Entrevista a Hernan Aramberri - 1ª parte

Entrevista a Hernan Aramberri - 1ª parte




Como te conectas con Los Redondos?

En el año 91 /92 empezaron a llegar a la Argentina instrumentos de percusión electrónica, que en ese momento estaban en pleno crecimiento en Estados Unidos y las marcas empezaron a convocar bateristas para que promovieran el uso de esa tecnología acá.
Entonces, un importador decide traer la marca Kat, instrumentos de percusión electrónica, que en ese momento eran los mejores que había. Yo ya venía, desde el 80 y pico, jugueteando con máquinas, etc., cosas mucho más rudimentarias. La casa de música muy reconocida, “Drummer” (solo de bateristas) me conocían y sabían que yo estaba vinculado con las máquinas y cuando aparece esta persona buscando información me contactan con él, nos ponemos de acuerdo y el me da una cantidad de instrumentos para que yo vaya probando, investigando, y le dije “La verdad que están excelentes, es una marca increíble, muy buena”, incluso hoy en día los sigo usando. A partir de ahí esta empresa empezó a captar diferentes bateristas, para que empiecen a utilizar y a difundir, a modo de publicidad, estos instrumentos.
Empezaron a aparecer músicos que querían usar las maquinas, J. Morelli, Los Pericos, Los Auténticos Decadentes, ese año fue el regreso de Serú Giran y Moro, el baterista los usó también, en base a programaciones mías.
En un momento aparece Walter (Sidotti) y dijo que quería hacer algo con el tema de las baterías y lo electrónico, para mejorar el sonido, aunque no tenía bien en claro lo que se podía hacer, entonces nos juntamos un día en Drummer y yo lo asesoré sobre que aparatos le servirían y me pidió que si en lugar de darle el curso que en ese momento se incluía con la compra de cualquier equipo, podía ir directamente al estudio, ya que estaban laburando ahí, le dije que no había problemas y combinamos para ir.
Yo no tenía idea de que banda era, apenas conocía a Los Redondos, de haber escuchado algún tema en la radio (recuerda a Barbazul y Superlógico), yo en ese momento tocaba jazz y ya me dedicaba a la enseñanza, al mismo tiempo atendía a todas la bandas que se interesaban en estos aparatos y estaba un poco alejado de tocar.
Me conecto nuevamente con Walter y me cuenta que estaban en Del Cielito, coordinamos y me fue a buscar un asistente del estudio, porque no era tan fácil llegar, me subí y nos fuimos.
Llegamos ahí y te podes imaginar que yo no conocía a nadie, y siempre me acuerdo, había una señora… sentada ahí, muy simpática…era Poli (risas), y bueno, ellos ya habían grabado unas demos, entonces lo que querían hacer era ver si se podían reemplazar los sonidos de batería por otros mejores, eso se podía hacer, pero era un laburo…. Y ninguno de ellos obviamente iba a estar capacitado para hacerlo, entonces dije: se puede hacer esto, se puede hacer lo otro, estuvimos probando un poco y me acuerdo que Semilla me decía “Bueno bueno, pero decime como se usa” y no es que en dos minutos se aprende... Yo creo que la info, como todo, salió del Indio, porque el quería que las cosas sonaran mejor y de algún lado debe haber sacado la información, y debe haber dicho “Walter... anda y fijate...”
La cuestión es que después de las pruebas, que le habían gustado, me dicen que van a tener un show en vivo, y Skay me pregunta si yo me animaba a programar en vivo, yo ya lo venía haciendo profesionalmente, así que ese fue el punto de partida.
El show fue el del Centro de Exposiciones en el ’92, y paralelamente tenía unas entradas para ver un concierto “Tributo a Miles” mis músicos favoritos totales, y sabes cuándo era el día del show de Los Redondos? (pregunta, mientras comienza a sonreír) , ese mismo día obviamente (dice como lamentándose) y yo con mi mejor cara de piedra lo agarro a Skay y le digo, “Mirá esta todo bárbaro, yo voy y te armo todo, preparo todo, pero tengo ahí una entrada que no me la puedo perder…” entonces me dice que me maneje como quiera, que todo bien. Entonces convoco a un amigo compañero tecnológico mío, y le propongo que me cubra unas horas durante el show. Ese fue el famoso día que “la monada” corrió el escenario, cuando llegué mi amigo estaba desencajado, pensé que había sucedido algo con las programaciones.

