En Este Momento Juicio Genocida Económico

en este momento en Plaza de Mayo

A falta de proceso judicial,

las Madres le hacen un juicio "ético y político"

a Martínez de Hoz


El "juicio ético" al ex ministro de Economía de la dictadura, que aún no ha sido ha sido sentado en el banquillo de los acusados por su participación en el último gobierno de facto (1976-1983), tendrá lugar a las 11 en la Plaza de Mayo, en coincidencia con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

La iniciativa fue preparada por los abogados de la Fundación Madres de Plaza de Mayo Eduardo Barcesat, Antonio Rojas Salinas y Sergio Gandolfo, y por los economistas Felisa Miceli y Andrés Asiaín.

Al respecto, Gandolfo detalló a Télam que la idea es concretar aunque sea "en esta forma simbólica", el juicio por Jurados, tal como lo determina la Constitución Nacional.

Según dijo, la acusación contra el ex ministro de Economía de la dictadura tendrá una parte jurídica, a cargo de los abogados de la asociación, y una parte política, que corresponderá a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

En cuanto a la defensa del represor, dado que ningún profesional quiso tomar ese lugar, se reproducirán diferentes audios de personas que hayan declarado en su favor.

Los testigos serán, entre otros, el titular del gremio de los judiciales Julio Piumato, la ex ministra de Economía Felisa Miceli, el secretario general de la UOM de Villa Constitución, Alberto Piccinini, y el historiador e investigador Marcelo Valko.

"Miceli hará un relato sobre el plan económico de la dictadura, su endeudamiento y su repercusión en nuestros días; Piumato hablará como representante del sindicalismo; Piccini, por haber estado preso 7 años como consecuencia por su actuación en una protesta contra las autoridades de Acindar, entre ellos Martínez de Hoz, y Valko por su investigación", dijo el abogado.

Confirmaron su presencia en la Plaza de Mayo la ministra de Defensa, Nilda Garré y el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Julio Alak, además de representantes diferentes referentes sociales y público en general.

A Martínez de Hoz se lo considera responsable de haber puesto en marcha el plan económico de la dictadura militar, sin que hasta el momento haya sido juzgado por ello.

Pero, además, Martínez de Hoz está imputado en una causa que investiga el secuestro, en 1976, de los empresarios textiles Federico y Miguel Gutheim (padre e hijo), detenidos el 5 de noviembre de 1976 por decreto del Poder Ejecutivo.

Esta detención fue paralalea al intento de Martínez de Hoz de concretar en China un intercambio con empresarios ingleses y del país asiático, en el que los Gutheim no querían participar.

Los Gutheim estuvieron detenidos en el Departamento Central de la Policía Federal y en la cárcel de Caseros más de cinco meses y los liberaron el 6 de abril de 1977. En 1985 prestaron testimonio en el histórico Juicio a las Juntas Militares.

Otra causa que se imputa al ex ministro de Economía es la llamada "causa Olmos", que denuncia la "ilegalidad" de la deuda externa asumida por la dictadura militar durante la gestión de Martínez de Hoz y que, tras prescribir, fue remitida al Congreso de la Nación, sin que hasta ahora éste se haya pronunciado.

Por último, existe otra causa que tiene que ver con el intento de estatización de la empresa Italo mientras Martínez de Hoz era ministro de Economía.

"El funcionario que se opuso a esta iniciativa, que fue el español Juan Carlos Casariego de Bel, director de Inversiones Extranjeras, desapareció la noche del 15 de junio de 1977, y nunca más se supo de él", relató Pugliese.

Agregó que "la empresa Italo tenía un valor de diez millones de dólares, y se la intentaba comprar en 400 millones".

Además de estas causas, a Martínez de Hoz se lo considera igual de responsable de los delitos de lesa humanidad por los que fueron condenados los jefes de la junta militar.

Martínez de Hoz, de 83 años, vive en el exclusivo edificio Kavanagh, frente a la plaza San Martín del barrio de Retiro.

fuente

2 comentarios - En Este Momento Juicio Genocida Económico

@Tururu
En cuanto a la defensa del represor, dado que ningún profesional quiso tomar ese lugar...


Eso demuestra lo soretes que son; no se defienden ni entre cómplices...