Son innumerables las profecías apocalípticas que se han hecho a lo largo de la historia, cada una cuenta con sus seguidores. Pero nada de esto, se puede comparar con la magnitud que tiene el fenómeno de 2012 y los preparativos para su llegada.

Hoy día gracias a Internet, las ideas circulan a gran velocidad, la sensación de que el 2012 marca un punto de cambio se ha extendido por todos los rincones del mundo. Nos podemos encontrar grupos de Facebook, páginas web, blogs y chats que están llenos de personas que se reúnen para discutir sobre los acontecimientos del 2012.

Algunos desgraciadamente, están empleando este tirón en Internet para lucrarse personalmente, y hay que llevar cuidado con esos sitios.

McClung es un firme creyente en la posibilidad de que una megatormenta solar alcance la Tierra en el 2012 y la deje en completa oscuridad, la meta de nuevo en la edad media. “Una de las más grandes tormentas geomagnéticas en la historia ocurrió en Carrington en 1859, y lo que sucedió entonces fue que acabó con la única red que teníamos en la época, que era el sistema telegráfico”, dijo. “Si algo como lo que sucedió en aquel año ocurre en el 2012, básicamente sumirá a Estados Unidos en el tercer mundo”.

McClung comentó que no tiene la pretensión de profetizar sobre lo que va a ocurrir el 21 de diciembre 2012, pero cree que somos demasiado dependientes de la electricidad, y que eso no es bueno, a esto se une las turbulencias económicas, y la tensión global, que ante una situación como la que se puede dar en el 2012 nos sumirían fácilmente en la III Guerra Mundial.


Aunque todavía no está al cien por cien, McClung planea ser completamente autosuficiente para el año 2012. Ha construido un invernadero para producir sus propios alimentos, tiene alimentos almacenados, el lugar que se ha construido esta preparado para funcionar con energía solar, se ha provisto de prendas resistentes a armas nucleares, biológicas y químicas, por si acaso.

McClung y su esposa trabajan en el campo de la medicina, y McClung dijo que él puede construir prácticamente cualquier cosa, que se ha dedicado a aprender un poco de todo, y que ha profundizado en los temas más importantes para que básicamente lo le falte de nada a el y a los suyos.

“Independientemente de cuáles sean sus creencias con respecto al 2012, es importante ser autosuficientes y estar preparados”, dijo. “Cuanta más gente sea autosuficiente, mejor será para la Tierra como un todo, si algo sucede, tendremos menos caos y podremos hacer frente con mayor facilidad a los problemas con los que nos enfrentemos.”

Susan Lepselter, profesor asistente del departamento de comunicación y cultura, dice que muchos racionalistas que “tienden a asumir que la gente que cree en estas ideas son idiotas” están equivocados, ella cree que en vez de burlarse de los creyentes, las personas deben mirar en lo que se cree y por qué.

“¿Qué es lo que espera?”, Dijo. “¿Por qué parece ser tan cierto que en este momento estemos tan cerca del final?”

Ella cree que algunas personas temen el cambio repentino, y que son conscientes de los grandes avances en el mundo, que no desean ver un posible final, que miran por lo tanto a otro lado, estar preparados no significa que algo tenga que suceder porque si, estar preparados es de ser seres racionales, no necesariamente tiene que suceder en el 2012, puede suceder en cualquier momento, estar preparados significa poder hacer frente a cualquier eventualidad no prevista.

Quetzil Castañeda, quien actualmente es investigador asociado en el departamento de antropología y un instructor en lenguas de las minorías y las culturas de América Latina, dijo que en un mundo en constante cambio, “algunos individuos se sienten incapacitados para vivir una vida digna en caso de un desastre”, es el caso del fenómeno del 2012, que podría ser realmente una metáfora en la que subyace la explosión de una guerra contra el terror.

“En última instancia, creo que es una manera de lavarse las manos y fruto de la ansiedad por sentirse sin esperanza,” dijo. “La prueba esta en que vivimos en una situación en que parecemos incapacitados para hacer frente a las actuales formas de las estructuras sociopolíticas y económicas que vivimos, todos critican pero nadie se mueve, espera que alguien hable por ellos, y nadie lo hace, ¿Sabrán estar a la altura de las circunstancias en caso de un caos?”

Pero, independientemente de su motivo para creer o no creer, Lepselter Survivalism afirma que “fue una parte importante de la vida en Estados Unidos la previsión durante mucho tiempo”, pero ” hoy no se valora mucho más”.

“Vivimos en una época en la que accedemos fácilmente a la comida pero ¿Qué ocurriría si los medios no se la facilitan? ¿Sabría usted sobrevivir? la histeria se apoderará de una gran mayoría de la gente”, dijo Lepselter.

Y yo les pregunto:

¿Están ustedes preparados?

¿Conocen lo básico para sobrevivir o se dejaran llevar por la histeria en caso de una catástrofe?

Con el fin de protegerse a sí mismo y a su familia, McClung ha transformado por completo su estilo de vida, y está preparando todo para el día del juicio final potencial.



Fuente: www.warianoz.com