Y en ese momento no había celular…

Claaaro.. ( risas) no había nada, yo me fui al otro show….y cuando vine el flaco estaba blanco, con pánico y le digo “que paso?” y me dice “No boludo… corrieron el escenario” y tuvo que salir el Vikingo, que era en ese momento el jefe de escenario a decir “Muchachos contrólense..”, era un show para 18.000 personas, y encima había un tinglado, supongo que con los años se había formado una crosta que estaba pegada al techo, y se ve que por el calor de la gente se empezó a desprender…y caían pedazos de esas cosas del techo, y no me olvido más que cayó arriba de la batería, que estaba toda cableada ,y Walter agarró y dio vuelta el ton, ese que estaba serigrafiado por Semilla, y lo empezó a sacudir, ahí con todos los cables, el trigger pegado… y esa fue la prueba de fuego, (risas)
Pasaron esos dos shows, salió todo bien y ahí empezaron con la grabación de Lobo Suelto, Cordero Atado y me proponen si quería participar en la grabación. Lo que no sabía es que me iban a “secuestrar” ahí en Del Cielito, por veinte días ( risas ) , me llama un día Walter y me dice “Bueno, nos encontramos en un rato, lo que sí, llevate un bolso porque mira que nos quedamos ahí (risas)
Y en el estudio había que hacer como una pre-producción con la batería para después empezar a laburar los sonidos, ahí tuve unas comunicaciones con Breuer, que era el Ingeniero de sonido para ponernos de acuerdo.
La anécdota es que en la planta alta del estudio había dos habitaciones, una que era como el servicio militar, había varias camas una arriba de la otra, y la otra que era una habitación normal, en donde obviamente iban Poli y Skay, y era cómico porque a mí me toco la litera arriba y abajo dormía el Indio, y ahí hablando, yo le digo “Yo no uso almohada” “Ah que bueno, me dice, porque yo uso doble, dámela”, y siempre que lo comente con gente amiga me dicen “le diste tu almohada al Indio…” (risas).
Y ahí fue doble el laburo, porque fueron dos discos, entonces una vez que terminé el primero me fui pensado que ya estaba, y me llaman de nuevo y me dicen “No, No, sigue…” así que volvimos e hicimos la segunda parte de ese disco, Después llegan “Los Huracanes” (Año 1993 y 1994), en donde también participé programando.
Después de los shows que se dieron en el interior, en donde yo no participé, me llaman de nuevo para la grabación de Luzbelito, que se grabó en el Estudio El Pie y sugerí que la preproducción de la batería la hagamos en la sala de ensayo, para poder ir laburando tranquilos con Walter.
Ya después de Luzbelito, empieza la construcción del estudio (Luzbola), entonces ahí hay también como un parate, y yo mucha idea no tenia porque no participé en la ingeniería ni nada, participó Breuer, una empresa constructora y el Ingeniero electrónico que hasta hoy en día labura con nosotros.
Luego me llama el Indio y me invita a ver el estudio, me encanto, pero desde el punto de vista tecnológico había que equiparlo, porque se había hecho un estudio tradicional para grabar, pero la parte tecnológica que yo manejaba no estaba resuelta, entonces le dije lo que había que comprar para ponerlo en condiciones. Allí arrancó el Ultimo Bondi y realmente fue una experiencia increíble la de trabajar en estudio propio. Una vez finalizado ellos habrán pensado “Si esto lo queremos tocar en vivo, como vamos a hacer”? (repite Hernán, mientras sonríe) y ahí vino la propuesta para formar parte de la banda. Para esa época, año ’96-’97 yo había construido un estudio propio, junto a otra gente, así que estaba en ese proyecto cuando empezó la grabación del Ultimo Bondi, tuve que tomar decisiones para tener tiempo para el disco, porque aparte en ese momento ir a Parque Leloir…. no estaba la autopista, nada…no sabes lo que era… era un caos…la Gaona vieja, pasar por Ramos Mejía, todos los semáforos… salíamos a las 13.30 para llegar a las 15:00, y era todos los días.
El disco se termina de mezclar y masterizar en Nueva York, pero antes de viajar, querían estar seguros de que yo iba a aceptar la propuesta.
Estaba solo con el Indio y me dice, que esto, que aquello, de la propuesta y me dice “nos gustaría... bla bla bla”, pero esperaría como respuesta “Un Si” (risas generales) yo me tomé un tiempo para pensarlo, pero ya la relación venia de cómo hacía seis años, y siempre fue excelente.

