historias de terror reales

RESEN POR MI
Era un señor llamado Alejandro que se caso con su novia llamada Maria después de haberse casado tuvieron 2 hijos uno llamado Alejandro igual que el y la niña que era mas grande se llamaba nany. El era de escasos recursos económicos pero después de tanto buscar trabajo lo contrataron en PEMEX el era el intendente pero después de mucho tiempo paso a ser trabajador de la planta. Pasaron varios años y Alejandro paso a ser jefe sus compañeros de trabajo propusieron que para celebrar el nuevo puesto de Alejandro irían a un balneario.estuvieron hay 1 fin de semana con su esposa hijos y amigos con sus familias, de ida se fueron en un urbano de primera. Cuando llegaron la pasaron de maravilla .el domingo ya por la tarde Alejandro se encargo de pedir el mismi urbano en el que habían llegado, le dijeron que si que llegaban como en 1 hora estuvieron esperando 3 horas y Alejandro muy enojado volvió a llamr nadie le contesto y hasta que por fin llego el camión pero no era el que el había pedido pero de todas formas se fueron en el ya que todos estaban cansados y ya querían llegar a sus hogares. Cunado estaban a medio camino todos Iván dormidos pero Alejandro se despertó porque sintió que el camión iba mas rápido de lo normal cuando se acerco a preguntarle al chofer porque la velocidad tan alta el chofer estaba blanco y no tenia en mano el volante el le pregunto que porque lo había soltado el chofer asustado le dijo que era porque los frenos no respondían y en menos de 10 minutos el camión se fue por un barranco todos murieron menos Alejandro ya que era por la posición en la que iba. Alejamos quedo inconciente por 2 días ya que se dio un golpe muy fuerte en la cabeza. Cuando recupero la conciencia lo llevaron a donde estaban velando a su esposa e hijos cuando los vio en esos ataúd se volvió a desmayar de la impresión volvió en si y después de 1 día los fue a enterrar al panteón pero no les rezo. Pasaron varios días y los trabajadores del panteón comenzaron a decir que veían a una niña caminado sola y diciendo "recen por mí" muchas veces, también varios conductores veían a una niña y por tratar de esquivarla chocaban contra la barda del panteón pero cuando querían ver si estaba bien la niña ya no estaba. Le dijeron a Alejandro lo sucedido y le recomendaron que rezara por ella. fue al panteón y le rezo, después ya nadie volvió a ver a esa niña jamás. historias de terror reales
La leyenda del extraño crimen
Hasta no hace mucho tiempo, justo antes de construir la Avenida de la Real Fábrica de Sedas o Ronda Sur de Talavera, existían las ruinas de un viejo caserón en la zona de Entre torres. Este caserón fue utilizado durante la posguerra y hasta bien entrados los años cincuenta como prostíbulo. La casa era regida por un hombre llamado Carlos el cual iba siempre vestido de blanco. Llevaba un sombrero de ala ancha y corbatas de lo más extravagantes. A pesar de que todo el mundo conocía la dedicación de ese lugar, Carlos era un hombre bien acogido por la sociedad, y sus negocios si bien no estaban bien vistos, se toleraban por parte de las autoridades. Al parecer una noche de 1951, una de las prostitutas que ejercían su labor en la casa apareció muerta en su cama con una puñalada en el vientre. La policía y la Guardia Civil, después de realizar sus investigaciones concluyeron en que se trataba de un hecho muy extraño. Nadie oyó los gritos de la mujer mientras era asesinada. En sus manos había heridas producidas por la hoja de un cuchillo y todo aparentaba como si hubiera sido ella misma la que se lo hubiera clavado. Los análisis forenses determinaron un suicidio y algo más: la prostituta estaba embarazada. Dos años después todo parecía haberse olvidado, aunque la habitación donde murió la joven no volvió a ser utilizada. Carlos, el amo del local, mandó cerrar con llave la habitación y nadie entró allí durante varios meses. En verano de 1953, una mujer de unos 30 años llegó al prostíbulo. Como aquella noche de mercado, todo estaba lleno, Carlos no tuvo más remedio que alojarla en la habitación de la pobre prostituta muerta dos años antes. Cuando abrieron la puerta la sorpresa y el pánico aterrorizaron a ambas personas. En las paredes alguien había dibujado caras con terribles lamentos, también había cruces y animales como lechuzas, gatos y ratones. Carlos alojó a la nueva mujer junto con una compañera y a la mañana siguiente mandó pintar el cuarto. Sin embargo y a pesar de su esfuerzo, las caras de lamento volvían a aparecer una y otra vez en la pared. Carlos empapeló el cuarto, pero una súbita humedad hacía que los lienzos se cayeran y brotaran de nuevo las terribles imágenes. La voz se empezó a correr por la ciudad y un mal día Carlos tuvo que cerrar su negocio y se marchó de Talavera. Desde entonces la casa permaneció en ruinas hasta aproximadamente 1994 en la que fue derrumbada para hacer una avenida. Existe una película en super8 en la que se reflejan las horribles caras de pena que se suponen son de aquella mujer que se clavó un puñal desesperada por algo que nunca sabremos realmente... historias
