El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El español en el extranjero

El español en el extranjero

Se me ocurrió hablar sobre este tema ya que voy a rendir a certificación FCE este año y me surgió la duda de saber como se evaluaba en el extranjero a todos aquellos que estudian español.

En primer lugar como la universidad de Cambridge se encarga de expedir las certificaciones ESOL, en el caso del idioma español el encargado de hacerlo es el Instituto Cervantes, con sede oficial en la Ciudad de Madrid.

informacion

Los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) son títulos oficiales, acreditativos del grado de competencia y dominio del idioma español, que otorga el Instituto Cervantes en nombre del Ministerio de Educación de España.
El Diploma de Español Nivel A1 acredita la competencia lingüística suficiente para comprender y utilizar expresiones cotidianas de uso muy frecuente en cualquier lugar del mundo hispanohablante, encaminadas a satisfacer necesidades inmediatas.
El Diploma de Español Nivel B1 (Inicial) acredita la competencia lingüística suficiente para comprender y reaccionar adecuadamente ante las situaciones más habituales de la vida cotidiana y para comunicar deseos y necesidades de forma básica.
El Diploma de Español Nivel B2 (Intermedio) acredita la competencia lingüística suficiente para desenvolverse en las situaciones corrientes de la vida cotidiana, en circunstancias normales de comunicación que no requieran un uso especializado de la lengua.
El Diploma de Español Nivel C2 (Superior) acredita la competencia lingüística necesaria para desenvolverse en situaciones que requieran un uso elevado de la lengua y un conocimiento de los hábitos culturales que a través de ella se manifiestan.
La Universidad de Salamanca colabora con el Instituto Cervantes en la elaboración de los modelos de examen y en la evaluación de las pruebas para la obtención de los diplomas de español.

¿Por qué yo hablante de español no puedo acceder a estar certificaciones?

Esto no puede lograrse ya que va en contra de las condiciones generales para acceder a ser evaluados.
Los candidatos que deseen presentarse a los exámenes para la obtención de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera deberán cumplir los siguientes requisitos:
Acreditar, en el momento de realizar la inscripción, su condición de ciudadanos de un país en el que la lengua española no sea lengua oficial.
Los ciudadanos de países hispanohablantes residentes en estados donde el español no es lengua oficial, podrán solicitar la inscripción si cumplen al menos dos de las siguientes condiciones:

*El español no es la lengua materna de alguno de sus progenitores.
*El español no es la primera lengua que aprendió.
*El español no es lengua de comunicación habitual.
*No ha cursado en español la totalidad o una parte de su educación primaria o secundaria.

Los candidatos a los que se refiere el apartado 2 anterior deberán declarar por escrito que cumplen al menos dos de las citadas condiciones.

El Instituto Cervantes puede facilitar el acceso a las pruebas conducentes a la obtención de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera en condiciones especiales a aquellos candidatos que, por estar en condiciones de confinamiento o por sufrir algún tipo de discapacidad, no puedan realizarlas según la normativa que se especifica en las guías.

REAL DECRETO 264/2008 POR EL QUE SE MODIFICA EL REAL DECRETO 1137/2002, DE 31 DE OCTUBRE, POR EL QUE SE REGULAN LOS "DIPLOMAS DE ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA (DELE)''

A iniciativa de los ministros de Asuntos Exteriores, de Educación y de Cultura, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 22 de febrero de 2008, queda aprobado el nuevo real decreto por el que se modifica el Real Decreto 1137/2002, de 31 de octubre, por el que se regulan los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE).

Los "Diplomas de Español como Lengua Extranjera", acreditativos del conocimiento del idioma español, fueron creados por el Real Decreto 826/1988, de 20 de julio, y modificado por el Real Decreto 1/1992, de 10 de enero, y por el Real Decreto 1137/2002, de 31 de octubre, en el marco de las diversas acciones promovidas con las finalidades de difundir el español e incrementar la presencia de nuestra cultura en el exterior.

