Aca les dejo algunas fotos e informacion de algunos misterios que se ocultan en nuestro planeta...

EL MOUSTRO DEL LAGO NESS
Los misterios que se ocultan en nuestro planeta
pie grande

Mucha gente cree que la primera vez que apareció el monstruo del lago Ness fue alrededor de 1930 pero esto no es exacto. Ya en la época en que los Pictos habitaban las Tierras Altas Escocesas, existían numerosos relatos acerca del monstruo.

Los habitantes de las cercanías del lago solían contarles a sus hijos historias acerca de un monstruo para mantenerlos alejados de las oscuras y peligrosas aguas del lago. En dichas historias, el monstruo vivía en el lago y cuando tenía hambre, emergía y se transformaba en un bellísimo corcel y esperaba para que los desdichados lo montasen, luego, galopaba directamente hacia las aguas y devoraba a su víctima.

Esta historia verdaderamente mantuvo a los niños lejos del lago pero los lugareños nunca dejaron de pescar su salmón.

La primera vez que se lo ve a Nessie fue en el año 565 cuando St. Columba, un sacerdote irlandés que viajaba a través de las Tierras Altas Escocesas (Highlands) y que difundía el Cristianismo entre los Pictos, vio a la criatura.

St. Columba conoció a algunos lugareños que estaban enterrando a uno de sus amigos quien, en un intento de recuperar el bote que estaba a la deriva, fue atacado por la bestia. St. Columba le pidió a uno de sus seguidores que nadase hacia el bote y que lo acercase a la costa, pero, cuando lo hace, la bestia emerge para atacar al hombre. Al ver esto, St. Columba mantuvo en alto la cruz y gritó “Detente, no toques a ese hombre” y la bestia se sumergió.

Durante los siglos XVIII y XIX se conocieron otros testimonios que describían que algo extraño se veía en el lago. 1933 fue el año que se anunció al monstruo del lago Ness como hoy día lo conocemos.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Pq8oLafqH6I


EL YETI
los ovnis


El yeti es un ser bípedo conocido en toda la cordillera del Himalaya. En el Tíbet recibe el nombre de metoh kangmi. Camina ligeramente inclinado hacia delante. Tiene todo el cuerpo cubierto de pelo lacio y fuerte, salvo la cara, de piel blanca o rojiza; el pelaje es más corto en el pecho y por debajo de las rodillas. La cabeza es ovalada y puntiaguda y está adornada con una cresta de pelo. Tiene la frente pronunciada, los ojos hundidos y las mandíbulas muy fuertes. El cuello y la espalda son anchos y musculosos. Los brazos llegan hasta las rodillas y las piernas son fuertes y arqueadas. Los pies, anchos, están cubiertos de pelo. Desprende un olor característico, fuerte y nauseabundo. Tiene costumbres nocturnas y rehuye al hombre. Su aullido se parece al graznido de la gaviota.

Según parece, en ocasiones se asocia con la pantera de las nieves [Uncia uncia].

De acuerdo con los rastros de huellas que se han observado y fotografiado en varias ocasiones, el dedo gordo del pie, que se separa ligeramente hacia un lado, queda hacia el interior, lo que significa que el yeti es un primate, y no un oso como se ha propuesto en ocasiones, puesto que en éste, el dedo más grueso es el quinto. A veces el segundo dedo es también bastante grueso, y los restantes son muy pequeños.

Su comportamiento es también típico de un primate: enseña los dientes como forma de intimidación, se rasca nerviosamente, destruye cosas con violencia y manifiesta su cólera saltando rítmicamente en el sitio y arrancando manojos de hierba.

De las observaciones directas se deduce que es un animal omnívoro: se le ha visto devorar pequeños mamíferos, líquenes, frutas y bayas, e incluso chocolate y galletas robados a los alpinistas. El análisis de los excrementos que se han encontrado junto a los rastros confirma estas observaciones: contienen materia vegetal, huesos de pequeños mamíferos y aves, y restos de grandes insectos. Además, se han descubierto en esos excrementos tres nuevas especies de parásitos intestinales, lo que sugiere que su huésped es una especie desconocida.

Abominable hombre de las nieves es un nombre muy poco apropiado para el yeti: no es abominable, sino más bien tímido; habita en los espesos bosques de rododendros del Himalaya, y sólo ocasionalmente atraviesa las laderas y los valles nevados (parece ser que para alimentarse de un musgo salino que crece en las rocas de las morrenas glaciares); y probablemente no sea un hombre.

