5 verdades sobre la cumbia villera


Como bien habránse dado cuenta, yo soy rockero, se tocar la guitarra, y escucho metal, punk, hardcore, reggae, ska, bah, rock en general. Durante mcuho tiempo tuve esa actitud fascista, de que "los que escuchan cumbia son unos negros de mierda, hay que matarlos a todos, blah, blah, blah". Con el tiempo, recapacité sobre esa actitud, y hoy en día cambié mi postura al respecto.

1º Sobre la discriminación, es mutua.
Que los cumbieros son discriminados, que les dicen "negros cabeza", que los que escuchan rock los bardean, es cierto, y no lo discuto, porque, como dije antes, yo tenía esa actitud.
Pero seamos realistas, también existen muchos cumbieros que discriminan a los que escuchan rock, sobre todo en lugares como, por ejemplo, las escuelas, donde en un salón son mayoría cumbiera, los rockeros son mal vistos. Según muchos de ese tipo de gente, los rockeros son chetos, amargos, vigilantes, forros, y no tratan con ellos nunca. Algunos también son racistas sobre el origen de los músicos que los otros escuchan, por ejemplo, dicen que tal o cual cantante es una mierda por el solo hecho de ser yanqui o inglés.
No es mi intención generalizar, y decir "todos los cumbieros son esto", pero que hay discriminación de ciertos sectores de ambos lados la hay, y por lo tanto, no veo bien esa actitud de hacerse el victimario todo el tiempo.
Y por cierto, ¿no creen que quienes más discriminan son los que escuchan pop? Yo creo que sí.

Todo sobre la cumbia villera

2º La cumbia villera es monotemática
Vale una aclaración: que un género musical sea monotemático no significa que ese género sea malo. A mí, en lo personal, no me gustaría escuchar una música donde todos los grupos que toquen ese estilo toquen sobre lo mismo. Pero sobre gustos no hay nada escrito, y no soy quien para decir si eso es bueno o no.
No es pecado admitir que la cumbia villera siempre habla de lo mismo, ni tampoco es pecado que cante siempre de lo mismo. Como dije, cuestión de gustos.
También es cierto que las letras de la cumbia villera no son precisamente poesía de Borges. Pero un tema no tiene que ser necesariamente profundo o filosófico para estar bueno. De hecho, a mí también me gustan muchas canciones con letras tontas.

3º Cada uno en lo suyo
Supongamos que yo sea metalero, y sea fanático de Horcas, Malón, y Almafuerte. Yo entonces me llevo re-bien con un pibe que le gusta Altos Cumbieros, La Base y La Rama (si esos grupos aún existen). Yo le presto un CD de algún grupo de metal que me cope, él me dice que no le gusta. Entonces le vuelvo a insistir, lo extorsiono, lo obligo a escuchar mis temas, hasta que al final el pibe se harta y me termina mandando a la mierda.
El caso se da muy seguido con distinta gente. No hay necesidad de imponerle al otro lo que uno escuche. Un sencillo "si te gusta eso, sé feliz escuchándolo, pero no me jodas a mí".

tevez

4º No hay que darle importancia
A mí en más de una oportunidad me bardearon por escuchar Metallica, Nirvana, La Renga o Green Day. Mi actitud hacia esas personas fue un encogimiento de hombros ¿qué me importa a mí lo que el otro diga? Yo no me voy a ofender, ni voy a morirme porque alguno me diga "Metallica es una mierda". No me interesa, no le doy importancia.
Esa creo que es la actitud correcta, nada de ir a corriendo gritando "Mami, ese nene me dijo cabeza".

5º No hay necesidad de salir con lo mismo siempre
Yo tengo algunos amigos cumbieros, y me llevo bien con ellos, porque el tema de la música que se escucha no es algo decisivo. Yo no golpearía a una persona por el hecho de que a ese le guste otro género musical que a mí no me guste. Es una taradez pelearse y discutir por ese tema ¿cuál es el objeto de debatir sobre eso? ¿qué el otro cambie sus gustos? ¿declarar unanimemente qu ese género es el mejor? Todo eso es pérdida de tiempo.
Aunque, voy a ser realista, es cierto que entre rockeros es llevan mejor, lo mismo entre cumbieros. Pero lo que quiero transmitir es que no hay necesidad de pelearse con alguien porque no le guste lo mismo que a uno.

villa

cumbia

La denominación "cumbia villera" surge para identificar un tipo de música cuyos autores, intérpretes y personajes de sus letras pertenecen o pertenecieron al mundo de poblamientos carenciados, históricamente conocidos con la cruda y contundente denominación "villas miserias", y actualmente llamados barrios o villas de emergencia. Que las villas hayan dejado de ser miserables para pasar a ser carenciadas o emergentes, indica el grado de negación de la sociedad y sus referentes políticos y culturales para no mirar lo que siempre estuvo ahí. Musicalmente la cumbia villera se nutre de la clásica cumbia colombiana y de otros ritmos, conocidos en la Argentina como "tropicales", siendo el producto final un nuevo género, fácilmente identificable y empaquetable para el consumo. Comenzó a escucharse a mediados de los años 90 a través de grupos como Amar Azul y Ráfaga, entre otros. Pablo Lescano (imágen), músico que nació y creció en un villa y a quien se señala como iniciador de la cumbia villera, tuvo entonces una idea básica y perfecta: si la cumbia es el género más escuchado en la villa, ¿por qué no describir lo que se vive dentro de ella? Así compuso letras descarnadas y directas con el conocimiento que otorga ser parte del contexto. Su idea fue todo un éxito y cuenta en su haber con la creación de varios grupos musicales. La cumbia villera ha trascendido las fronteras y actualmente se baila y escucha en numerosos países, especialmente los limítrofes.


mi opinion es que soy un ortiba ,pero abajo la cumbia, arriba el metal


opiniones


Comenten metaleros