Dormir poco es malo para el corazón


Dormir apenas una hora más por día parece reducir el riesgo de desarrollar depósitos grasos en las arterias, que son precursores de la enfermedad cardíaca, informaron investigadores de Estados Unidos.

El hallazgo se suma a la creciente lista de consecuencias poco saludables de dormir muy poco, entre las que ya se encuentran el aumento de peso, la diabetes y la hipertensión.

"Hallamos que las personas que en promedio dormían más corrían menos riesgo de desarrollar nuevas calcificaciones en las arterias coronarias en cinco años", dijo Diane Lauderdale, del Centro Médico de la University of Chicago, cuyo estudio fue publicado en Journal of the American Medical Association.

"Fue sorpresivamente fuerte", añadió Lauderdale en una entrevista telefónica.

Los depósitos de calcio en las arterias coronarias son considerados un precursor de la enfermedad cardíaca futura. "Es un indicador muy temprano de riesgo futuro", señaló la experta.

A diferencia de otros estudios que observan los riesgos de dormir muy poco, que emplean las propias estimaciones de los pacientes sobre sus patrones de sueño, el equipo de Lauderdale midió los patrones de sueño actuales.

El equipo además evaluó la formación de calcio dentro de las arterias a través de tomografías computadas (TC), una al inicio del estudio y otra a los cinco años.

Después de tener en cuenta otras diferencias, como la edad, el género, la raza, la educación, el tabaquismo y el riesgo de apnea del sueño, los autores hallaron que la duración del sueño juega un rol importante en el desarrollo de la calcificación de las arterias coronarias.

Alrededor del 12 por ciento de las personas que participaron del estudio desarrollaron calcificación arterial durante los cinco años de seguimiento. Entre aquellos que dormían menos de cinco horas por noche, el 27 por ciento presentó la condición.

Esa cifra se redujo al 11 por ciento entre quienes dormían entre cinco y siete horas y al 6 por ciento entre quienes dormían más de siete horas por noche.

Lauderdale dijo que no está claro por qué se produjo esa diferencia en las personas que dormían menos, pero presentó algunas teorías.

Dado que la presión sanguínea suele caer durante el sueño, podría ser que las personas que duermen más tengan menor presión en un período de 24 horas.

O podría relacionarse con una reducción a la exposición a la hormona del estrés, el cortisol, que disminuye durante el sueño. Aunque también podría deberse a un proceso sin identificar. "Es algo misterioso", concluyó Lauderdale.

ASI QUE LES RECOMIENDO QUE DUERMAN PRONTO O SE QEDAN ASII

Dormir poco es malo

................