctricas, y pudieron reacciona a aminoácidos con agua según la síntesis de Strecker. Aquí se forma primeramente amoníaco adicionado a un aldehído. Después de la separ4aciçon de una molécula de agua se forma una Imina.

vida


En el segundo paso el Cianuro de Hidrógeno se ata a la Imina, produciendo un amino nitrilo

química


Estos pasos de la reacción son reversibles. Recién con la última e irreversible reacción concluye esta. Con esto el amino nitrilo se hidroliza y se forma junto al amoníaco un aminoácido-alfa

El origen de la vida - Química



4.4.2 Los resultados posteriores de los ensayos

En los años 70 y 90 el Dr. Miller, quien para entonces era profesor en la universidad de San Diego, con la ayuda de sus colaboradores, repitió el experimento y logró obtener resultados más exactos con mejores métodos analíticos. En esto se encontraron casi los 20 aminoácidos, que pueden formar proteínas y que por lo tanto son de gran importancia biológica. Junto a los aminoácidos también se formó Urea e importantes ácidos hidrocarbónicos, los cuales de acuerdo a la síntesis de Strecker, se formaron por la adición de acido cianhídrico a aldehídos con una siguiente hidrólisis

ciencia


origen



vida


La capa de brea en el matraz grande



Resultó, de que se trataba de una retícula muy estable y compleja de combinaciones orgánicas. Esta sustancia, por razones muy diversas, pudo haber tenido un rol muy importante en la formación de la vida. Por ejemplo como proveedor constante de aminoácidos, como protector de las combinaciones formados, contra la radiación UV o incluso para la formación de membranas celulares, ya que algunas de sus moléculas tienen propiedades similares las grasas.

4.5 Las principales conclusiones de los experimentos posteriores

Partiendo del primer experimento de simulación sobre la Tierra primitiva de Miller, también otros científicos realizaron ensayos sobre gases primordiales bajo distintas condiciones atmosféricas y con diferentes fuentes energéticas. Con esto se logró obtener otra mayor cantidad de compuestos orgánicos. Mientras tanto se sintetizaron todos los 20 aminoácidos proteinógenos, diversos azúcares, lípidos, los bloques de los acido nucleicos Purina, Pirimidina y nucleótidos, Porfirinas que, por ejemplo están contenidos en la clorofila, como también (en presencia de fosfatos) incluso ATP (trifosfato de adenosina, por su sigla en inglés [el traductor]). Se logro establecer también, que otras energías, como radiaciones UV; radiaciones ionizadas; calor y ondas de choque originaban los mismos productos, donde la formación de aminoácidos en presencia de descargas eléctricas era la mayor. Sin una fuente de energía concentrada no se forman sustancias, ya que no se crean los radicales libres necesarios para la formación de estas moléculas. También se varió y se cambió la mezcla de los gases. Mientras haya presencia de los elementos C. H, O y N en alguna forma, es posible sintetizar compuestos orgánicos. Pero se descubrió, que la síntesis de mayores cantidades de aminoácidos sólo se alcanza en presencia de los gases reductores NH3 y CH4. No es necesaria la presencia de Hidrógeno. Si se reemplazan los gases energéticos por otros neutrales CO2 y N2, entonces la producción de aminoácidos es bastante menor. También la presencia de Oxígeno actúa negativamente sobre la síntesis de aminoácidos. Además, aminoácidos en presencia de Oxígeno, durante períodos largos períodos geológicos no habrían sido estables.

5. Las deficiencias y críticas al experimento de Miller-Urey

Entretanto no se pone en duda los hallazgos del experimento de Miller, sin embargo, existen puntos de vistas divergentes sobre detalles de las condiciones simuladas y también una crítica justificada de los experimentos Miller-Urey. En 1966 Philip H. Abelson, un físico y químico americano y editor temporal de la revista Science, fue uno de los primeros, que puso en duda los supuestos en los cuales se basaba el experimento de simulación de Miller. Él decía, que la atmósfera primigenia nunca fue reductora y que no podía componerse de H2, CH4, NH3, y vapor de agua. Debido a que el Hidrógeno era demasiado liviano como para ser sujeto por la gravitación a la tierra primitiva, evaporándose rápidamente en el espacio. Tampoco el Metano y el Amoníaco podrían conservarse durante mucho tiempo, ya que estos gases, por la acción de la radiación UV del Sol, fueron degradados, la fotoquímica y oxidados con productos de la desintegración del agua, a CO2, CO y N2. Otro argumento contra la atmósfera reductora original, lo describe Abelson de la siguiente manera: “Si alguna vez hubo grandes cantidades de Metano en la atmósfera, entonces deberían existir evidencias geológicas. Ensayos de laboratorio nos muestran, si una atmósfera densa, fuertemente reductora es irradiada, se forman moléculas orgánicas hidrófobas, que son absorbidas por el limo que se está precipitando. Por esto las rocas más antiguas deberían contener una excepcionalmente gran cantidad de carbono de origen orgánico: Esto no es el caso.”

