la furia del planeta

bueno le voy ablar de algunas cosas del planeta...

tornados:

Se conoce como tornado (palabra que proviene del latín tornare, girar) a un fenómeno meteorológico consistente en un violento torbellino de aire que gira sobre sí mismo y se extiende desde la superficie de la tierra hasta la altura de las nubes, donde se inserta y se disipa. La forma de un tornado se asemeja a la de un cono invertido. La base es asimétrica y el torbellino se inclina hacia atrás de su trayectoria.

El tornado es un fenómeno meteorológico impredecible que puede volverse sumamente violento. Su poder destructivo puede variar según distintos factores, pero en algunos casos puede cobrarse muchas vidas humanas y destruir ciudades enteras

¿Cómo se forma un tornado?

Para que se produzca este fenómeno, básicamente tiene que darse la conjunción de dos frentes de aire: uno cálido y húmedo y otro frío y seco. La confrontación de dos fuerzas opuestas (la centrífuga del viento que gira en forma circular, y la succión que se origina aspirando el aire caliente y haciéndolo subir) generan un mecanismo de masas de aire rotando a gran velocidad y arrasando con todo lo que encuentran a su paso.

¿Qué tan violentos son los tornados?

La escala más aceptada para medir la intensidad de un tornado es la Escala de Fujita, en la cual hay seis grados (del 0 al 5). Es una escala basada en la destrucción que genera un tornado, y no a su tamaño, su velocidad o el diámetro alcanzado. Un tornado débil será aquel de una intensidad F0 o F1. Suelen durar entre 5 y 10 minutos, los vientos no suelen superar los 180 km/h. Si bien son los tornados más frecuentes, sólo ocasionan el 5% de las muertes asociadas con este fenómeno.

Un tornado de intensidad F2 o F3 ya puede alcanzar los 300 km/h y durar más de veinte minutos. Finalmente, los tornados de intensidad F4 o F5 son los llamados tornados violentos: pueden durar más de una hora y si bien sólo son el 2% de los tornados, provocan el 70% de los casos fatales vinculados con este desastre.

¿Dónde ocurren los tornados?

Pueden producirse tornados en todo el planeta. Sin embargo, son más frecuentes en algunas zonas del centro de Norteamérica. En mayo de 1999, una serie de 59 tornados azotó inmensas áreas de la planicie central de los Estados Unidos.


la furia del planeta
tornados
tormentas


huracan:
El huracán es el más severo de los fenómenos meteorológicos conocidos como ciclones tropicales. Estos son sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica cuyos vientos rotan antihorariamente (= en contra de las manecillas del reloj) en el hemisferio Norte. Un ciclón tropical con vientos menores o iguales a 62 km/h es llamado depresión tropical. Cuando los vientos alcanzan velocidades de 63 a 117 km/h se llama tormenta tropical y, al exceder los 118 km/h, la tormenta tropical se convierte en huracán.

DEPRESIÓN TROPICAL: ciclón tropical en el que el viento medio máximo a nivel de la superficie del mar (velocidad promedio en un minuto) es de 62 km/h o inferior.
TORMENTA TROPICAL: ciclón tropical bien organizado de núcleo caliente en el que el viento promedio máximo a nivel de la superficie del mar (velocidad promedio en un minuto) es de 63 a 117 km/h.
HURACÁN: ciclón tropical de núcleo caliente en el que el viento máximo promedio a nivel del mar (velocidad promedio en un minuto) es de 118 km/h o superior.


Los ciclones tropicales se forman sobre las cálidas aguas del trópico, a partir de disturbios atmosféricos preexistentes tales como sistemas de baja presión y ondas tropicales. Las ondas tropicales se forman cada tres o cuatro días sobre las aguas del océano atlántico, cerca de la línea ecuatorial. Los ciclones tropicales también pueden formarse de frentes fríos y, ocasionalmente, de un centro de baja presión en los niveles altos de la atmósfera.

El proceso por medio del cual una tormenta tropical se forma y, subsecuentemente, se intensifica al grado de huracán depende de, al menos, tres de las condiciones siguientes:

Un disturbio atmosférico preexistente (onda tropical) con tormentas embebidas en el mismo.

Temperaturas oceánicas cálidas, al menos 26 °C, desde la superficie del mar hasta 15 metros por debajo de ésta.

Vientos débiles en los niveles altos de la atmósfera que no cambien mucho en dirección y velocidad.

furia
huracanes
la furia del planeta

tormentas electricas:

Para otros usos de este término, véase Tormenta (desambiguación).

Una tormenta (del germánico común sturmaz que viene a significar "ruido" o "tumulto" es un fenómeno atmosférico caracterizado por la coexistencia próxima de dos o más masas de aire de diferentes temperaturas. Este contraste asociado a los efectos físicos implicados desemboca en una inestabilidad caracterizada por lluvias, vientos, relámpagos, truenos y ocasionalmente granizos entre otros fenómenos meteorológicos.

Aunque científicamente se define como tormenta a aquella nube capaz de producir un trueno audible, también se denominan tormentas en general a los fenómenos atmosféricos violentos que, en la superficie de la tierra están asociados a lluvia, hielo, granizo, electricidad, nieve o vientos fuertes -que pueden transportar partículas en suspensión como la tormenta de arena o incluso pequeños objetos o seres vivos-.


Mientras que en estados unidos el término "storm" se refiere estrictamente y en el ámbito meteorológico únicamente a tormentas intensas con vientos en superficie de al menos 80 km/h. El término "tormenta" es mucho menos restrictivo. Las tormentas producen nubes de desarrollo vertical -Cumulonimbus - Cúmulus- que pueden llegar hasta la tropopausa en torno a 10 km de altura. El ciclo de actividad de una tormenta típica presenta una fase inicial de formación, intermedia de madurez y final de decaimiento que dura en torno a una o dos horas.

Por regla general una célula convectiva de tormenta posee una extensión horizontal de unos diez kilómetros cuadrados. Sin embargo, frecuentemente se producen simultánea o casi simultáneamente varias células convectivas que desencadenan fuertes precipitaciones durante un periodo de tiempo más largo. En ocasiones, cuando las condiciones del viento son adecuadas, una tormenta puede evolucionar hasta el estado de supercélula originando series de corrientes ascendentes y descendentes y abundante precipitación durante varias horas.

Las tormentas pueden contener vórtices de aire, es decir, viento girando en torno a un centro (como los huracanes). Las tormentas que contienen estos vórtices (supercélulas) son muy intensas y como característica es probable que puedan producir trombas marinas y tornados, suelen originarse en zonas muy cerradas, donde el viento no tiene suficiente escape.

Una tormenta tropical hace referencia a una tormenta de mayores dimensiones en latitudes subtropicales alternando regiones ascendentes y descendentes y capaz de evolucionar potencialmente hasta el estado de huracán.


tornadostormentasfuria


bueno eso es todo!!!!!

salu2

1 comentario - la furia del planeta