El zoólogo Bernard Heuvelmans lo ha bautizado con el nombre de Dinanthropoides nivalis.



El gran yeti, llamado dzu-teh (chuti) por los sherpas, rimi por los montañeses tibetanos y migyur en Bután, mide entre 2 y 2,75 metros de altura. Tiene las cejas prominentes. Su pelaje está formado por dos capas: una interna, espesa, de pelo corto rojizo, y otra más suelta, formada por largos pelos grisáceos, pardos o negros. El ADN de una muestra de largos pelos negros recogida en Bután han sido analizada en 2001 en el Instituto de Medicina Molecular de la Universidad de Oxford, con el resultado de que no se ha podido identificar el animal del que procede. Sus huellas miden más de 30 centímetros. Tiene una fuerza descomunal: Existe un testimonio de una pastora que fue atacada y arrojada a un torrente por un gran yeti, que posteriormente rompió la nuca de un yak, le abrió el vientre y devoró el hígado (exactamente igual que los sasquatch de Norteamérica hacen con los ciervos). Vive entre los 3000 y los 4000 metros en el Tíbet y el norte de Nepal, Sikkim y Bután (aunque posiblemente sea el mismo primate gigante que, con distintos nombres, es conocido en el sur de China y por todo el sudeste asiático). Al parecer, dos lamaserías del Tíbet conservan ejemplares momificados de este animal. Probablemente está emparentado con Gigantopithecus, un enorme simio antropoide terrestre de más de 2 metros de altura (conocido sólo por sus dientes y algunos fragmentos de mandíbula descubiertos en la India, Vietnam y China), desaparecido en el pleistoceno medio, hace unos 400.000 años.



Según los montañeses tibetanos, existe un tercer tipo de yeti, al que llaman nyalmo o mi-chen-po. Es un gigante carnívoro, antropófago, de 4 a 5 metros de altura, que habita en cuevas inaccesibles por encima de los 4000 metros y se desplaza en grupos. De estos titanes existen pocos testimonios, pero parece ser que también se han encontrado sus huellas, de 45 a 60 centímetros de longitud.

Otra forma de yeti en sentido amplio es el teh-lma o pyar-them, un pequeño bípedo nocturno de 45 a 90 centímetros de altura, de pelambre gruesa y rojiza y breve melena, que habita en las selvas de baja altitud del Nepal, donde se alimenta principalmente de ranas que atrapa en los ríos. Puede ser una especie de gibón , aunque éstos no se conocen al norte del Bramaputra.

Un último detalle: en la India, la región del monte Everest, donde no vive ninguna especie conocida de primate, se llama Mahalangur Himal, las montañas de los grandes monos.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=CMHU9XqfW40


LOS OVNIS
el chupacabras
el yeti
Los misterios que se ocultan en nuestro planeta

¿ Qué son los OVNIS ?
Estas concretas siglas, mundialmente famosas, y ya míticas significan OBJETO VOLADOR NO IDENTIFICADO, o sea, la denominación de origen cual pata negra de los más modernos y ya celebérrimos UFOS. Poco importa tal denominación, afín a otras como FLIYING SOUCER,( inglés ), PRATOS VOADORES ( Portugués) o castellanamente hablando, DISCOS VOLANTES.
Ahora bien, aquí se observa una ligera y velada incongruencia: Hablamos de discos volantes, descritos así por una aerodinámica concreta; ya hemos comentado que un OVNI, es algo no identificado. Por ello, establezcamos un par de matices: OVNI es un misterio, y el disco volante lo denominaremos VED ( vehículo extraterrestre dirigido ). Por que , de esta manera, los sustraeremos a la naturaleza física de lo tangible, como pudieran ser los ingenios terrestres ( Aviones, helicópteros, globos sonda). Y a la acción de fenómenos físicos y naturales ( estrellas fugaces, meteoritos radiantes, cometas, radiaciones caloríficas, condensaciones energéticas ). Así pues, los OVNIS dejan de ser tales cuando estos se convierten en una causa física, natural y explicable y por supuesto, cuando se transforman en los fascinantes y majestuosos VED; de origen, al menos, no terrestre.
Hoy por hoy y pese a lo que digan los más audaces pseudoexpertos, no existe en nuestro mundo un ingenio capaz de desarrollar la aerodinámica de los VED, ni de desarrollar velocidades astronómicas y mucho menos aún de superar la fricción de nuestra atmósfera. ¡ Y como no de ser tripulados !.

