"Los misterios mas grandes del mundo"

Bueno con mucha investigacion encontre esto.
PD: no es un repost

1:Los enormes ruidos subacuaticos.

En el año 1997, la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de los EEUU, que opera una red de micrófonos subacuáticos, registró un sonido único. Era tan fuerte que se pudo grabar en dos micrófonos alejados por 5.000 km, y duró más de un minuto. El sonido fue bautizado “Bloop“, y no fue el único: el mismo año se grabó el sonido “Slow Down” (Ralentiza), que era muy parecido y también de un enorme volumen…

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=u8ySGmM_ozA&feature=player_embedded

“Bloop” ha sido analizado y resulta ser el sonido emitido por un animal, similar a una ballena. Lo que pasa es que no existe una ballena tan grande como para emitir un ruido de semejante fuerza. “Bloop” se emitió a las coordenadas 50° S 100° W, en el Pacífico sur, muy cerca de la fuente de “Slow Down” a las coordenadas 15°S 115°W. Por casualidad (o no), en la ficción del autor de terror H.P. Lovecraft, ésta es la ubicación de la ciudad submergida de R’lyeh, donde la gran bestia subacuática Cthulhu ha residido durante siglos:

"Los misterios mas grandes del mundo"
Cthulhu

Cthulhu, parte monstruo, parte extraterreste y parte dios, espera en el Pacífico sur al día en que pueda reclamar la Tierra, convirtiendo a todos los humanos en sus esclavos. Es tal vez el modelo para todos los mitos de los reptilianos extraterrestres, y sin duda la serie de novelas de Cthulhu es la ficción de culto más exitosa que nunca ha sido convertida en película de Hollywood.

El sonido “Bloop” ha tenido otras repercusiones en el mundo de la ciencia-ficción: la bestseller El quinto día del autor Frank Schätzing caracteriza el “Bloop” como el lenguaje de los Yrr, una nueva raza inteligente que vive en las profundidades del océano.

Mientras tanto, nadie ha sido capaz de explicar los sonidos “Slow Down” y “Bloop”. ¿Un animal subacuático de gigantescas proporciones desconocido hasta la fecha? ¿Extraterrestres o dioses de la antigüedad? ¿Tiene algo que ver con la teoría de conspiración que vincula el gran tsunami de 2004 del Pacífico con experimentos con armas nucleares? .

2:El ordenador de mas de 2000 años

misterios

El mecanismo de Anticitera son unos fragmentos de ruedas, engranajes y diales que constituyen el primer ordenador mecánico del mundo. Fue descubierto en un naufragio sumergido cerca de la isla griega de Anticitera, y se supone que es de origen griego, pero por la inscripción ISPANIA que lleva, bien podría ser originalmente de España. Se cree que data de 87 a.C., y por tanto tiene casi 2.100 años de antigüedad. ¿Y que era? Pues, era un calculador mecánico de gran complejidad, capaz de calcular las posiciones del Sol y la Luna, las fechas de los eclipses solares y lunares, y los movimientos de los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, dando dos ciclos calendarios que fijaban las fechas de los Juegos Olímpicos de la antigüedad.

la humanidad
los mas grandes
El científico Michael Wright, del Museo de la Ciencia de Londres, ha trabajado durante años para reconstruir el mecanismo, y acaba de publicar sus resultados. Ha construído una réplica de la máquina que revela su gran complejidad:


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=ZrfMFhrgOFc&feature=player_embedded

Pero ¿Cómo es posible que los griegos, o hispanos, o romanos, de la antigüedad construyeron un ordenador de tanta sofisticación y complejidad? No se volvería a diseñar una máquina con estas funciones hasta 1.900 años después, en el siglo XVIII. Y no se ha descubierto jamás otro mecanismo así de complejo del mundo antiguo.