LAS LOCAS
Seny ya iba a cumplir 17años, su enfermedad era mas fuerte que antes y la esquizofrenia ya le era insoportable. La chica ingreso al hospital de apenas14 años, su madrastra la había internando argumentando locura. Debido a su estado psicológico era muy precoz y de inmediato se fijo es el guardia del hospital quien también puso sus ojos en la niña. Katya la enfermera le había tomado un odio muy especial a la chica,¿especial porque? porque nadie sabia por que pero todos se daban cuenta, en especial Maria, compañera de Seny. Paso el tiempo y la enfermera quería trasladar a la joven a otro hospital alegando que era agresiva y podía hacer daño a las internas, aceptaron, se la llevo pero al poco tiempo regreso con ella, la muchacha estaba mas flaca, se quejaba de unos fuertes dolores en el vientre y oía voces: un bebe, según ella no paraba de llorar todo el día. Solo dejaba de oír las voces cuando la sedaban, pero Katya no le daba pastilla alguna. una noche, una sombra se veía cruzando el patio hacia los dormitorios, era el guardia; se metió al cuarto de Seny, saco a Maria e intento tomar a la chica a la fuerza, ella comenzó a gritar, Maria no entendía lo que estaba pasando y corrió a hablarle a la enfermera que se apresuro a sacar al hombre y le dijo: -de mi cuenta corre que te despidan infeliz y cuidadito con abrir la boca porque en esto estas mas metido tu que yo- jalo a Seny del brazo y se la llevó con dirección al cuarto blanco, una especie de cuarto de castigo forrado totalmente de espenja blanco que a la chica le daba terror, ya que en el silencio del cuarto la voces se oían mas fuertes y no las soportaba. -no dejes que me lleve, Maria ayúdame, tengo mucho miedo- -toma mi oso, cuando tengas miedo apriétalo y se te quitara- llegaron al cuarto y la enfermera arrojo la muchacha adentro; ya en el silencio las voces se oían cada vez mas fuertes, afuera ni un solo ruido, Katya abrió la puerta pero la cerro de inmediato, dio media vuelta y se topo con Maria quien le pregunto por su compañera a la que esta respondió: -no te preocupes ya no puede sufrir- A la mañana siguiente entraron a sacar a Seny, pero sorpresa, la chica estaba muerta, se había tomado una gran cantidad de pastillas lo que hacia quedar su muerte como un suicidio. Todos olvidaron el incidente, menos Maria que no aceptaba la muerte de su mejor amiga, y se preguntaba una y otra vez de donde había sacado SEny tantas pastillas si la enfermera no le daba ninguna y esa noche nadie había estado con ella excepto, ¡Katia! Real
Cronica real:
Javier Benavides, campesino, 52 años. Tirado en una cama del Hospital Departamental de Pasto, lleno de dolor y de esquirlas, conversa con el periodista Leonardo Castro. Es poco lo que Benavides ve de Castro: una mina que el había prometido desactivar en su vereda le reventó el cuerpo. De su cara queda muy poco; de su hijo Liben, 12 años, todavía menos. "No podía ver lo que estaba pasando, solo escuchaba el llanto de mis niños. Con mucho esfuerzo pude alcanzar a Liben, que no tenía sus piernas y quedó con el pecho abierto, pero sé que logré llegar donde unos vecinos. Él solo me decía: 'abrázame papá, no me dejes'". Liben lo dejó. Y dejó a otros ocho hermanos que verán de por vida a un padre que no los podrá ver jamás. A Javier, como a Liben, una mina le abrió el pecho y le arrancó el corazón. miedo
La llorona
Quienes le han visto dicen que es una mujer revuelta y enlodada, ojos rojizos, vestidos sucios y deshilachados. Lleva entre sus brazos un bultico como de niño recién nacido. No hace mal a la gente, pero causan terror sus quejas y alaridos gritando a su hijo. Las apariciones se verifican en lugares solitarios, desde las ocho de la noche, hasta las cinco de la mañana. Sus sitios preferidos son las quebradas, lagunas y charcos profundos, donde se oye el chapaleo y los ayes lastimeros. Se les aparece a los hombres infieles, a los perversos, a los borrachos, a los jugadores y en fin, a todo ser que ande urdiendo maldades. Dice la tradición que la llorona reclama de las personas ayuda para cargar al niño; al recibirlo se libra del castigo convirtiéndose en la llorona la persona que lo ha recibido. Otras eversiones dicen que es el espíritu de una mujer que mató por celos a la mamá y prendió fuego a la casa con su progenitora dentro, recibiendo de ésta, en el momento de agonizar la maldición que la condenara: "Andarás sin Dios y sin santa María, persiguiendo a los hombres por los caminos del llano". Durante la guerra civil, se estableció en la Villa de las Palmas o Purificación, un Comando General, donde concentraban gentes de distintas partes del país. Uno de sus capitanes, de conducta poco recomendable y que encontraba en la