Este post es para nombrar y contarles un poco de lo que fue la vida de muchos de los artistas, escritores, médicos , actores y directores (entre otros) que vivieron y se formaron en la ciudad de La Plata, formandose en las mismas universidades en las que ahora estudiamos muchos de nosotros... un poco como para ver que con un poco de garra y talento se llega MUY lejos.

José Gola (Actor)

Personalidades y Heroes Platenses
Este gran actor argentino, nació en La Plata, el 7 de Febrero de 1904 y murió muy joven por una peritonitis el 27 de Abril de 1939. Considerado como el “Clark Gable argentino”, fue el primer gran astro del cine nacional.
Luego de sus primeras participaciones en el cine mudo, se consagró con Mañana es domingo (José Ferreyra, 1934).
Su figura se acrecentó con la intensidad dramática que mostró en La barra mendocina (Mario Soffici, 1935) y en su premiada labor en Puente Alsina (José Ferreyra, 1935).
Entre sus trabajos se encuentran el policial Fuera de ley (Manuel Romero, 1937), Mateo (Daniel Tinayre, 1937) y Nace un amor (Luis Saslavsky, 1938).
En 1938 también protagonizó La vuelta al nido, la obra maestra de Leopoldo Torres Ríos.
En 1939, con una carrera en pleno ascenso, falleció víctima de una peritonitis cuando se disponía a intervenir en Prisioneros de la tierra, bajo las órdenes de Soffici. Su última película fue Hermanos (Enrique de Rosas, 1939).
Sus principales películas:
Frente a la vida (1939)
Hermanos (1939)
La estancia del gaucho Cruz (1938)
La vuelta al nido (1938)
Los caranchos de la Florida (1938)
El pobre Pérez (1937)
Fuera de la ley (1937)
Nace un amor (1937)
Palermo (1937)
La barra mendocina (1935)



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=8MfNl-1x6Ko

Mauricio Rosenfeld (fotógrafo)

revolución
Un gran fotógrafo platense. Sus padres Meier e Inés, como tantos judíos de la Europa Oriental, buscaron suerte en América. Junto a sus dos primeros hijos, Ana y Arón, llegaron a Berisso en 1930, donde nació Mauricio el 10 de octubre de 1931 en la casa de la calle Nueva York al 4962. Recién en 1945 toda la familia se radicó en La Plata. Desde el mismo momento de la mudanza a La Plata, Mauricio se enamoró de la profesión de fotógrafo. Con su papá y hermano constituyeron una de las casas de fotografía más importantes de La Plata, Foto Rosenfeld, que cerró definitivamente recién en 2002. Este local se especializaba en la foto carné y en los revelados, impresiones y reproducciones para profesionales y aficionados, y por ella pasaron personalidades de la Ciudad como Vucetich, Barba, Oitavén, Rascio, Cianflone, Barletta y Mamonni, entre tantos otros.Si bien la más importante, la fotografía no fue su única pasión. Amaba el ajedrez, cuya práctica supo inculcar a sus tres hijos. Gozaba con la música judía, los conciertos para violín, el tango y la ópera; las películas de Boris Karloff, los cuentos de Sherlock Holmes y el humor de Pepe Biondi.
En 1957 se casó con Aída Akeselrad. La fiesta es muy recordada porque fue uno de los primeros eventos que se desarrollaron en el Teatro Opera, de la institución Max Nordau. Toda la familia participó activamente en esta entidad judía. Con Aida tuvo tres hijos: Aldo Daniel, Ricardo Fabián y Osvaldo Javier, y luego la familia creció aún más con la llegada de los nietos: Magalí, Lionel, Martín, Amit, Ilan, Rocío y Julián.
Otro párrafo aparte merece su pasión por Estudiantes de La Plata. Hoy día esposa, hijos, nietos, nueras y consuegros, gozan y sufren fecha a fecha por los partidos del conjunto albirrojo con un fanatismo que es obra exclusiva de Mauricio. No hay fiesta familiar en que no se recuerden sus gritos de gol, en su casa de 20 entre 60 y 61. Su mayor legado es la familia que formó, y sus enseñanzas, con el ejemplo, relacionadas con la cultura del esfuerzo y la honradez. Familiares, amigos y allegados lamentan profundamente la ausencia de Mauricio, y esto se nota en la gran cantidad de salutaciones recibidas los últimos días, y lo hacen con un sabor dulce en la boca, acorde con la imagen de ternura y simpleza que envolverá por siempre su recuerdo. Toda la gente que lo conoció, coincide en destacar sus cualidades de hombre bueno y cariñoso, que hizo culto de la vida en familia, el trabajo y la honestidad.
A los 77 años en junio de 2009, falleció en La Plata, y generó profundo pesar en distintos ámbitos de la Ciudad.

