Foro Social Mundial: 10 años de "otro mundo posible

El Foro Social Mundial cumple 10 años de proceso en la consolidación de "otro mundo posible"


Karol Assunção - Adital


En 2001, cerca de 20.000 personas se reunían en Porto Alegre, Río Grande do Sul, Brasil, para la construcción de "otro mundo". Surgía allí el Forum Social Mundial (FSM), que tenía como objetivo debilitar y desconstruir la dominación de las reglas económicas impuestas por los países más ricos en el Forum Económico Mundial de Davos (Suiza).

Con el transcurrir de los años, el FSM se afirmó y conquistó espacio nacional e internacionalmente, con participación creciente de personas y multiplicación de Foros Regionales, Nacionales y Locales en distintas partes del mundo. En 2009, nueve años después de la primera edición del FSM, Belem en Pará (Brasil), recibió a 150.000 participantes. Un levante de gente unida en el propósito y pensamiento de que un mundo mejor y más justo es cada vez más urgente.

En 2010, el FSM cumple diez años de proceso con una edición especial de evaluación del camino recorrido, que se llevará a cabo en la Grande Porto Alegre, entre los días 25 y 29 de enero. Además, se realizarán 27 Foros Sociales a lo largo del año, de manera descentralizada, con miras al FSM de 2011, que se realizará en Dakar, África.

En entrevista con ADITAL, Francisco Whitaker Ferreira, Chico Whitaker, uno de los que idearon en su comienzo el FSM, habla sobre los avances y desafíos de los 10 años de Foro, la importancia del espacio para los movimientos y organizaciones sociales y las expectativas para los próximos años.

Adital- En 2010, el Forum Social Mundial cumplirá 10 años. ¿Qué evaluación hace usted de estos diez años de proceso? ¿Cree que el FSM ha cumplido su objetivo inicial?

Chico Whitaker - Sí, pienso que sí. El objetivo inicial del FSM era romper con la dominación del "pensamiento único" en el que se basaba el Forum Económico Mundial de Davos: no hay otra alternativa más que el mercado como motor y regulador de la actividad económica. Y desde ese Forum, los "dueños del mundo" (multinacionales y dirigentes de los países más ricos) dictaban las reglas de la vida económica del planeta.

Era el comienzo de un nuevo siglo, en el que se comenzaba a superar, con manifestaciones de protesta y de resistencia contra el dominio del mundo por el capital, la perplejidad causada por la caída del Muro de Berlín, que simbolizó el desmoronamiento de toda una experiencia de construcción de socialismo. Centrado en lo "social" y no en lo "económico", el primer Forum Social Mundial fue entonces organizado a partir de otra afirmación: "otro mundo es posible". Con esto el Foro reencendió la llama de la esperanza y de la utopía.

Pero la forma en que fue organizado perseguía otro objetivo: el de facilitar la superación de las barreras y preconceptos que convertían en algo extremadamente fragmentado a este nuevo actor político que surgía, la sociedad civil. Como resultado, en pocos años la movilización social entonces llamada lucha "anti-mundialización" pasó a ser llamada movimiento "altermundialista", o sea, de construcción de alternativas a una globalización sometida a los intereses del capital. Y por todo el mundo comenzó a utilizarse la palabra "otro" para expresar el sentido de las búsquedas que se hacían en la lucha por un mundo con más justicia y más paz.

Adital - En 2001, se reunieron en Porto Alegre entidades, organizaciones sociales y ONGs contra la hegemonía capitalista y en busca de "otro mundo". El próximo año, el FSM vuelve a la ciudad gaúcha de Porto Alegre para celebrar la 10ª edición. ¿Qué cambió en estos 10 años de Foros?

Chico Whitaker - El Foro de enero de 2010 en el Gran Porto Alegre es el primero de una serie de 27 Foros Sociales que se realizarán por todo el mundo durante este año, rumbo al próximo Foro Social Mundial que tendrá lugar en enero de 2011 en África, en Dakar, Senegal. Éste fue el formato (Foros Sociales en todo el mundo) adoptado en el proceso de los FSM para 2010. El FSM no "vuelve" por lo tanto a Porto Alegre. Allá se realizará un Forum Social especial porque en el gran Porto Alegre se realizará un gran seminario de evaluación de los diez años de camino, organizado por el grupo de entidades y personas que promovieron en 2001 el primer FSM.