Es posible que se trata de un artefacto de la isla perdida de Alántida, que el filósofo griego Platón ubicó en medio del Océano Atlántico, como muestra este fragmento de mapa antiguo (mirando hacia el sur):
de

3:La Maldición de Tutankamon

La maldición de Tutankamon. Con la exploración de nuevos y vastos territorios en Asia, África, Oceanía y América por parte de las potencias coloniales europeas, un mundo desconocido y fascinante se abría al público del Viejo Continente. Las historias de los miles de aventureros que se adentraron en las desconocidas tierras, sumadas a los mitos y leyendas locales que resultaban extraordinariamente atractivas para el ávido público, forjaron nuevos mitos y nuevas leyendas.
Búsquedas de míticos e inconmensurables tesoros provocaron la partida a aquellos territorios de gran cantidad de expediciones con maquillaje científico. Es por este motivo que muchos e invaluables tesoros culturales fueron malogrados por cazadores de fortuna que tentaban suerte de este modo. Resultaba realmente atractivo tratar de encontrar algún tesoro escondido por siglos e inclusive milenios, que proporcionara la tan anhelada riqueza material.
A partir de la toma de Egipto por parte de Napoleón Bonaparte, este país se convirtió en uno de los sitios predilectos por esta clase de expedicionarios, debido en gran medida por la costumbre de los antiguos egipcios de enterrar a sus muertos con parte de su fortuna y utensilios elementales, para que el difunto tuviera todo lo necesario en el otro mundo.
Gran cantidad de tumbas y templos fueron saqueados durante todos los tiempos, incluyendo durante el propio imperio egipcio. Pero nada es comparable con las correrías desatadas a partir del siglo XIX y que continuaron hasta bastante adentrado el siglo XX. Sin embargo, a fines del siglo XIX y principios del XX, algunas universidades europeas tomaron conciencia de la verdadera riqueza de aquellos sitios, organizando una gran cantidad de expediciones verdaderamente científicas, muy bien intencionadas, pero que muchas veces cometieron errores metodológicos que llevaron a que, a pesar de las buenas intensiones, se produjeran daños irreparables. De todas formas, esto significó un cambio importante en la conducta de los europeos en los territorios explorados.
"Los misterios mas grandes del mundo"

Las maldiciones de las tumbas

Uno de los hechos que más llamó la atención fue el hallazgo en varias tumbas del antiguo imperio egipcio, tanto reales y nobles como del pueblo en general, de tablillas en arcilla, frescos o bajorrelieves donde se maldecía con toda clase de suertes a aquellos que osaran profanar la tumba y alterar el eterno descanso del difunto. Estas maldiciones fueron origen de algunos mitos que trascendieron las fronteras y llegaron al público europeo, que cada vez se sentía más atraído por los relatos de las aventuras vividas por los intrépidos expedicionarios.
Ya desde épocas remotas se conocían relatos e historias acerca de los efectos que estas maldiciones tenían en aquellos que profanaban tumbas. Sin embargo, habría una de ellas, que tuvo su comienzo a principios del siglo XX y posteriormente a la Primera Guerra Mundial, que habría de causar sensación y se convertiría en el motivo principal de muchas novelas y filmes.

misterios

Lord Carnarvon y Howard Carter

Lord Carnarvon era un rico aristócrata inglés aficionado a la egiptología, algo bastante de moda a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Para poder hacer frente a una expedición que tuviera pretensiones de tener éxito, debía formar un equipo que se encontrara encabezado por un experto. De esta forma, en 1907 contrata a Howard Carter para que realizara las excavaciones por él. Entre 1908 y 1912, Carter realizó infructuosas excavaciones en algunos sitios.
Carnarvon logró convencer en 1914 al gobierno local de Egipto, de que le concedieran permiso para realizar excavaciones en el Valle de los Reyes, donde anteriormente se habían hallado una gran cantidad de tumbas reales, en su mayor parte saqueadas con anterioridad a la llegada de los europeos. Sin embargo, como consecuencia de la guerra, los trabajos se vieron retrasados durante tres años.
Durante varios años, Carter dirigió las excavaciones en procura de encontrar la tumba de Tutankamon, uno de los pocos reyes egipcios cuya tumba aún. Carter estaba convencido de que la tumba se encontraba en el sitio donde se hallaban excavando, pero con el pasar de los años, Carnarvon estuvo a punto de abortar la misión. Carter logró convencerlo de que le permitiera excavar durante un año más.
la humanidad