guerra una aventura divertida para desahogar su pasado luctuoso de asalto y crimen, se instaló con su esposa en esta villa, que al poco tiempo abandonó para seguir en la lucha. Su afligida y abandonada mujer se dedicó a la modistería para no morir de hambre mientras su marido volvía y terminaba la guerra. Al correr del tiempo las gentes hicieron circular la noticia de la muerte del capitán y la pobre señora guardó luto riguroso hasta que se le presentó un soldado que formaba parte del batallón de reclutas que venían de la capital hacia el sur, pero que por circunstancias especiales, debía demorar en aquella localidad algunas semanas. La viuda convencida de las aseveraciones sobre la muerte de su marido, creyó encontrar en aquel nuevo amor un lenitivo para su pena, aceptó al joven e intimó con él. Los días de locura pasional pasaron veloces y nuevamente la costurera quedó saboreando el abandono, la soledad, la pobreza y sorbiéndose las lágrimas por la ausencia de su amado. Aquella aventurera dejó huellas imborrables en la atribulada mujer, porque a los pocos días sintió palpitar en sus entrañas el fruto de su amor. El tiempo transcurría sin tener noticias de su amado. La añoranza se tornaba tierna al comprobar que se cumplían las nueve lunas de su gestación. Un batallón de combatientes regresaba del sur el mismo día que la costurera daba a luz un niño flacuchento y pálido. Aquel cartucho silencioso y pobre se alegró con el llanto del pequeñín. Al atardecer de aquel mismo día, llegó corriendo a su casa una vecina amiga, a informarle que su esposo el capitán, no había muerto, porque sin temor a equivocarse, lo acababa de ver entre el cuerpo de tropa que arribaba al campamento. En tan importuno momento, esa noticia era como para desfallecer, no por el caso que pocas horas antes había soportado, como por el agotamiento físico en que se encontraba. Miles de pensamientos fluían a su mente febril. Se levanto decidida de su cama. Se colocó un ropón deshilachado, sobre sus hombros, cogió al recién nacido, lo abrigó bien, le agarró fuertemente contra su pecho creyendo que se lo arrebatarían y sin cerrar la puerta abandonó la choza, corriendo con dificultad. Se encaminó por el sendero oscuro bordeado de arbusto y protegida por el manto negro de la noche. Gruesas gotas de lluvia empezaron a caer, seguía corriendo, los nubarrones eran más densos, la tempestad se desato con más furia. La luz de los relámpagos le iluminaba el camino. La naturaleza sacudía con estertores de muerte. La demente lloraba. Los arroyos crecieron, se desbordaron. Al terminar la vereda encontró el primer riachuelo, pero ya la mujer no veía. Penetró a la corriente impetuosa que la arrolló rápidamente. Las aguas bramaron. En sus estrepitosos rugidos parecía percibirse el lamento de una mujer. terror
La Puerta Maldita
Un día en una mañana como alas 7:00 A.M. escuche a mi gatita maullar siempre que se quería meter maullaba y la metíamos pero bueno, entonces me desperté fui al baño y escuche a mi gata maullar baje de pronto por las escaleras en eso me di cuenta de que la puerta estaba cerrada, en eso tome las llaves y las metí, la gire y la abrí estaba lloviendo, no era una lluvia tan fuerte sino tranquila no estaba chispeando, sino estaba tranquila, en eso siempre que maullaba estaba enfrente de la puerta pero ahora no estaba. Empecé a llamarla -!kiry!- gritaba y seguía gritando asta que en eso se estaba cerrando la puerta y cuando se cerro escuche el sonido de las llaves como si quisieran enserarme con llave y dejarme afuera, estaba en shock rápidamente racioné estaba llorando abrí la puerta inmediatamente antes de me dejaran afuera, entre, asustada, llorando, y cerré la puerta con llave. Fui inmediatamente para arriba y solo estaba mi papa despierto y estaba viendo la televisión, le pregunte si el me encerró y me dijo que no que el estaba arriba, en eso fui a mí cuarto y me puse a pensar lo extraño que fue. Ese mismo día mi papa estaba despierto en la noche, yo ya estaba dormida eran como las 12:23 P.M. y dice que vio una sombra el no dijo nada pero mi mama lo vio así con los ojos abiertos y le pregunto que le pasaba y dijo que vio algo en la pared como una sombra desde ese entonces me da pavor recordar esta historia igual que me da pavor abrirle ala gatita en la mañana. historias de terror reales
La mano invisible
