El sistema político de China

El sistema político de China

El sistema político de un país es su forma de gobierno, la relación entre gobernantes y gobernados, la distribución del poder en el Estado. En China, Yang Fengchun, profesor adjunto de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Gubernamental de la Universidad de Beijing, ha definido el sistema político de su país como: “el conjunto de leyes, regímenes, reglas y prácticas consuetudinarias aplicados en la parte continental del país desde la fundación de la República Popular China en octubre de 1949, con el fin de reglamentar el Poder político del Estado, el sistema de gobierno, las relaciones entre el Estado y la sociedad”.

El profesor Yang se está refiriendo al sistema político de la China de hoy, la comunista, la socialista, la de Mao y sus sucesores, no a la China imperial, ni a la efímera China democrática que intentaron implementar Sun Yat-sen y Chiang Kai-shek. El sistema político de las dinastías imperiales, se basaba en el emperador y su corte, el poder se heredaba y se ejercía autoritariamente.

El sistema político de la malograda República China, procuraba establecer el sistema democrático occidental pero nunca se hizo realidad.

El sistema político de China hoy es la Constitución, que como en todos los países, se considera la ley fundamental del Estado. Es el Partido Comunista, que es partido único, partido gobernante.

Son las Asambleas Populares, donde se establece que todo el poder de la República Popular China pertenece al pueblo. Es el Jefe de Estado, que es el presidente del país.

Es la administración central y la local, por medio a las cuales se ejerce la administración pública del Estado chino con la participación de cuadros y otros funcionarios públicos. Es el poder militar, que está vinculado indisolublemente al poder político, ya que es el Partido Comunista de China quien lo dirige de manera directa. Para los chinos el de ellos es un sistema democrático, porque todo el poder radica en el pueblo.

No es una democracia como la que conocemos en nuestros países, no es la democracia que EEUU quiere exportar al mundo, pero es la democracia que le ha dado resultado y le ha permitido un crecimiento económico sin parangón en los últimos 30 años. Mientras nuestros sistemas políticos se basan en la democracia electoral bipartidista o pluripartidista, el sistema político chino se basa en la democracia popular de partido único. Allá, como aquí y en los EEUU, el poder radica en el pueblo. ¿En teoría? Investigue, compare, sea usted el jurado.

Fuente