José Krakover (Fotógrafo)

info
José Krakover (Tarnów, 02 de noviembre de 1883 - La Plata, 28 de abril de 1957) fué uno de los primeros pioneros europeos que intrudujeron la profesión fotográfica en la República Argentina. Reportero gráfico y fotograbador de origen polaco, ejerció el periodismo siempre vinculado al diario "El Argentino" y en sus últimos años en "El Plata" del que fué Jefe de la sección respectiva, hasta jubilarse en el año 1953, pero sin abandonar del todo la actividad de su vocación pues continuó en el oficio como técnico de la Municipalidad de La Plata (Buenos Aires), República Argentina. Hay que tener en cuenta que en la fijación de la imagen, perdurable y resistente, se logró en 1869 con la invención del celuloide. En 1907 se comenzaron a utilizar unas placas de cristal llamadas Autochromes Lumière (cuyo nombre lleva el homenaje a sus creadores). En esta época las fotografías en color se tomaban con cámaras de tres exposiciones. José Krakover comenzó la utilización del magnesio para fines profesionales, alrededor de 1930. Dicho magnesio, pulverizado sobre un soporte que se prendía con un detonador, producía un destello de luz brillante y una nube de humo cáustico, utilizandolo en su tiempo, como un flash.
Nacido en el otrora Imperio Austrohúngaro, en la ciudad de Tarnów, en el año 1883, José, hijo de Jacob Krakover y Mina Kuperman, participó de la guerra ruso-japonesa y forzado por la situación política, social y militar de la época, decide junto a su pareja emprender nuevos rumbos hacia las Américas. Recaen en la ciudad de Buenos Aires, Argentina donde establecen su primer domicilio en la calle Camargo 2073 de la Ciudad de Buenos Aires.
José una vez establecido comienza a ejercer su profesión de fotógrafo profesional, habiendo traído sus propias cámaras fotográficas, muy avanzada para la época. Rapidamente es reconocido y comienza a ganar popularidad entre sus pares, por sus dotes tanto en la exposición fotográfica (se utilizaban flashes de magnesio cuya ignición se provocaba manualmente para iluminar), notas gráficas, taller de grabados, asi como el retoque de las mismas. Luego residen en el Partido de Campana, donde alrededor de 1915 establece un taller de fotografía, taller de cuadros y retoques a lápiz, LA ARTÍSTICA, en calle Rivadavia 279 de esa localidad.
José se casa con Esther Kosovsky, hija de Simón Kosovsky y Sara Kiper, natural de Odesa en Rusia. De ellos nace una fructífera familia de ocho hijos, de los cuales varios se dedican a la fotografía. Ellos son:
Paise Krakover, el 07 de noviembre de 1909, en Capital Federal. León Krakover, el 11 de abril de 1912, en Capital Federal. Fotógrafo de profesión. María Krakover, 17 de enero de 1914, en San Fernando. Enrique Krakover, 29 de noviembre de 1915, en Capital Federal. Fotógrafo. Ida Krakover, 22 de junio de 1917, en Campana. Iluminadora de estudio fotográfico. Boris Krakover, 15 de abril de 1919 en Campana. También reconocido fotógrafo gráfico en la localidad de Campana y La Plata. Fanny Clara Krakover, 21 de octubre de 1924, en La Plata. Mauricio Krakover, 28 de diciembre de 1926.
José Krakover fallece de una enfermedad terminal el 28 de abril de 1957, en el Instituto General San Martín, de la ciudad de La Plata.

Matilde Alba Swann (escritora)

