Hoy 10 de Noviembre, se festeja en la Argentina el día de la tradición. ¿Vos sabes porque se festeja? Quizás que no sepas, pero también (menos posible) que sepas y te felicito.
¿Te preguntas por que este día? Porque un diez de Noviembre pero del año 1834 nacía en una chacra José Hernández, el creador del Martín Fierro, la Biblia gaucha, la mayor obra literaria de nuestro país. Este libro fue traducido a más de 70 idiomas, dentro de los cuales se encuentra traducido en inglés, italiano, portugués, vasco, serbio, croata, húngaro, alemán, rumano, guaraní, quichua, catalán, armenio, hebreo, ruso, esperanto, esloveno, griego, checoslovaco, calabrés, coreano, hindú, francés, árabe, lituano, sueco, japonés, gallego, idish, chino, eslovaco, polaco, ucraniano, braille, judeo-español, etc.

Dia de la Tradicion!

mate

Una gran pregunta que siempre me hago es porque conmemoramos muchas tradiciones extranjeras y no podemos recordar el día que se festejan todas las nuestra. El ejemplo más grande y más citado es el de Halloween (la verdad no voy a ponerme a discutir los orígenes de la fiesta, porque que una tradición no este dentro de la mía o sea muy loca para mi no me da el derecho de poder criticarla Tampoco voy a decir que no la festejen porque cada uno es libre de hacer lo que le guste), una fecha que por esas casualidades es muy cercana al día que recordamos nuestras costumbres. En la noche de brujas, mamas y papas van detrás de niños disfrazados de esqueletos, brujas, fantasmas, superhéroes, etc., y seguramente esos padres no se acuerdan ni por casualidad de que 10 días después de festeja el Día de la Tradición.

Ahora voy a hablar un poco de nuestras tradiciones y el ave y flor nacional:


EL MATE
El mate es una bebida típica de nuestra región. Muchos dirán que no es de Argentina pero para mi si, jajaja. Es una infusión (como el te), preparada con hojas de la planta yerba mate (Ilex paraguayensis) previamente secadas, cortadas y molidas. Es común que sea tomada en Argentina, Uruguay, en regiones de Brasil, Paraguay, Chile y SIRIA!!.
El termino mate deriva de la palabra quechua “mathi”, que significa vaso o recipiente hecho de calabaza para beber, y que se generalizó con el nombre de calabaza (fruto seco de la planta llamada usualmente porongo (chistes por la palabra, abstenerse jajaja)). Si alguna vez tomaron mate, se tuvieron que dar cuenta de que es estimulante, ¿Por qué? Porque al igual que el té, el café y el chocolate, tiene cafeína (sinónimo de mateína).
La infusión fue transmitida desde los guaraníes a los colonizadores españoles y orgullosos, luego de que estos últimos vencieran sus perjuicios instaurados por la religión.
Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida.
En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate provoca exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien y te hace pensar cuando estás solo.

Cuando llega alguien a tu casa, la primera frase es "hola" y la segunda "¿unos mates?".
Esto pasa en todos los hogares, ya sean ricos o pobres.
Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide.
Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.
Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate.
Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón...
Cuando conocés a alguien, lo invitás a compartir unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: "¿dulce o amargo?". El otro responde: "como tomes vos".
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas.
Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie. Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez unos mates solos. Pero debe haber sido un día importante para cada uno.
Por adentro hay revoluciones. El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena.
La charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y viceversa.
Es la sinceridad para decir: "¡basta, cambiá la yerba!".
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo. Es el cariño para preguntar, estúpidamente, "¿está caliente, no?".
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.
Ahora vos sabés: un mate no es sólo un mate...