El hallazgo de la tumba

El 4 de noviembre de 1922, habría de pasar a la historia como uno de los mojones más trascendentes de la historia de la arqueología y como el día de gloria de Howard Carter. Realizando excavaciones en uno de los últimos puntos, se encuentran con la tumba de Tutankamon.
Cuando por fin pueden tener acceso a la puerta y derribarla parcialmente, todos los presentes quedaron atónitos ante la visión que les ofrecía el interior de la tumba. Se encontraban ante un salón, en cuyo extremo opuesto se encontraba otra puerta, custodiada por dos estatuas de piedras. En desorden se encontraban, esparcidos en el interior del salón, varios objetos cuya belleza sorprendieron a todo el mundo, además de su incalculable valor monetario.
Cuando pudieron abrir la segunda puerta, se encontraron con la antecámara, la que también se encontraba con muchos objetos de valor, así como utensilios variados, necesarios para la vida más allá de la muerte, según la creencia de los antiguos egipcios.
No fue hasta febrero de 1923 que pudieron tener acceso a la cámara mortuoria, debido a la gran cantidad de trabajo (fotografía, catalogación y traslado para su estudio) que debían hacer con los objetos encontrados en las dos primeras cámaras. Si habían quedado sorprendidos por los hallazgos hechos en las cámaras anteriores, mucho mayor fue la sorpresa cuando ingresaron a la cámara mortuoria, ya que se hallaba colmada de una enorme cantidad de objetos valiosísimos, tanto en su valor en oro como por la belleza de objetos tan finamente elaborados.
También tuvo su suspenso el acceso a la momia del rey, ya que se encontraba en una sucesión de sarcófagos.

los mas grandes

La maldición de Tutankamon

Siete semanas después de la apertura de la cámara mortuoria, Lord Carnarvon, en medio del período de su vida más glorioso, fallece en El Cairo a donde había sido trasladado para su tratamiento, el 5 de abril de 1923, víctima de una infección generalizada. Es natural, que siendo una de las figuras más destacadas en el ambiente científico de aquellos tiempos, su fallecimiento haya resultado una noticia trascendente en toda Europa. Como era de esperarse, en un período de la historia donde a las noticias se les daba un cierto toque romántico, se asociaran a su muerte algunos hechos extraños que nunca fueron confirmados, pero que comenzaban a calar en la imaginación popular.

Pero la muerte de Lord Carnarvon fue la primera de una serie de muertes y acontecimientos extraños ocurridos a otros integrantes del equipo de excavación. Autrey, hermano de Carnarvon, falleció seis meses después de aquel, como consecuencia de una infección ocasionada por una operación menor. Arthur Mace, ayudante de Carter, falleció de una pleuresía antes de que finalizaran los trabajos en la tumba. Tras haber visitado el descubrimiento, un príncipe egipcio falleció. Un científico que se encontraba visitando las excavaciones, se precipitó al vacío y murió algunos días después como consecuencia de las heridas. Breasted, otro egiptólogo que se encontraba trabajando en el equipo, falleció a causa de una infección. Otros miembros del equipo, murieron poco tiempo después, como consecuencia de enfermedades en la mayoría de los casos.
Investigadores modernos intentan explicar estas extrañas muertes, con lo fácil que resultaba en aquellos tiempos, cuando la penicilina no existía, morir como consecuencia de enfermedades que hoy en día no resultan más que una molestia.
Sin embargo, muchos sostienen que tan extraña sucesión de acontecimientos funestos, tienen como única explicación la maldición de la tumba de Tutankamon. Como en tantos otros extraños acontecimientos de la historia, la falta de evidencias científicas comprobables permite sostener el mito a través de los tiempos.
de

4:Nessie. Monstruo del lago Loch Ness.

