Vida dedicada al delito

Fuentes policiales indicaron que Merlo a quien según versiones de los vecinos llamaban "Sopapita" porque "era flaco tenía la cabeza negra y chupaba" era un peligroso delincuente adicto a la cocaína que habría cometido varios homicidios entre ellos dos de policías en su corta carrera delictiva que comenzó cuando tenía 14 años.
El malviviente comandaba una peligrosa organización que tenían a maltraer a los comerciantes de la zona con sus robos conocida como "la banda de los paraguayos".

"Sopapita" era el jefe de las bandas de la villa El Mercado, en Caseros, donde vivió toda su breve vida. Tenía 22 años cuando entró en la casa del quiosquero Pedro Ruiz, creyendo que el hombre vendía cocaína. Pero el golpe le salió mal y fue su fin.

Una vida con el dedo en el gatillo

Cada vez que cometía un hecho delictivo Merlo se refugiaba en la villa El Mercado un sector de cuatro a seis manzanas pobladas por "ratoneras" (precarias casillas en las que se calcula pueden llegar a vivir hasta diez personas) y que hace mucho tiempo había sido destinado en Tres de Febrero para parquización.
El lugar está enclavado en medio de un área de casas modestas de Villa Pineral vecino al viejo Mercado Frutihortícola de Caseros.
Casas bajas con su revoque a medio terminar muchas ventanas con rejas y veredas angostas caracterizan al barrio.
La existencia del barrio "Fuerte Apache" en Ciudadela; del complejo Carlos Gardel en el partido de Morón sobre los fondos del hospital Posadas y del barrio El Mercado en Villa Pineral han constituido a esa zona en un verdadero "triángulo de las Bermudas".
"De noche se escuchan tiros y cada vez que muere un delincuente en la villa El Mercado donde habitualmente se refugian lo homenajean a los tiros" dijo una vecina que por temor pidió no ser identificada.


El viernes 10 de mayo de 1996 Néstor "Sopapita" Merlo cometió un "error" que le costó la vida: entró a robar en el negocio de un vecino suyo, que lo mató a mazazos. En cambio José "El Loco Jerry" Sotelo no cometió jamás un error semejante. Es más: sus vecinos de la villa Carlos Gardel lo llamaban, con cierto respeto, "El Justiciero", porque nunca les quitó nada.

Insólito funeral en la inexpugnable Villa Pineral

Los restos del temible delincuente Néstor Merlo alias "Sopapita" asesinado anteayer a mazazos por un quiosquero al que había asaltado fueron inhumados luego de ser despedidos con salvas de balazos de sus amigos y vecinos de la villa El Mercado en el partido de Tres de Febrero
El entierro de Merlo se efectuó a las 13.30 en el sector privado del cementerio de la localidad bonaerense de Pablo Podestá ubicada en el oeste bonaerense ante la presencia de unas cien personas.
Los restos del malviviente fueron sepultados una hora después de los de su novia María Silva conocida como "Fanny" en el mismo sector de indigentes de la necrópolis.
Merlo y Silva ambos de unos 20 años tal como informó La Nación en su edición anterior fueron asesinados ayer a mazazos por el quiosquero boliviano Pedro Ruiz quien los atacó con una maza de albañil de dos kilos cuando estaban a punto de huir de su casa ubicada en Mendoza 57 de la localidad bonaerense de Villa Pineral donde habían entrado a robar armados con un revólver y una pistola.
Antes del entierro que contó con la presencia de más de 100 personas entre familiares y amigos de ambos numerosos habitantes de la villa El Mercado y cómplices de "Sopapita" velaron su cadáver y luego lo despidieron con casi un centenar de disparos al aire.
A pesar de que entre los presentes estaban el jefe de la villa y varios presuntos integrantes de la barra brava del club Estudiantes de Buenos Aires cuya cancha queda en Caseros durante el entierro de ambos delincuentes no se produjeron incidentes de ningún tipo.
La muerte del peligroso delincuente considerado por la policía como el "enemigo público número uno" en el partido de Tres de Febrero ocurrió anteayer alrededor de las 6 cuando el quiosquero Ruiz advirtió que "Sopapita" quien había ingresado en su negocio para robar amenazaba a una de sus hijas con un revólver

Protección policial

Un mediodia cuando los medios de prensa se presentaron a cubrir la noticia varios villeros amigos de "Sopapita" dispararon contra la casa del quiosquero e hirieron de un balazo al periodista Enrique Sdrech del noticiero que se emite por Canal 13.
Sdrech fue dado de alta ayer en el hospital Posadas de Haedo a donde fue trasladado por otros periodistas entre ellos los cronistas Paula García de Radio Continental y Nicolás Avellaneda de Radio América y donde los médicos lo sometieron a una operación quirúrgica menor para curarlo de la herida que le afectó su codo izquierdo.
el tristemente celebre sopapita merlo
La esposa y los hijos del quiosquero debieron ser protegidos por varios policías para dejar su vivienda de la que no querían salir por temor a sufrir represalias de los compinches de las víctimas y por miedo a que incendiaran el inmueble.
En tanto Ruiz se encuentra a disposición del juez en lo criminal y correccional de San Martín Carlos Garibaldi.

El Suicidio


Un adolescente de 15 años, hijo de Néstor Daniel "Sopapita" Merlo, un conocido delincuente que fue asesinado en 1996 por un comerciante boliviano al que había intentado asaltar, se quitó la vida esta madrugada de un balazo en la cabeza, luego de una fuerte discusión con su madre.

A si fue que se Suicido el Hijo de "Sopapita" Merlo.

Según informaron esta mañana fuentes policiales, el trágico hecho tuvo lugar en los primeros minutos de la madrugada de hoy en el interior de una vivienda ubicada en las calles Trenque Lauquen entre Bolivia y Perú, de Villa Pineral, en el Gran Buenos Aires.

En esa misma zona se había hecho famosa la banda liderada por "Sopapita" Merlo, acusada de numerosos asaltos y de homicidios.

De acuerdo con la información que trascendió esta mañana, el menor de 15 años mantuvo una "fuerte discusión" con su madre, por lo cual, minutos más tarde y frente a su abuela, se efectuó un disparo en la cabeza que le provocó la muerte de manera instantánea.