tradicion

Gaucho Argentino
Aunque se la utilizó en todo el río de la Plata - y aún en Brasil - no existe absoluta certeza sobre el origen de la palabra gaucho.
Es probable que el vocablo quichua huachu (huérfano, vagabundo) haya sido transformado por los colonizadores españoles utilizándose para llamar gauchos a los vagabundos y guachos a los huérfanos.
También existe la hipótesis de que los criollos y mestizos comenzaron a pronunciar así (gaucho) la palabra chaucho, introducida por los españoles como una forma modificada del vocablo chaouch, que en árabe significa arreador de animales.
La denominación se aplicó generalmente al elemento criollo (hijos de españoles) o mestizo (hijos de españoles con indígenas), aunque sin sentido racial sino étnico ya que también fueron gauchos los hijos de los inmigrantes europeos, los negros y los mulatos que aceptaron su clase de vida. El ambiente del gaucho fue la llanura que se extiende desde la Patagonia hasta los confines orientales de Argentina, llegando hasta el Estado de Rio Grande del Sur, en Brasil (gaúcho). El proceso evolutivo del gaucho y el uso de esa palabra se desarrolló sin solución de continuidad. Distintos tipos de gaucho existieron en Argentina antes de 1810, es decir antes de ser conocidos con ese nombre. Peones de campo existieron desde que comenzaron a formarse las primeras estancias, aunque hayan sido pocas al principio. El tercer tipo - que luego se llamó gaucho alzado - existió en reducido número. Pero no fueron los primitivos peones ni los "fuera de la ley" quienes le dieron la característica suficientemente fuerte para llamar la atención. Es indudable que el tipo de gaucho que tuvo realmente fisonomía peculiar - el primero que fue llamado así - fue el gaucho nómada, no delincuente, que estuvo implícito en el gauderío oriental del s. XVIII. Este gaucho fue algo más que un simple vagabundo. Adquirió en la Argentina, a lo largo del s. XIX rasgos propios bien definidos. Y cuando se difundió suficientemente - es decir, a medida que fue creciendo la población rural - fue llamado gaucho, como también se había llamado al paisano oriental del s. XVIII. Hábiles jinetes y criadores de ganado, se caracterizaron por su destreza física, su altivez, su carácter rereservado.
Casi todas las faenas eran realizadas a caballo, animal que constituyó su mejor compañero y toda su riqueza. El lanzamiento del lazo, la doma y el rodeo de hacienda, las travesías, eran realizados por estos jinetes, que hacían del caballo su mejor instrumento; en el caballo criollo no sólo cumplía las faenas cotidianas sino que con él participó en las luchas por la independencia, inmortalizando su nombre con las centauras legiones de Güemes.
Fue el hombre de nuestro campo, principal escenario de su vida legendaria y real. De vida solitaria ya en grupos de tiendas, como las tribus nómades ya en racheríos aislados como en la pampa sureña.


Argentina


El Baile Nacional: El Pericón
En sus comienzos, esta tradicional danza, al igual que la Media Caña, fue una variante del cielito. Algunos autores afirman que esta variante, se bailó con la ayuda de un bastonero, el cual recibía el nombre de "pericón", ya que él era el encargado de dictar las figuras, a la voz de aura ("ahora". Es por esta razón que a la variante de la danza, se la llamó cielito apericonado. Con el transcurso del tiempo esta variante empezó a tomar importancia, distinguiéndose de aquella como danza independiente, adquiriendo el nombre de Pericón. En sus inicios, solo se realizaban cuatro figuras llamadas, por su orden, demanda o espejo, postrera o alegre, cadena y cielo, todas realizadas con el paso básico el cual comienza con el pie derecho. Posteriormente se fueron agregando nuevas figuras y elementos accesorios. El más conocido de estos agregados fue el "pabellón", donde las parejas, tomadas del brazo, forman un círculo y siguiendo el compás de la música, cada pareja, con las manos libres, extiende un pañuelo por encima de las cabezas, intercalándose los colores azul y blanco de la bandera nacional (Argentina y Uruguay). En el momento en que el bastonero lo dispone, grita con fervor patriótico, “viva la patria”, a lo que los demás bailarines responden: "Viva".