Los "Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE)" seguirán la estructura de los seis niveles del Marco común europeo de referencia para las lenguas, que se irán incorporando a la oferta de forma progresiva:

Diploma de Español Nivel A1.
Diploma de Español Nivel A2.
Diploma de Español Nivel B1 (Inicial), anteriores diploma de nivel inicial y Certificado Inicial de Español (C.I.E.).
Diploma de Español Nivel B2 (Intermedio), anteriores diploma de nivel intermedio y Diploma Básico de Español (D.B.E.).
Diploma de Español Nivel C1.
Diploma de Español Nivel C2 (Superior), anteriores diploma de nivel superior y Diploma Superior de Español (D.S.E.).
El Real Decreto entró en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

INFORMACIÓN GENERAL

Los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) son los únicos títulos del Ministerio de Educación del Reino de España de ámbito internacional y son reconocidos en todo el mundo por empresas privadas, cámaras de comercio y sistemas de enseñanza públicos y privados. Conviene reseñar en este punto que su utilidad está principalmente relacionada con los ámbitos educativo y profesional.

El Instituto Cervantes desarrolla acciones encaminadas a aumentar el reconocimiento internacional de los diplomas de español, especialmente a través de las comisiones mixtas de cooperación científica, técnica, cultural y educativa previstas por los distintos convenios de cooperación, que se celebran cada dos o tres años, según las necesidades y la evolución de los programas y proyectos de cooperación aprobados, y tienen carácter bilateral. Las reuniones se celebran alternativamente en cada uno de los países firmantes.

En algunos países, los DELE han sido adoptados por autoridades educativas y centros de enseñanza reglada como complemento a sus propios programas de evaluación.

Los diplomas de español son certificaciones complementarias a los programas de enseñanza reglada de lenguas extranjeras en muchas instituciones, además de constituir un instrumento posibilitador de la promoción personal en los ámbitos académico y profesional. Los diplomas de español son idóneos para facilitar la promoción laboral y el acceso a la educación tanto en España como en los más de 100 países donde se realizan estas pruebas.



ESPECIFICACIONES DE LOS DIPLOMAS EN CADA NIVEL

En términos generales, puede asumirse que, en cada uno de los niveles de competencia lingüística que el sistema de evaluación DELE certifica, los usuarios pueden aplicar sus conocimientos del idioma en los ámbitos de estudio y de trabajo del modo que sigue:

El Diploma de Español (Nivel inicial) certifica un nivel de competencia similar al que se suele exigir al término de la enseñanza secundaria obligatoria. En el ámbito laboral, este diploma certifica que el usuario puede desenvolverse en situaciones y contextos predecibles que no comporten la toma de decisiones.
El Diploma de Español (Nivel intermedio) certifica un nivel de competencia similar al que se suele exigir al inicio de la educación superior (curso pre-universitario o similar). En el ámbito laboral, este diploma certifica que el usuario puede desenvolverse en situaciones y contextos conocidos y realizar tareas rutinarias con cierto nivel de autonomía, aunque puedan precisar de la ayuda de un hablante nativo en ciertos casos.
El Diploma de Español (Nivel superior) certifica un nivel de competencia similar al que se suele exigir al término de la enseñanza superior (licenciatura en filología hispánica). En el ámbito laboral, este diploma certifica que el usuario puede desenvolverse en todo tipo de situaciones y contextos, así como realizar tareas que comporten toma de decisiones y el procesamiento de un lenguaje complejo y sofisticado.


VALOR DE LOS DIPLOMAS DE ESPAÑOL EN ESPAÑA

El Real Decreto 1137/2002, regulador de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) otorga a estas certificaciones en España el valor que se reseña:

Artículo 4.
Convalidación y acreditación de los Diplomas.

Los alumnos que hayan obtenido el Diploma de Español (Nivel superior) y se incorporen al sistema educativo español por convalidación de estudios realizados en otro país, quedarán exentos de realizar las pruebas de conocimiento de español que estén establecidas al efecto.
Los nacionales de otros estados de la Unión Europea y los demás extranjeros que, cumpliendo con lo establecido por la legislación vigente, opten a puestos de trabajo convocados por la Administración general del Estado, sus organismos públicos, las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y la administración de Instituciones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud y sean titulares del Diploma de Español (Nivel intermedio) o el Diploma de Español (Nivel superior), quedarán exentos de realizar las pruebas de conocimiento de español que puedan establecerse y que se correspondan con los niveles de dichos Diplomas.
Los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) se considerarán acreditación suficiente de conocimiento de español para cualquier actividad profesional o académica en España para la que se requiera el nivel de conocimiento correspondiente.
Disposición adicional primera:
El Diploma de Español (Nivel intermedio) dará derecho al acceso al ciclo superior del primer nivel de las enseñanzas de régimen especial correspondientes de las escuelas oficiales de idiomas.