Los Foros Mundiales realizados en estos diez años fueron todos diferentes unos de otros, y cada uno aprendió las lecciones del anterior. Al mismo tiempo se multiplicaron los Foros Regionales (como el del Sudeste Asiático en 2003, los Europeos -con su quinta edición en 2010, en Estambul- y el Norteamericano, con su segunda edición también este año, en Detroit), los nacionales y los locales. Se realizaron movilizaciones mundiales significativas a partir de propuestas que fueron discutidas en los Foros, como la gran Manifestación por la Paz y contra la guerra en Irak, en febrero de 2003, en la que quince millones de personas se manifestaron en las calles.

En 2004 un Forum Social Mundial por primera vez se organizó en otro país, con éxito -en la India, donde la participación de movimientos populares fue la característica sobresaliente. Los formatos también se fueron alterando, intercalándose entre los Foros Mundiales otros tipos de manifestaciones, como en 2006, los tres Foros casi simultáneos en tres continentes, un día Mundial de Acción en 2008, y la serie de Foros a realizarse ahora en 2010. Se afirmaron algunas orientaciones básicas -contenidas en una Carta de Principios cada vez más aceptada como referencia general- como el carácter del Forum como un espacio abierto, la horizontalidad en la organización de actividades en ese espacio, la auto-organización de esas actividades, el rechazo a la elaboración de un documento final único, la no designación de dirigentes o portavoces, el respeto por la diversidad.

Las temáticas discutidas se fueron ampliando, como en 2009, cuando la realización del Foro en la Amazonia estimuló el abordaje de la cuestión ambiental y de la problemática de los pueblos originarios de todos los continentes, a partir de las luchas indígenas de Brasil y de América Latina.

Muchas intuiciones de los organizadores fueron igualmente revelándose, como la adopción de la regla del consenso en las decisiones organizativas, y la búsqueda de la unidad dentro de la diversidad como gran objetivo a ser alcanzado en el proceso. Y la participación fue casi siempre creciente, de las 20.000 personas del FSM de 2001 a las 150.000 del FSM de Belem, en 2009.

Adital - Desde la primera edición hasta ahora, hubo episodios significativos que marcaron al mundo, como por ejemplo la Crisis Financiera Mundial. ¿Cómo el FSM lidia con esas cuestiones?

Chico Whitaker - El episodio más significativo vivido por el mundo en la década fue sin duda la reciente Crisis Financiera, que desmontó el mito de la capacidad de auto-regulación de los mercados. Muchos inclusive dijeron que la crisis le da la razón al FSM como espacio de proposición de otro tipo de globalización. Pero estos temas son discutidos por los participantes de los Foros dentro de una visión de conjunto de la serie de crisis que vive el mundo -alimentaria, política, energética, ecológica... lo que llevó en este último Forum de 2009 a que los indígenas andinos propusieran la realización en 2010 de un Forum Temático sobre lo que llamaron "crisis de civilización". El FSM en tanto FSM no puede posicionarse frente a estas crisis, puesto que es solamente un espacio de encuentro y de articulación. Pero sus participantes vienen construyendo, en el proceso, cada vez más redes y alianzas para actuar más eficazmente.

Adital - A pesar de ser un proceso lento, ¿es posible afirmar que las propuestas del Forum ya comienzan a concretizarse como verdadera alternativa para "otro mundo posible"?

Chico Whitaker - Sin duda el proceso del Forum va permitiendo cada vez más visualizar cómo debe ser construido el mundo que queremos, y qué valores deben regir nuestras vidas para escapar de aquéllos impuestos por la lógica capitalista. Al mismo tiempo se va descubriendo que otras formas de hacer política son necesarias, y que cambiar el mundo implica una multiplicidad y una enorme variedad de intervenciones sobre la realidad. Comienza a crecer la conciencia de la importancia de asegurar que los bienes comunes de la humanidad no puedan privatizarse ni ser transformados en mercadería, como lo exige la dinámica esencial del capitalismo.

La economía solidaria, a su vez, conjuntamente con formas de comercio justo, va difundiéndose por todo el mundo. La esperanza en ese "otro mundo posible" ha influido también en la elección de dirigentes políticos, por lo menos en América Latina. Pero actualmente tal vez sea la crisis ecológica la que pueda proporcionar alternativas capaces de "despertar" a las personas sobre la necesidad urgente de cambiar nuestros modos de producción y de vida.

