La sonda Cassini de la Nasa y de la Agencia Espacial Europea realizaron extraños hallazgos en polo norte del planeta
Captan figuras geométricas en un misterioso hexágono de Sa


La sonda Cassini de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA) captó imágenes de círculos concéntricos y otras formas geométricas que no habían sido detectadas hasta ahora en el polo norte de Saturno, detalló el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL).

Las figuras se observan a su vez en una misteriosa forma hexagonal que corona el polo norte de ese planeta y que fue descubierta por la sonda Voyager de la Nasa hace 30 años. "Se trata de una de las cosas más extrañas que hayamos visto en todo el sistema solar", indicó Kevin Baines, científico experto en temas atmosféricos de JPL.

Las imágenes del hexágono, creado por los chorros que surgen del polo, revelan círculos concéntricos y otras formas geométricas que no habían sido detectadas hasta ahora.

El hexágono en el que se observan las figuras gira sobre el polo norte de Saturno a unos 77 grados de latitud y su diámetro sería dos veces el de la Tierra. Se cree que los chorros que le dan forma se desplazan a unos cien metros por segundo.

"La longevidad del hexágono lo convierte en algo especial, tal y como las extrañas condiciones meteorológicas que dan origen a la Gran Mancha Roja descubierta en Júpiter", dijo Kunio Sayanagi, científico de Cassini en el Instituto Tecnológico de California.

Las cámaras de luz visible de la sonda, que tienen mayor resolución que las que llevaba la Voyager, registraron las imágenes del hexágono en enero pasado, cuando el planeta llegaba a su equinoccio.

Los científicos de JPL calibraron y combinaron 55 imágenes para crear un mosaico, el cual no muestra directamente el polo norte de Saturno debido a que aún no surgía de las tinieblas invernales del planeta, indicó JPL en un comunicado.

Los científicos tratan ahora de determinar lo que causa la formación del hexágono, de dónde surge su energía y por qué se ha mantenido durante tanto tiempo.

Además, están especialmente interesados en resolver el misterio de una gran mancha oscura que aparece en las imágenes infrarrojas tomadas por Cassini.

Debido a que Saturno no tiene masas oceánicas o de tierra que compliquen el sistema meteorológico como ocurre en la Tierra, sus condiciones dan a los científicos un modelo para estudiar los patrones de circulación atmosférica, dijo Baines.

"Ahora que podemos ver ondulaciones y formas circulares en vez de manchas en el hexágono podemos tratar de resolver misterios que nos ayudarán a responder interrogantes en nuestro propio planeta", añadió.