Guia God of War II (1ra parte)

God of War II: Divine Retribution
Fuente:http://www.meristation.com/v3/des_trucos_guias.php?id=cw463afc43465f2&idj=cw44143da4f218c&pic=PS2&tipo=G
Lunes, 07 de Mayo de 2007 - 08:10
Por: Pablo Romero López - e1v3x
Guía de God of War II
Copyright
Esta guía es propiedad de Meristation.com. Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio o soporte de los contenidos de esta publicación sin la autorización expresa del editor. Todas las marcas y productos aparecidos en MeriStation magazine son marca registrada y/o copyright de sus propietarios.
Introducción
Esta guía ha sido realizada sobre la versión americana de God of War II. Los nombres de los diferentes niveles se han intentado traducir de la manera más aproximada posible, aunque los términos utilizados en la versión final de nuestro país pueden variar considerablemente. Para evitar confusiones, en los nombres más proclives a esta variación, se ha utilizado el nombre original.
Dado que no siempre es posible conocer el nombre de cada zona, en multitud de ocasiones se ha utilizado el nombre que designa al punto de guardado correspondiente, en lugar de a la zona en sí, para que resulte más fácil saber a que altura aproximadamente te interesa consultar la guía.
Espero que esta guía te sea útil. Un saludo.
¡Ah! Esta vez tengo que darle un agradecimiento especial a Miguel, por prestarme sus pulgares durante algunas horas, para que yo pudiera utilizar el resto de los dedos
Consejos generales
A lo largo del juego, las habilidades de Kratos irán aumentando conforme reúnas orbes rojos. Por su puesto, puedes aumentar estas habilidades como más de plazca, aunque existen ciertos momentos concretos en los que tener desarrolladas ciertas habilidades te será muy útil:
- Es recomendable aumentar al menos hasta el 2º nivel el Martillo Bárbaro. Los fantasmas a los que puedes invocar moviendo el joystick derecho distraerán a muchos enemigos y, a veces, conseguirá que los más duros bajen la guardia. Además, te será especialmente útil para solucionar el puzzle del sacrificio de las sirenas mediante fuego. El tercer nivel solo conviene si deseas tener un arma que haga mucho daño con pocos golpes y no te importa sacrificar velocidad y alcance.
- Las Espadas de Atenea, como siempre las más útiles, conviene tenerlas bien desarrolladas también. Aunque no es imprescindible, si descuidas mucho este aspecto, puedes tener ciertos problemas cuando el juego comience a complicarse un poco.
- El Terremoto de Atlas es, con diferencia, la habilidad mágica más útil y devastadora de todo el juego. Necesitarás desarrollarla también completamente antes de llegar a los últimos compases del juego, sobre todo en el camino hacia el Telar, pues en este nivel tendrás que enfrentarte a un tremendo número de enemigos bastante duros.
Una vez desarrolladas las espadas, los combos especiales L1+Círculo, L1+Cuadrado y L1+Triángulo son útiles, cada uno para su situación. No obstante, el combo no puede ser detenido hasta que se finalice completamente, dejándote expuesto más de una vez, lo cual puede ser peligroso una vez avanzada la partida. No desprecies el combo ligero de cuadrado tradicional con sus respectivas combinaciones con triángulo.
Sin embargo, iniciar un combo poderoso (triángulo) desde el principio casi nunca conviene, por su lentitud. Si quieres potencia desde el principio y rápidamente, acostúmbrate a golpear saltando: el ataque es mucho más rápido y casi igual de poderoso.
Paso a paso
Rodas

Al comenzar, tras acabar con todos los enemigos de la sala, abre la puerta que hay al fondo a la izquierda pulsando R1 y a continuación, repetidamente, Círculo.

Avanza hasta el final del pasillo y entra por el hueco que abrirá el puño del Coloso. Abre el cofre verde para recuperar tu barra de vida y sube por las escaleras. Cuando llegues al balcón, comenzará tu primer asalto con el Coloso. Asegúrate de saltar rápidamente al suelo para evitar el ataque.
El Coloso de Rodas - 1er Asalto
No te entretengas demasiado con los soldados que hay en la zona. Esquiva los manotazos del Coloso y utiliza la Furia de Poseidón para dañarle rápidamente (también puedes utilizar combos). Cuando el Coloso reciba suficiente daño, se quedará atontado.

Sube a la zona elevada de la izquierda. En el extremo izquierdo hay un cofre verde/azul, que cambiará de uno a otro alternativamente. Elige el color que más necesites.

A continuación, pulsa R1 delante de la plataforma para lanzarle la piedra al Coloso (asegúrate de que el Coloso esté atontado o el ataque no servirá). Vuelve a pulsar R1 para subirte a la ballesta. Pulsando rápidamente Circulo, Kratos usará la ballesta para impulsarse hasta el Coloso, momento en el que comenzará una secuencia Quick Time Event (secuencia en la que tienes que presionar el botón adecuado en el momento preciso, a partir de ahora QTE).
Si completas la secuencia adecuadamente, el Coloso te lanzará sobre un tejado, el cual atravesarás, cayendo en unos baños. Utiliza Equis o Triángulo para salir a la superficie de la piscina.
Los Baños de Rodas

Destruye el biombo situado a la derecha (desde el punto de vista de la cámara) y encontrarás una “pareja” esperando a Kratos. Acércate a ellas y pulsa círculo. Completa el QTE para obtener una buena cantidad de orbes rojos.

Vuelve a lanzarte a la piscina central y pulsa cuadrado para sumergirte. Entra por el túnel. Al acercarte al final, deja pulsado por unos instantes R1 y suelta para impulsarte y romper la cristalera.

A la derecha encontrarás una pequeña plataforma. Sube la escalera. Arriba tienes una zona de guardado y un interruptor. Pulsa R1 junto al interruptor. Ahora, acércate al borde de la izquierda y pulsa R1 para que Kratos utilice su cadena con el gancho. Mantén pulsado R1 para balancearte. Cuando te balancees hacia delante, pulsa Equis para impulsarte hasta la siguiente zona. Salta los siguientes dos escalones y pulsa abre la siguiente puerta.

Tras destruir al pequeño puñado de enemigos, avanza hasta el fondo de la sala y sube las escaleras. En cuanto subas y avances un poco, el Coloso intentará pisarte. Tendrás que evitarlo pulsando repetidamente Círculo.

El pié del Coloso ha abierto un gran agujero en la pared, aunque los escombros no te dejarán pasar. Si saltas por encima del arco de piedra que ha caído por el suelo y te diriges a la izquierda de la sala, verás que hay un cofre de orbes rojos.

Junto al gran agujero de la pared, hay otro cofre, esta vez verde/azul. Acércate a la zona más oscura de la pared para que Kratos comience a escalar por ella. El recorrido tiene forma de “L”. A acercarte subir hasta el primer ángulo, el Coloso abrirá un agujero en la pared.

Rodéalo por encima y continúa hacia la izquierda. Cuando ya no puedas avanzar más hacia la izquierda, empuja hacia abajo el joystick izquierdo y pulsa Equis al mismo tiempo para que Kratos de deje caer y poder alcanzar un cofre de orbes rojos.

Vuelve a subir por la pared hasta alcanzar la zona más alta.
El Coloso de Rodas – 2º Asalto

Si quieres evitar que el Coloso te dañe ligeramente nada más comenzar, salta justo cuando vaya a asestar el puñetazo a la plataforma en la que te encuentras. No parará de golpear, así que tendrás que aprovechar un momento entre golpe y golpe para bajar hasta el nivel inferior de un salto.

Con habilidad y algo de suerte puedes esquivar sus ataques, evadiendo los manotazos con el joystick derecho y saltando guando golpee con furia el suelo. Aunque parezca que sus manotazos horizontales son imposibles de esquivar, lo cierto es que pasarán sobre ti sin rozarte si mueves el joystick derecho en el momento justo antes de que te golpee. Cuando el Coloso golpea el suelo con el puño cerrado, a continuación también realiza un barrido hacia la zona exterior de la mano (es decir, golpea con el dorso).