escritor
Matilde Alba Swann, es el seudónimo de Matilde Kirilovsky de Creimer.
Hija de Aliaquin Kirilovsky y Emma Ioffe, nació el 24 de febrero de 1912.
Casada con Samuel Creimer, madre de cinco hijos.
Fue bachiller con la Promoción 1929 del Colegio Superior de Señoritas hoy Liceo Victor Mercante.
Se recibió de abogada en 1933 a los 21 años en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata.
El diario El Día de La Plata, en su edición de 9 de diciembre de 1933 publicó la siguiente noticia :
“La cada vez más acentuada participación femenina en las diversas actividades de la vida pública, incorpora al foro platense una abogada cuya inteligencia y dinamismo serán una prueba más de la importancia del aporte de la mujer en las gestiones ciudadanas. Así lo hace esperar la destacada carrera profesional , los brillantes exámenes finales con que ha dado término a su carrera la doctora Matilde Kirilovsky, recientemente graduada en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de nuestra Universidad” Ejerció la profesión durante más de 50 años con el respeto y cariño de sus colegas. Se la recuerda logrando la absolución de la recordada uxoricida Remberta Nieves, o interponiendo resonantes acciones de amparo persiguiendo mejorar la situación de los indefensos. Extracción de sangre de menores tutelados; sufragio de los menores tutelados. Trato inhumano a los internados del Hospital Melchor Romero. Fue presidente de la Comisión de Minoridad del Colegio de Abogados e integró su Tribunal de Disciplina. Fue asesora en temas de minoridad del Ministerio de Acción Social, del Ministerio de Salud y de diversos Gobernadores de la Provincia de Buenos sin distinción de banderías políticas.
En poesía publica ocho libros de poemas; dejo un noveno libro sin editar, pero preparado y a punto de ser impreso.

Canción y grito (1955)
Salmo al retorno (1956)
Madera para mi mañana (1957)
Tránsito del infinito adentro (1959)
Coral y remolino (1960)
Grillo y cuna (1971)
Con un hijo bajo el brazo (1978)
Crónica de mi misma (1980)
Fue Presidente de la Filial La Plata de la Sociedad Argentina de Escritores.
Como periodista condujo audiciones de literatura en las radios Provincia de Buenos Aires y Universidad de La Plata; fue colaboradora permanente del Diario El Día de La Plata. Fue corresponsal de guerra del Diario El Día en la guerra de las Malvinas; fue colaboradora de la Página literaria del Diario La Capital de Mar del Plata.
Con posterioridad a su fallecimiento ocurrido en la Ciudad de La Plata, el 13 de setiembre de 2000, algunos distritos del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires entregan a los que juran el poema de Matilde "Creo en tu ciencia" ilustrado por Enrique Arrigoni. Asimismo, la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata, entrega a sus egresados conjuntamente con su diploma, la prosa poética "La poesía del derecho". Asimismo, el Concejo Deliberante de la Ciudad de La Plata la declaró Ciudadana Ilustre post mortem el 24 de agosto de 2005.

Tebaldo Ricardoni (groso)