musica

Ahí ya viene Racing ’98…

Claro, ya estaba confirmado el show de fin de año en Racing, y entonces me dicen “Como queres hacer”? Y yo les dije que si el show era en Noviembre, Diciembre, había que ponerse a trabajar lo más rápido posible, tenía que diseñar un sistema para poder llevar al vivo lo que se había hecho en el disco, y después ponerme a laburar con Walter. Si mal no recuerdo empecé en agosto de ese año.
Comencé a laburar solo, iba a la sala, diseñaba, programaba, tocaba, y después vino Walter, nos complementábamos, así íbamos resolviendo los temas, y cuando Poli, Skay y el Indio vuelven del viaje ya teníamos bastante avanzadas las bases para que se acoplara el resto de la banda.

Sentís que la banda tenía todo permitido para con la gente, como si fuera un cheque en blanco?

Mira, cuando uno está enfrascado dentro de un material como era el Ultimo Bondi, escuchas las maquetas, te encantan, arrancas en un sentido y vas con todo, lógicamente que si te apartas, podes observar y decirte “A donde fuimos a parar con todo esto?”, pero lo valioso son siempre las canciones, y eso estaba intacto.
De cualquier manera, a lo estrictamente del disco, se notaba la diferencia con la banda tocando esos temas, ya era como que se humanizaban más las canciones, y tal vez los temas no eran los mejores para hacerlos en un directo de estadio. No era lo mismo que en Huracán obviamente, donde era un hit tras otro, si bien estaban los temas clásicos, yo sentía que podía haber cierta frialdad con los temas nuevos, pero siempre estuvo el respeto de querer hacer las cosas lo mejor posible. El disco tenía una característica y se trabajó para presentarlo de la mejor manera posible, que sonara lo mejor posible, y yo creo que la gente lo percibe, lo escucha como tiene que ser, con el concepto que tenía el álbum, y todo eso hace que tenga su valor.


Como fue el cambio, porque vos venias de otro palo, al mundo del rock?

Cuando empiezo con ellos, toda la etapa primera, si bien tocaba, en mi casa, en las clases, etc., etc., no estaba ésa cuestión de tener una “banda” en ese momento, yo venía de otro palo, si bien había tocado algo de rock y pop, nunca el “Rock and Roll” que hacían Los Redondos, entonces para mi ver a Walter tocando era una especie de locura, porque yo nunca lo había visto tan de cerca, entendes?

baterista

Como fue la experiencia en vivo de la transición entre Lobo Suelto, Cordero Atado y Momo Sampler

Avanzamos en tecnología, a raíz de eso, asumí de manera personal trabajar para mejorar un montón de cosas. Obligatoriamente para poder presentar el show como tenía que ser debíamos trabajar de otra manera y el corolario es esto que hacemos ahora ( se refiere a los shows con el Indio y Los Fundamentalistas) que es algo que no existe para la Argentina, que para un show internacional sí, pero para la Argentina no.
Volviendo a lo que te decía, ya se incorporó, mas tecnología, más seriedad, mas profesionalismo, mas asistentes y técnicos de nivel mucho mas calificado, la empresa de sonido, luces, video, la producción en Gral., entonces empieza a haber toda una renovación y cuando te queres acordar, vas a tocar y ves que ya no era como tocar en Huracán o en el Centro de Exposiciones, ya sonaba otra cosa…

Como se maneja el sonido en las dimensiones como es un estadio, y a eso sumarle que todos cantan prácticamente todos los temas.