¿ De Dónde Vienen ?
¡ Y quién lo sabe !. Desde luego apostaría particularmente, que de multitud de lugares inimaginables y diversos. Y usando la estela suigéneris ya trazada desde luego que, ni del pentágono, ni del poligburó. Y es más, incluso me atrevería a asegurar que tampoco del centro de nuestro planeta. Especular, podemos especular en demasía, pero nadie, absolutamente nadie puede asegurar hoy por hoy la procedencia o procedencias exactas de las majestuosas máquinas del cosmos. Según los baremos y parámetros con que se maneja la estadística de la ciencia llamada antaño ufología y hoy día ovnilogía, se le sitúan desde; procedentes de una cercana luna y de otros mundos de nuestro propio sistema solar ( Venus, Marte y las lunas mayores de los gigantescos Júpiter y Saturno), hasta los más remotos puntos del oceánico mapa estelar ( Las Pleyades, Andrómeda, Cassiopea, Oirón, Sirio, Alfa Centauri, Betelgeusse). ¡ Qué más da su procedencia !. Al fin y al cabo vivimos en lo que muy seguramente puede y debe ser una descomunal y ciclópea ONU del cosmos.
Lo que si que es cierto, pese a quien pese incluidos iluminados cerrilismos, menopausias mentales y egocentrismos en potencia, es que no nos hallamos solos. Ya lo dijo Dios: No es bueno que el hombre esté solo.

¿ Desde cúando nos visitan ?
El planeta Tierra es un mosaico de culturas y civilizaciones. Para comprobar esta aseveración, no tenemos más que abrir esa inmortal enciclopedia que recoge los anales de la evolución humana: La Historia. Y esa referida Historia nos revela que en su composición se ubican millares de tradiciones, culturas, ritos y civilizaciones, algunas de las cuales son tan arcaicas como el mismísimo tiempo.
Incluso en la era cuaternaria, periodo en el que se afirma que se originó el hombre, encontramos vestigios sólidos y fundamentados, de una más que evidente presencia extraterrestre. Y al decir esto no quiero ni mucho menos rivalizar con el prestigioso experto investigador en astroarqueología Erich Vön Daniken, adalid de la huella sobrenatural de criaturas y civilizaciones de remotos mundos desconocidos.
En todas las civilizaciones antiguas, hallamos un rastro perfectamente indeleble, del paso fugaz y prolongado de civilizaciones extraterrestres: En todas ellas, se nos habla de la relación mantenida con los viajeros de las estrellas o con los que consideraron sus propias deidades. Muestras tan increíbles y excelsas las encontraremos en: Las pirámides de Keops, Kefren y Mikerynos, el Machu Pichu, las pistas de Nazca, Tiahuanaco y las piedras de Ica, halladas en el desierto de Ocucage; el astronauta de palenque, los Mohais de la isla de Pascua; el Templo del Sol, o el extraordinario Santuario druida de Stonehenge.
Anticipándome a las puntualizaciones de muchos basadas en el pragmatismo y sentido común, a cerca de que muchas de estas obras pudieran haber sido construidas por el hombre, quiero advertir dos cuestiones que semejante hipótesis no consigue aclarar: ¿ Para quién las construyeron y con que fin ? y ¿Quiénes fueron los modelos o instructores ?.
Ahí, en tal punto es donde comprobamos la majestuosidad de tales construcciones, justo cuando una y otra vez continuamente, nos estrellamos ante ellas. Sin llegar a descubrir lo que existe detrás de semejantes colosos arquitectónicos.