Anarquismo
Fue considerado una eminencia científica. El Museo de Física de la facultad de Exactas rescató su obra en una exposición (El gran inventor platense olvidado por la historia).
Desarrolló un revolucionario submarino que luego de ser rechazado por la Armada Argentina fue adquirido por Francia. Le obsequió a Guillermo Marconi, quien vivió un año en su casa, un millonario invento que perfeccionó las transmisiones por radio. Escribió 38 tratados científicos y sostuvo fuertes polémicas pedagógicas con Sarmiento, lo que terminó por valerle el ostracismo.El personaje es Tebaldo Ricaldoni, un científico de renombre mundial en su época, que vivió durante la mayor parte de su vida en La Plata, donde murió. Una verdadera eminencia científica condenada al ostracismo por el fuerte enfrentamiento pedagógico que en su momento opuso nada menos que a Domingo Faustino Sarmiento y sobre quien, recientemente, el Museo de Física de la Facultad de Ciencias Exactas de nuestra ciudad llevó a cabo una exposición en la que se rescató la obra, la vida y la figura de Ricaldoni, una personalidad que muchos platenses desconocen y que ha sido olvidada por la historia oficial de la ciencia argentina.Fue a fines del siglo XIX cuando Ricaldoni inventó un submarino con un sistema totalmente diferente a las primeras naves de ese tipo que comenzaban a construirse en esa época; perfeccionó luego los moduladores para radios y le obsequió el invento a su amigo Marconi, el creador de la radiofonía, quien además vivió un año en su casa; creó el troley de rueda para la captación de energía de cables colgantes para vehículos en movimiento; dio a luz el periscopio de 360 grados de proyección; también inventó la boya de rescate de submarinistas y la falsa quilla de lastre en submarinos; y predijo mediante cálculos matemáticos la existencia del planeta Neptuno y de una luna de Mercurio en estado magmático.Además, fue el primer doctor en Ingeniería en nuestro país; también alcanzó los doctorados de Física y de Matemáticas, disciplinas en las que descolló como docente universitario; también enseñó química, bioquímica, cosmografía y ciencias naturales; escribió 38 tratados científicos; recibió la Palma de Oro y en dos ocasiones las de Bronce, una distinción que en Francia se entregaban a los científicos y que hasta comienzos del siglo 20 eran valoradas tanto como luego lo han sido los premios Nobel; y fue decano de la facultad de Ciencias Exactas de nuestra ciudad y fundador del Museo de Física de esa unidad académica.SUS DESCENDIENTES PLATENSES"Mi abuelo era un científico conocido y reconocido en todo el mundo, a tal punto, que Julio Verne, en una de sus últimas novelas, llamada Robur el Conquistador, se ocupa de burlarse de los inventores, y todos en esa época sabían y decían que la sátira estaba principalmente dirigida a Tebaldo", cuenta Jorge Ricaldoni, abogado y periodista platense que es nieto del destacado inventor.Una breve síntesis biográfica de Tebaldo Ricaldoni indica que nació en Uruguay en 1861, en donde a los 15 años terminó el Liceo Secundario, para luego trasladarse a Buenos Aires, en donde se recibió de ingeniero a los 19 años de edad. Fue pupilo de Bartolomé Mitre, en cuya casa residía. Luego se trasladó a La Plata, en donde desarrolló toda su prolífica obra científica y murió en nuestra ciudad el 23 de septiembre de 1923.El hombre inventó lo que en todo el mundo se conoció como el Submarino Ricaldoni, un navío de ese tipo en el que la variación del peso específico era por el volumen en lugar de serlo por el peso o por la carga de tanques de lastre. El revolucionario invento, luego de algunos trámites y discusiones, fue desechado por la Marina de Guerra de nuestro país, pero más tarde fue adquirido por la Armada de Francia.Ricaldoni, según su nieto, era "un ferviente pacifista, aunque muchos de sus inventos eran de naturaleza bélica".En este último sentido, Jorge Ricaldoni contó una jugosa anécdota protagonizada por su abuelo. "Desarrolló lo que él mismo dio en llamar el 'pincel de fuego', artefacto que junto a los alumnos que lo habían ayudado en el invento, probó en una de las canchas del Colegio Nacional. Puso el aparato en un arco, y en el arco opuesto colocó un enorme blanco hecho en cedro hacia el cual disparó provocándole un enorme agujero. Nunca se supo cómo trabajaba el Pincel de Fuego porque inmediatamente después de esa prueba, se labró un acta con los resultados del experimento, y destruyó su obra haciendo prometer a sus alumnos que nunca más se hablaría del tema por tratarse de una temible arma"."Guillermo Marconi, en 1906 -cuenta su nieto- vivió una año en la casa de mi abuelo en 5 y 59 porque Tebaldo había inventado un nuevo sistema para el transmisor inalámbrico de radio, suplantando al desventajoso sistema de calderas y filamentos de oro, por un modelo de filamentos de tungsteno que resultó un cuatro mil por ciento más económico y de mucha mayor fidelidad. Marconi, para comprarle la patente, le ofreció el 30 por ciento del paquete accionario de su ya multimillonaria empresa, pero como Tebaldo quería seguir con lo suyo acá en La Plata, finalmente le regaló su invento".

René Favaloro (Genio de la medicina)

