Significado de los colgantes de libelulas


Hace unos años he notado que montones de mujeres andan usando unos colgantes cuyo dije representa una libelula...no me parecen bichos lindos ni simpaticos ni nada, asi que cuando veia alguna conocida con eso, le preguntaba por qué lo llevaba puesto, y siempre obtuve como respuesta un "no se, me lo regalaron" o "no se, me gusta", asi que me puse a investigar su significado, y esto es lo que encontré :

- Mitologia Japonesa :
Se dice que los japoneses son los más ardientes aficionados del mundo a los insectos. Y entre ellos, los más populares son las libélulas, luciérnagas y los insectos sonoros del otoño. Desde la antigüedad, los japoneses han gozado observando estos insectos, como muestra la historia.
La prueba más temprana de esta afición son los dibujos en las campanas ceremoniales dotaku, de mediados a finales del periodo Yayoi (entre el segundo siglo A.C. y el tercero D.C.). Las campanas, hechas de bronce, a veces eran decoradas con dibujos primitivos de libélulas, junto con mantis religiosas y arañas – todos insectos beneficiosos debido a que eliminan los insectos que se comen las plantas de arroz. Los historiadores creen que los dibujos de los insectos representan plegarias por una buena cosecha.
Nihon Shoki (Crónica de Japón, recopilada en el 720) es una historia del Japón antiguo. En ella se mencionan las libélulas, con el nombre de akitsu. Las Crónicas cuentan que el primer Emperador, Jimmu Tenno, subió a una pequeña montaña en Yamato (actual Prefectura de Nara), miró hacia el suelo y dijo: “La forma de mi país es como una pareja de akitsu”.
Las Crónicas también describen una anécdota de cuando el 21 Emperador, Yuryako Tenno, se encontraba cazando en una llanura en Yoshino (actual sur de la Prefectura de Nara). Un tábano se posó en su brazo y le picó. En ese momento bajó en barrena una libélula y se deshizo del tábano. El Emperador quedó tan satisfecho con tal acción que llamó a la zona: Akitsu-no (Llanura de la Libélula). Y según las citadas Crónicas de ahí surgió el antiguo nombre de Japón: Akitsu Shima (Las Islas Libélula)
A las libélulas se las denominó kachi-mushi (insectos victoriosos), que traen buena suerte, en parte debido a la leyenda del tábano. Los cascos de los samurai, las gorras de los soldados, marcas familiares y otros objetos fueron decorados con dibujos de libélulas de la buena suerte.

insecto


- En Europa :
Los italianos creen que Satanás envió libélulas desde el infierno para causar desgracias en el mundo.
La también libélula ha sido denominada "La aguja zurcidora del Diablo" porque en una superstición casi cómica acerca de este animal, se dice que cose las bocas de los niños mentirosos, regaña a las mujeres y maldice a los hombres mientras duermen.
En algunas regiones de Suecia se cree que si una libélula vuela alrededor de la cabeza de una persona, ésta sufrirá una herida como castigo y su alma se hará más pesada. En Filipinas, se considera que si una libélula se posa en el cabello de un ser humano, éste comenzará a presentar signos de locura.

- Hindúes :
La mitología hindú señala que cuando las personas mueren sus almas se transforman en libélulas que esperan en la Naturaleza hasta renacer en otra persona.

Libelula


- Indigenas Navajos :
Los indígenas Navajo ven a la libélula como símbolo de la pureza del agua. Sus textiles y joyas muestran distintos diseños de esta criatura. Una de las más bellas historias acerca de la libélula es un mito de los habitantes de una villa Zuni acerca de 2 niños que fueron abandonados por los pobladores cuando la cosecha de grano falló. El niño más pequeño construyó una libélula de juguete con las cáscaras para alegrar a su hermana. Eventualmente, la libélula cobró vida y apaciguó a los espíritus del cultivo quienes les dieron a la aldea una gran cosecha de grano.

- Mexico :
En el México prehispánico se les consideró como símbolo de la pureza del agua. Aparecen en el arte pictórico teotihuacano dentro del Tlalocan, paraíso del dios Tláloc y signo ideal para aquellos hombres del rudo altiplano mexicano.
En la escena se observa a Tláloc, dios de la lluvia, en un lugar de cantos, juegos y deleites acuáticos entre mariposas y libélulas que revolotean a la orilla de ríos turbulentos bordeados de arbustos de cacao, flores y plantas de maíz.
Al parecer los mexicas relacionaban las relacionaban con entes malignos. Una descripción virreinal de la mitología náhuatl hace referencia a las libélulas de la siguiente forma:
“Como era uno de los demonios tzitzimime, adoptó la forma de insecto, pero a pesar de ello en forma adulta tiene las garras y dientes protuberantes como una reminiscencia del cipactli o monstruo de la tierra (Spence, 1923". Robelo en su diccionario de mitología nahoa traduce tzitzimime como flecha o dardo que vuela.
Algunos cronistas como Sahagún traducen “tzitzimitl" por diablo, demonio habitante del aire, mientras que otros los consideran en general como monstruos con grandes mandíbulas o fieras que habían de bajar del cielo para comerse a los hombres al final del mundo.

colgante


- Mayas :
La etnia maya de los mopanes cuenta que las libélulas ayudaron al Sol a guardar en trece troncos huecos los trozos rotos de la Luna, que fue descuartizada por un rayo. Cuando los troncos fueron abiertos por un perro, surgieron sobre el mundo todos los animales nocivos como las serpientes.
El pueblo tzotzil en Chiapas aprecia las libélulas por sus dones curativos. Suelen pasar tres de estos odonatos por la boca de los niños cuando babean. De esta forma los pequeños no vuelven a salivar en exceso.
En Quintana Roo el sambay macho o dzabay, uno de los bailes más característicos legado por los prehispánicos de la zona, representanta la exhibición de vuelo especial que hace la libélula macho para cortejar a la hembra.


En fin...hay culturas que las tienen como simbolo positivo y otras como simbolo negativo...a mi me parece una cagada ver el mismo diseño repetido en tanta gente, y realmente como bicho, me parece bastante feo...pero bueno, que se le va a hacer...son modas...al menos es mejor que la de colgarse chupetes de colores en la muñeca...