El juego del blackjack tiene como objetivo el alcanzar con dos o más cartas los 21 puntos sin pasarse de esta cantidad. Conseguir los 21 puntos con solo dos cartas supone haber hecho un blackjack. Pasarse de esta cantidad es el equivalente a perder.

Se juega con uno o varios mazos de barajas tipo inglesas de 52 cartas. Participan hasta 7 jugadores sentados en forma circular en una mesa con forma de semi-circulo donde el crupier o tallador les reparte las cartas a cada uno.

Para comenzar el juego, los jugadores deben realizar sus apuestas colocando la cantidad deseada (generalmente existe un máximo y un mínimo para la apuesta según el casino y la mesa) sobre el tapete, en caso de ganar, el tallador les pagará el doble exacto de lo apostado, en caso de formar un "BlackJack" se les pagará 1 vez y media el valor de lo apostado y en caso de empate simplemente se le devuelve el importe apostado.

Luego de realizadas las apuestas, el crupier baraja las cartas y separa las 5 primeras del mazo, luego reparte una carta a cada jugador y una a si mismo, todas boca arriba para que puedan verse. En la segunda ronda reparte una carta más a cada jugador boca arriba también y una para si mismo, pero boca abajo. Si la carta a la vista de la banca es una as, el crupier avisa de la posiblidad de un BJ (Blackjack) y permite que los jugadores se puedan asegurar, el seguro les permite cubrirse en caso de que la banca tenga un BJ natural y la cantidad del seguro puede ser, como máximo, igual a la mitad de la apuesta realizada. Si al levantar la segunda carta la banca logra formar un BJ, le pagará al jugador asegurado a razón de dos por uno, en caso de no formarlo el jugador perderá el dinero del seguro y el juego continúa normalmente.


black  jack como jugar

Luego de la segunda ronda, el crupier comienza a jugar con cada uno de los jugadores empezando por el de su izquierda, y le consulta que acción desea tomar, de esto dependerá en gran modo el resultado final del juego:

Plantarse (Retener): Dejar el juego como está sin pedir más cartas, un jugador puede plantarse con cualquier puntaje.

Pedir (Golpear): Pide otra carta, puede hacerse varias veces hasta que el jugador lo desee y se plante ó hasta que se pase de 21.

Abrir o separar (Dividir): Si el jugador tiene un par de cartas iguales puede optar por formar dos juegos independientes, si al pedir más cartas vuelve a conseguir otro par igual puede seguir abriendo el juego. Para poder abrir es necesario apostar sobre el juego nuevo la misma cantidad que se tiene apostada en el primer juego.
En caso de ser cartas "negras" que son los 10, J, Q, K As como todas valen 10 pueden considerarse pares iguales para abrir o separar. Cada juego es independiente.

Doblar: Si el jugador obtuviese 9, 10 ú 11 tantos puede doblar su apuesta colocando la misma cantidad que ya había apostado y de esta forma en caso de ganar, duplicar su ganancia.

Ahora que cada jugador ha tomado su decisión, es hora de que el crupier juegue y lo hace basandose en la regla del 17, es decir que pedirá carta hasta llegar o pasar los 17 tantos y luego se plantará o se plantará si directamente forma más de 17 tantos con sus dos cartas.

Para ganar es necesario tener mayor puntuación que la banca, si la banca se pasa, los jugadores que no se pasaron ganan automáticamente, si la banca forma un BJ, solo pueden empatar los jugadores con idéntica mano.

El valor de las cartas:

Las cartas "negras" jota o jack (J), reina o dama (Q) y rey (K) valen 10 puntos cada una.

•As: 1 punto ú 11 puntos (según convenga al jugador)
•Rey: 10 puntos
•Reina: 10 puntos
•Jack: 10 puntos
•Diez: 10 puntos
•Nueve: 9 puntos
•Ocho: 8 puntos
•Siete: 7 puntos
•Cinco: 5 puntos
•Seis: 6 puntos
•Cuatro: 4 puntos
•Tres: 3 puntos
•Dos: 2 punto