poeta
René Gerónimo Favaloro nació el 14 de julio de 1923 en el seno de una humilde familia platense y se quitó la vida a los 77 años con un disparo al corazón, sorprendiendo a todo el mundo pero también, claro, dejando todo un mensaje en ese gesto final. Vecino del barrio El Mondongo, donde transcurrió su infancia, cursó la primera en la Escuela Nº 45 e ingresó luego en el Colegio Nacional, donde incluso trabajó como celador durante los dos últimos años del bachillerato y obtuvo su diploma en 1941.
Se recibió de médico en 1949 en la Universidad Nacional de La Plata, haciendo su residencia como discípulo de otro prestigioso profesional platense, José María Mainetti, en el área de Cirugía General del Policlínico General San Martín de nuestra ciudad.
Para entonces ya estaba casado con María Antonia Delgado, quien durante las siguientes cinco décadas lo acompañaría en todas las actividades que emprendió, hasta su muerte, en enero de 1998.
Cuando terminó su primer curso de postgrado, también en Cirugía General, en el Hospital Rawson de Buenos Aires, Favaloro decidió iniciar la práctica privada como médico rural junto a su hermano Juan José en Jacinto Aráuz, un pueblito del sur de la provincia de La Pampa, a 130 kilómetros de Bahía Blanca, donde ejerció entre noviembre de 1950 y enero de 1962.
Falto de oportunidades laborales que le permitieran crecer en su especialidad, viajó entonces a la ciudad de Cleveland, en el estado de Ohio, Estados Unidos, donde la célebre Cleveland Clinic Foundation lo acogió primero por tres años y medio como estudiante -desde febrero de 1962 hasta agosto de 1965-, y lo nombró luego miembro de su staff, desde finales de 1966 y hasta junio de 1971.
Pero la jornada que le cambiaría la vida fue la del 30 de noviembre de 1967, cuando se convirtió en el primer médico en el mundo en realizar una operación de anastonosis -popularmente "by pass"- en la arteria coronaria. Favaloro fue el creador de esa técnica, que se considera ahora una piedra fundamental de la cirugía cardíaca y que le valió, 25 años después de aquella primera operación, que el New York Times lo definiera como un "genuino héroe mundial" que ayudó a salvar millones de vidas.
Sin embargo, cuando comenzaban a surgir los primeros reconocimientos mundiales y tras una década profundizando sus conocimientos y desarrollando nuevas técnicas quirúrgicas en los Estados Unidos, regresó al país para quedarse para siempre, asumiendo primero como docente de la Universidad de Córdoba y luego como director del Departamento de Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Torácicas y Cardiovasculares de la Fundación Gilemes.
Su vida profesional mostró otro salto cualitativo en 1975, cuando organizó y planificó la fundación que lleva su nombre y que se centra en la docencia y experimentación de toda la actividad cardiológica. Firme propulsor de la educación como eje fundamental para el crecimiento armónico y en pacífica convivencia de los pueblos, su pasión por el desarrollo del país lo llevó a condenar sin medias tintas el período violento argentino de los años 70 -al que definió como de "guerra fratricida"- y, 20 años después, los ataques sufridos por la Embajada de Israel y la Amia, participando en actos del grupo Memoria Activa frente a los Tribunales porteños en enero de 1997.
Integrante activo de una treintena de sociedades médicas nacionales e internacionales, entre las más relevantes se encuentran la American Medical Association, la Societé Internationale de Chirurgie, el American College of Surgeons, el American College of Chest Physicians, la Asociación Médica Argentina, el Colegio Argentino de Cirujanos, la Sociedad Argentina de Cirugía Torácica y Cardiovascular, y la Sociedad Argentina de Cardiología, como así también las entidades equivalentes de México, Uruguay y Paraguay.
Miembro honorario de las academias y sociedades médicas de Brasil, Chile, Perú, Panamá, Ecuador y Costa Rica, en su dilatada trayectoria dictó conferencias y cursos académicos en todo el mundo. Entre otros países, lo agasajaron en Colombia, Bolivia, Venezuela, Perú, Brasil, Canadá, Australia, Sudáfrica, Armenia, Italia, Francia, España, Alemania, Rusia e Inglaterra, donde además fue invitado de honor al VI Congreso Mundial de Cardiología, celebrado en septiembre de 1970.
Consultor del Centro Oncológico de Excelencia creado por el profesor José María Mainetti, fue también presidente del Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares y de la Sociedad de Cirugía Torácica y Cardiovascular Argentina.
Obtuvo una larga lista de premios y distinciones, entre las que cabe recordar los concedidos por el American College of Surgeons, la American Medical Association y la Sociedad Internacional de Cirugía, las medallas de oro de la Ohio State Medical Association, la Orden del Sol del Perú, los tres premios de la Academia Nacional de Medicina, el premio Konex de brillantes de 1993, y numerosas menciones honorarias y condecoraciones.
Por todos estos lauros, el 6 de septiembre de 1974 la Universidad Católica de Córdoba lo nombró Doctor HonorisCausa y, con los años harían lo propio la Universidad de Tel Aviv, para luego ser designado académico de número de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, el 5 de noviembre de 1976, y de la Academia Nacional de Medicina, el 16 de julio de 1986.
Para entonces, ya había escrito más de 250 trabajos de su especialidad y efectuado casi 14 mil operaciones de by pass y en 1992 había comenzado a construir la clínica con la que siempre soñó: el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. considerado uno de los centros de salud más relevantes de América Latina, su costo final trepó a los 55 millones de dólares y su nivel de excelencia se equipara a cualquier clínica de los Estados Unidos, país al que siempre tomó como punto de referencia.
Dueño además de una clara línea de pensamiento, se destacó siempre por defender a la Universidad pública, en la que incluso fue delegado estudiantil, pero rescatando la necesidad de iniciar lo que llamaba "una nueva reforma universitaria", que estableciera un examen de ingreso y un arancel general, lo que le valió arduas discusiones con otros prestigiosos académicos. Pero Favaloro, como siempre, no se amedrentó entonces ante la reacción pública y se mantuvo firme en sus convicciones.