Lo más recomendable es estar en el lado contrario, claro. Sin embargo, este barrido también se puede esquivar usando la evasión en el momento justo, aunque hay que apurar aún más que con los manotazos.

De todas formas, mientras tengas la posibilidad, lo más recomendable es usar la Furia de Poseidón justo en el momento en el que vaya a golpearte. Mientras estás usando esta habilidad, eres invulnerable, lo que te ahorrará una buena cantidad de daño, además de inflingírselo tú a él. Eso si, es recomendable que lo utilices lo más cerca posible del Coloso para no desperdiciar ninguno. Además, debes tener en cuenta que, una vez se acabe tu energía mágica, tendrás que dañar al Coloso con combos (el más efectivo es L1+Círculo, aunque no podrás esquivar hasta que Kratos acabe la secuencia entera, por lo que quizá prefieras utilizar los combos ligeros habituales).

Ten en cuenta que, después de que el Coloso reciba suficiente daño, se enfadará y dará un golpe muy fuerte contra el suelo. Este movimiento es bastante lento y, aunque se puede esquivar saltando, dado que golpea con ambas manos, resulta muy probable que te alcance de todas formas.

La mejor opción, en mi opinión, es aprovechar la lentitud del golpe para acercarte al lugar en el que, pulsando R1, puedes pasar de una plataforma a otra, para asegurarte de que el golpe no te pille en el suelo y, además, alejarte rápidamente. Ten cuidado al pasar de una plataforma a otra: el Coloso barrerá el escenario con ambas manos al girarse para encararte. Si avanzas hasta el otro extremo de la plataforma puedes evitar que te dañe.

Es indiferente en cual de las dos plataformas combatas contra el Coloso. Después de golpear al suelo dos veces con ambos puños, en la siguiente ocasión en que consigas dañar al Coloso, se apoyará dolorido en la plataforma contraria. Salta desde tu plataforma hasta la que está el Coloso, acércate a su antebrazo y pulsa Círculo para que comience el QTE.

Cuando lo completes por primera vez, tendrás que repetir todo el proceso anterior para que surja la siguiente oportunidad de QTE. Aún tendrás que repetir todo una vez más y realizar con éxito la última QTE.

Una última recomendación: cuando le cojas el truco a esquivar el puñetazo vertical y te des cuenta de que, en la zona en la que te encuentras, el Coloso no para de lanzarte ese ataque, procura no moverte demasiado de esa zona, para que te lance siempre el mismo ataque y no complicarte.

Al acabar la tercera secuencia, el Coloso te agarrará con el puño. Tendrás que pulsar rápidamente R1 y L1 para liberar a Kratos de la mano del Coloso, que acabará lanzándote hasta otra estancia.
El Palacio de Rodas

Después de abrir el cofre azul, sube al siguiente nivel saltando sobre la cuadriga rota y abre el siguiente portón con R1.

Ten cuidado con los arqueros que te dispararán a través de los barrotes, gira a la derecha, vuelve a girar a la derecha a la altura de la zona de guardado y avanza por el pasillo eliminando enemigos.

Cuando llegues a la siguiente sala, avanza rápidamente para eliminar a los arqueros y ocúpate del resto de enemigos, si aún queda alguno.

Agarra con R1 el pedestal con la estatua del grifo (parece un águila) y arrástralo hasta el gran interruptor circular en el suelo de la sala, delante del portón con barrotes. Ahora, manteniendo pulsado R1, pulsa Equis durante unos instantes para cargar la patada y suelta para que Kratos lance lejos la estatua.

Verás que la puerta se cierra cuando dejas de pulsar el interruptor. Sin embargo, esta primera puerta puede sortearse fácilmente empujando hacia delante el joystick derecho desde la posición del pulsador del suelo. Kratos podrá pasar antes de que la puerta baje del todo.

Si giras a la izquierda y continúas por el pasillo hasta el fondo, verás que hay tres cofres en una posición elevada a la que no puedes acceder saltando. Empuja la estatua del grifo hasta este punto. Salta y golpea al grifo hasta que se parta y que se quede solo el pedestal. Ahora puedes saltar encima del pedestal y, desde ahí, hasta la zona con los tres cofres (uno de ellos contiene la Urna de Gea).

Vuelve a la zona con los dos pulsadores y coloca el pedestal con la estatua de grifo encima del siguiente pulsador para mantener la puerta abierta. Al fondo tienes un cofre verde.

Gira a la izquierda y elimina a los enemigos (encárgate de los arqueros antes que nada para que dejen de molestar). Al fondo del pasillo, a la izquierda, tienes un cofre rojo. A la derecha, un ascensor.

Tira de la palanca del ascensor para que se eleve. Avanza hasta la ventana y golpea el ojo del Coloso para que este derribe el lugar en el que estás.

Tras la conversación con Zeus, avanza hasta la balaustrada. Gira a la derecha y salta sobre los bloques de piedra donde está apoyada una escalera medio rota. Haz un doble salto en el extremo derecho de estos ladrillos para agarrarte al saliente que hay sobre ti. Salta de nuevo para subir hasta la pasarela llena de enemigos.

Encárgate de todos los enemigos y abre las puertas dobles del fondo de la pasarela. Repón tu barra de saludo con el cofre verde y rompe la cristalera.

Si intentas avanzar en equilibrio por las vigas antes de encargarte de los arqueros del abajo, lo más probable es que te acierten y caigas igualmente, así que salta hacia el nivel inferior. Encárgate de todos los enemigos.

Los arqueros están en una zona elevada, a la izquierda. Después de subirte a la plataforma con un doble salto, te recomiendo que utilices Círculo para matarlos uno por uno. Cuando acabes con todos, vuelve sobre tus pasos y sube por la escalera que hay en el extremo derecho. Ahora sí, puedes avanzar cuidadosamente por las vigas, manteniendo el equilibrio. Recuerda pulsar Equis si caes por uno de los lados.

Gira a la derecha poco antes del final y llegarás a una zona con el tejado derruido y una zona de salvado.
Muralla Oriental (Eastern Ramparts)

Sube por la escalera y baja por el gran hueco circular en el suelo, con la cadena en medio. Además de un puñado de enemigos, aquí tienes dos cofres para reponer tu salud y tu magia.

Abre el portón con barrotes. Cuando lo cruces, no se te ocurra dejar de avanzar, ya que el Coloso golpeará el puente sobre el que pasas y hará que se derrumbe. Una vez en tierra firme, sigue avanzando hasta la Espada del Olimpo.
El Coloso de Rodas – 3º Asalto

Al comienzo, el Coloso lanza varios tipos de ataques en esta ocasión: el ataque más habitual consiste en golpear la plataforma en la que te encuentras con su brazo amputado y crear unas grietas en el suelo de las que sale “energía” dañina. Es bastante sencillo esquivar este ataque: solo tienes que colocarte entre los surcos para que no te afecte. Además, dado que el ataque tienes forma de cono, al acercarte al coloso, solo te afectará si te colocas justo enfrente de él.

Una vez estés cerca del Coloso, comenzará a “barrer” con el brazo derecho para golpearte. Si lo hace con la mano abierta, será solo un revés que puedes esquivar pulsando el joystick derecho en el momento justo. Si, por el contrario, tiene la mano cerrada, realizará el barrido dos veces seguidas. La mejor manera de esquivarlo es empujar el joystick derecho hacia el lado contrario en el momento justo de cada ataque. Además, tras los dos barridos, golpeará el suelo con el brazo amputado, lo cual generará una onda expansiva que solo podrás esquivar si saltas en el momento exacto en el que va a alcanzarte.