Marcedes Sosa

La flor nacional: El Ceibo
Según cuenta la leyenda la flor del ceibo nació cuando Anahí fue condenada a morir en la hoguera, después de un cruento combate entre su tribu y los guaraníes.
Por entre los árboles de la selva nativa corría Anahí. Conocía todos los rincones de la espesura, todos los pájaros que la poblaban, todas las flores. Amaba con pasión aquel suelo feraz, silvestre, que bañaban las aguas oscuras del río barroso. Y Anahí cantaba feliz en sus bosques, con una voz dulcísima, en tanto callaban los pájaros para escucharla. Subía al cielo la voz de la indiecita, y el rumor del río que iba a perderse en las islas hasta desembocar en el ancho estuario, la acompañaba. Nadie recordaba entonces que Anahí tenía un rostro poco agraciado, tanta era la belleza de su canto.
Pero un día resonó en la selva un rumor más violento que el del río, más poderoso que el de las cataratas que allá hacia el norte estremecían el aire. Retumbó en la espesura el ruido de las armas y hombres extraños de piel blanca remontaron las aguas y se internaron en la selva. La tribu de Anahí se defendió contra los invasores. Ella, junto a los suyos, luchó contra el más bravo.
Nadie hubiera sospechado tanta fiereza en su cuerpecito moreno, tan pequeño. Vio caer a sus seres queridos y esto le dio fuerzas para seguir luchando, para tratar de impedir que aquellos extranjeros se adueñaran de su selva, de sus pájaros, de su río.
Un día, en el momento en que Anahí se disponía a volver a su refugio, fue apresada por dos soldados enemigos. Inútiles fueron sus esfuerzos por librarse aunque era ágil. La llevaron al campamento y la ataron a un poste, para impedir que huyera. Pero Anahí, con maña natural, rompió sus ligaduras, y valiéndose de la oscuridad de la noche, logró dar muerte al centinela. Después intentó buscar un escondite entre sus árboles amados, pero no pudo llegar muy lejos. Sus enemigos la persiguieron y la pequeña Anahí volvió a caer en sus manos.
La juzgaron con severidad: Anahí, culpable de haber matado a un soldado, debía morir en la hoguera. Y la sentencia se cumplió. La indiecita fue atada a un árbol de anchas hojas y a sus pies apilaron leña, a la que dieron fuego. las llamas subieron rápidamente envolviendo el tronco del árbol y el frágil cuerpo de Anahí, que pareció también una roja llamarada.
Ante el asombro de los que contemplaban la escena, Anahí comenzó de pronto a cantar. Era como una invocación a su selva, a su tierra, a la que entregaba su corazón antes de morir. Su voz dulcísima estremeció a la noche, y la luz del nuevo día pareció responder a su llamado.
Con los primeros rayos del sol, se apagaron las llamas que envolvían Anahí. Entonces, los rudos soldados que la habían sentenciado quedaron mudos y paralizados. El cuerpo moreno de la indiecita se había transformado en un manojo de flores, rojas como las llamas que la envolvieron, hermosas como no había sido nunca la pequeña, maravillosas como su corazón apasionadamente enamorado de su tierra, adornando el árbol que la había sostenido.
Así nació el ceibo, la rara flor encarnada que ilumina los bosques de la mesopotamia argentina. La flor del ceibo que encarna el alma pura y altiva de una raza que ya no existe.
Fue declarada Flor Nacional Argentina, por Decreto N°138.974 del 2 de diciembre de 1942. Su color rojo escarlata es el símbolo de la fecundidad de nuestro país.

flor nacional

ave nacional

El ave nacional: El Hornero o Caserito
Es el ave nacional de la República Argentina. No se trata precisamente de un ave vistosa, como los pájaros que representan a la mayoría de los países .Pero tiene a cambio una gran cualidad: es un trabajador nato sabio previsor de los embates del tiempo. El hornero - o "casero" - es un verdadero artesano del barro, con el que llega a moldear una construcción tan sólida y formidable como posiblemente no exista en todo el reino de las aves. Es un ave de figura rechoncha, con patas angostas y largas, resistentes para caminar, ya que las caminatas son su fuerte. El pico es relativamente largo, angosto y punzante, levemente curvado. Es el cincel del artesano, sin embargo no parece un pico especial por su forma, diríamos, común. En realidad cada cosa que veamos de su aspecto físico tiene poco de especial, y es mas bien modesta.

El color es el del barro con el que asocia gran parte de su vida. No existe diferencia visible entre el macho y la hembra. Ambos trabajan a la par. Son un ejemplo de colaboración mutua. Por suerte un ave con estas nobles características y oriunda de nuestra tierra ha encontrado su lugar en parques y jardines de ciudades, para mostrar sus aptitudes a todos los ciudadanos que, en forma simbólica, le ha tocado representar.
El andar del "caserito" (Furnarius rufus, porque por modesto no deja de tener nombre científico) es típico: siempre al paso, balanceando rítmicamente la cabeza de adelante hacia atrás. Esto lo diferencia del zorzal que anda cerca pero a los saltos, y de la calandria que gusta emplear cortas carreritas para moverse. El hornero es muy confiado y en la busca de barro para amasar o de insectos y gusanos para alimentarse, suele arrimarse a las casas y aun a las personas que permanecen quietas.(Esto de ser confiado más de una vez le cuesta la vida, pues lo hace muy fácil de matar, encontrándose en peligro de extinguirse por esta causa) prefiere buscar alimento en las primeras horas de la mañana y luego de la media tarde. En especial después de las lluvias, pues los bichitos que viven bajo tierra salen a la superficie y el hornero aprovecha esta circunstancia para capturarlos.