Sor María Ludovica

fotografo
Sus padres, Ludovico y Santa Colaianni, el mismo día le dan con el Bautismo la gracia santificante que la hace hija de Dios. Su familia le enseña las primeras palabras y las primeras oraciones, la devoción a la Virgen, la obligación de la misa dominical y la caridad hacia los pobres.
Antonina desde temprana edad ayuda a su madre en el cuidado de sus hermanos, de los que llegó a ser niñera, maestra y modelo. Al llegar a la adolescencia, se presta también a colaborar con el padre en las tareas agrícolas.
Antonina no quiere casarse.
No sabe el por qué.
Pero en el alma de Antonina ha prendido la llama vocacional.
La familia es muy numerosa y Antonina muy útil en todos los quehaceres de la casa y del campo; por eso sus padres no quieren desprenderse de ella. Las relaciones familiares se vuelven tirantes. Por eso tanto el párroco como Antonina creen oportuno apresurar la partida. El mismo párroco acompaña a las nuevas aspirantes: una hermana suya y Antonina. Se dirigen a Savona.
Para el año 1907 se programa el envío de un contingente de hermanas para llegar a diversos puertos americanos.
El 14 de noviembre de 1907, Sor Ludovica y cuatro religiosas se embarcan en el vapor "Lombardía", que llega a Buenos Aires el 4 del mes siguiente.
A principio de 1908, Sor Ludovica recibe la orden de ir al Hospital de Niños de La Plata para encargarse de la cocina, despensa y la ropería. En esa época todo el Hospital se reducía a una alambrada, un portón y dos salas de madera para 60 camas.
Pero más que nada debe progresar por dentro: sensibilizar y estimular el espíritu de familia.
Sor Ludovica profesa con los votos perpetuos el 3 de mayo de 1911. En el año 1915 muere Sor María Rita Libardi, Superiora del Hospital de Niños. El Dr. Cometto, acompañado de otros médicos, se dirige en misión oficial a la Madre Provincial para pedirle que Sor Ludovica sea nombrada Superiora, a lo que aquélla accede con mucho gusto. Sor Ludovica, hija de la obediencia, acepta el cargo.
En el año 1925 el Hospital de Niños pasa a depender del Ministerio de Salud Pública de la Provincia... Un avance, sin duda, muy positivo y beneficioso. Sor Ludovica se convierte en la portavoz de las necesidades de los niños y de las nuevas exigencias que reclama el progreso.
En 1930, bajo la supervisión de Sor Ludovica, se inicia la construcción de pabellones, varios consultorios, 6 salas para 180 niños y numerosos servicios.
En el año 1935 una dolorosa enfermedad postra a Sor Ludovica. Un riñón está afectado de tumor canceroso, que se le extirpa.
El 16 de septiembre de 1937, de acuerdo con el Director del Hospital, Sor Ludovica se dirige al Ministerio de Obras Públicas para solicitarle la cesión de una quinta en City Bell, para la instalación del Solario.
El Poder Ejecutivo Provincial otorga la Quinta N° 12 y luego la N° 13 por un total de 47.000 m2.
Sor Ludovica decide transformar los terrenos de City Bell en una quinta para obtener hortalizas y fruta abundante, y en una granja de cría de aves y cerdos para brindar a sus niños, huevos, pollos y embutidos de cerdo de primera calidad.
Debido a la extirpación del riñón, su salud se debilita. Para recuperarse, se le obliga a tomar un descanso en Mar del Plata, sintiendo en sí misma los beneficios que sacarían los niños débiles. El 28 de febrero de 1938, el Gobierno Provincial le cede una fracción de 100 metros de playa. La construcción comienza a todo ritmo, súbitamente se levanta una recia tempestad de protestas, denuncias y críticas, que obligan a paralizar la obra. Luego de titánicas luchas que duran 7 años, la buena causa triunfa. El Solario se inaugura en el año 1943.
Los años, más de 80, el desgaste diario, la sucesión de edemas pulmonares... van deteriorando rápidamente el organismo de Sor Ludovica.
Vive sus enfermedades con gran entrega y aceptación de la voluntad de Dios, con una paz, serenidad y tranquilidad de espíritu de que ello es permitido por Dios. Los últimos días sufre muchísimo...
El Arzobispo de La Plata, Monseñor Antonio José Plaza, la visita y le da la bendición. Poco antes de las 18 horas, "con un fuerte quejido", expiró. Era el domingo 25 de febrero de 1962. Tenía 82 años.