Nessie. El Lago Ness (o Loch Ness) es un profundo lago de agua dulce ubicado en las Tierras Altas de Escocia. Se dice que los pobladores de la zona, para evitar que los niños se acercaran demasiado al lago, les contaban historias de un monstruo que vivía en las profundidades y se alimentaba de los incautos que entraban en sus aguas. A veces, para poder andar por tierra firme, se convertía en un hermoso caballo que, si era montado, se lanzaba velozmente al agua con su carga humana y la devoraba. Por supuesto, este cuento mantenía a los niños lejos de las orillas del famoso lago.

Pero, como todos sabemos, las leyendas y mitos se basan en hechos o fenómenos naturales, a los que nuestros antepasados muy pasados no podían dar explicación. De ahí nacieron tanto los mitos de la creación de distintos pueblos, como muchas historias y cuentos fantásticos de larga tradición, que fueron transmitidos en forma oral de generación en generación.

De ahí la pregunta: ¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? ¿Los pobladores inventaron la historia del monstruo del lago para proteger a los niños, y así nació el mito de Nessie? ¿O verdaderamente había algo en el lago que no podían explicar y de allí salieron las historias?

La primera referencia escrita sobre el monstruo del Lago Ness aparece en un libro titulado Vita Columbae, escrito alrededor del año 700 por Adomnan, el noveno abad de Iona. Trata sobre la vida de San Columba, un sacerdote irlandés que viajó a Escocia en el año 563 en misión evangelizadora. Según cuenta Adomnan, estando a orillas del Río Ness, salvó a un hombre de morir en las garras de un monstruo que habitaba en ese río, gritándole “¡No irás más lejos!”, a lo que el monstruo respondió sumergiéndose en las profundidades. Adomnan afirma en el texto que en ese río, que desemboca en el lago del mismo nombre, efectivamente habitaba un monstruo.

"Los misterios mas grandes del mundo"

En 1650, Richard Franck, un escritor inglés que pertenecía a la armada de Oliver Cromwell, se encontraba en el Lago Ness en misión militar. En alguno de los relatos sobre esta misión, habló de las “islas flotantes” que se movían por el lago. No queda muy claro a qué se refería, pero los fanáticos de Nessie no dudan que hablaba del famoso monstruo.

La realidad es que relatos, fotos y videos hay muchos. Y, como siempre en estos casos, las opiniones están divididas: las fotos que para algunos son pruebas irrefutables, para otros son simples trucos o “efectos” provocados por la luz o el movimiento natural de las aguas. Los testimonios de tanta gente que dice haberlo visto, son para los escépticos una mala pasada jugada por los ojos, combinada con las ganas de que, efectivamente sea algo más. Ni los unos ni los otros son concluyentes o definitorios.

El primer avistamiento del que se tenga registro en nuestros tiempos ocurrió en 1933. El matrimonio Mackay viajaba en coche de Inverness a Drumnadrochit, por un camino junto al lago, cuando vio un extraño movimiento en el agua: no se debía a ninguna bandada de patos, como las que suelen nadar allí, pero sí, según su relato, a un extraño y enorme animal que se sacudía en medio del lago. Le contaron su historia a Alex Campbell, un reportero del diario local Inverness Courier, quien la publicó el 2 de mayo de 1933.