Bueno, están las situaciones técnicas por un lado , las de seguridad y producción por el otro y hay cuestiones de folclore también, que es toda la gente gritando, entonces, son diferentes ítems que se evalúan con todo el equipo de trabajo.
Por ejemplo, idealmente Mariano (Sagasta) quien es el ingeniero de sonido, va a pedir el mejor equipo para el show, después la parte de producción evalúa, y la empresa de sonido propone un sistema para cubrir las necesidades, y ahí es como una negociación hasta que se llega a un punto en común para todos.
En cuanto al sonido concretamente se hacen cálculos, se consultan planillas con porcentajes de ocupación de gente para ver como incide en el sonido final que sale hacía el público. Actualmente trabajamos con la empresa Sanci, que es un equipo de personas excelentes y con mucho compromiso, y eso está bárbaro.
Y por lo que me decías de la gente… contra eso no hay nada que hacer, si hay 50.000 personas cantando… es difícil porque llega un punto que casi no escuchas al resto de la banda.

Y la sensación de tener en frente a ese público?

Y… es demencial… es impresionante…excede cualquier cosa, tenes que estar concentrado en lo que tenes que hacer, desde ya, pero es algo que desde el vamos tiene una gran emoción . tres días antes, que ves la TV, la gente viene de Bahía Blanca… y otra de Tucumán…y ves los pibes, el sacrificio que hace la gente y ya te agarra como una responsabilidad y un sentimiento muy profundo, es algo que realmente te conmueve.

redondos

Después de Los Redondos, como fue que el Indio te llamó para su proyecto solista?

La separación de los Redondos coincidió justo con la crisis de 2001, y para julio del 2002 el Indio me llamó, me dijo que tenía las canciones, fue como un primer acercamiento, después medio al toque hablamos y creo que arrancamos un poco después con El tesoro.
Y ahí estuvimos con Edu Herrera, con el cual siempre hubo una muy buena relación, que empezó en Los Redondos, siendo asistente de Skay, fue progresando hasta terminar como Ingeniero de sonido.
Obviamente el Indio tenia, una cantidad de temas…(risas) como siempre, así que fuimos escuchando las maquetas y vimos como iban madurando, había ideas buenísimas.

Y en ese momento sos de los pocos que pueden tomar una decisión o dar una opinión sobre el material

Y muchas veces si, por ejemplo si hay algo que me gusta en especial, le voy a decir “che, arranquemos con esto que está buenísimo”, en el 2002 fue bastante así ya que el estaba solo con nosotros , Edu aportaba mucho , opinaba un poco más, de repente porque tenía más experiencia o tal vez por una cuestión de personalidad.
El que termina decidiendo que temas van, obviamente es el Indio, arrancamos con unas ideas, si alguna no prospera entra otra… y así, y si prosperan todas… bueno, así pasó en Porco Rex, ahí estuvimos todo el 2006 trabajando los dos solos, de movida arrancamos el disco juntos, Porco Rex coincidió que trece ideas, trece adentro…no hubo chance, quedaron tres o cuatro en la gatera de back up, pero nunca se los abrió porque no fue necesario.

Volviendo a la época de “El tesoro” como se conforma la banda ?

