En materia militar, se conoce, común y simplemente, por «Bofors» al famoso cañón automático antiaéreo de 40 mm desarrollado por la compañía sueca del mismo nombre -ahora subsidiaria de Saab AB y United Defense Industries- durante la Segunda Guerra Mundial. Fue uno de los cañones medios antiaéreos más utilizados y fabricados de la contienda usado principalmente por los Aliados occidentales.
Características
Hay muchas variantes en el montaje del Bofors de 40 mm, se ha empleado tanto en los ejércitos de tierra y la armada y se ha montado en plataformas tanto móviles como fijas
Ejércitos de tierra

Bofors en el «United States Army Ordnance Museum», AberdeenEl modelo más habitual los ejércitos de tierra se montaba sobre una plataforma móvil de 4 ruedas no autopropulsada y que debía ser remolcada o empujada por tracción externa. Asimismo se ha montado en otro tipo de vehículos que lo proveían de autonomía de desplazamiento.

Versiones
L/60
Usaba proyectiles Explosivos por lo que solía también ser efectivo para propósito general. Podía disparar casi 1 kilo (900 g) de munición a 850 m/s a una cadencia de 120 disparos por minuto.

El ejército alemán utilizó el cañón (L/60) en otro modelo propio que re-denominó como Flak 28 siendo en ocasiones un arma para el ejército de tierra completamente fija a diferencia del Bofors aliado.

Actualidad
Hoy en día, la compañía sigue fabricándolo en su versión L/70 de 56 mm