En el gran balcón está la mano gigante del Coloso. Puedes lanzársela al Coloso en cualquier momento para dejarle atontado en el acto. Sin embargo, dado que vas a tener que atontar al Coloso más de una vez, te recomiendo que la reserves, al menos, para la segunda ocasión. Explicación: cada vez que dejas atontado al Coloso, este deja caer orbes azules que restauran tu magia. Por tanto, si utilizas en primer lugar la Furia de Poseidón para atontar al Coloso, esto será mucho más provechoso. Luego, solo tienes que lanzarle su propia mano para dejarle atontado por segunda vez.

Aprovecha los momentos en los que está atontado para intentar sacar la Espada del Olimpo. Notarás que esto drenará tu poder: en primer lugar, te dejará sin orbes rojos, luego te arrebatará toda tu magia y, por último, dejara tu barra de salud a la mitad. Cada una de estas cosas te ocurrirá en tres momentos diferentes. Es decir: tendrás que atontar al Coloso tres veces, y tres serán los intentos para poder sacar la espada.

Una vez tengas la Espada del Olimpo, el Coloso apoyará el antebrazo en el suelo. Atácalo, apartándote cada vez que acerque la otra mano, que lanza un chorro de energía que te dañará y te empujara hacia atrás. No tardará demasiado entre un ataque y otro, así que no seas muy ambicioso: golpéale 3 o 4 veces como mucho y apártate, usando también el joystick derecho, para moverte más rápido.

Cuando por fin aparezca un Círculo sobre la cabeza del Coloso, pulsa dicho botón para que Kratos se meta en el interior de su cuerpo.
En el interior del Coloso

Solo tienes que avanzar por la pasarela de madera, saltando los huecos y escalones y acabando con los enemigos, evidentemente.

Cuando llegues hasta la parte de la pasarela que se acerca a la viga central del Coloso, pulsa R1 para destruir esta parte y absorber la energía del Coloso con la espada. A continuación, sigue avanzando, pasando por la red, hasta llegar al final de la pasarela. Aquí tienes que saltar para agarrarte a la cuerda y empezar a avanzar hacia la izquierda. Una vez en el otro lado, déjate caer pulsando R1.

Sigue avanzando y matando enemigos. Salta al nivel superior y avanza en equilibrio por la viga. En la bifurcación, gira a la izquierda y llegarás al siguiente tramo de la viga central del Coloso, esta vez rodeadas por unas cadenas. Dale un par de golpes a las cadenas para romperlas y pulsa R1, como hiciste antes (cerca tienes un cofre verde, por si acaso).

Vuelve a subirte a la viga y gira a la derecha en la bifurcación para seguir por el camino que ha quedado libre (la izquierda de Kratos, la derecha según la cámara).

Salta al siguiente nivel y sigue avanzando, pasando por más pasarela y más redes (y más enemigos). Gracias a la red, llegarás a una zona con un puñado de enemigos, y verás que, esta vez, la viga central está rodeada por un entramado de madera. Camina por el estrecho saliente. Llegarás a una zona por la que solo puedes pasar pulsando R1 para que Kratos quede colgando del saliente. Una vez la pases, pulsa Equis para que Kratos vuelva a subir. Vuelve a romper las cadenas de la viga y a pulsar R1.

Ahora avanza hasta donde se enfocó la cámara y salta para agarrarte a la gruesa cuerda recta. Al llegar arriba, pulsa Equis para saltar a la pasarela. Llegarás hasta la parte interior de la cara de Coloso.

Sube la escalera que hay a tu derecha y tira de la palanca. Harás que baje un péndulo. Salta a la zona inferior de nuevo (con cuidado de no cruzarte con los rayos que van a los ojos). Golpea el péndulo para que empiece a balancearse. Ahora sube la escalera y vuelve a tirar de la palanca.

Salta para agarrarte de la cuerda colgada en horizontal y avanza hacia la izquierda, aprovechando el movimiento del péndulo, que interrumpirá los rayos que van a los ojos y podrás pasar. Al llegar al otro lado, pulsa R1 para bajar a la siguiente pasarela. Salta la viga con energía azul y sigue avanzando hasta legar a la siguiente parte de la viga maestra. Vuelve a destrozar las cadenas y a pulsar R1 para acabar por fin con el Coloso.

Aún tendrás que saltar rápidamente de plataforma en plataforma antes de que se desmoronen, y salir por la boca del Coloso antes de que se cierre.

Al acabar con el Coloso, Kratos quedará moribundo. Simplemente dirígete hacia la Espada del Olimpo. No te molestes tampoco en defenderte de Zeus, solo tienes que perder. Tras la secuencia, Kratos aparecerá colgado de un muro de manos (Hades).
Retorno desde Hades

Una vez estés en colgado del muro, golpea hacia arriba (con el triangulo preferentemente) para abrirte camino y poder avanzar. En la esquina tendrás que hacer lo propio hacia la derecha y dirigirte hasta el borde, donde debes saltar al otro lado.

En realidad, el camino es más molesto que otra cosa. Utiliza mandobles fuertes (con Triangulo) paral liberar el camino de un solo golpe y agarres para librarte de alguna mano cercana. También es recomendable que te desplaces a saltos, para no dar tiempo a las manos de volver a salir.

Una vez hayas saltado de izquierda a derecha, tendrás que hacer lo propio hacia arriba, pulsando Equis y empujando el joystick izquierdo hacia delante. Ya solo te queda un camino en forma de “L” hasta la superficie.

Pulsa R1 cerca del segundo soldado de la izquierda (el único que se mueve). A continuación, monta en Pegaso.
1er Vuelo con Pegaso

A lo largo de la “carrera” de Pegaso, tendrás que enfrentarte a varios grifos. Cuando se pongan a tu altura, tendrás que golpearles repetidas veces hasta que aparezca un Círculo sobre ellos. Al pulsarlo, comenzará una pequeña QTE (pequeña porque solo tendrás que pulsar un botón) para acabar definitivamente con él, aunque también puedes terminar con ellos si sigues golpeándoles con Triángulo.

Como recomendación, ten en cuenta que, cuando estén a tu altura, se elevarán un poco justo ante de atacarte con su cola, momento que debes aprovechar para apartarte con el joystick izquierdo o pulsando el gatillo correspondiente.
En cuanto al tema de los proyectiles que te lanzarán cuando estén delante de ti, la mejor opción es usar los gatillos, aunque un buen impulso pulsando Equis en el momento adecuado también servirá en la mayoría de las ocasiones.

Luego, tendrás que enfrentarte con el “Raven”, que realizará varias pasadas para dañarte. La única forma de pararlo es pulsar Equis cuando esté a la distancia adecuada, para chocarte contra él, lo que provocará otra secuencia QTE, tras la cual, además, tendrás que pulsar repetidamente Círculo para partirle el cuello. Ten en cuenta que, si fallas, es muy probable que tengas que recuperarte moviendo rápidamente el joystick izquierdo de un lado a otro.

Tras esto, seguirás la “estela” de un grifo con jinete a lo largo de una corriente de aire, durante lo cual tendrás que esquivar una serie de proyectiles (si te acierta demasiado, tendrás que volver a recuperar el vuelo moviendo el joystick izquierdo de lado a lado).
La Cámara del Titán

Al entrar, tendrás que enfrentarte a un grupo de arpías, de modo parecido a lo que has hecho con los demás enemigos voladores.

Una vez continúes a pié, a tu derecha, si saltas por el barranco al nivel inferior, te encontraras con dos cofres: uno rojo y el otro con un Ojo de Gorgona en su interior. Vuelve a subir y avanza hacia la izquierda.

Golpea el dedo del Titan que te impide continuar (el segundo, el corazón) y sigue avanzando. A continuación llegarás a una zona en la que puedes trepar por la pared. Dirígete a la izquierda y déjate caer pulsando R1 hasta que aparezcan los dos primeros enemigos. Sigue bajando y a la derecha te encontrarás otros dos. Tras enfrentarte con unos cuantos enemigos más, avanza hacia la derecha y salta la grieta que hay a la derecha.

