Un problema por el que atraviesan varios adolescentes es el del acné. La aparición exagerada de sarpullidos en el rostro es un condicionamiento tanto social como físico que puede repercutir en gran medida en la autoestima del individuo, y que el tratamiento con cremas convencionales puede curar.

Sin embargo, nunca está de más tener noticias sobre remedios caseros que permitan curar el acné y no tener que lidiar a diario con la carga a cuestas que supone este problema de la piel. Este remedio casero contra el acné probablemente te saque de un apuro si es que padeces este problemita.

La base del remedio es el zumo de lechuga. Debes tomar una taza de agua y colocar algunas hojas de lechuga (dos o tres). Licúalo todo y aplícatelo sobre la piel limpia de tu rostro. Deja actuar este preparado durante treinta minutos y lávate la cara con agua muy fría. Hazlo durante una semana y verás que los resultados comienzan a hacerse evidentes.



Comenten!