En 2005, las empresas españolas más importantes por su proyección internacional (Telefónica, Endesa, Repsol YPF, Grupo Santander, Fundación MAPFRE, Prosegur y Grupo Calvo) han reconocido los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) como títulos acreditativos del conocimiento de la lengua española en los procesos de selección de personal para los aspirantes cuya primera lengua no sea el español. Dichas empresas promoverán la obtención de los diplomas entre aquellos empleados que no tengan el español como primera lengua, por entender que la adquisición y el desarrollo del español constituyen un importante activo para el trabajador y para la empresa.

El Ministerio de Sanidad y Política Social de España exige el DELE a partir de las convocatorias selectivas 2006/2007 de médicos, farmacéuticos, químicos, biólogos, psicólogos, radiofísicos y otras especialidades de Enfermería, para ciudadanos nacionales de países cuya lengua oficial no sea el español.

En 2008 la Junta de Castilla y León considera que para el curso 2008/2009, todas aquellas personas que tengan el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE) de nivel intermedio (B2) quedarán exentas de realizar las pruebas de conocimiento de español en el acceso a las universidades castellanoleonesas.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) suscribe asimismo este reconocimiento.

Las principales instituciones de enseñanza superior, agencias de cooperación internacional y fundaciones establecen como condición que los candidatos que se presentan a premios, becas y convocatorias de ayuda tengan el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE) cuando su lengua materna no sea el español.



VALOR DE LOS DIPLOMAS EN OTROS PAÍSES

Se relacionan a continuación algunos ejemplos del reconocimiento del que gozan los DELE en diversos países:

Brasil.
El Diploma de Español (Nivel intermedio) es requisito para acceder a becas de estudio en países hispanohablantes.

Bulgaria.
Los DELE son reconocidos por la Universidad de Sofía. Son aceptados por otras universidades como prueba de conocimientos de español.

Francia.
Las autoridades educativas de la región de Bretaña subvencionan la candidatura de sus alumnos de la red de institutos de secundaria y de educación superior a los DELE.

Grecia.
Los DELE son reconocidos por las autoridades educativas y administrativas griegas como mérito académico y profesional, incluido el acceso a la función pública.

Hungría.
Los DELE son reconocidos por el ITK (Centro Superior de Lenguas extranjeras) de Budapest.

Irlanda.
El Ministerio de Educación irlandés reconoce los Diplomas en virtud de los acuerdos suscritos por la Comisión mixta de cooperación cultural hispano-irlandesa.

Italia.
En virtud de los acuerdos suscritos por el Ministerio de Educación y Ciencia español y el Instituto Cervantes con el Ministerio della Publica Istruzzione de Italia en 2000, los alumnos de la enseñanza secundaria obligatoria del país gozan de subvenciones para acceder a los exámenes DELE (Nivel inicial) y obtener de este modo un valor añadido a su expediente escolar. Igualmente, el proyecto Campus One reconoce los diplomas de español como equivalentes en el cómputo de créditos obligatorios para ciertos estudios universitarios.

Filipinas.
Los DELE son reconocidos por la Escuela francesa de Manila, así como por la National Development Authority (NEDA) y las universidades filipinas para los empleados de estas instituciones que quieran obtener una beca de estudios de posgrado en España.

Corea del Sur.
El Ministerio de Educación coreano reconoce los Diplomas en virtud de los acuerdos suscritos por la Comisión mixta de cooperación cultural hispano-coreana que se reúne cada dos años.

Reino Unido.
El Diploma de Español (Nivel inicial) y el Diploma de Español (Nivel intermedio) figuran en las listas de formación profesional aprobadas por el secretario de Educación británico.

En muchos otros países, universidades, institutos y escuelas valoran la posesión de los diplomas de español con fines académicos: créditos, homologación de estudios y exenciones de realizar cursos o programas de estudio específicos.



Si les interesa saber como es un examen de español les dejo el siguiente link para que se fije, son muy interesantes para todos aquellos que estudian la carrera de Letras o Traductor
http://diplomas.cervantes.es/candidatos/modelo.jsp


Fuente: http://diplomas.cervantes.es/index.jsp

1 comentario - El español en el extranjero