Tras la grieta, sube y continúa el camino por el techo y la pared alternativamente, eliminando enemigos a tu paso hasta que vuelvas a tierra firme.
La Caverna de la Mano

Al avanzar tendrás que enfrentarte a un minotauro, acompañado por un pequeño grupo de arpías. Para rematar al minotauro, necesitarás pasar un sencillo QTE en el que tendrás que pulsar repetidamente Círculo.

Sigue avanzando hasta el fondo del túnel. A la derecha, hay una especie de jaula de madera con un resplandor. Golpea la jaula para destruirla y poder usar la cuerda de tirolina hasta la siguiente zona.

Sigue avanzando hasta que salgas al exterior a través de una puerta con forma de yelmo. Aquí tendrás que enfrentarte a una serie de molestos arqueros y a otro minotauro. Cuando acabes con ellos, salta de saliente en saliente hasta llegar al nivel superior. Abre los cofres para reponerte y utiliza la cadena del fondo como tirolina para llegar hasta el brazo de piedra.

Dirígete hacia la mano de piedra. Cuando acabe la secuencia no interactiva, golpea al personaje encadenado hasta que caiga y se quede colgado. A continuación baja por la cuerda colgada entre el dedo meñique y el anular. Por ahora no puedes alcanzar al hombre colgado en la cadena.

Rodea la hoguera por la derecha y avanza. Escala por la pared, acaba con los enemigos y abre el cofre rojo. Aquí tienes otro punto de guardado.
El Fuego del Olimpo

Continúa hacia la derecha y acaba con los enemigos. Al fondo tienes un cofre con un Ojo de Gorgona y a la izquierda una pared por la que puedes escalar. Entra por la puerta con forma de calavera y avanza por la caverna.

Tras avanzar un poco te enfrentarás a una serie de gorgonas. Recuerda que si te enfocan demasiado con su “mirada” te convertirán en piedra y tendrás que agitar el joystick izquierdo para liberarte. Un buen modo de que dejen de enfocarte es pulsar Triángulo después de varios golpes ligeros con Cuadrado para golpear fuertemente en el suelo con las cadenas. De todas formas, también puedes evadirte con el joystick derecho. Por lo demás, poco más que reseñar. Una curiosidad: no se te ocurra saltar mientras están intentando convertirte en piedra. Si Kratos se transforma en el aire, se romperá en pedazos cuando caiga al suelo y morirá.

Cuando acabes con las medusas, dirígete al fondo de la estancia y rompe las estalactitas que taponan el camino. Cerca del Titán encontrarás otros dos cofres y un punto de guardado.
La Caverna Prisión de Tifón

Continúa avanzando por la pasarela. Cuando llegues a la altura de Tifón. Atraviesa la pasarela mientras toma aliento y resguárdate tras las rocas mientras sopla. También tendrás que encargarte de algunas arpías.

Dobla la esquina y sigue subiendo. Encontrarás un gran bloque de piedra muy “reluciente”. Golpéalo hasta que se agriete y a continuación pulsa R1 y Círculo para formar un puente por el que pasar (ten en cuenta que Tifón sigue soplando). Cuando llegues a la plataforma cercana a Tifón, podrás pulsar R1 para que Kratos saque de su ojo La Maldición de Tifón. A continuación, utilízalo manteniendo pulsado L2 y Cuadrado para dañar el otro ojo del Titan y vuelve a cruzar el puente.

Dos barreras mágicas te dejarán encerrado donde estás y tendrás que enfrentarte a varios enemigos comunes y derribar a los arqueros lejanos con el arco. Con un par de proyectiles bastara para cada uno. Entonces harás desaparecer las barreras.

A la derecha hay otra “jaula” que te impide usar tus cadenas para balancearte por las estalactitas. Rompe la jaula con el arco. También te recomiendo que acabes con los arqueros lejanos antes de empezar a balancearte. Después de balancearte entre las tres estalactitas, rompe el montón de piedras que impiden el paso. Llegarás a la posición del último punto de salvado. Ahora vuelve sobre tus pasos hasta la altura del hombre colgado de la cadena (de camino, nada más salir de la gruta del titán, a la izquierda, hay un puente derruido. Si utilizas el arco para romper otra “jaula”, puedes pasar al otro lado, donde hay un cofre rojo y otro con un Ojo de Gorgona).
Dispara al hombre colgado de la cadena para matarle. Tras su muerte, adquirirás la Furia de los Titanes. Una vez se rellene su indicador, podrás usar este poder para aumentar temporalmente tus ataques pulsando al mismo tiempo L3 y R3.

Dirígete ahora hacia la derecha, encargándote de los enemigos que se crucen en tu camino. Cuando acabes con ellos, caerá la barrera mágica y podrás subir al siguiente nivel. Utiliza el arco para romper la polea que hay arriba. Escala por la cuerda y salta al siguiente nivel. Sigue subiendo hasta que llegues a una cadena horizontal a la que debes colgarte para pasar al otro lado. Fíjate que, a la derecha de la cadena, hay una zona en la pared por la que puedes escalar, gracias a la cual podrás abrir otros tres cofres.

Tendrás que enfrentarte a varios enemigos a lo largo de la cadena. De todas formas, si consiguen tirarte al suelo, caerás sobre el brazo de piedra, con lo que solo tendrás que volver a subir. Sigue avanzando hasta que llegues de nuevo a la puerta con forma de yelmo. A la derecha de la puerta hay un cofre amarillo lleno de Furia de Titanes. Tendrás que activar la furia y golpear la puerta para destruirla y poder pasar.

Adéntrate por la caverna. Tendrás que volver a encargarte de enemigos y a escalar paredes y techos, como hiciste antes, solo que en sentido inverso. Cuando llegues a la altura de la mano del titán, activa la Furia de Titanes y golpea todos los dedos hasta que se libere Pegaso. No esperes demasiado tiempo entre un dedo y otro o volverán a su posición original. Si se agota tu Furia de Titanes, no te preocupes: si sigues golpeando a la mano se recargará. Ahora vuelve a montar en Pegaso para salir de la gruta.
2º Vuelo con el Pegaso

Tendrás que enfrentarte a varios jinetes y grifos, que te dispararán proyectiles mientras estén enfrente de ti, aunque ahora tú también puedes atacarles disparando tú arco. Además, con una arremetida de Pegaso podrás ponerte a su altura, aunque ten en cuenta que ambas cosas consumen magia. Además también te atacarán un buen número de arpías. También tendrás que enfrentarte de nuevo con un jinete más poderoso, al que acabarás venciendo con una secuencia QTE.

Cuando Kratos se lance al vació, tendrás que pulsar la tecla que aparezca en pantalla en el momento adecuado para que empiece a escalar por una pared.
Escala por la pared hasta que llegues a tierra firme. A la izquierda, en dirección a la cabeza de perfil, hay otro par de cofres.

Continúa por la derecha y sube por la escalera a la altura del punto de guardado.
Los Acantilados de Lahkesis (The Cliffs of Lahkesis)

Después de ascender un poco más y eliminar a otros tantos enemigos, llegarás a una zona en la que tienes que enfrentarte a una manada de lobos monstruosos. Cuando acabes con ellos, ve hacia la derecha. Verás que hay una serie de esqueletos colgados.

Fíjate que uno de ellos, el que está más cerca de los dos cofre rojos, al extremo derecho, no es un esqueleto si no un cuerpo. Salta y golpéalo para descolgarlo. Pulsa R1 para cargar con el cuerpo y dirígete a la izquierda, hacia el ascensor. Haz que el ascensor descienda.

Súbete al pulsador circular del suelo y pulsa R1 para soltar el cuerpo para que lo mantenga pulsado. A tu derecha hay un mecanismo en forma de T. Pulsa R1 y tira del joystick izquierdo hacia ti para arrastrarla. Date prisa en cruzar las puertas dobles, pues el mecanismo vuelve a su posición original y las puertas se cierran poco a poco.