De hecho, rocas sedimentarias encontradas en Groenlandia confirman, que por lo menos hace 3,8 mil millones de años debe haber habido Dióxido de Carbono en la atmósfera. Bajo las condiciones supuestas de Abelson, en el experimento de Miller, sólo se producen reducidas cantidades de ácido Cianhídrico y del más simple de los aminoácidos la Glicina. Sin una atmósfera reductora no se hubieran acumulado suficientes compuestos, para la siguiente evolución química en el océano originario. La crítica de Abelson abrió un feroz debate sobre la formación y composición de la atmósfera originaria, que persiste hasta hoy día. A esto se le adiciona, que una gran parte de los productos sintetizados hubieran sido rápidamente destruidos por la radiación UV, antes de que hubiesen alcanzado la superficie terrestre. En cálculos se puso de manifiesto, que la concentración de las combinaciones orgánicas en los mares primigenios era demasiada baja, para la formación directa de polímeros y estructuras complejas. Uno de los principales expertos en la evolución química, Klaus Dose de la universidad Johannes Gutenberg en Maguncia. Opina al respecto:

“Llegamos a la conclusión, que el océano originario puede haber contenido grandes cantidades de aminoácidos y otras clases de moléculas, necesarios para la vida, pero su concentración era demasiada reducida, para que se pudiera haber creado sistema prebióticos”

Por esto hoy se cree, que la vida no se formó en los mares, si no en lagunas y pantanos. Allí pudieron haberse acopiados también altas concentraciones de comkùestos orgánicas y siguieron reaccionando. Pero aún con una concentración suficiente, la condensación de los aminoácidos a proteínas no pudo haberse desarrollado así como así, ya que con esta reacción también se forma agua:

química


El equilibrio de la reacción sería en ambienta acuoso, desplazado para el desdoblamiento hacia los reactantes, de manera que estaría en desventaja la síntesis de los péptidos. Por esto hoy se parte, de que la formación de proteínas y ácidos nucleicos fueron catalizados. Esto podría haberse desarrollado en el limo y la arcilla en las superficies de minerales y cristales. Estos tienen poros microscópicos en los cuales se pudieron formarse enriquecimientos moleculares. Moléculas inorgánicas fueron reemplazadas con el tiempo, por compuestos de carbono, de los cuales se pudieron formar macromoléculas, membranas y células. También Stanley Miller, mientras tanto está conciente, que en el caldo original originado en su experimento de simulación, no pudo llevar a la formación de vida y acota: “Desentrañar el origen de la vida es bastante más complicado, como lo pensaba yo, y no solo yo, aquella vez”


6. La importancia y el reconocimiento de la labor de Miller

Mientras tanto pasaron más de 50 años desde que Stanley Miller realizó por primera vez su ensayo. Por esto tampoco es de extrañar, que algunas suposiciones, en los cuales se basaba este experimento fue puesto en duda en el año 1952. Básicamente Miller con la ayuda de su experimento de simulación demostró que reacciones químicas, que sucedieron bajo determinadas condiciones de la Tierra primitiva, originaron productos y moléculas, que representan los bloques de la vida. La posibilidad de la evolución química está confirmada., de manera que las primeras hipótesis presentadas por Oparin y Haldane, es reconocida en general. Los resultados del experimento Miller, fueron confirmados, cuando en 1969, se encontró un meteorito en Australia, que contenía las mismas combinaciones y aminoácidos de origen abiótico, en las mismas proporciones como fueron también sintetizados en el experimento-Miller. De esto se pudo deducir, que los procesos simulados eran naturales y que realmente sucedieron en asteroides, en otros lugares del universo y en la Tierra originaria.

E incluso si se contradice a la suposición de una atmósfera originaria reductora o la presencia de compuestos orgánicos suficientes, el trabajo de Stanley Miller merece el total reconocimiento. La importancia de las observaciones científicas y experimentos, depende también de sus antecedentes históricos y Stanley Miller, con su experimento, abrió nuevos caminos de la investigación empírica en relación al origen de la vida.



Gracias por pasar

Inteligencia Colectiva


FUENTE

6 comentarios - El origen de la vida - Química

@capitanglobal
Yo esto lo estudie en el secundario, muy buen post + 4.
@vanecielo
excelente post!!!
te dejo mis ultimos +5

@RomanRamon
El libro de Oparín, El origen de la vida está muy muy bueno.

Saludos.
@greatleecher
Lo curioso de los que piensan que la vida se originó de forma espontánea es que las arqueobacterias fueron los primeros seres ambiciosos del mundo. No se conformaron como vivían, y esos seres unicelulares primitivos que no competían con ninguna especie añoraron una vida mejor y empezaron a evolucionar (o mutar favorablemente) pese a que no piensan ni razonan. Y justo fueron filtrando el CO2 de la biosfera posibilitando que luego pudieran evolucionar en otros seres más complejos, siendo todo esto parte de su plan maestro para conquistar el mundo. Mundo que no sabían ni que existían, ya que no razonaban.
Unos maestros esos bichitos
@jairopc +2
Muy bien!!!
Estoy estudiando, y pense que solo Taringa para cosas Tontas te dejo 10