Historia Vampírica


Según una suerte de leyenda vampírica, se cree que el primer vampiro fue Caín, el tercer ser humano, el que mato a su hermano Abel. Según el juego, los arcángeles lo condenaron a vivir por siempre, privado de la luz del sol, y a beber siempre sangre. También lo condenaron a que sus hijos llevaran la maldición y se odiaran entre ellos. Por mucho tiempo, Caín vago, y se encontró con Lilith, la primera mujer, la que Dios creó del barro como a Adán, pero que tuvo que echar del paraíso por "nefasta", y recién después hizo a Eva. Lilith era maga, y le enseño a Caín algunas de sus artes, pero como él estaba maldito, los poderes que aprendió eran distintos de la Verdadera Magia. Sus Disciplinas eran en cierto modo menos libres, más determinadas, pero no menos efectivas... Pero Caín después se fue, y fundó la ciudad de Enoch, y se sintió solo, por lo cual transmitió la maldición a tres mortales, conocidos como la segunda generación. Al pasar solo una parte de su sangre, la segunda generación era menos poderosa que la primera, Caín. La segunda generación también hizo Vasallos, en total 13, que son la tercera generación, menos poderosa que la segunda. Luego vino el diluvio, y Caín se fue de la ciudad pensando que era un castigo divino. Ahora bien, se cumplió la maldición, y la tercera generación se levanto contra la segunda, y se dice que la segunda murió. Caín entonces maldijo a cada uno de los 13 vampiros de tercera generación, y cuando estos 13 hicieron Vasallos, les transmitieron esta maldición. Cabe aclarar que estos vampiros: los 13 de tercera, los 3 de segunda y Caín, se llaman Antediluvianos.
De ese modo, existen 13 clanes, cada uno de los cuales se diferencia de los otros por el Antediluviano de tercera generación del que provienen. Como cada uno de ellos tenía una personalidad distinta, eligieron como Vasallos a gente que cumpliera tal o cual característica, como por ejemplo, tener inclinación artística (clan Toreador) o capacidad para el liderazgo (clan Ventrue), y así. Estos Vasallos de la tercera generación, es decir, la cuarta, a su vez fue eligiendo gente afín a ellos, y así cada clan tiene ciertas características comunes, y por supuesto la maldición particular impuesta por Caín.
Con cada generación, la sangre se diluye cada vez mas (porque lo que se va transmitiendo es la sangre de Caín), por lo cual una generación de número más alto es menos poderosa que las anteriores. Por ello, el Señor va a ser siempre más poderoso que el Vasallo.

Las edades de los Vampiros son: Neonato, hasta cien años de existencia como vampiro, Ancillae, de 100 a 300 años, y Elder o Antiguo (depende en qué idioma) por arriba de 300 años, hasta mil. Los Elders manejan la Camarilla, puesto que los vampiros más viejos (por arriba de 1000 años, llamados Matusalenes) controlan la MENTE de los elders desde las sombras (si, tan poderosos son, tienen disciplinas de dominación mental o ese tipo de cosas). Es decir, la cosa viene así: los Matus. Dominan a los elders, que a su vez mantienen controladitos a los Ancillae, quienes a su vez tienen cortitos a los Neonatos. En el mundo de Vampiro, todo lo que uno haga le sirve a otro, y las acciones propias a veces no son tan propias como uno cree, ya que los Matusalenes pueden dominar la mente hasta el punto de hacer creer que las ideas realmente le pertenecen a uno mismo. Claro, los Matusalenes se pelean entre si, por eso a veces en una ciudad ocurren cosas contradictorias y que llevan a fines distintos: la pelea de dos Matusalenes por el control. ¿Qué buscan los Matusalenes? Poder y control, pero para ellos es tan fácil que es casi como un juego: este juego se llama Jihad. Algunos dicen que los Matusalenes están controlados por los Antediluvianos, estos 13 tipos que son antecesores de cada clan...
Los vampiros, tal vez a falta de algo mejor que hacer, buscan tener poder sobre el mundo de los mortales. No es el caso para todos y cada uno de ellos, pero suele ser la ambición generalizada. Por esa razón, las intrigas políticas en el mundo de los vampiros se suceden sin cesar, cada uno tratando de superar a los demás. La amistad entre ellos es casi imposible, sobre todo entre los vampiros más viejos que ya casi no tienen emociones humanas.
Cada clan posee características propias que lo distingue del resto, física y psíquicamente, y confiere unos determinados poderes a sus integrantes.