Al cruzarlas, gira a la izquierda y pulsa R1 para hacer que la pasarela caiga. Cuando acabe la secuencia, vuelve al principio de la pasarela. A la derecha hay otro cofre con un Ojo de Gorgona en su interior. Ahora continúa por la izquierda. Asegúrate de pasar rápidamente, ya que el suelo es inestable y caerá.

Llegarás a una zona con una fuente en medio en la que tendrás que enfrentarte a otra manada de lobos que acompañan a un gran lobo de tres cabezas (Cerbero, supongo…), al que tendrás que arrancarle cada una de las cabezas una por una.

Abre los cofres si necesitas recuperarte tras la batalla. Si te diriges a la derecha, encontraras una plataforma que puedes mover. Arrástrala hasta el lugar del que cayó Cerbero para poder subir al nivel superior y continuar. Tras esto encontrarás el siguiente punto de guardado.
El Jardín de Lahkesis (The Garden of Lahkesis)

Sigue avanzando y baja por la pared. En la siguiente zona, entre los dos cofres, hay una larga escalera que da a un techo por el que puedes escalar. Tendrás que encargarte de unos cuantos enemigos más hasta que llegues a tierra firme, donde tendrás que enfrentarte a otra manada de lobos y a unos arqueros situados al fondo del escenario.

Salta con un salto doble hasta la zona de los arqueros y sigue avanzando. Baja en el ascensor por el que subieron los enemigos. En la sala circular con el cofre verde al fondo, tendrás que enfrentarte a una serie de enemigos que utilizan un ataque sónico. Con cada uno de los enemigos que elimines, agrietarás un poco más la puerta por la que debes continuar. Tras ella está el siguiente punto de guardado.

Tras matar a los enemigos de ataque sónico, ve a la parte opuesta de la puerta, sube por la plataforma hasta la cadena y continúa hasta el final, donde tendrás que seguir por el techo hasta llegar a los 2 cofres, de los cuales, uno de ellos es un ojo de gorgona (gracias a Princessa por la aportación).
El Sendero hacia los Caballos (Pathway to the Steeds)

Avanza por la cadena que lleva hacia los caballos. Cuando llegues al final de la cadena, trepa por la pared de la izquierda. Rodea el portón y tira de la palanca del balcón. De este modo harás bajar una cuerda a la altura de la pared por la que acabas de escalar que podrás usar de tirolina. Aquí tendrás que enfrentarte al siguiente enemigo final.
Teseo

Al comienzo del combate, no pares de lanzarle combos y de bloquear sus ataques (sabrás que te va a atacar por que de su lanza saldrá una estela de color violeta). Teseo te ensartará con su lanza algunas veces. Si realizas un semicírculo en la dirección y momento adecuados, acabarás derribando a Teseo.
Tras un rato combatiendo, la lanza de Teseo empezará a brillar. Seguirá atacándote, pero además, de vez en cuando, golpeará el suelo y hará surgir unos bloques azules del suelo, pero son bastante fáciles de esquivar: sabrás donde van a aparecer por que antes verás un agujero.

Lo siguiente que hará Teseo será subirse al nivel superior, en el que tú no puedes alcanzarle. Tendrás que lanzarle proyectiles con tu arco y esquivar los suyos (no se pueden bloquear). Además, también invocará a unos minotauros y seguirá haciendo surgir bloques del suelo.

Aprovecha cualquier momento en el que tengas la posibilidad para dispararle con tu arco, pero no le dispares demasiados proyectiles seguidos o comenzará a esquivarlos y tú no harás más que malgastar magia. En el caso de que agotes tu barra de magia, al eliminar enemigos, estos dejarán caer orbes verdes y azules que repondrán parcialmente tus barras de salud y magia.

Cuando consigas dañarle lo suficiente, conseguirás que se descuelgue y aparecerá un Círculo sobre él. Solo tienes que pulsarlo y girar rápidamente el joystick izquierdo para hacer que caiga. A continuación, pulsa rápidamente Círculo para acabar con él y conseguirás la Llave del Criador de Caballos.

En la siguiente habitación, con un cofre rojo y otro verde, puedes salir por cualquiera de los pasillos que dan al exterior. Sube por la escalera de mano y llega hasta la plataforma de la que sale otra cuerda por la que puedes deslizarte. Pulsa R1 ante la siguiente puerta para abrirla con la llave. Pulsa de nuevo R1 en el fondo de la sala para volver a usar la llave y hacer que aparezca la imagen de Cronos. El te otorgará la Furia de Cronos.

Al acabar con los enemigos, sal por el pasillo de la izquierda y sube por la escalera. A la derecha, en el nivel superior, hay un par de cofres y el siguiente punto de guardado. Sigue el camino de la izquierda, entre los caballos.
Los Caballos

Al fondo, encontrarás 4 palancas. Pulsa R1 y tira del joystick izquierdo para girar la palanca verde. Corre hacia la izquierda y escala la pared lo más rápido que puedas para usar la Llave del Criador de Caballos antes de que se cierre el colgante verde.

Ahora vuelve a la zona de las palancas, crúzala y avanza por el otro lado hasta que tengas que enfrentarte con un grupo de arpías. Elimínalas ahora para que no te molesten. Vuelve a la zona de las palancas y gira la amarilla. Avanza hacia la derecha y escala lo más rápido posible para usar la llave en el colgante rojo antes de que se cierre.

Ahora, los personajes con alas que estaban posados en los colgantes están volando, y podrás usarlos para balancearte y alcanzar los otros dos colgantes. El amarillo está más allá del colgante verde (a la izquierda). Ten en cuenta que para volver, una vez hayas usado la llave en el colgante amarillo, tendrás que dar un salto para poder balancearte, pues desde esa posición no puedes alcanzar al personaje alado desde tierra firme. Repite el proceso con la palanca y el colgante azules, que están a la derecha.

Cuando liberes los 4 colgantes, vuelve a la zona de las palancas y libera broche gigante del centro. Cuando la plataforma se pare, ponte en el fondo y pulsa R1. Si completas adecuadamente la QTE, los caballos gigantes echarán a andar.

Cuando acabe la secuencia no interactiva, vuelve sobre tus pasos. Sube las escaleras y salta por la parte superior del portón donde usaste la Llave del Criador de Caballos hacia el nivel inferior, donde te esperan más enemigos. Cuando acabes con ellos, los barrotes bajarán y el camino de nuevo hacia la isla, atravesando la enorme cadena, quedará libre.

Cuando llegues al final, escala por la pared, rompe las piedras ruinosas de la derecha y continua rodeando el escenario hasta llegar al siguiente punto de guardado.
Las Piscinas Divinas (The Divine Pools)

Sube por las plataformas que forman las cataratas y, una vez en la más elevada, realiza un salto doble hacia la izquierda para alcanzar la siguiente pasarela que discurre junto al barranco.

Tendrás que volver a escalar la pared. Si te diriges en línea recta hacia la izquierda llegarás a una zona en la que hay tres cofres, uno de ellos, el que está a la izquierda de la una de las columnas, con un Ojo de Gorgona en su interior.

Vuelve a escalar por la pared, y esta vez baja hasta el barranco inmediatamente inferior. Tras acabar con algunos enemigos más y abrir el cofre rojo de la izquierda, pulsa R1 para abrir los grandes portones.

En la siguiente sala verás una enorme estatua al final de una pasarela. Baja por la pasarela. Si tiras de la palanca de la izquierda de la puerta enrejada, verás que no puede descender del todo.

Ve hacia la gran fuente del centro de la habitación, bajo la pasarela. Tira de la fuente hacia en dirección a la cámara agarrándote de la barra que tiene en la parte inferior, pulsando R1 y tirando de joystick izquierdo hacia ti.