Los horneros se mantienen en un mismo sitio a lo largo del año. Nunca demasiado lejos del lugar donde levantarán su casa, una especie de globo con una entrada ajustada a su propio cuerpo (para evitar visitas desagradables) y una cámara central donde se ubica el nido propiamente dicho. En primavera comienzan los preparativos para la crianza. La pareja se reconoce mutuamente con un despliegue en el que se enfrentan con las alas entreabiertas, vocalizando a dúo con el pico en dirección al cielo. La hembra pone de tres a cinco huevos que en 15 días mas se rompen para liberar a los pichones.

Tampoco es raro que tenga que enfrentar a otros pájaros que simpatizan con la sólida estructura de barro y pretendan usurparla. Entre estos últimos golondrinas, gorriones y jilgueros. Luego de la primera tanda de pichones, habrá otra antes de terminar la misma temporada. Si el nido está localizado en una posición muy favorable, sus dueños pueden volver a construir encima o al lado el año siguiente. En los montes del Chaco existe una segunda especie de hornero, de menor tamaño y con un copete al estilo de los cardenales. Se lo conoce como "hornero crestudo"; ambos tienen costumbres similares.
Es muy conocida entre la gente de campo la orientación que le día el hornero a su "casita de barro" dando la espalda a los puntos desde donde provienen las tormentas y vientos fuertes , los Gauchos según cuentan miraban la orientación del nido de hornero para darle la misma dirección a la puerta de su vivienda y así evitar daños en la misma

Cuenta una leyenda popular que...
Un joven indio guaraní, bravo cazador que habitaba en el bosque y estaba enamorado de una bella india de dulcísima y melodiosa voz.
La bella muchacha era la hija del cacique, y la tribu a la que pertenecía, exigía que el que la pretendiera debería superar una serie de actos de arrojo fijados de antemano y que demandaban virilidad y valentía.
Dichos actos consistían en vencer en dos carreras, una pedestre y otra de natación; luego, tendría que permanecer inmóvil, durante nueve días, dentro de un cuero cosido, alimentado solamente con líquidos.
El valeroso indio venció a todos los aspirantes y cumplió la segunda parte de la prueba. Pero, cuando fueron a liberarlo, después de los nueve días establecidos, sólo encontraron una pequeña ave de plumaje color ladrillo: el casero.
El pájaro levantó vuelo, se posó en un curupí y entonó su primer trino alborozado.
La hija del cacique, respondiendo al llamado del compañero, se transformó también en ave y voló hacia él para formar la yunta inseparable de caseros. Desde entonces elevan trinos en acción de gracias mirando al cielo.

Dia de la Tradicion!

Aunque el Rock no es obviamente argentino, tambien hay que destacar a los grandes interpretes que tenemos como Charly, Ataque 77, La Bersuit (ahora solo Cordera), Andres Calamaro, Los Piojos y muchos otros más
NO PODIA NO SUBIR ESTE VIDEO




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=nXflN41spso




PARA TERMINAR
Argentina tiene mil cosas nal, pero no podemos negar que tenemos mucha tradición, que no pude subir toda a este post.
Seremos creidos, arrogantes, ladrones, sin verguenzas... ante todo eso sigo diciendo que nuestro país es grande, que es el mejor (depende de donde lo veas). Para ser un mejor país nos debemos conocer a nosotros mismos y luego de eso podremos progresar. No pido hacer de nuestra fiesta de la tradicion algo comercial como el Halloween, sino que pido que se reconozco y recuerde los nuestro. Si llegas al final del post, te invito a colgar una bandera en la puerta de tu casa para reconocerte como argentino, y para que cuando alguien te pregunte ¿Por qué la bandera? Le pudes contestar por el día de la tradicion y hagas conocer esta fecha

Tres videos que me obligo a poner




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=JITPob1xK_4&feature=related





link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=fd44AcZjEtI&feature=related





link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=QH3LbRNT0FA&feature=related








mate
ESTOY MUY ORGULLOSO DE SER ARGENTO

Fuente:
www.wikipedia.com
Yo con mi cabeza
Alguan cosa de Facebook