Assamita: Son un clan independiente, tratan de no mezclarse con las peleas de sectas. Son asesinos y en muchas ocasiones los otros clanes contratan sus servicios a cambio de un precio razonable (muchas veces en sangre). Son originarios de Oriente y su sede se encuentra oculta en algún lugar de Turquía. Su afición a la sangre de vampiro y a practicar ritos prohibidos por el resto de los clanes les ha ganado el odio de la Camarilla. Los Tremere les maldijeron durante la Edad Oscura, condenándolos a beber únicamente sangre humana, y privándoles así del poder que confiere la sangre de vampiro. En la actualidad el hechizo ha sido roto y los Assamitas buscan vengarse de los Tremere.

Brujah: Forman parte de La Camarilla, pero son rebeldes y buscan el cambio social. Sus integrantes causan, a menudo, conflictos internos, ya que tienen ideologías muy distintas, no obstante el clan es muy eficaz cuando persigue un objetivo común. En la Antigüedad eran uno de los clanes más influyentes, formado por guerreros y reyes cultos, pero actualmente su aspecto estándar es el de matones y rebeldes callejeros.

Gangrel: También de La Camarilla, son bestiales vampiros de comportamiento animal. De hecho, estas solitarias criaturas tienen a los animales como aliados y patrones de comportamiento. Los vampiros Gangrel adquieren rasgos animales con el paso del tiempo, lo que dificulta su integración social. Feroces guerreros, se preocupan muy poco del resto de los inmortales moradores de las Tinieblas.

Malkavian: Integrantes de La Camarilla, son vampiros dementes. La sangre malkavian transmite una locura incurable que, a su vez, ellos pueden transmitir en parte a voluntad, ese es su gran poder. A pesar de su apariencia caótica y demente, los malkavian son grandes visionarios y muestran una "curiosa" habilidad para salvar sus no-vidas en las situaciones de mayor peligro.

Nosferatu: De La Camarilla, son vampiros deformados en grotescas formas con poca apariencia humana. Fueron malditos en la Antigüedad con una espantosa fealdad que se transmite de generación en generación. Por ello, los vampiros de este clan se esconden de la sociedad humana y también del resto de los clanes y viven en el subsuelo. Son potentísimos guerreros y su red de información es la mejor de la sociedad vampírica.

Ravnos: Son vampiros del Este y forman parte de los Independientes, su apariencia es la de la raza gitana, aunque no siempre pertenecieron a ella en vida. Son mentirosos por excelencia, su gran poder es el de deformar la apariencia de realidad.

Salubri: Este desgraciado clan caído en desgracia y destruido en la Edad Media, es el único cuyo objetivo es la redención de sus almas, (o Golconda, como la llaman ellos). Tienen un tercer ojo en la frente, pero por lo demás son muy humanos y procuran alimentarse lo menos posible con la sangre de estos. Pacíficos y amigables, en vida suelen ser gentes desgraciadas y compadecen a todos los malditos por el vampirismo. No obstante, tienen grandes poderes. En la Edad Oscura su fundador, Saulot, que había logrado la redención, fue muerto por el fundador Tremere.

Toreador: Este clan de La Camarilla es uno de los más sociables. Sus miembros sienten un irresistible amor al arte en todas sus formas y dedican sus no-vidas a fomentar y conservar grandes obras. Adoran la belleza y por ello sus integrantes suelen ser muy hermosos y, en vida, muchas veces artistas. Elegantes y llamativos, disfrutan con pasión de sus no-vidas, intentando recuperar el sentimiento artístico de los humanos.