Métete en el agujero que estaba bajo la gran fuente. Tendrás que pulsar R1 para romper el sello quebrado que hay de camino. Pulsa de nuevo R1 delante de la estatua de esta habitación para conseguir el Amuleto del Destino. Gracias a este amuleto, podrás ralentizar el tiempo pulsando al mismo tiempo R1 y L1.

Entra de nuevo en el agujero para volver a la sala de la gran estatua. Súbete al gran pulsador circular que está un poco antes que la fuente, bajo la pasarela. Ralentiza el tiempo gracias al amuleto, corre y salta en los dos pilares circulares de cualquiera de los dos lados para alcanzar de nuevo la pasarela de arriba.

Ahora súbete al otro pulsador, que está sobre la pasarela, a la altura del anterior, aproximadamente. Espera a que bajen completamente las manos de la estatua. Ralentiza el tiempo y atraviesa la pasarela para subirte a las manos.

Cuando acabe la secuencia no interactiva, golpea la cabeza de la estatua para que acabe de romperse y salga despedida por el ventanal. Salta desde las manos (aún si han bajado, puedes repechar un poco por los brazos) a cualquiera de los dos lados de la estatua, donde están los cofres.

Ahora salta a través del ventanal y enfréntate a los enemigos. Los personajes con dos espadas en lugar de manos son bastante duros. Si realizas combos normales durante mucho tiempo, comenzarán a parar los golpes. Lo mejor es agarrarles con Círculo y lanzarlos al aire y combinarles todos los golpes posibles una vez estén en el aire.

En cuanto a los enemigos voladores, no hay mucho que reseñar. Lo mejor es agarrarlos en el aire y bajarlos al suelo. Ten cuidado con su ataque de ácido.

También es recomendable que utilices todo lo posible el amuleto para ralentizar el tiempo y utilizar la Furia de Titanes todo lo posible.

Cuando acabes con los enemigos, vuelva golpear la cabeza de la estatua hasta que la destruyas del todo y atraviesa la pasarela. Abre el cofre verde para recuperar tu salud. A ambos lados de la pasarela de piedra, hay algunas vasijas que puedes romper y un cofre a cada lado, uno rojo a la izquierda y otro con un Ojo de Gorgona en su interior a la derecha. Ahora, baja por una de las escaleras de mano hasta el nivel inferior.
Los tres “pequeños” cíclopes

Nada más bajar al nivel inferior, unas barreras de energía taparán cualquier acceso o puerta por la que puedas escapar.

Tendrás que enfrentarte a un primer cíclope que viene acompañado por una jauría de jabalíes gigantes. Los jabalíes no suponen apenas peligro, y pueden matarse simplemente con agarrarles. Sin embargo, el cíclope los utiliza para lanzártelos.

No puede parar ningún ataque del cíclope, así que mantén la distancia y utiliza el joystick derecho para evadirte cuando veas que va a atacarte. De todas formas, si te acercas demasiado, puede agarrarte igualmente, así que no de excedas en los combos y mantén el ritmo: apártate, golpea un poco y apártate. Cuando aparezca un círculo encima de él pulsa la tecla. No desencadenará una QTE, pero tendrás que repetirlo unas cuantas veces.

A continuación vendrán dos cíclopes con los que tendrás que seguir las mismas pautas que con el anterior: mantén la distancia, no te excedas en los combos y evade con el joystick derecho.

Cuando acabes con los enemigos, sube por la escalera de la izquierda. Agarra la estatua con el escudo con R1 y encástrala en el hueco que está delante del ojo izquierdo, en la pasarela.

Ahora, cruza la pasarela en dirección a la derecha. Tira de la palanca de la izquierda para que baje la plataforma del fondo. Agarra la estatua y ponla sobre la plataforma. Vuelve a tirar de la palanca para que la estatua se eleve. Súbete a la plataforma, sitúate en el lado contrario de la estatua, pulsa R1 y mantén presionado el botón Equis durante unos instantes para que Kratos cargue y lance la estatua más allá de la zona baja.

Ahora puedes llevar la estatua hasta la otra ranura para bloquear el otro rayo que sale del ojo de la estatua. De este modo, la barrera mágica caerá y podrás acceder al siguiente punto de guardado.
La Ciénaga del Olvido (The Bog of the Forgotten)

Avanza por el camino de tierra hasta que comience la secuencia no interactiva. Cuando acabe, estarás colgado del caballo y tendrás que pasar otra secuencia QTE.

Nada más comenzar, el bárbaro arremeterá contra ti con su caballo. Además de sus ataques de melé, te lanzará proyectiles, ya sea directamente a ti o lanzando una batería de flechas para que caigan sobre ti.

Los fantasmas que le rodean se irán separando de el conforme le golpees. Sigue golpeando hasta que no quede ningún fantasma a su alrededor y, después de algunos golpes más, podrás pulsar Círculo para matar al caballo, tras lo cual, el bárbaro seguirá a pie.

En primer lugar, realizará un ataque en forma de cono golpeando con su martillo en el suelo y seguirá invocando fantasmas. Después de acabar tres veces con todos los fantasmas que invoque, el bárbaro se convertirá en gigante.

Mientras esté en su forma gigante, te golpeará con el mazo, realizando siempre el mismo combo de tres golpes, pero ten en cuenta que no podrás bloquear ninguno de sus ataques.

Cuando le golpees lo suficiente, volverá a reducirse y volverá a realizar ataques con el mazo, ataques de cono de fuego por el suelo y otro nuevo: absolverá todos los fantasmas y te los lanzará a modo de proyectiles.

La mejor técnica es encajarle combos de 2 o 3 golpes a lo sumo y a continuación esquivar sus ataques (evidentemente, gasta toda la magia que poseas atacándole con el arco). Repite este patrón hasta puedas iniciar una QTE con el Círculo.

Cuando completes la QTE, acabarás con el enemigo y adquirirás el Martillo Bárbaro.

Al acabar con él, surgirán enemigos del suelo que debes eliminar. Cuando acabes con ellos, pulsa R1 al fondo del escenario para utilizar la rama del árbol y pasar a la siguiente zona.

Sigue avanzando por el camino acabando con los enemigos. Salta el agua burbujeante, pasa por delante de la puerta con el dibujo de la medusa y llegarás al siguiente punto de guardado.
El Templo de Euryale (The Temple of Euryale)

Salta las plataformas de la derecha, el agua burbujeante y sigue avanzando por el camino de tierra hasta llegar al cadáver rodeado de cuervos. Pulsa R1 para conseguir la llave.

Elimina a los enemigos que aparezcan y vuelve sobre tus pasos. A la altura de la puerta con la cara de la medusa grabada, tendrás que enfrentarte a esqueletos. Rodea el escenario por la izquierda, acaba con el resto de enemigos y utiliza la Llave de Euryale para abrir la puerta.
Las Ruinas del Olvido (The Ruins of the Forgoten)

A continuación, comenzarás tu primera batalla con un cíclope “real”.

Puedes pulsar Círculo para desmontar al jinete con las espadas de Atenea, haciendo girar el joystick izquierdo.

El Cíclope realiza varios ataques incitados por el jinete: un combo de tres golpes, un barrido con el mazo... así que desmóntalo y mátalo lo antes posible.

Sin el jinete, el cíclope es algo más lento pero no por ello deja de atacar: realiza un ataque de dos golpes, una patada y un puñetazo. Mantén la distancia y sigue atacándole hasta que puedas pulsar Círculo para comenzar una QTE. Al acabar, conseguirás un Ojo de Cíclope.

Después aparecerán un par de jinetes más y otro cíclope, con los que deberías repetir el proceso anterior. Cuando acabes con ellos, avanza a través de las ruinas. Retira bloque que impide el paso y abre la reja que esta tras ella.

