Multiplicación de Plantas bulbosas


Se les llama Plantas Bulbosas a las especies que poseen alguno de los siguientes órganos subterráneos de reserva de nutrientes:Bulbos

Bulbos
Cormos
Túberos
Tubérculos, raíces tuberosas
Rizomas
Pseudobulbos
Tienes en 2 páginas cómo se reproducen la mayoría de especies de bulbosas.


Estas plantas se pueden multiplicar por semillas, troceando el rizoma, separando los bulbos, etc. Veremos a continuación todos los métodos.
Multiplicación por semilla

La reproducción por semilla en bulbosas se utiliza principalmente para obtener nuevas variedades y especies; a nivel de aficionado, muy poco.



raicesFoto de semillas
Por dos razones:
De semillas generalmente pasan de 3 a 5 años antes de ser capaz de florecer. Hay excepciones: las Dalias enanas, por ejemplo, se siembran a finales del invierno y florecen en el mismo año; las Freesias emplean de 6 a 12 meses para alcanzar la época de floración.

La descendencia es muy dispersa por la combinación de genes, no conservando en muchas ocasiones las buenas características de la planta madre. Por eso se recurre a la propagación vegetativa (esquejes, división, etc.), por medio de la cual se obtienen individuos idénticos a su progenitor.
Por lo general, la siembra de las especies bulbosas no suelen realizarse directamente en el terreno sino en recipientes de madera o plástico.

Es fundamental conseguir que la humedad se mantenga lo más constante posible. Para ello, se puede cubrir la superficie sembrada con una tela gruesa humedecida, un plástico o un cristal, que deberá retirarse una vez tenga lugar la germinación. La temperatura ideal oscíla entre 14 y 18 °C.



plantasSemillero

Cuando las plantas hayan crecido bastante para poder manipularlas se extraen del semillero y se trasplantan con la ayuda de una espátula, en un sustrato para macetas, manteniendo una distancia de 3-5 cm entre ellas y teniendo cuidado de no dañar las raíces o el tallo. A continuación, dependiendo de la especie de que se trate, pueden mantenerse en el invernadero durante algún tiempo o bien ser trasladadas a un vivero o al aire libre.
Bulbos
bulbos


Bulbo

Amaryllis
Azucena
Clivia
Galtonia
Crinum
Chionodoxa
Fritillaria
Hemerocalis


Hippeastrum
Iris
Jacinto
Leucojum
Muscari
Narciso
Nardo
Nerine

Scila
Tigridia
Tulipán
Vallota
Etc.

Los bulbos constan de un "disco basal" de cuyo ápice surge el tallo floral.

Se clasifican en tunicados y escamosos. Los tunicados tienen bases superpuestas de forma semejante a los de la cebolla; los escamosos presentan las bases imbricadas y de consistencia carnosa.

La multiplicación de bulbos y cormos se hace separando los bulbillos o hijuelos formados alrededor del bulbo original y plantándolos. Eso sí, la floración va perdiendo calidad de un año para otro, por lo que los bulbos se suelen comprar nuevos cada año.

tallos

Procedimiento:

Al terminar la floración, se cortan las flores pasadas y se dejan las hojas y tallos hasta que se sequen completamente. El tiempo que pasa desde que se acaba la floración hasta que se desentierran puede ser entre 1 y 2 meses, tiempo suficiente para que acumulen más reservas y se formen pequeños bulbillos adheridos al original.

Los bulbos se extraen, se lavan, se desinfectan con fungicida y se dejan secar a la sombra.

Se le recortan las raíces, se le quita la tierra que tenga pegada, se separan los posibles bulbillos hijos formados y se envuelven en papel de periódico para absorber la humedad y que no se pudran.

Finalmente, se meten en cajas de madera y almacenan en un lugar seco hasta la nueva plantación en recipientes en verano en vivero, donde se cultivan por uno o dos años hasta que alcanzan las dimensiones necesarias para la floración. Este método se usa para los Narcisos, Tulipanes, Jacintos y para la mayoría de las plantas bulbosas más pequeñas como el Muscari.

Los bulbos como Narcisos, Tulipanes y Crocus, deben conservarse secos. Otras bulbosas, como los Lirios o Begonias tuberosas, es preciso cubrirlos con turba algo húmeda para evitar que se sequen del todo.

Cormos
Bulbos


Cormo - Gladiolo

Acidanthera
Colchicum
Crocus
Freesia
Fresia


Gladiolo
Ixia
Sternbergia
Watsonia
Etc.
Los cormos son muy parecidos a los bulbos en lo que se refire a su aspecto externo.

A diferencia de los bulbos están recubiertos de hojas secas, no de escamas, porque los cormos agotan en cada ciclo vegetativo sus propias sustancias de reserva transformándose en discos secos, y se renuevan completamente.

Mientras que en los bulbos son hojas transformadas las que adoptan la función de reserva, en los cormos las hojas son delgadas y mucho más pequeñas y las sustancias de reserva de encuentran acumuladas en el tallo carnoso, de cuya base nacen las raíces. En la parte superior, protegidas por hojas modificadas, se encuentran una o dos yemas a partir de las cuales se formarán las nuevas plantas.

Los pequeños cormos o "bulbillos" que se producen en torno al bulbo madre son aptos para la reproducción después del engrose.

Se pueden sacar en otoño, cuando se arranca la planta. Se lavan los bulbos con algún fungicida, se dejan secar a la sombra y luego se guardan en serrín, turba, etc. en un lugar fresco y seco. Sembrar en primavera en una bandeja con compost para macetas. Pasarán dos años antes de que puedan florecer.

Túberos
raices


Túbero de Sinningia
Begonia
Caladium
Sinningia
Etc.

Se trata de tallos modificados para guardar sustancias alimenticias de reserva. Constan de una yema central y presentan forma circular plana, sin escamas.

Al contrario que los bulbos, los tuberos no emiten hijuelos que permitan la multiplicación por este método. Los tuberos se obtienen cultivando plantas a partir de semillas; cuando el ejemplar ha crecido (tras unos 9 meses), se le retiran las flores con objeto de que el tubero engrose.

Raíces tuberosas o tubérculos

plantas

Raíces tuberosas



Agapanto
Anémona
Aro
Begonia tuberosa

Colocasia
Ciclamen
Dalia
Ranúnculo
Etc.

Son raíces gruesas que almacenan sustancias de reserva, compuestas por varios elementos que pueden separarse y multiplicarse.

En el caso de raíces tuberosas, la multiplicación es cortando en trozos el tubérculo o por esquejes. Los mejores ejemplares se consiguen mediante esquejes, motivo por el cual no es recomendable utilizar sistemáticamente el método de reproducción por raíz tuberosa.

Rizomas
bulbos
Rizomas - Lirio
tallos
Cala
Caña de las Indias
Lirio (algunos Iris)
Lirio de los valles (Convallaria majalis)
Etc.

Son tallos que se desarrollan bajo tierra, normalmente en sentido horizontal. Presentan varias yemas que pueden ser troceados para la reproducción.
Los rizomas se desentierran y con un cuchillo o navaja se trocean en porciones, llevando cada una un brote con hojas. A cada trozo se le recortan las hojas con unas tijeras y se vuelve a plantar, apretando bien la tierra a su alrededor. Se pueden plantar de inmediato o dejar a la sombra algunos días, tras aplicarles fungicida.



Pseudobulbos
Bulbos

Pseudobulbo
Consisten en partes engrosadas y aéreas del tallo que presentan determinadas especies, como las orquídeas Cattleya.