Tremere: Los Tremere son un clan de magos vampiros. Su antigüedad data de la Edad Oscura, cuando el mago Tremere y sus más cercanos discípulos fueron convertidos en vampiros. Desde entonces practican magia vampírica, convirtiéndose en uno de los clanes más temidos. Ellos maldijeron a los Assamitas y diezmaron a los Tzimisce. Pertenecen enteramente a La Camarilla.

Tzimisce: Los miembros del clan Tzimisce tienen el aterrador poder de deformar el cuerpo, tanto el suyo como el de sus víctimas, de forma permanente. Por ello, a menudo sus integrantes presentan formas monstruosas. Al parecer, en origen eran magos, como los Tremere. Estos últimos los diezmaron durante la Edad Oscura y por ello buscan vengarse de los Tremere.

Ventrue: La cabeza visible de La Camarilla, sus fundadores y directores. La mayoría de los líderes de La Camarilla son Ventrues, ya que los miembros de este clan viven por y para el poder y la influencia. Nobles y elegantes, son expertos manipuladores, su poder para dirigir es incomparable y por ello controlan en muchos casos los pasos de los vampiros.

Lilith

Según consta en la literatura hebrea, Lilith fue la primera esposa de Adán. Lilith estaba hecha con arcilla, igual que él. Era hermosa y libre. Adán y Lilith nunca encontraron la paz juntos, pues cuando él quería acostarse con ella, Lilith se negaba, considerando que la postura recostada que él exigía era ofensiva para ella. ¿Por qué he de recostarme debajo de ti? - Preguntaba - Yo también fui hecha de polvo y, por consiguiente, soy tu igual".

Salida del Paraiso

Lilith no obedeció la orden de sumisión que le impusieron; pensaba que era igual a su marido, que tenía los mismo derechos que él porque habían sido creados con el mismo barro, no se sentía inferior, ni débil, ni dependiente. Era una mujer íntegra y como tal quería gozar, al igual que Adán, de la vida y de todo lo que ésta implicaba, incluidos la sexualidad y el erotismo.
Cansada de que Dios no atendiera sus reivindicaciones, decidió abandonar el Paraíso, antes que someterse y renunciar a sí misma. Invocó el Nombre de Dios, innombrable en toda la tradición judía, por considerar que el Nombre verdadero de cualquier ser contiene las características de lo nombrado, y por lo tanto es posible conocer su esencia y adquirir poder sobre ello. Pronunciar el nombre de Dios se convierte, pues, en una osadía suprema, un acto de soberbia mucho mayor que el de hacer directamente oídos sordos ante sus mandatos; algo, en fin, demasiado grave. Abandonó volando el Paraíso con unas alas que el mismo Dios la dio.
Luego tomó residencia en una cueva en las costas de Mar Rojo, donde hasta estos días se encuentra según la leyenda. Ella acepta a los demonios del mundo como amantes, y desova muchos miles de niños demonio, fue llamada Madre de los Demonios, —esposa de Asmodeus, el Rey de los Demonios.
Adán, mientras tanto, halló que él lamentaba la partida de Lilith. Fue con Yahweh y expuso su caso pidiendo el retorno de Lilith. Yahweh concordó que una criatura del Edén no debería partir tan fácil del reino, y dispuso tres ángeles para recobrarla.
Estos tres, Senoy, Sansenoy, y Semangelof, pronto encontraron a Lilith en su cueva y le exigieron su retorno con Adán por órdenes de Yahweh. Si se rehusaba, matarían a un ciento de sus hijos demonios cada día hasta que decidiera regresar.
El arte también ha recordado a la primera compañera de Adán. Cuadro de Hon. John Collier.
Lilith exclamó que incluso esta suerte era mejor que regresar al Edén y a la sumisión a Adán. Tan pronto como los Ángeles cumplieron su amenaza, Lilith también hizo una terrible proclamación. En respuesta por el dolor infringido, mataría a los hijos de Adán. Juró atacar a los niños, e incluso a sus madres, durante el nacimiento. Juró también que los recién nacidos estaban en peligro de ser objeto de su ira, las niñas por veinte días y los niños por ocho. No solo esto, sino que también atacaría a los hombres en su sueño, robándoles su semen para dar nacimiento a más niños demonio, que reemplazarían a esos asesinados cada día.
Ante la negativa de Lilith de regresar con Adán, Dios decidió dar una nueva compañera a su creación pues proclamo que "No es bueno que el hombre esté solo", creó a Eva a partir de una de sus costillas, y por lo tanto sumisa al hombre.