Avanza por el interior. En la bifurcación, si tomas el camino de la izquierda, al fondo encontrarás un par de cofres, pero deberás volver, porque el camino esta bloqueado.

Vuelve a la bifurcación y entra en la siguiente estancia. Acaba con los enemigos. En la zona superior tienes un cofre verde si quieres reponerte.

Ahora rompe la columna del centro y podrás utilizar el saliente de roca que queda en el techo, pulsando R1 y saltando, para subir al nivel superior. Avanzando un poco más, llegarás a otra zona con líquido burbujeante en el que debes pasar por dos estalactitas, una tras otra.

Si lo haces bien, llegarás entero a una zona en la que debes saltar por unos grandes tocones para no pisar el líquido burbujeante. Además, al fondo hay tres enemigos que te lanzan proyectiles con fuego.

Son demasiado duros para acabar con ellos con el arco. Tendrás que a llegar hasta ellos y romper las dos columnas (las mas finas, de los lados, la del centro aún no puedes). Acaba con los enemigos que has hecho caer y, a continuación, pulsa R1 para derribar la columna del centro. Elimina a los tres últimos enemigos.

Ahora puedes usar los restos de la columna para subir al nivel superior con un doble salto. En cuanto subas, hay un cofre a cada uno de los lados: uno verde a la derecha y otro rojo a la izquierda. Sigue avanzando.

Salta a la siguiente habitación circular. Utiliza el arco para romper las enredaderas que hay en el nivel superior, a la derecha y arriba de la puerta de barrotes. Puedes subir y abrir los dos cofres.

Tira de la palanca que hay debajo de donde estaban las enredaderas. Eso abrirá los barrotes de la derecha. Fíjate que las paredes que hay detrás de cada una de las rejas (las de los lados) están agrietadas, lo que significa que puedes destruirlas. Ocúpate de los enemigos que te saldrán de detrás de la pared destructible de la izquierda.

Agarra el cadáver con R1. Déjalo encima de la corriente de agua que hay detrás de la pared destructible. Esta corriente de agua le transportará al otro lado. Corre hacia el otro lado y espera cerca de la corriente hasta que aparezca el cuerpo. Agárralo y déjalo caer encima del gran pulsador circular cercano. Ahora sube a Kratos al pulsador del centro de la sala para abrir la puerta, por la que llegarás al siguiente punto de guardado.
El Río del Olvido (River of the Forgotten)

Salta a la primera de las plataformas que flotan en el líquido burbujeante, pulsa R1 y comienza a girar la palanca. Tendrás que enfrentarte a varios enemigos, pero debes aprovechar los escasos momentos de tranquilidad para continuar tirando de la palanca hasta que esté lo suficientemente cerca de la segunda plataforma como para poder alcanzarla de un salto doble.

Repite la operación con la otra plataforma para pasar a la siguiente y de esta al camino de tierra. Antes de poder alcanzar el tronco que debes romper, tendrás que enfrentarte a un golem astado.
Si te alejas del golem, te lanzará piedras, mientras que cerca te golpeará. Lánzale proyectiles y golpéale entre golpe y golpe. Ten en cuenta que no puedes parar sus ataques, así que esquívalos. Si necesitas recuperar tu energía mágica, a la izquierda tienes un cofre azul.

Ahora pulsa R1 ante el tronco rodeado de cadenas para derribarlo y alcanzar la pared escalable. Tras la pared, tendrás que avanzar por una liana horizontal, en la que tendrás que enfrentarte a varios enemigos más. Esta vez, no puedes dejar que te derriben, o caerás en el agua burbujeante. Cuando llegues al otro lado, pulsa R1 para bajar.

Ahora, abre la puerta de color gris del fondo. Detrás, hay una Estatua del Destino, que te permitirá volver a usar el amuleto para ralentizar el tiempo.

Ralentiza el tiempo pulsando L1+R1 para poder saltar por encima de la gran rueda giratoria. Cruza de una cinta a otra. En la del fondo, aparecerán un par de rayos que te convierten en piedra. Tendrás que enfrentarte a más enemigos. Ten cuidado de no dejar que la cinta te transporte hasta el final, o Kratos se dañará en la picadora. Cruza cuando los rayos se desconecten temporalmente.

Destruye la empalizada del fondo y balancéate para pasar a la siguiente zona. Tras la estatua del fondo (rompe las tres si quieres) hay otro bloque. Empújalo y cruza. Llegarás de nuevo a la zona donde te enfrentaste a los Cíclopes. Agarra este último bloque que hemos bajado.

En la zona hay dos bloques iguales. Sitúa uno de los bloque sen la parte mas a la izquierda de la plataforma con columnas que se balancéa para que el suelo esté liso y puedas poner el siguiente bloque.

Cuando ambos bloques estén sobre la plataforma, empuja los dos hasta el extremo contrario hasta que la plataforma se incline todo lo posible. La cámara enfocará la zona brillante en la que debes pulsar R1 y Círculo repetidamente para que la plataforma termine de ceder.

Ahora podrás utilizar el techo de la plataforma de puente. Al otro lado, hay una pared por la que puedes escalar. Tendrás que golpear el tronco que se cruza en tu camino para destruirlo y poder saltar al otro lado. Entra en la cueva.

No te acerques a la rueda o te hará daño. Toma el camino de la izquierda y llegarás hasta el soldado que estaba luchando por su vida. Si avanzas a la derecha, tendrás que enfrentarte a una medusa. Después de destruirla, sigue avanzando.

Tras la cinta transportadora, encontrarás dos cofres, uno con una pluma de fénix y otro con orbes rojos y azules.

Agarra al soldado moribundo y suéltalo en la cinta transportadora para que las ruedas dejen de girar. Ahora golpea las ruedas para destruirlas y atraviesa el tunel. En frente encontrarás un cofre verde/azul.

A la izquierda puedes abrir la puerta con barrotes para enfrentarte al Cerbero.
Batalla contra Cerbero

Las bolas no solo podrás parar una, aunque si haces parry no te atontan. Pero las ráfagas de fuego que lanzan las cabezas de los lado, si. Los zarpazos también se paran. Sus ataques son: ráfaga de fuego, bolas de fuego, zarpazo… Poco más que decir: golpéale (es muy duradero) hasta que aparezca un círculo encima suya. Ni si quiera tendrás que pasar por una QTE.

Al acabar con él, adquirirás el Vellocino de Oro (Golden Fleece), que podrás usar a partir de ahora para devolver los proyectiles enemigos pulsando L1 en el momento justo en el que vayan a alcanzarte.

Tira de la palanca que hay en la sala y devuelve el proyectil que lanza la estatua tallada en la piedra para romperla y poder pasar. Ahora tendrás que enfrentarte a más medusas. Cuando acabes con ellas, vuelve sobre tus pasos. Por cierto, ahora puedes romper la otra rueda, que también se ha parado, tras la cual hay un cofre con un Ojo de Gorgona en su interior.

Ahora tendrás que andar un buen trecho sobre tus pasos. Vuelve al lugar en el que estaba la puerta con la imagen de la medusa grabada. Utiliza el Vellocino pulsando L1 y Círculo repetidamente dentro del rayo petrificador para quebrar la puerta. Golpéala para acabar de romperla y avanza.

Tras una puerta, tendrás que enfrentarte bastantes enemigos. Un consejo: ahora que tienes el Vellocino, puedes usar el ataque de estos enemigos en tu favor. Pulsa L1 en el momento adecuado y el vellocino te hará brillar. Si, inmediatamente después, pulsas Cuadrado, darás un fuerte golpe en el suelo.

Abre el cofre verde si necesitas vida y sigue avanzando hacia la derecha y baja por el hueco de la escalera. En la siguiente sala tendrás que enfrentarte a otro buen número de enemigos, junto a un Minotauro bastante resistente con una maza ardiente. Ten cuidado con su ataque fuerte, no puedes pararlo (es el que golpea con la maza en el suelo tras después de un movimiento bastante lento). Tendrás que pasar por una QTE para acabar definitivamente con el minotauro (bueno, en realidad, tendrás que acabar con dos).