La primera fotografía de Nessie fue tomada ese mismo año, en el mes de Noviembre, por Hugh Gray.
Caminaba cerca de la confluencia del Río Foyers con Loch Ness, cuando vio emerger de las tranquilas aguas algo que sobresalía, según su apreciación, alrededor de 1 metro fuera del agua. Llevaba su máquina de fotos, así que tomó 5 fotografías antes de que “eso” desapareciera nuevamente bajo la superficie. No le dio ninguna importancia, así que pasaron semanas hasta que reveló el rollo. De las 5 fotografías, sólo una mostraba claramente lo que Gray había observado. Hoy se ha convertido en una de las fotos más conocidas de Nessie. Las opiniones de los expertos estuvieron divididas. Los expertos en imagen que revisaron los negativos y la copia determinaron que no estaba trucada, pero nada en la imagen permite determinar que se trate del monstruo.
En 1961, debido a la cantidad de testimonios de avistamientos, fotografías y filmes, el naturalista y criptozoólogo Richard Fitter, fundó “The Bureau for Investigating the Loch Ness Phenomena Ltd" (LNI), junto con Sir David Kames, miembro del Parlamento Británico, el naturalista Sir Peter Scott, creador de la Fundación Vida Silvestre, y Constance Whyte, autora del libro “Más que una Leyenda”.

Durante años continuaron con su tarea de investigación. La operación más exitosa fue en 1975, cuando conjuntamente con la Academia de Ciencias Aplicadas instalaron una cámara filmadora de alta velocidad a más de 24 metros de profundidad y una cámara fotográfica a 12 metros, que tomaba fotos en forma automática. Utilizaron además un sonar. Entre el 19 y 20 de junio, mientras el sonar mostraba unas formas enormes que se movían cerca de la filmadora, la cámara fotográfica tomó imágenes de partes del cuerpo de un animal, torso, cuello y cabeza. Después de analizar las muchas fotografías tomadas, llegaron a la conclusión de que se trataba de un animal de aproximadamente 6 metros de largo, con un cuello de 45 cm, y cuernos. La filmadora no pudo tomar nada porque algo obstruía la imagen.

Sin embargo, la comunidad científica recibió con escepticismo tanto las fotografías como las conclusiones de los investigadores.

En 1987 se realizó la expedición llamada Deep Scan, que usó una flota de 20 embarcaciones equipadas con sonar para “barrer” el lago. La operación dio con tres objetos de los cuales no se pudo dar explicación alguna.

A principios de los ’90 la BBC ayudó en la organización del Proyecto Urquhart, un estudio intensivo de la geología y biología del lago. El sonar detectó una criatura submarina de gran tamaño que se movía bajo el agua. Tuvieron su imagen varios minutos, hasta que desapareció súbitamente.

Una nueva expedición en 1997, organizada por Robert Rines y Charles Wyckoff, detectó con su sonar otra figura submarina. El biólogo marino a bordo, Arne Carr, declaró que parecía ser una criatura viviente, de unos 4.50 metros de largo, el tamaño de una ballena pequeña.

Una de las evidencias fílmicas más recientes es la de Gordon Holmes, un técnico de la Universidad de Bradford, que en mayo del 2007 filmó una estela negra de alrededor de 15 metros de largo, que se movía en contra de la corriente.
Las opiniones sobre el tema, en base a la evidencia existente, como es usual en estos casos, son controversiales. Para dar sólo dos ejemplos:

- Roy Mackal, biólogo de la Universidad de Chicago, cree que es posible que exista una familia de grandes criaturas en Loch Ness. En forma personal financió parte del proyecto LNI, después de haber visto los extraños registros de sonar obtenidos en varias ocasiones por esta expedición.

- El reconocido zoólogo Maurice Burton, por su parte, cree que la evidencia es poco convincente.

Ambos son figuras reconocidas y prestigiosas, y ambos tienen opiniones diametralmente opuestas.