Bueno, El Tesoro lo hicimos los tres, el Indio, Edu y yo, y en el momento de grabar guitarras, el Indio convoco a Julio (Actual manager) al cual ya conocía, entonces metió las guitarras, después el Indio quiso llamar a Marcelo Torres, para que sea su bajista, absolutamente por iniciativa propia.
Después era como que faltaba otro guitarrista y ahí Edu presentó a Baltasar, con muy buenas recomendaciones, ya que era alguien joven que tocaba muy bien, tenía muy buen sonido y que además había tocado con Spinetta. Entonces vino Balta y terminó grabando unas cosas increíbles, y medio que ya el disco estaba bastante cerrado. Así fue la grabación del disco y el Indio no sabía si iba a vender cinco discos o cien mil.
Salió el disco y la recepción fue buenísima y a partir de ahí ya había que armar una banda, obviamente Balta quedaba porque tocó bárbaro y Marcelo también.
El Indio decide que hacía falta otro guitarrista y yo me empiezo a ocupar de un tecladista . El estuvo escuchando violeros, yo tuve varias reuniones con tecladistas y se eligió uno y el eligió al guitarrista .
Entonces yo me puse a laburar solo, siempre solo (risas) más o menos quince días con las programaciones, los loops, las baterías etc., y en alguno de esos días trabajo este tecladista que al final no quedó, entonces cuando terminé de armar todo eso empecé a trabajar con Marcelo, porque laburar con siete tipos a la vez es una locura. Yo ya tenía todo lo mío perfecto, vino Marcelo, trabajamos todas las bases, primero trabajamos con El tesoro y después empezamos con los temas de Los Redondos y después vino Balta y a los dos tres días viene otro guitarrista, que ya desde el primer ensayo dio muestras de que no iba a quedar. También en el medio fueron rebotando algunos de técnica, era prueba y error.
Después por medio de Edu apareció Pablo, lo conocía poco de haber estado una o dos veces juntos, pero lo respetaba y me caía bien, pero el vivía en España, entonces hablamos un par de veces por teléfono y al tercer llamado estaba sentado en mi casa (risas) . El guitarrista como no había funcionado, Balta recomendó a otro, que era Gaspar, y apenas llegó me di cuenta de que iba a funcionar, era como que se incluía bien en el ambiente, y después tocando, bueno… tiene un talento…yo creo que es el más talentoso del grupo, sin que ninguno se ofenda claro.

indio solari

Los roles en las guitarras están marcados? Base y líder?

Y en general tomamos como que Gaspar hace las bases y Balta las “leads”

Y Pablo?

Bueno, Pablo toca la acústica en algunos temas, y eso estaba bueno porque además tocaba teclados y cantaba, no era lo fundamental pero nos cerraba todo.
Y ahí ya estaba armada la banda. Estuvimos ensayando como tres meses para el show de La Plata, primero en Luzbola y después nos fuimos a una Disco en Parque Leloir, lo que tenía, era que los fines de semana abría , así que había que sacar todo, y era un quilombo… estuvimos dos semanas, tenía que ser un lugar grande, que se dieran las condiciones, pero era verano y no había aire… no sabes lo que era… yo pienso que hacía 45º ahí adentro, un lugar enorme.
En Luzbola se amalgamaba la banda y después fue ir a la disco ya concretamente para armar todo como si fuese el show, con la planta de escenario, sonido, es como una adaptación, después ese montaje se trasladó directamente a La Plata.
Y esa metodología se tomó como norma, es un estándar que después no te podes bajar de ahí. Deben haber sido en total como cuatro meses de trabajo.
Y yo creo que uno de los secretos más concretos, porque lo otro, el magnetismo que tiene el Indio no tiene un razonamiento, es el compromiso con la producción, con la calidad de las cosas, de cómo se presenta eso, él toma una decisión que es la de invertir y acá ya sabemos, no hay sponsors, es una movida independiente, y la guita es la que se paga de entradas, entonces vos decís “bueno tengo tanto, achico y me quedo con mas” y sin embargo, invierte un montón y se hacen estas producciones… y eso entrega un producto de calidad, que creo que es una de las patas de lo que hace que esto tenga cada vez mas convocatoria , eso me parece admirable porque tal vez , otro en la posición de él dice “para qué?”, en cambio siempre es “por mas” y eso es muy valorable.

