Si las abejas desaparecen, también el hombre, dijo Einstein ¿o no?

Recientemente, en la película The Happening (El Incidente/El fin de los tiempos), el director M. Night Shyamalan, retomó una frase atribuida a Albert Einstein que dice “Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años de vida”.

Esta cita resulta de lo más interesante y aterradora en momentos como los que estamos viviendo hoy en el mundo. Es un hecho, las abejas están desapareciendo de diversas partes del mundo y nadie sabe bien por qué todavía. Pero tan importante como conocer la razón, es saber cuál sería el resultado.

¿Por qué el hombre sólo viviría 4 años, según la cita de Einstein? Porque sin abejas no existe la polinización, y sin polinización no hay reproducción en las plantas, sin plantas no hay alimentos para los animales vegetarianos, y para quienes se alimentan de ellos.

Nosotros estamos dentro de esa cadena alimentaria, y para comprender este ejemplo a la perfección, es clave conocer la importancia de la biodiversidad, o sea la variedad en los seres vivos. El ser humano viene haciendo desaparecer miles y miles de especies desde hace cientos de año. Talando bosques, cazando indiscriminadamente, cubriendo de ciudades y campos todo el mundo. Y por estas ciudades y sus industrias, hemos cambiado el clima y provocado un calentamiento global.

Que las abejas desaparezcan es sin duda consecuencia de esto, como también la desaparición de miles de especies que no las hizo famosas Einstein.

Pero, volviendo a la frase, que ningún entomólogo negará, ¿realmente la dijo Einstein? En Snopes realizaron una interesante investigación sobre el asunto, les voy a contar un poco sobre ella.

Allí dicen algo muy cierto, que si uno quiere que se preste atención a algo, no hay nada mejor que ponerlo en boca de alguien reconocido y respetado. Leer que si las abejas desaparecen, nosotros le seguiremos en 4 años, es sin duda aterrador, y si lo dijo Einstein, más todavía. Y si le agregamos, que las abejas están desapareciendo… es la mejor película de miedo (a pesar de Shyamalan).

Pero el asunto es que no hay ningún registro de que Einstein haya dicho tal frase. Investigadores especializados en citas de Einstein han buscado por todos lados, por sus libros, sus escritor, sus entrevistas, dichos, etc, y nada. Incluso realizaron una revisión en los medios gráficos desde 1955, año en que él falleció, y recién la frase comienza a aparecer en 1994.

Y lo hace en el contexto de una protesta en Bélgica que realizaron los cuidadores de los panales de abejas. La frase se distribuía en un panfleto de la unión de apicultores. Ellos decían que si los forzaban a salir del negocio, por culpa de precios bajos de la miel importada, entonces junto con ellos desaparecerían las abejas, y si ellas desaparecían, también lo haría el hombre.

Las razones que daban es que el 85 por ciento de las plantas europeas dependen de las abejas para reproducirse. Será una reacción en cadena, decían. Y tenían razón.

Lo que era falso de su discurso era la atribución a Einstein de semejante dicho. Ahora esa frase ha circulado por todos los medios del mundo desde hace años, y más desde que el año pasado comenzasen a desaparecer las abejas, y ahora más con la película del señor Shyamalan.

Si las abejas desaparecen, también el hombre, dijo Einstein

Alemania acaba de prohibir la comercialización de ocho plaguicidas por causar la muerte masiva de abejas. La Oficina Federal de Protección de los Consumidores y Seguridad Alimentaria (BVL) ha suspendido el registro de estos productos usados en el tratamiento de semillas de cultivos como el aceite de colza o el maíz dulce.

El periódico británico 'The Guardian' informaba hace unos días de esta cuestión: según la "Asociación de Apicultores de Alemania" dos terceras partes de las abejas de la región de Baden-Württemberg murieron a principios de mayo tras la aplicación de un pesticida llamado clothianidin. Por otro lado el 99% de las abejas muertas analizadas en un estudio científico presentaban acumulación de este producto químico. En Europa el clothianidin es comercializado por la empresa 'Bayer Cropscience' con el nombre comercial Poncho. Portavoces de Bayer han alegado que la causa de la muerte de las abejas, se debe a un error, que presumen inusual, en la aplicación de estos plaguicidas.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) califica estos productos como altamente tóxicos para las abejas. No es la primera vez que Bayer, uno de los líderes mundiales en fabricación de plaguicidas, es culpada por la mortandad de abejas. En Francia, en 1999, fue prohibido su uso en semillas de girasol después de que su aplicación provocara la muerte masiva de abejas, y en 2004 se prohibió su aplicación en maíz dulce. Hace unos meses las autoridades francesas rechazaron la solicitud de Bayer para que se permitiera de nuevo el uso de clothianidin.