Lilith como Reina de Los Vampiros

A partir de esta narración, a Lilith se le ha considerado la reina de los súcubos (demonios femeninos), por alinearse en el bando enemigo de Dios al marcharse del Paraíso. Y de ahí se ha pasado a suponerla una perversa ninfómana, que seduce a los hombres con maestría para estrangularlos después.
Algunas tradiciones cuentan, que entre el cabello de Lilith se encuentran, enredados, los corazones de los jóvenes que sucumbieron a su hechizo.
Esa condición diabólica de Lilith le ha llevado a ser también la Reina de los Vampiros. No sólo mantiene relaciones sexuales con hombres a los que después asesina, sino que también se alimenta de su sangre. Es en esa encarnación donde Lilith se asimila a diferentes divinidades y monstruos femeninos presentes en la mitología clásica: Lamia, Empusa y las lamias, hijas de Hécate, diosa de la brujería; las harpías y las estriges, también macabras visitantes nocturnas; las harpías, ayudantes de las erinias o furias; las moiras o parcas, las grayas y las gorgonas, siniestras ancianas habitantes de los infiernos. En todas estas figuras se repiten las alusiones a muerte de hombres y niños.
Otras referencias mitológicas afines a Lilith se pueden encontrar en la Brunilda de los Nibelungos, o en la diablesa babilonia Lilu. La misma Reina de Saba de Salomón es un trasunto de Lilith. Etimológicamente viene del hebreo layil, (noche), y aparece representada como un demonio nocturno peludo o como una mujer de cabellos muy largos.
En la Biblia aparece una fugaz alusión a Lilith. En Isaías 34,14 se explica con todo detalle cómo Dios con su espada mata a todos los habitantes de Edom, lugar poblado por enemigos acérrimos de los judíos, y que allí quedan como dueños y señores los animales. Buitres, serpientes... y Lilith. "También allí Lilith descansará y hallará para sí lugar de reposo". Lilith ha sido traducido por lechuza o ardilla, evitando toda referencia a la figura precedente de Eva. En nota al pie se hace constar: "Los hebreos creyeron que significaba un ser diabólico, en forma femenina, noctívago, espantajo de la fantasía popular".

Las variaciones del mito llevan a Lilith a convertirse en seductora de los propios hijos de Adán y Eva (abordando a Caín con palabras de consuelo y reposo tras la muerte de Abel), o a asimilarla con la propia serpiente del Paraíso dando cuerpo de serpiente mientras Satán daba cara humana y la voz que sedujo a Eva (como en los frescos de Miguel Ángel de la Capilla Sixtina). Un relato de Primo Levi nos recuerda que Lilith es la amante del mismo Dios creador, y que vive en el Mar Rojo comandando una corte de demonios. Y otra tradición afirma que Samael, luego Satán, el ángel caído, se convierte en pareja de Lilith, e incluso que juntos seducen a Eva para que engendre a Caín.


Lilith

Vampiros

Caín

vampiros

Toreador

lilith

Tremere

Caín

Nosferatu

biblia vampirica

Ventrue

Vampiros

Brujah

vampiros

Malkavian

lilith

Assamita

Caín

Gangrel

biblia vampirica

Ravnos

Vampiros

Salubri

vampiros

Tzimisce

lilith


Espero q les haya gustado el post

LAALYY+D

Poor faavorr coomeennteeen!!!!