Y después del primer show, a nivel banda cubrieron las expectativas?

Si, si, fue súper, fue mucho tiempos juntos, obviamente sirvió para saber cómo estaba sonando, porque un mes antes ya teníamos grabaciones. En ese momento era ver un poco como respondían los chicos, porque ese día había un gran público “redondo” que conocía el Indio y lo conocía yo, después los demás no sabían… bueno Pablo como espectador, porque era fana de Los Redondos, entonces de mi parte hubo mucha charla con los chicos como para ir adentrándolos, porque no era un show que ibas a salir así… (Hace un gesto como de un músico muy delicado y suave) había que salir al ruedo, poner todo... y como siempre le digo a los pibes “vamos por otra historia”, un show histórico, yo creo que igual ahora no tenemos la perspectiva final de todo esto que está sucediendo, pero por ahí en un tiempo se rescata, estos shows multitudinarios, una movida independiente, con la calidad con que se hacen, como suenan y que la gente viaja dos mil kilómetros… o sea… para mi es histórico, por ahí desde la prensa no se destaca, pero para quien lo vive es algo que no tiene palabras… lo tenes que vivir….Además no es un artista de difusión masiva ni multinacional ni nada.
Bueno, les cuento una que es mortal. (Nos dice entusiasmado)
Un flaco que era fanático, que me lo había presentado Walter para darle clases, empezó a estudiar conmigo, fanático total, él, el padre, etc..Y era el show de Córdoba para esa época, y entonces le pregunto si iba a ir al show y me decía que estaba jodido por el laburo…tengo compromisos, etc.…Bueno, nada, vuelvo después del show y me dice “Impresionante!”… y le digo “Que hiciste?” Y me cuenta
“Agarré, sábado al mediodía y me fui a comprar zapatillas, estaba en la casa de deportes ya me las había probado y cuando me dicen que valían doscientos mangos, dije…Doscientos mangos… me tomo un avión y llego” Sabes que dejó las zapatillas, se fue al aeroparque (Hernán lo cuenta emocionado), se tomó el avión, llegó justo para el show, obviamente después se volvió con unos que se enganchó porque no tenía ni un peso más… Y encima (sigue contando la historia del fanático)”mi vieja desesperada, porque yo le dije que me iba a comprar un par de zapatillas” ... y el chabón nunca volvió, después que terminó el show, a las doce de la noche llamó, y le dijo “Estoy en Córdoba” (risas) era un pibe de veinte años más o menos.

Y sobre el show en Salta que van a dar en unos días, que nos podes contar?

Bueno, lo más importante es que no es la presentación de Porco Rex , obviamente va a haber temas de Porco Rex, temas de El Tesoro y también de Los Redondos, pero no con el foco puesto en Porco Rex, en ese sentido la selección de temas es más libre ya que no es la presentación oficial.
Esa es la diferencia más grande, y como todos los shows fueron creciendo, tanto desde la banda, desde el sonido, desde la técnica, la producción toda, lo que intentamos hacer es mantener esa calidad de show para el de Salta. Se va a mantener la misma calidad o más de lo que se viene haciendo hasta ahora.
A nivel ensayo se hizo lo mismo, se trabajó en un lugar grande con la representación del escenario.

Y la lista de temas, como surge?