Testimonios Divinos
La Biblia, el libro de todos los libros, está trufado de manifestaciones sobrenaturales. Ya sé, que para los más acérrimos,religiosos, esto puede constituir una manifestación eréjica propia de un anatema integral. Ahora bien, sosteniendo mi apunte en los dogmatismos religiosos, se me ocurre recordar que el más grande de todos los profetas dijo aquello de: Mi reino, no es de este mundo, o lo que es lo mismo, pretender creer y por ende, que la Tierra es el centro del Universo, no obedece al amplio y expansivo sentido ecléptico y si a las emanaciones de un ego omnívoro y al mismo tiempo a un acusa estado de acentuada demencia senil.
Transcurridos siglos desde aquel entonces, ni si quiera hoy podemos calcular las dimensiones del Universo. Y está claro que ello se debe tan sólo a una premisa irrefutable: El Universo es incalculable por su continua expansión.
Sería aconsejable acometer el estudio del fenómeno OVNI bajo las tres fases en que se clasifica:
1ª.- Visualización.
2ª.- Fenómeno aterrizaje
3ª.- Abducción y encuentro físico.

A estas, recomiendo la incorporación de lo que es la Cuarta Fase: Contactados y el fenómeno de la contactitis.
Después de todo lo expuesto, sólo nos resta contemplarnos unos instantes ante un espejo, respirar hondo y considerar lo siguiente: No hay persona más necia y obsoleta, que aquella que se mofa de lo que desconoce (Efecto de Frustración ).


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=cNhx_LTYPa8&feature=PlayList&p=1AF8813D43FC1463&playnext=1&playnext_from=PL&index=30

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Wo8ug7l5L4o


LOS FANTASMAS
pie grande

¿Qué son los fantasmas?

Prácticamente desde el inicio de la humanidad, el hombre siempre ha tenido la creencia de un "Mas Alla", lugar donde supuestamente habitan las almas de los difuntos y que los estudiosos del tema denominan: "Otras dimensiones", "Universos alternos", "Planos paralelos", etc.

En este lugar intangible, es donde se originan la mayoría de los Fenómenos Paranormales y Sobrenaturales y que según tu criterio, religión o filosofia, se encuentra el "mundo" habitado por Duendes, Hadas, Brujas, Chaneques, Seres de Luz, Angeles, Espiritus, etc., entidades que ya forman parte de la cultura del hombre.

los ovnis
Aparicion de una nina que supuestamente murio en el incendio de esta casa
Aun a pesar del escepticismo de algunos, existen evidencias tangibles de la existencia de estos seres, como fotografias, grabaciones, huellas, olores, etc., captados en forma intencional y accidental, y que por azares del destino, ingresaron a nuestro mundo, solo que invisibles para la mayoria de la raza humana.

el chupacabras
Fantasma de un monje vagando en una Iglesia de Escocia

En una ocasión, el genial escritor autor del Best seller "El Principito", Francois de Saint Exupery escribio: "Lo esencial, es invisible a nuestros ojos". Con esta frase, me permito abrir la puerta a este fascinante tema: "Fantasmas"!

el yeti
Figura fantasmal viajando en le parte trasera de este automovil. Posteriormente se identifico al pasajero como el dueno del auto, fallecido una semana antes.
Diria yo que "Los Fantasmas son manifestaciones físicas y/o espirituales, que escapan a una explicación logica de lo que hasta hoy conocemos como "normal". Su manifestación mas comun, es por medio de sombras, luces, figuras amorfas, sonidos, imágenes, etc.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=RU3-dh8cnPg


EL CHUPACABRAS
Los misterios que se ocultan en nuestro planeta
pie grande
los ovnis

El término Chupacabras es el nombre de un críptido contemporáneo, que se describe como un ser que atacaría a animales de diferentes especies en zonas ganaderas o rurales. El mito tuvo origen en la isla de Puerto Rico. Se cuenta que existe en América Central y América del Sur, en países como México, Perú, Ecuador, Puerto Rico, Honduras ,Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Panamá, Chile, etc; y en algunas zonas del sur de Estados Unidos.

La descripción popular de esa entidad es que sería una criatura pequeña (de 1 m de altura o menor tamaño), que presentaría piel verduzca y escamosa, ojos grandes y saltones, y cabeza ovalada. Esta vaga descripción coincide con otro ser de la mitología contemporánea, los pequeños seres alienígenas grises. También se le atribuye un rostro canino de grandes ojos y colmillos y tobillos largos como los de un canguro.

* Loss animales muertos, presuntamente por el ataque del chupacabras, no tendrían sangre en sus cuerpos y tendrían como herida un solo agujero; a diferencia de otros depredadores que en su mayoría destrozan el cadáver.