No sólo en Alemania y Francia están desapareciendo, las abejas están amenazadas en todo el mundo. Es inquietante saber que las colmenas están quedando vacías, sobre todo si se tiene en cuenta que el 80% de las especies de plantas con flores dependen de las abejas para ser polinizadas y que por tanto son el sostén de los ecosistemas. Sin polinización no hay frutos, ni legumbres, ni hortalizas, ni vegetales... Su desvanecimiento está provocando pérdidas no sólo económicas sino también de biodiversidad y una hipotética desaparición de estos insectos sería una catástrofe.

¿Por qué? Las abejas desempeñan un papel fundamental en el medio ambiente, contribuyen al equilibrio ecológico a través de la polinización, y su presencia es muy importante para la preservación de una gran cantidad de plantas, además de aumentar considerablemente la producción de la mayor parte de los cultivos agrícolas.

El desvanecimiento de las abejas está provocando pérdidas no sólo económicas sino también de biodiversidad y una hipotética desaparición de estos insectos sería una catástrofe.

La supuesta frase de Albert Einstein: "Si las abejas comenzaran a desaparecer, a la humanidad le quedaría pocos años de vida" ha inspirado, incluso, el guión de la nueva película de M.Night Shyamalan titulada 'El incidente'.

En Estados Unidos, donde en algunos estados ha desaparecido hasta el 70% de las poblaciones de estos insectos, llaman a este fenómeno el "síndrome del despoblamiento masivo o del colapso de la colonia" y ya han puesto en marcha un programa de emergencia para combatirlo: el "Colony Collapse Disorder Action Plan".

¿A qué se debe la desaparición masiva de abejas? Según la EPA, se debe a una confluencia de factores: la acción de un parásito llamado 'varroa mite'; nuevas enfermedades como el virus llamado 'Israeli Acute Paralysis virus' (IAPV); el uso de pesticidas y plaguicidas aplicado a los cultivos agrícolas o incluso mayor estrés inmunológico debido a una combinación de todos estos factores.

Un equipo de investigación español el Centro Regional Apícola de Marchamalo, en Guadalajara, que depende de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, ha detectado recientemente al parásito 'Nosema ceranae' como causa fundamental del síndrome de despoblamiento masivo. Se trata de un parásito de origen asiático que no sólo está incidiendo en la despoblación, sino también en el descenso de la producción de las colmenas.

En el 'Programa Nacional de Medidas de Ayuda a la Apicultura 2008-2010', del Ministerio de Agricultura, se establece la mortalidad de abejas en España en un 25% (con picos de hasta el 40%) debido a múltiples y complejas causas, que además de las mencionadas, apuntan a los incendios que han arrasado numerosas regiones de nuestro país y a factores climatológicos adversos, como las sequías de los últimos años, que han modificado los calendarios de floración de nuestras plantas. Este programa establece las líneas de investigación y acción para lograr un establecimiento y recuperación de las poblaciones de abejas en España.

Por parte de los ciudadanos en general, son recomendables varias cuestiones como comprar miel de producción local, para reforzar este sector productivo; cultivar flores y plantas autóctonas en tu jardín o balcón para atraer a las abejas; o incluso ¿por qué no? hacerse apicultor. A los agricultores se les recomienda que no utilicen el tipo de plaguicidas (nicotinoides) que afectan a las abejas.
Einstein
solidaridad
abejas
fin del mundo
miel

ALBERT DEBERIA ESTAR VIVO PARA PODER AYUDAR A SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA
Urgencia Mundial


LARGA VIDA A LAS ABEJAS TARINGUEROS

Si las abejas desaparecen, también el hombre, dijo Einstein