Disfruto mucho de poder intervenir, tomo como punto de partida las sugerencias del Indio, voy viendo el orden, manejando los climas, después voy mechando todo. Consulto con Pablito que tiene un criterio parecido al mío y una vez que esa estructura está diseñada, mando copia al Indio, el me dice “esto no, esto sí..” corrijo, y la lista final sale de tocarla, porque es muy importante ver la sensación que te deja un tema con respecto al que viene, y de esa manera se va madurando la lista final, que se equilibren los temas con mas complejidad técnica o mayor exigencia vocal. También en los shows vamos viendo que recepción tuvieron los temas en la gente.
De Amnesia por ejemplo tengo una anécdota, en el primer show en La Plata 2005 , al final tiene toda una melodía de teclado (tararea pa ra ra ri..) Y la gente lo empezó a cantar! Yo me acuerdo, Baltasar tenía que hacer el solo y miraba como que no lo podía creer, evidentemente la gente lo escuchó y le gustó.
Por ahí se da, como ahora, que el Indio quiere hacer un show bastante “Up” , bastante arriba, entonces Amnesia ahora por ejemplo no encajaba.
Siempre la gente se te acerca, te pide un tema, te pide otro, entonces ya cuando muchos piden uno le digo al Indio “Bueno, vamos a hacerlo” . Y hay temas que han rendido mucho “El infierno”, “Pabellón”, “Flight” , que van transformándose en clásicos, y se suman a los clásicos de siempre.

A esta altura ya los Fundamentalistas tienen un sonido propio.

Bueno si, hay una cosa que me llena de orgullo es que Los Fundamentalistas han logrado un sonido propio, si bien en los temas de Los Redondos tomamos casi todos los arreglos originales, al escuchar las grabaciones me doy cuenta que tienen un sello único, la personalidad de la banda. Ni hablar de las canciones de El Tesoro y Porco Rex. La sensación que te provoca estar tocando con esta banda es de un disfrute permanente, por la profesionalidad, por la onda, por el sonido, y por la comunión que hemos logrado entre todos.

entrevista

Se podría definir tu rol en los ensayos?

Bueno, desde el comienzo de Los Fundamentalistas se viene dando de una manera natural ésta cuestión de dirigir, de ser el responsable de llevar adelante los ensayos con todo lo que eso significa. Se terminó dando porque uno está tan metido en la intimidad del disco y de las canciones, los arreglos , los sonidos y de cómo debe sonar… en todos los trabajos en donde intervine estuve en la grabación, la edición, en la mezcla, en el mastering, y en el caso de Porco Rex, estuve todo un año haciendo las maquetas con el Indio, entonces llega un momento ,que naturalmente te puedo decir de memoria lo que toca el bajo, la guitarra, etc., en cómo tiene que sonar mezclado… conozco absolutamente todo , es una cuestión natural. Y por otro lado, todos los años de trabajo con el Indio, en muchas cosas tenemos gustos en común, entonces no hace falta que el tenga que decirme algo para yo saber cómo deben ser las cosas, y hay casos donde él quiere algo concreto, entonces voy y lo ejecuto, es muy importante la confianza que deposita en mi.
Por otro lado es una banda que utiliza mucha tecnología, de la que soy responsable, por lo cual es fundamental tener una comunicación fluida con las otras aéreas que conforman el show: luces, sonido, video, escenario, técnicos, asistentes, la producción en Gral., intento estar en todos los detalles, gracias a mi experiencia pude entender que entre otras cosas el éxito radica en un meticuloso trabajo en equipo.
Pienso que cada show es una movida única, irrepetible, entonces hay que hacer las cosas lo mejor posible, poner todo de uno, todo lo que se hace es para el beneficio del show.
Así que como ya les dije estoy en varias tareas, y a parte, toco la batería (risas) es un rol que me gusta y lo considero muy importante , de estructura, conceptual, así que contento, feliz, , esperando el show, con la tarea previa cumplida.