Adital - ¿Cuál es la importancia del Forum para los movimientos sociales? ¿Han participado en forma efectiva del proceso?

Chico Whitaker - El Forum existe para que aquellos que consideran que otro mundo es posible -además de necesario y urgente- puedan reconocerse mutuamente, aprender unos de otros, descubrir convergencias, construir nuevas alianzas. Como un encuentro abierto para toda la sociedad civil, el Forum es un espacio por excelencia para los movimientos sociales que consideran que todo esto es útil para ellos, y que están interesados en ganar fuerza uniéndose con otros movimientos sociales, con ONGs y con las diferentes entidades que congregan a los muchos sectores de la sociedad civil. Cuando los movimientos sociales no utilizan esta oportunidad que les ofrecen los Foros es porque están mal informados sobre los objetivos del proceso del FSM, están bloqueados por preconceptos o aislados por sus modos de operar. Pero estos obstáculos para su participación van siendo superados poco a poco.

Adital - Existe un intento de criminalización de los movimientos sociales en Brasil así como en otros países de América Latina y el mundo. En ese aspecto, el FSM sirve también como espacio de fortalecimiento de las luchas y de la descriminalización de esos movimientos. ¿Puede hablar sobre esto?

Chico Whitaker - Esos intentos de criminalización de los movimientos sociales son parte de la estrategia de los que no quieren cambiar el mundo -porque en él, tal como ahora es, son privilegiados- para amedrentar y paralizar a los que cuestionan su poder y luchan por justicia. El tema es evidentemente discutido en los Foros y en ellos nacen estrategias y alianzas para hacer frente a esos intentos, formándose redes de resistencia y lanzándose campañas de denuncia. La eficacia de esas alianzas depende naturalmente de la convicción de los que participan en ellas, de la importancia de esa resistencia.

Adital - La edición anterior contó con la participación de gobernantes de Ecuador, Bolivia, Venezuela, Paraguay. ¿Cómo se da ese diálogo con los gobiernos llamados progresistas o de izquierda? ¿Qué importancia tiene eso?

Chico Whitaker - El objetivo del proceso del FSM de reforzar la actuación de la sociedad civil implica asegurar su autonomía en relación con gobiernos y partidos. Por eso mismo ni gobiernos ni partidos pueden, en tanto tales, organizar actividades en los Foros. La presencia de gobernantes (llamados "progresistas" o "de izquierda" depende por lo tanto de invitaciones dirigidas a ellos por participantes de cada Forum. Pero dentro de esta perspectiva la tendencia no es la de ofrecer escenarios ante multitudes sino de organizar diálogos, ya que la sociedad civil actúa tanto presionando como controlando a los gobiernos, más allá de lo que ella misma pueda hacer. Se puede decir que en aquellas actividades de los Foros en los que participan los gobernantes, ellas han sido mucho más importantes para esos gobernantes que para los participantes de los Foros.

Adital - ¿Cuáles son las perspectivas y los desafíos para las ediciones del FSM de los próximos años?

Chico Whitaker - Es necesario, en forma creciente, que haya más conciencia dentro de las organizaciones y los movimientos sociales acerca de que la búsqueda de su articulación mutua y unión es una condición esencial para enfrentar al monstruo de la ideología capitalista, que domina enteramente los corazones y las mentes de los seres humanos en todo el planeta. El proceso de los Foros puede ser un óptimo instrumento para esa toma de conciencia. Pero falta mucho para que sea visto de esa forma por todos los militantes y dirigentes de esos movimientos y organizaciones. Y hay todavía muchas regiones del mundo -apenas si comenzamos a hacerlo conocido en África y menos aún en Asia- en las que el proceso de los Foros todavía no llegó a tener una presencia significativa.

Pero tanto esa expansión como la profundización de la conciencia de la utilidad y de las potencialidades del proceso, pasan por la construcción de consensos entre los que organizan los Foros. El desafío para mí es el de conseguir que prevalezca la visión de conjunto y de largo plazo, a pesar de la extrema urgencia del cambio. Muchas veces la angustia por resultados palpables lleva a tomar caminos que pueden bloquearse más adelante. La experiencia de estos diez años de caminar juntos, me hace creer, sin embargo, en la continuidad y en el enraizamiento del proceso.

Traducción: Daniel Barrantes

Fuente

2 comentarios - Foro Social Mundial: 10 años de "otro mundo posible