José Podestá (Patriarca del teatro nacional)

grosa
la plata
Don José J. Podestá, don Pepe o Pepino el 88, creador del teatro criollo rioplatense o teatro nacional, es la figura más insigne y representativa de la dramática argentina. Fue un hombre sencillo en su vida familiar, de costumbres austeras, aunque un aventurero audaz y emprendedor en su vida teatral, dotado de fino humor, de una precisa y sutil observación del medio que lo rodeaba y de las costumbres populares. En sus memorias "Medio siglo de farándula" sobresale como un escritor notable y de inspiración poética. El patriarca de nuestro teatro fue un artista apasionado, que desdeñaba la jactancia y la vanidad, un grande que se ganó el afecto y el fervor de los pueblos rioplatenses a los que estuvo permanentemente ligado, y que lo consideraron como el inspirador supremo de su teatro nacional. Estas circunstancias lo llevaron a estar vinculado a La Plata casi desde su fundación, pues hizo su primera visita a la ciudad el 15 de abril de 1884, en ocasión del traslado de los poderes a la nueva capital. Se habían preparado entonces grandes festejos y como la concurrencia era enorme y los hoteles y pensiones escasos, don Pepe tuvo que hospedarse en un banco de la plaza. Recordaba que dio vuelta el traje de Pepino y se lo puso para resguardo de su ropa particular, y que después de prender un buen fuego para templar el aire, que era bastante frío esa noche, tuvo el honor de ser el primer "atorrante" de la moderna ciudad fundada por el Dr. Dardo Rocha, su distinguido amigo, a quien le hizo mucha gracia cuando se enteró de lo ocurrido y lo del "primer atorrante de La Plata".
Don José Juan Podestá había nacido en Montevideo el 6 de octubre de 1858 donde se inició en el circo y en las actividades teatrales, y falleció en nuestra ciudad el 5 de marzo de 1935, en su casona ubicada en los altos del Coliseo Podestá, rodeado de sus hijos y nietos. Sus restos descansan en el mausoleo familiar en el cementerio local.

Almafuerte (Poeta)

unlp

La vida de Almafuerte va a caballo de dos siglos, un período de transición en el que se van gestando ideales, en el que se sueñan ilusiones que muchas veces, y para la mayoría, no alcanzan a dar a luz en nuevos valores. Damasiadas veces la realidad, como en el caso de Almafuerte -quien nace el 13 de mayo de 1854 en San Justo y fallece en La Plata el 28 de febrero de 1917- obliga a vivir de prestado, son años de cansancio, de mucha pobreza, de la que el vate no se podrá librar hasta su muerte y que signará su existencia. Pero el poeta no se entregará jamás. En su reacción ante los golpes de la vida, procurará siempre que la virtud esté en unidad, a su manera, a la actividad práctica, procurando respirar en un ambiente de mayor solidaridad y justicia, no para él -que sabía sobreponerse- sino para los demás, para los desposeídos. "Mi política de la vida, dice, consiste en entregarlo todo a los demás. Es la locura de la pureza, el delirio de la abstención".
A casi 90 años de su muerte, la obra rica y fecunda de este singular vate, resiste el peso de un tiempo que ha pueso en revisión todas las estructuras, no sólo culturales, sino también sociales y políticas. Es que la obra de esta alma sensible y emotivo se iluminó siempre, desde su más temprana juventud, por el respeto a la dignidad del hombre y a la libertad como valores supremos. Quien supo luchar incansablemente en todas las direcciónes del espíritu y en todas las instancias del compromiso moral y material, recibe el homenaje de la emoción de quienes se acercan a sus versos impregnados de sueños e ideales. Ellos pueden aún ayudarnos a superar la compleja realidad cotidiana y a convencer -que es vencer sin espada- a quien se acerque a su poesía plena de una perennidad manifiesta y de una vitalidad innovadora, con su amor por lo humano y su regla de justicia.
Queremos cerrar estas reflexiones con las palabras del poeta neo-helénico (griego) Giorgos Seferis, que creemos podemos aplicar a Almafuerte: "La perennidad de la poesía -de esta voz humana que llamamos poesía- da a la lengua no sólo su carta de nobleza, sino su verdadero horizonte, su horizonte esencial. Esta voz corre en todo momento peligro de extinguirse por falta de amor. Pero encuentra refugio y constantemente renace. Su campo propio está en el corazón de todos los hombres de la tierra. Posee el encanto de huir de la industria de la costumbre". Y luego de otras consideraciones admirables, concluye Seferis: "En este mundo que va encogiéndose cada vez más, cada uno de nosotros tiene necesidad de todos los demás. Tenemos que buscar al hombre donde quiera que se encuentre".