Y entre ambos estamos nosotros, los que no sabemos si Nessie existe, pero nos gusta creer que sí, que existe más allá de nuestras opiniones y evidencias, y que en lo profundo del lago espera el momento para mostrarse, finalmente, ante los ojos de todos.
Nessie.
misterios

la humanidad

5:Círculos en las cosechas, misterio indescifrable

Bajo los cielos azules brilla el cereal maduro en algún campo. El granjero, atento a sus labores, se dirige una vez más hacia el valle, colina o llano que contienen las espigas ansiadas…y descubre con estupor primero, y con desagrado e incluso ira después, que sus preciadas espigas han sido pisoteadas por algo. Están dobladas, como si un objeto de mucho peso se hubiera posado sobre ellas, aunque no están quebradas. Simplemente están aplastadas en un radio amplio, y caminado por aquella formación desconocida, se da cuenta de que el cereal aplastado está encerrado en un círculo ¿Dónde pasó esto? Y ¿cuando? Son respuestas tan amplias como sorprendentes:
Pasó en Argentina, este mismo año 2008; pasó en Italia; pasó en China, en Estados Unidos, en Rusia… y principalmente esto pasó y sigue pasando en una particular zona de Inglaterra. Y la respuesta a la pregunta dónde quizás sea aún más increíble que la anterior: parece ser que el fenómeno fue registrado por primera vez en Lyon, Francia, en el año 814 de la era cristiana pero algunos investigadores insisten con ver en ciertas representaciones prehistóricas testimonios sobre el mismo misterioso fenómeno.
Podemos entonces trazar la historia de este fenómeno lindante con lo paranormal hasta tiempos prehistóricos quizás y dibujar el mapa del mundo como sitio de referencia de las apariciones.
Círculos de las Cosechas: fenómeno de los ovnis?
Esto extraños círculos suelen aparecer en un campo de cereal donde anteriormente no se registraba ningún tipo de huella. Parecer ser que quienes diseñan estos círculos, gustan de trazarlos en las penumbras de la noche. Y no quedan cerca de ellos pruebas visibles de acciones llevadas a cabo por humanos, digamos, pisadas, cereales pisoteados, vallas derribadas o huellas de transporte alguno. Esta actividad necesitaría del movimiento de varias personas que cargarían materiales que les permitirían ejercitar los diseños; estas personas podrían emitir ruidos, dejar una colilla de cigarrillo, o al menos, ir y venir un medio de locomoción ( autos, bicicletas, camiones) dejando obviamente rastros. Pero no. Al parecer, nada de estos fue visto en las inmediaciones de los círculos, aunque es probable que el azoramiento de los dueños del campo, la invasión de curiosos, el viento y otros fenómenos climáticos podrían intervenir borrando pistas de estos extraños trazadores de círculos. Entonces la autoría de estos se les endilga a entidades extraterrestres. Las sospechas para poner a los supuestos alienígenos en el banquillo de los acusados no son gratuitas: antes de la aparición de estas señales en el campo, muchas personas atestiguan haber visto luces extrañas, de movimientos erráticos o por el contrario, fijas, sobre el terreno que al otro día sería el receptáculo del bizarro diseño. Muchas otras afirman haber visto objetos voladores no identificados en las cercanías de los campos afectados, y otros declaran haber visto seres extraños por esos parajes.
Si damos una vuelta más de tuerca al asunto, podemos agregar que los lugares donde hoy aparecen los círculos, en especial en Inglaterra, son de larga tradición esotérica o al menos, relacionados a las apariciones que se denominan paranormales (duendes, fantasmas, seres desconocidos) y ricos en leyendas de gran antigüedad.
los mas grandes