Esta historia le ocurrió a una chica de unos dieciocho años que, según me confesó, apenas tuvo miedo. Y la admiro, pero yo sé que aquella no fue su única historia. Llamémosla Lorena. Alguna vez, en la familia de Lorena ya había ocurrido que a sus hermanas les habían acariciado el pelo, la espalda o incluso empujado... La noche en que le ocurrió a Lorena este breve episodio dormía sola. Compartía habitación con su hermana pequeña, pero ella no estaba. Se abrazó a la almohada, dejándose llevar por el sueño estirada y con el rostro hacia el techo. La almohada estaba agarrada por su brazo izquierdo, y allí permaneció todo el tiempo. Cuando ya estaba empezando a dormirse ocurrió: Un golpe seco debajo de su ombligo y encima de su pubis la despertó de golpe. Casi se levantó pero no lo hizo, tan solo permaneció quieta mirando a su alrededor y analizándolo todo: la almohada no había sido, seguía abrazada a su izquierda... estaba sola, nadie había tenido tiempo de entrar, pegarle y luego salir... Pensó y recordó otro episodio, cuando un fin de semana se había marchado con unos amigos a celebrar un weekend en una casa de Icona en mitad de una montaña de Ayora. Todos iban a ponerse hasta arriba de tripis, pero ella no lo hizo. Tenía el suyo, pero no lo tomó, simplemente lo guardó. La casa tenía apenas dos habitaciones: donde se dormía -un amplio cuarto donde había tirado en el suelo un colchón de matrimonio y una litera de madera-, y el salón, donde se pensaban correr la juerga. Menos una pareja que se marchó a la habitación, el resto permaneció en el salón tomando tripis, fumando porros y bebiendo alcohol. La fiesta no acabaría hasta el día siguiente. Lorena, por algún extraño motivo, no hizo nada de eso, y decidió irse a dormir. No era cómodo tumbarse allí con aquella pareja que -si bien no estaban haciendo nada- sí buscarían algo de intimidad, pero por algún motivo que ni ella sabía, Lorena decidió tumbarse en una esquina de la litera, con el cuerpo pegado a la madera, los brazos flexionados en dirección hacia su cabeza, sin apenas un sólo hueco por el que alguien pudiera hacer lo que hizo: tocarle el pecho. No recordaba si era el izquierdo o el derecho cuando me lo contó, pero sí recordaba la sensación de pánico que sintió. Algo había tocado su pecho como si lo amasara, y no había espacio entre sus brazos para conseguir tal hazaña. También en aquella ocasión, tras sentir un escalofrío en la espalda y notar cómo abría desmesuradamente los ojos por el miedo, analizó la situación. La pareja seguía tumbada en su rincón, y no había nadie más. Su determinación fue más que sorprendente. Se dijo: si tengo que sufrir alucinaciones, al menos que sea con un tripi en el cuerpo. Curiosamente, el resto de la noche no le ocurrió nada más. Se comió su tripi, bebió alcohol y se rió con el resto de su grupo. historias
El hombre de negro
Y como siempre, allí estábamos los de siempre, haciendo lo de siempre. Sentados en la oscuridad, alejados de todo aquel que solo quería imponernos algo. Todos hablábamos, reí amos, bebíamos y todas esas cosas que haces con los amigos. Cuando mejor lo pasábamos, Carol, mi mejor amiga empezó a llorar mientras gritaba que en el fondo en la oscuridad había alguien que vestía de negro y estaba tan pálido (o al menos eso vio) que parecía un muerto. Todos comenzamos a reírnos y le dijimos que dejara de beber. Ella insistió. Dos de los chicos que estaban con nosotras se ofrecieron a acompañarla hasta el sitio para que se convenciera de que allí no había nada ni nadie. Al final fuimos todos. Llegamos, miramos por todas partes y, como habíamos pensado, no había nada; mejor dicho, nadie. A Carolina se le pasó el susto, volvimos a crear el ambiente que teníamos cuando vi algo: era ese hombre, el de negro. Me entro tal miedo que comencé a gritar. Los chicos pusieron cara de mosqueo y nos empezaron a decir que la broma habi a estado muy bien pero que paráramos, que se estaba haciendo pesada. Nosotras no dejábamos de decir que aquello no era una broma, que habíamos visto a aquel hombre o lo que fuese. Después de un rato decidimos quedarnos allí un poco más, pero esta vez cambiamos los sitios. Cuando más a gusto estábamos, uno de los chicos, Juan, le dijo a otro que mirase al fondo. Este se levanto y dijo gritando ¡¡¡¡CORRED!!!! No tuve tiempo a girarme y mirar, pero se lo que vieron. ¡¡¡SI!!! Se que habíamos bebido, y también se que cuando se bebe se puede llegar a ver cosas que en realidad no están pasando pero en este caso lo vimos cuatro personas. No volvimos a aquel sitio nunca mas. Real
El cementerio
Nunca habi a creído en los espíritus hasta que, hace un par de meses, fui por la noche con mis amigos al cementerio. Al llegar, nos pusimos a jugar al escondite y me toco pagarla a mí. Cuando acabe de contar escuche un ruido en la zona de los nichos mas viejos y fui hacia allí esperando pillar a alguien. Pero no fue así. Al principio no veia nada, aunque poco a poco me fui acostumbrando a la oscuridad, y entonces le vi. Era un crió pequeño que parecía estar muy triste. Yo me quede muy sorprendido. ¿Que haci a ese crió allí? Antes de que pudiera decir algo, el crió se desvaneció en el aire. No me había asustado más en toda mi vida. Casi nadie me creyó, pero yo estoy convencido de que aquello fue real. Lo peor fue, que pocos días después, buscando información, leí que veinticinco anos antes, y esa misma noche, un niño había muerto en el cementerio en extrañas circunstancias. miedo