* Lo normal es que ningún animal reaccione alarmado o presente algún tipo de resistencia. Los dueños comúnmente no reportan ruidos extraños, y ni siquiera ladridos de perros guardianes de sus animales; es más, los canes al ser observados posteriormente, reaccionan de forma muy extraña, y en algunos casos asustados.

* Se indica comúnmente la falta de huellas del animal atacante, o si se presentan son escasas; similares a las de un canido de gran tamaño, algunas de las cuales presentan una prolongación en forma de talón. Estas pisadas se encuentran a diferentes distancias (4 a 5 metros), indicando que poseerían una gran habilidad para saltar.

* Comúnmente no hay testigos directos de los ataques.

La mayoría de los ataques que no corresponden a estas características, normalmente tras una investigación, corresponden a ataques de algún tipo de animal nativo o introducido en la zona del ataque (es el caso de los ratones hocicudos como el hocicudo rojizo que atacarían a los animales pequeños, o los perros); o a ataques falsos de origen humano, normalmente para hacerse famosos.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=SmHmnfgON4A

PIE GRANDE
el chupacabras

El sasquatch o Big Foot (en español, pie grande) es una criatura legendaria cuya existencia no se ha llegado a probar. Es uno de los críptidos más famosos junto al monstruo del lago Ness y el Yeti.

La comunidad científica indica que las pruebas existentes no son lo suficientemente convincentes y generalmente las consideran como el resultado de mitología, folclore o identificación errónea. Muchos profesionales y académicos afirman que los estudios adicionales son una pérdida de tiempo, pero los partidarios de su existencia piensan que la evidencia actual puede ser escasa y que ha de evaluarse objetivamente a medida que se vaya presentando. Otros, incluyendo una subcultura activa, compuesta generalmente por aficionados, continúan investigando y actualmente consideran la existencia del sasquatch como posible descendiente del Gigantopithecus

Los testigos generalmente indican características similares: una gran criatura simiesca bípeda, normalmente de una altura de 2,0 a 2,4 m. (6 a 7 p.) de aproximadamente 160 kg con amplios hombros y estructura robusta. La cabeza es pequeña, puntiaguda y baja; en ocasiones, se habla de una cresta en la parte superior del cráneo. Los ojos se describen generalmente como pequeños y ocultos bajo una frente pronunciada. A excepción de la cara, manos y pies, una fina capa de pelo cubre su cuerpo, de color normalmente marrón o negro, aunque tiende a ser rojizo, arenizco o con brillos plateados.

Las enormes huellas, similares a un pie humano, le dieron su nombre. El ecologista Robert Michael Pyle las describe así: “Las huellas normalmente miden de 38 a 45 centímetros (15 a 18 pulgadas) de largo. Tienen cinco dedos, un músculo doble y un arco escasamente pronunciado”. Aunque Pyle no lo menciona, las huellas más discutidas son mucho más anchas que un pie humano, quizás de 18 ó 21 cm. (7 u 8 pulgadas) de ancho.

Se le asocia un desagradable y fuerte olor, semejante al de heces, alcantarillado o de sudor humano.

Los sonidos que emite se describen como similares a agudos chillidos o silbidos o gruñidos graves, al igual que el yeti, por lo que algunos criptozoólogos sostienen que podría ser una especie emparentada con el yeti, la cual quizá llegó a América a través del Estrecho de Bering durante la última glaciación, tal y como hicieron los ancestros de los pueblos amerindios y diversas especies de animales. También se cree que podría estar relacionado con la mítica criatura llamada wendigo.

Con respecto a su alimentación, el antropólogo Grover Krantz escribe que “muchos observadores han descrito los alimentos que consumen los sasquatch; pero es una cuestión de opinión saber cuántos de esos informes son exactos.” También agrega que “A grandes rasgos, lo describiría como omnívoro. Es principalmente un vegetariano y se puede describir como un carnívoro ocasional”

La mayoría de los avistamientos son nocturnos, lo cual hace pensar que se trata de una criatura nocturna. Algunos testigos mencionan algo que Pyle denomina como “brillo rojizo ocular”, similar al brillo de algunos animales nocturnos. Normalmente se avistan individuos solitarios, raramente en pares o grupos familiares y son más comunes los avistamientos de machos que los de hembras.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=DJEVMO_w73Y


Espero que les haya gustado...comenten p punten!!!!