Cuando acabes con los enemigos, desaparecerá la barrera mágica. Avanza por el pasillo y gira la palanca para bajar por el ascensor. Cuando acabes con los enemigos, salta y golpea la zona quebrada de la pared (la que enfoca la cámara), para romper el sello, tras el cual encontrarás una pluma de Fénix.

Ahora, vuelve al ascensor por el que bajaste y elévalo un poco girando la palanca, hasta que quede la rendija justa para que Kratos pueda pasar. Ahora súbete a al otro ascensor, que está igual de elevado, y salta pegado a la pared del fondo para que se agarre al saliente. Sigue saltando de saliente en saliente para subir.

Arriba te enfrentarás a una “versión mejorada” de un enemigo (es parecido a los anteriores, pero con una guadaña y más grande). Tendrás que pasar una QTE de un solo botón para acabar con él. Avanza hasta el balcón para alcanzar el siguiente punto de guardado.
Lowlands Vista

Vuelve atrás y escala por la pared donde está la escalera rota. Una vez arriba, escala por la pared de la esquina del fondo. Tendrás que avanzar por el techo también, esquivando las cuchillas giratorias. Pulas R1 para bajar una vez estés al otro lado y gira la palanca para retraer los pinchos del pasillo que está a tu izquierda.

Los pinchos vuelven a su posición, así que tendrás que darte prisa cuando cruces el pasillo. De camino, tendrás que activar una palanca y, a continuación, abrir la cancela con R1 y con Círculo repetidamente, antes de que te alcancen los pinchos, o Kratos morirá.

Ahora, avanza por el acceso que acabas de abrir y salta al nivel inferior. Acércate a leer el libro y tendrás que enfrentarte contra Medusa.
Euryale

Ataques: coletazo, rayo rojo que convierte en piedra, que puedes devolver con el Vellocino, otro coletazo con fuego.

Al primer coletazo se puede parar, pero rompe tu guardia y te deja vendido para el siguiente.

Mas ataques cuando medusa se enreda en una columna: se lanza al suelo y lanza una “barrera” de rayo petrificador. Ambos ataque se pueden parar saltando en el momento justo.

También dispara proyectiles rojos desde la columna, que se pueden parar y devolver con el vellocino (solo devolverás el segundo).

Recuerda tener cuidado cundo esquivas la “onda” petrificadota saltando, porque si calculas mal, te petrificará en el aire y Kratos morirá al caer.

Puedes atacarle con las flechas (y cuchillas, aunque más peligroso) mientras está encaramada a la columna. Cuando la dañes lo suficiente, podrás desencadenar una QTE con Círculo, lo que acabará por derribarla y destruyendo la columna en cuestión. Tendrás que repetir la QTE dos veces, una por cada columna.

Después de destruir la segunda columna, comenzará a atacarte mas fuerte, con golpes con su “pelo”, combos de varios manotazos y lanzándote proyectiles que dañan y petrifican.

Cuando la dañes lo suficiente, tendrás que pasar por la típica QTE para acabar con ella y arrancarle la cabeza. De este modo, evidentemente, adquirirás la Cabeza de Euryale.
Gracias a la cabeza de Euryale, puedes congelar a los enemigos y, a continuación, matarlos de unos pocos golpes.

Cuando llegues a la siguiente área, gira la palanca hasta el final para elevar la anilla al máximo. Ahora, atraviesa el estanque y tira de la palanca. En cuanto lo hagas, pulsa L1+R1 para que te de tiempo a cruzar por la escotilla que hay bajo el agua, en la esquina del fondo.

Cuando cruces, sube a la superficie, y vuelve a girar la siguiente palanca para subir la anilla.

Vuelve a sumergirte. Tira de la palanca submarina del fondo para abrir la puerta de barrotes. Sin demorarte un segundo, pulsa R1 por unos instantes y suelta para cruzar rápidamente el pasillo y atravesar la siguiente puerta de barrotes antes de que se cierre.

Sube a la superficie de nuevo y vuelve a girar la palanca correspondiente. Sumérgete de nuevo y, si te fijas, una de las puertas sumergidas esta quebrada. Puedes pulsar unos instantes R1 y soltar frente a ella para romperla y pasar a la siguiente zona, donde también debes salir a la superficie y girar la palanca para elevar otra anilla.

En esta misma zona, al fondo, hay una palanca. Tira de ella para abrir la puerta superior. Ahora, Avanza por el siguiente pasillo. Si giras a la derecha en la esquina, llegarás a una habitación anegada con una estatua del destino.

Gira la palanca que verás al fondo de la habitación, y tendrás que enfrentarte a un nuevo enemigo, que lleva un mangual gigante y un escudo. El escudo saltará por los aires al poco tiempo, y el enemigo de todas formas no es nada del otro mundo.

Tras él, vendrán más: otro igual y varios enemigos más pequeños. Cuando acabes con todos, gira la palanca y, a continuación, ralentiza el tiempo. Corre hasta el pasillo y sube a saltos la escalera. Una vez arriba, pisa el gran pulsador.

A partir de aquí, tendrás que ser bastante rápido y no cometer ningún fallo: Ralentiza el tiempo cuando veas que Kratos puede “mostrar” el amuleto a la estatua (es decir, cuando no haya nada entre Kratos y la estatua).

Una vez ralentizado el tiempo, pulsa R1 y comienza a girar en la anilla, utilizando tus cadenas. Salta de anilla en anilla, con mucho cuidado de no fallar, o tendrás que empezar de nuevo.

Es un poco costoso, pero si lo haces bien, llegarás hasta la puerta que abrimos en un principio.

Ahora, avanza por el túnel. Tira de la palanca que hay al fondo. Ahora mismo estás en un gran ascensor que comenzará a subir. Mientras sube, tendrás que enfrentarte a una manada de lobos.

Cuando el ascensor llegue arriba del todo, tendrás que pulsar repetidamente Círculo para que vuelva a bajar. Si te fijas, la única puerta por la que puedes pasar se está abriendo, así que tendrás que aguantar un rato, bajando el ascensor varias veces. En cuanto puedas, cruza la puerta.
Tendrás que atravesar una zona de vigas, aunque antes te recomiendo que mates a los enemigos alados.

Cuando veas que no puedes avanzar más por las vigas, agárrate al saliente de la pared para atravesar el hueco y llegar a la siguiente zona.
Abre el cofre verde/azul, si lo necesitas, y avanza. Tendrás que enfrentarte al mismo golem astado al que te enfrentaste antes, así que sigue la misma estrategia que usaste anteriormente para vencerlo. Eso si, también tendrás que enfrentarte a unas cuantas arpías con ataques de fuego.

Cuando termines con el golem, acércate al borde y pasa a la siguiente zona gracias a tus cadenas. Aquí encontrarás el siguiente punto de guardado.

http://www.taringa.net/posts/info/4656770/Guia-God-of-War-II-%282da-parte%29.html

5 comentarios - Guia God of War II (1ra parte)

@Verserker
NO SE SI ES BUENA GUIA, YO NO SEGUI NINGUNA GUIA DE MERISTATION PARA GANAR EL GOD OF WAR 2, PERO COMO ESTOY EN PEDO Y ME GUSTA EL GOD OF WAR A FULL TE DEJO +10
@pericote03
una pregunta sencilla.. este es como el principe de persia?? digo en jugabilidad etc... porque si es asi no mke gusta nada jeje que me recomiendan?
@fallen61
Copyright
Esta guía es propiedad de Meristation.com. Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio o soporte de los contenidos de esta publicación sin la autorización expresa del editor. Todas las marcas y productos aparecidos en MeriStation magazine son marca registrada y/o copyright de sus propietarios.


Jajajajaja, menos mal, no? xd