Comentarios Destacados

@siemprejoven +13
de terror es la ortografía con que están escritas

22 comentarios - historias de terror reales

@siemprejoven +13
de terror es la ortografía con que están escritas
@ironman91 +4
marche un diccionario, no pueden ser tan brutos
@Kidobasara +3
muy buenos! aunque el primero pareciera que fue escrito por mono con sindrome de dawn
@Fedelo
THEN WHO WAS PHONE?
@matibentos7 -3
Kidobasara dijo:muy buenos! aunque el primero pareciera que fue escrito por mono con sindrome de dawn

cualquiera estan bien escritas y buenas historias
@viewmaster09
en serio son reales??http://i.t.net.ar/images/smiles/culo.gif
@Maruja27 +2
matibentos7 dijo:
Kidobasara dijo:muy buenos! aunque el primero pareciera que fue escrito por mono con sindrome de dawn

cualquiera estan bien escritas y buenas historias

jajajajajja, solamente lei la primera... esta muuuuy mal escrita
@flashwin -1
sarpado me encanto tu post te dejo mis +10
@manugonza13
matibentos7 dijo:
Kidobasara dijo:muy buenos! aunque el primero pareciera que fue escrito por mono con sindrome de dawn

cualquiera estan bien escritas y buenas historias

Pero matibentos7 se ve que ni las leiste porque Kidobasara tiene razón la primera tiene muchas faltas y errores de puntuación.
Igual muy bueno te dejo 5!
@xZEmI90Zx +2
no te critico solo te digo que:
Las historias asustan menos que poquito, y la historia de la llorona no es la real ¬¬
@kisen99 -2
comente para no morir xD
@maicol9001 +1
La llorona
LA SAYONA ES QUIEN LE SALE A LOS HOMBRES INFIELES ETC NO LA LLORONA TU NO SABES NADA DE LA LLORONA TE IVA A DAR 10 PERO TE QUITO UN PUNTO VAN 9
@elias642
muy buena la historias pero no medio ganas de leeer poreso me vaje este programa sapl5 position
@Cocox_xd -1
JAJ buenpost+10 JAJAAJ me gusto tu imagen

historias de terror reales
@EzequielC46
no lei nada porque estuvo como la : escriban el comentario que quieran