El curriculum posta de Antonio Laje

Circula por la red ahora el currículum de Antonio Laje. No sabemos si es verdad, pero para ser justos, con los demás, lo publicamos , ya que lo mismo hicimos con Lanata, Carrió, Todesca, Gabrielli , y la colección que estamos realizando ... Igualmente , esto es como simple curiosidad de las operaciones que utilizan la red de Internet. , no debe ser tomado como verdad o mentira :

Del reportero:
EL CURRICULUM POSTA DE ANTONIO LAJE


El joven Antonio Laje prácticamente no existía hasta que en 1993, de la mano del periodista-director Roberto García ingresó a la redacción de Ambito Financiero.


Había vivido una juventud de ideas progresistas, con pasión por las artes y la poesía.


Durante los primeros cuatro años tuvo un desempeño destacado que le hizo ganarse la estima de Julio Ramos y varios aumentos de sueldo.


Sin embargo, todo cambió durante el invierno de 1997, durante un cimbronazo en la redacción que dejó afuera a Daniel Fernández Canedo (jefe de redacción, que se fue a Clarín por un sueldo de $11.000, aunque ahora pena porque varios lo desprecian en esa redacción) y a Guillermo Kohan (editor de confianza de Canedo, ahora columnista de Chchi Gelblung).


Se desató en la redacción una feroz interna para ver quién se quedaba, no ya con uno, sino con los dos espacios de poder que habían quedado vacíos.


Se postularon Guillermo Laborda, Carlos Burgueño y Antonio Laje, que era quien más confianza se tenía. Pero Julio Ramos defraudó a todos sentando en ese sillón a Luis Beldi, que por ese entonces salía de putas con sus amigos de "Polémica en el Bar".



Julio Ramos justificó la decisión aduciendo que Beldi pensaba y analizaba las noticias como los lectores de Ambito Financiero, es decir, sabía interpretar al poder económico.



Burgueño y Laborda fueron consolados con un aumento de sueldo. Laje, directamente fue ignorado.


Comenzó así una larga etapa de ostracismo durante la que Laje se dedicó a coquetear con una redactora pasante, María Carlota del Campo, famosa por haber escrito notas del tipo: "Hágase millonario fabricando tornillos Fisher".


El amor creció y la pareja fijó fecha de casamiento. Eso sí, poco antes Laje presionó a Carlota para que renunciara a las redacciones, porque ella debería dedicarse a cuidar a los futuros párvulos en el country de San Isidro (sí, el mismo que tiene un plan de contingencia anti-villera).


A la fiesta de bodas asistieron algunos pocos periodistas del diario y eso molestó bastante al jefe. Enterado del “quincho” al que no había sido invitado, Julio Ramos esperó a que los recién casados volvieran de la luna de miel y Carlota María del Campo recibió un llamado telefónico de la secretaria del famoso “pelado”: “El señor Ramos desea ir a comer a casa de ustedes un día de estos, para celebrar su boda, ¿qué día le parece bien?”.


Al matrimonio no le quedó otra que aceptar y la pobre Carlota se vio obligada a contratar un mozo para que le sirviera el Cinzano Rosso a Ramos y el champagne a Silvana Suárez.


Esta actitud de su jefe (y la falta de reconocimiento profesional) molestaron mucho a Laje, quien decidió continuar su ostracismo en la redacción mientras comenzó su actividad radial. Cuando logró el espacio de la mañana “Despertate con Laje” en La Red dio instrucciones precisas al equipo de publicidad de la radio para que pegara unos cuantos afiches del programa frente al edificio de Ambito Financiero y más precisamente desde un ángulo en que fuera visto desde la oficina de Julio Ramos.



El enojo creció cuando en una cena con varios redactores (costumbre tradicional en Ramos), el dueño de Ambito Financiero dio a entender que no le gustaba la exposición pública de Laje, más allá de sus cada vez más escasas firmas en el diario. El comentario sorprendió a todos, porque casi nadie de la redacción de ese diario cuenta con el sueldo de Editorial AmFin como único ingreso. Son varios los que tienen programas pseudo-periodísticos en el triste canal “P&E” (bautizado “Plantas & Escritorios”, por Jorge Lanata, en alusión a las obvias escenografías).



Laje, por su puesto, continuó con su programa y pronto fue convocado por Daniel Hadad para la flamante Radio 10 (que todos saben cómo fue adquirida al menemismo). Un día, algo horrorizado, Laje contó a sus compañeros que el móvil de Radio 10 que una mañana apareció prendido fuego no había sido víctima de un atentado, como denunciaba la radio: “Lo mandó a quemar Hadad para hacerse publicidad”, decía.



Cuando Julio Ramos incluyó a Laje en una rebaja del sueldo del 30 para los periodistas con cargos ejecutivos, nuestro héroe estalló: “¡Este hijo de p uta no me tiene en cuenta para los cargos, pero sí para las rebajas!”.



Todo coincidió con el proyecto de la revista “La Primera” y el cargo de jefe de redacción (número dos del director, Fabián Doman) que le ofreció Hadad.



Como se trataba de un salto grande, Laje pidió una reunión con Ramos para negociar “una salida ordenada” del diario. La idea era tener la puerta abierta para volver, por si el proyecto fracasaba. Ramos, herido eternamente por la traición de Fernández Canedo, fue rotundo: “El que se va, no vuelve”.


Sin embargo, Laje negoció una cosa muy distinta con Roberto García. Un trabajito sucio, a cambio de la “puerta abierta”. Así fue como Laje tentó y se llevó a “La Primera” a un par de periodistas de Ambito que molestaban en la redacción por esos días, más por la influencia que tenían con Julio Ramos que por su talento profesional.


Fue el caso de Liliana Franco, que tenía el cargo formal de “secretaria de redacción”, aunque sólo ejerció una vez durante el Día Internacional de la Mujer. Se fue tentada por Laje a la revista, pero pronto se dio cuenta de la trampa. El ambiente que encontró en esa redacción fue más que hostil y su carácter irascible no hizo más que empeorarlo. Doman le reprochó a Hadad el carácter belicoso de la nueva incorporación y Hadad decidió despedir a Liliana Franco a sólo una semana de su ingreso.


La mujer no pudo dar marcha atrás hacia Ambito Financiero y hoy se gana la vida como movilera de Radio Rivadavia.


Y así es, como en un cuento de hadas, la única persona ex-periodista de Ambito Financiero que hoy continúa con un sueldo en “La Primera” es “ella”, la reina de este cuento, María Carlota del Campo, que cambió las notas sobre los tornillos millonarios por bucólicos relatos sobre destinos turísticos que nunca visitó.

Fuente: http://www.seprin.com/menu/notas435.htm

3 comentarios - El curriculum posta de Antonio Laje