Con la enorme cantidad de hardware disponible en el mercado actual, especialmente diseñado para brindar el soporte necesario para ejecutar los más sofisticados videojuegos, cuando nos encontramos frente al dilema de elegir los elementos que compondrán a nuestra PC para juegos, debemos no sólo evaluar los costos de inversión, sino también la performance que nos brindará el equipo.

La lógica nos indica que cuanto mejor sea la computadora que elijamos, mayor será su performance y por supuesto el tiempo de vida útil de la misma.

Tengamos en cuenta que si adquirimos un equipo con tecnología de última generación, como suelen ser las computadoras de la firma Dell, tendremos asegurado el poder ejecutar los más complejos videojuegos en su máxima calidad.

Si estamos interesados en armar nosotros mismos una PC dedicada a juegos, lo ideal es evaluar detalladamente la performance que nos brindan los diferentes componentes que incluirá, y cómo funcionará cada uno de ellos con el resto de los elementos, para lograr un conjunto adecuado que permita soportar las aplicaciones más complejas


La motherboard
Lo primero que deberemos seleccionar será la motherboard, que será el elemento crucial que definirá la cantidad de placas de video y de memoria RAM que podremos utilizar, el tipo de procesador, y las diferentes variantes de conexionado de accesorios.
Para elegir la motherboard adecuada, la misma deberá contar con ranura del tipo PCI-E, donde podremos conectar la placa de video, además de soportar un mínimo de dos módulos de memoria RAM de 2 Gb cada uno.


Conexiones
Deberemos prestar atención al tipo de conexiones que nos brinda, ya que deberá incluir puertos USB, entrada para sonido, red, entre otros.

Procesador
Lo ideal es adquirir un modelo de varios núcleos, tales como los Intel Core, ya que los mismos nos permitirán realizar diversas tareas de forma paralela, sin disminuir el rendimiento total de la PC.

Tengamos en cuenta que dentro de las funciones del procesador se incluyen aspectos relacionados al mundo virtual, la inteligencia artificial, los gráficos y el sonido. Por ello, es fundamental adquirir un procesador que nos provea de una importante performance de funcionamiento.


Los discos rígidos
Es recomendable elegir un disco del tipo de estado sólido, también conocidos como SSD, debido a que suelen presentar una mayor rapidez de procesos, tanto al escribir como leer datos, en comparación a los discos rígidos tradicionales.

Memoria RAM
Otro de los elementos fundamentales para el rendimiento adecuado de una PC dedicada a juegos, es sin lugar a dudas la memoria RAM, teniendo en cuenta que a mayor memoria, superior será la performance que lograremos obtener del equipo, deberemos además tener en cuenta el factor de la velocidad, ya que cuanto más veloz sea este componente, implicará mayor cantidad de datos transferidos entre la memoria y el chip central.

Lo más recomendable es elegir dos módulos de memoria RAM del tipo DDR3 de 2 Gb, que puede rondar los 1333 Mhz, ya que actualmente son unas las más modernas y rápidas del mercado.

No obstante, también podemos adquirir modelos de memorias exclusivas para gammers, que pueden llegar hasta los 4 Gb de capacidad y venir acompañadas de una serie de disipadores de calor.


La placa de video
Es uno de los componentes más importantes en este tipo de equipos, para lo cual es recomendable la elección de una buena aceleradora 3D, preferentemente de marcas tales como Nvidia o ATI.

Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta al adquirir la placa de video es la capacidad de memoria que ofrece, ya que este componente será el encargado de almacenar y reproducir detalles importantes de los gráficos de los videojuegos, tales como texturas, relieves, y demás, y por otra parte es la encargada de enviar determinadas instrucciones al procesador y el resto de los elementos, durante la ejecución de un juego.

Cuanta mayor capacidad ofrezca la placa de video, el rendimiento que obtendremos será superior, ya que el intercambio de datos entre ella, el procesador y la memoria RAM será más fluido.

Asimismo, al adquirir la placa de video deberemos hacer hincapié en otros aspectos que la componen, tales como la inclusión de conectores DVI, VGA, salida para TV, como así también su sistema de enfriamiento y el consumo eléctrico que requiere.

Cabe destacar que aquellos usuarios más exigentes pueden recurrir a la utilización de más de una aceleradora 3D, que pueden ser configuradas para que trabajen de manera sincronizada. Si ese es el caso, deberemos elegir la motherboard compatible con este tipo de sistema.


Y LISTO A JUGAR