Álvaro Yunque

gente
Escritor platense Nació en La Plata el 20 de Junio de 1889, pero siendo todavía un niño se radicó en Buenos Aires. Su verdadero nombre fue Arístides Enrique Gandolfi Herrero. Desde muy joven incursionó en la literatura y el periodismo y colaboró con diarios de la época y periódicos de izquierda. Además incursionó en el teatro y la poesía, y escribió biografías históricas y estudios sobre la literatura social argentina. Junto a Elías Castelnuovo, Roberto Mariani y Leónidas Barletta integró el grupo de Boedo. Fue un activo defensor de la causa antifascista en los años 30 y 40. La dictadura instalada en 1976 prohibió muchas de sus obras y a partir de 1977 impidió su participación en la Feria del libro. Falleció en Tandil en 1982. Su poesía de tinte social estuvo basada en el habla popular y el lunfardo, introduciendo en la literatura personajes humildes, gente de los barrios y suburbios, remarcando siempre en forma crítica la injusticia y la humillación.

Numa Rossotti

Músico, diplomático y periodista platense Nació en 1889 en La Plata.
Siendo muy joven, manifestó su vocación musical. Por medio de una beca, estudió en el Conservatorio Wiiliams de Buenos Aires. Luego, se perfeccionó en Europa con el pianista español Ricardo Viñas y, posteriormente, con el maestro Vincent d´Indy en París. Formó parte de la Asociación de Artista Argentinos en Europa. En 1918, regresó a La Plata. Entre 1920 y 1936 fue designado como corresponsal del diario "La Razón" en París. En 1924, fue nombrado Canciller del Consulado General en París y luego en España. Entre sus obras más destacadas se encuentran "Cabeza de mujer", talla en mármol y "Gaucho", madera dorada y policromada. Su esposa donó su colección al Museo Municipal de Bellas Artes de La Plata. Una de las salas de este Museo lleva su nombre desde 1994.

Carlos Sánchez Viamonte

personalidades

Pólítico platense. Nació en La Plata el 16 de Junio de 1892 en el seno de una familia patricia. Se recibió de abogado en La Plata. Participó activamente en la Reforma Universitaria de 1918. Formó junto a Aníbal Ponce y Julio V. González el círculo de jóvenes reformistas que rodeó a José Ingenieros. Ejerció la docencia en Buenos Aires y La Plata. Luego del golpe de 1930 se afilió al Partido Socialista y ejerció cargos legislativos. Fue uno los fundadores del Partido Socialista Argentino en 1958 pero abandonó la actividad partidaria en 1962. En 1966 fue nombrado embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Comisión de Derechos de la ONU en nueva York, cargo al que renunció tras el golpe militar de 1966. Murió en Buenos Aires en 1972.

Emilio Pettoruti (artista plástico)

Personalidades y Heroes Platenses

Artista platense Nació en 1892 en La Plata. Con apenas 11 años y por iniciativa de su abuelo, pintó en lo alto de un muro, un gran canasto de flores, fruto exclusivo de su imaginación. Estudió en la Academia de Bellas Artes de La Plata. Luego de realizar algunas muestras en esta ciudad, se embarca en 1913 rumbo a Italia. Siempre estuvo en contacto con las vanguardias de cada país. En octubre de 1924, realiza una muestra en el Salón Witcomb de Buenos Aires. Sus obras, decididamente vanguardistas para la época, provocan un escándalo. En 1930, es nombrado Director del Museo Provincial de Bellas Artes de La Plata. Expuso en Chile, en Milán, en París, en Roma. En 1964, comienza a escribir sus memorias que publicará en 1966 con el título " Un pintor ante el espejo". Falleció en 1971.

Salvadora Carmen Medina Onrubia (periodista)

revolución

Periodista anarquista platense. Nació en La Plata el 24 de Marzo de 1894. Dirigió una escuela-granja en el pueblo entrerriano de Enrique Carbó. Publicó piezas teatrales y artículos en el periódico anarquista la Protesta. Participó como oradora en diversos actos obreros y se dirigió a la multitud reunida en el Cementerio de la Chacarita en la semana trágica. Fue pareja de Natalio Botana, director del diario Crítica, y desde sus páginas apoyó causas políticas vinculadas al anarquismo y el feminismo. Luego de la muerte de Botana quedó a cargo de la dirección del diario. Opositora al peronismo, desde las columnas de Crítica descargó sus críticas contra el gobierno de Perón hasta la expropiación del diario. En 1958 publicó un libro dando su versión sobre la confiscación. Murió a los 88 años de edad.

Y faltaron muchísimos!

Fuente: Archivo de la cultura platense de Eduardo A. Finocchi