El indio ya lo dijo en alguna oportunidad, que ésta banda suena mejor que Los Redondos

Es así, y yo tengo como sentimientos encontrado con eso, porque vengo de tocar en Los Redondos, agradezco el lugar que me dieron todos, y el respeto que tengo por esa historia. Y de repente encontrarme con esta situación… trabajando en este nuevo proyecto, pero a la vez reflotando esas canciones con esta banda, me sirve enormemente por la experiencia que he vivido con los Redondos. Con los Fundamentalistas lo que sentimos es muy fuerte, cuando hicimos el show en Tandil, estaba lleno de gente y yo sentía que lo que la gente gritaba “Vamos Los Redondos”, pero no que “Vuelvan los Redondos”, como que la gente cantó con un sentimiento diferente hacia la banda. Al final del show se lo comenté a Pablo y el también me contó que había sentido algo así.
Fijate a la vuelta, sobre la ruta, en un parador, había un grupo como de veinte personas que nos vieron y nos pusimos a hablar, re buena onda y un flaco dice “les puedo decir algo y no quiero que esto se tome a mal porque yo soy de Los Redondos… pero ustedes hoy son Los Redondos” . Me quedé helado y lo miré a Pablo y el igual a mí! , porque era lo que habíamos estado comentando.
Lo que es genuino es lo que provoca en la gente, yo lo vivo de esa manera, creo que el lugar que se ganó la banda fue a fuerza de personalidad, de actitud, de trabajo, de entrega, de respeto, y eso la gente lo percibe.

En el primer show salieron con miedo a que algún “talibán” les tire algo ?

No, no, para nada, es más les cuento una anécdota. 2005 La Plata. Arrancamos con Nike, y el riff inicial lo tenía que hacer Gaspar, quien era Gaspar en ese momento? … (risas) Subimos al escenario y el sabiendo que yo apretó el botón, y es el botón rojo, arranca todo sincronizado, no hay vuelta atrás , y ya habíamos quedado en que se quedara cerca mío así yo le marcaba, porque en medio de todo ese quilombo de gente por ahí no se iba a escuchar un carajo…si bien el igual tenía el In Ear (auriculares) Llega el momento… apretó el botón y el hijo de puta me da la espalda y se va ahí adelante, al frente del escenario….(risas) yo lo vi y dije… ya está… este arrancó así…, es más, en el solo de ji ji ji se arrodilló (cuenta sorprendido) o sea, seguro estaba cagado, como todos, pero sacó algo de adentro y eso es lo que vale… y es ganado por la banda y por el Indio también porque da el lugar. La idea de el era hacer una banda, que lo acompañara, y eso se logró .

MUY PRONTO LA SEGUNDA PARTE.

Fuente

http://redonditosdeabajo.com.ar/secciones/varios/aramberri/index.html

3 comentarios - Entrevista a Hernan Aramberri - 1ª parte

@makustonerengorasta
muy buena la entrevista a este chabon! es un groso de verdad aramberri, no conocia bien toda la historia que tiene con la musica y con los redondos y el indio especialmente. la verdad buensima y buenisimo que lo subiste aca. te dejo los 10.
abrazo !
@ElAmoDeResacas
Bueno, les cuento una que es mortal. (Nos dice entusiasmado)
Un flaco que era fanático, que me lo había presentado Walter para darle clases, empezó a estudiar conmigo, fanático total, él, el padre, etc..Y era el show de Córdoba para esa época, y entonces le pregunto si iba a ir al show y me decía que estaba jodido por el laburo…tengo compromisos, etc.…Bueno, nada, vuelvo después del show y me dice “Impresionante!”… y le digo “Que hiciste?” Y me cuenta
“Agarré, sábado al mediodía y me fui a comprar zapatillas, estaba en la casa de deportes ya me las había probado y cuando me dicen que valían doscientos mangos, dije…Doscientos mangos… me tomo un avión y llego” Sabes que dejó las zapatillas, se fue al aeroparque (Hernán lo cuenta emocionado), se tomó el avión, llegó justo para el show, obviamente después se volvió con unos que se enganchó porque no tenía ni un peso más… Y encima (sigue contando la historia del fanático)”mi vieja desesperada, porque yo le dije que me iba a comprar un par de zapatillas” ... y el chabón nunca volvió, después que terminó el show, a las doce de la noche llamó, y le dijo “Estoy en Córdoba” (risas) era un pibe de veinte años más o menos.

Ese es el sentimiento redondo...muy buena nota, mortal la de cuando le paso la almohada al indio jaja...