¿Quiénes son los autores?
Algunas personas se declararon a sí mismas autoras de estos círculos, aunque lo hubieran sido no pueden explicar cómo podían viajar alrededor del mundo y dejar estas marcas en varios países al mismo tiempo, o con una diferencia de tiempo escasa para considerarlo posible, y teniendo en cuenta que aparentemente, no eran millonarios con aviones y barcos propios, la teoría sólo explicaría el fenómeno parcialmente en Inglaterra y en los últimos 25 o 30 años. Sin contar, además que como mencionamos el fenómeno está registrado, al menos, desde el primer milenio de era cristiana en Europa, y parece claramente representado en una plancha de madera tallada donde se ve a un demonio con una hoz trabajando en el campo. Éste tallado en madera lleva la leyenda “Extrañas noticias de Hartford-shire” y está datada del año 1678. Acompaña a la talla un texto dónde cuenta que un granjero avaro dijo que preferiría pagarle al diablo antes que pagarle a los labradores para que recojan su cosecha. Al día siguiente, el granjero alarmado vio que su campo había sigo segado dejando extraños círculos concéntricos sobre él. El granjero aterrado pensó que había sido el mismismo diablo, ya que ningún ser humano podría haber trabajado en plena oscuridad dejando formas tan perfectas tras sí.
Este dato en particular muestra la proyección histórica y cultural del fenómeno: de acuerdo a aquellos tiempos, la oscuridad era una gran enemiga de la humanidad, ya que los peligros, como ladrones, fieras, accidentes provocados por no poder ver el camino, etc., se guarecían en la noche, una noche muy lejana a la de nuestros días, y era el lugar ideal para la habitación de demonios. Los demonios poseían conocimientos superiores al ser humano, eran capaces de crear cosas que ningún hombre o mujer podría hacer jamás, y al ser dueños de un gran saber y un gran poder, aterrorizaban a la desprevenida humanidad con sus trucos y trampas. Vemos que los poseedores de lo desconocido moraban en la noche, que eran no humanos y potencialmente peligrosos: eso los acerca a la imagen que se tiene en algunas circunstancias de los extraterrestres: no se dejan ver; son potencialmente peligrosos por ser desconocidos y muchos más inteligentes que nosotros, dueños de una tecnología sobrehumana.
Haciendo éste resumen podemos inferir que le damos diversos significados según el momento cultural que nos toque vivir: ayer demonios, hoy alienígenas.
Pero esto no soluciona el problema, si son alienígenas, qué nos quieren decir?. Los diseños que hoy cubren los campos, en especial los de Inglaterra, son tremendos: algunos son fórmulas o imágenes rescatadas de la ciencia actual (la cadena del ADN); Otros son símbolos esotéricos claramente identificables (el árbol de la vida de la Cábala; figuras relacionadas a la Diosa Madre), y todo es de algún modo comprensible para quienes los observen con detenimiento. La ciencia que destilan es puramente humana, accesiblemente humana. La dificultad en la composición de los diseños se acrecentó con la tecnología que reina en la Tierra en estos momentos y no nos presenta alguna novedad. Podríamos decir que el fenómeno puede ser atribuido a algún tipo de secta o culto secreto que se ha movido en el silencio por siglos, y hoy se ha expandido alrededor del mundo, lo que sería plausible pero las luces… El campesino del cuento anterior no menciona luces. No sabemos si se vieron luces en el momento de la aparición de los círculos en siglos anteriores, y no podemos especular con lejanos testimonios. Para agregar más misterios, estos círculos están cerca de puntos donde se levantan monumentos megalíticos y han sido detectadas grandes fuerzas electromagnéticas. A esto debemos sumarle que muchas veces los círculos forman entre sí figuras geométricas, principalmente triángulos y otra característica que poseen es que las figuras, ya sean los propios círculos o tal vez las figuras hechas por un conjunto de círculos en determinado lugar, apuntan a algún punto de la geografía celeste y/o terrestre, tratando de decirnos algo por un lenguaje de imágenes que aún no podemos descifrar.
de
"Los misterios mas grandes del mundo"

6:El misterio del Evento de Tunguska

El 30 de junio de 1908, alrededor de las 7 de la mañana, una tremenda explosión sacudió la región de Tunguska, en Siberia Central, Rusia.
En el epicentro, un área de casi 3 km cuadrados, los árboles fueron derribados y los animales calcinados. A más de 1 km de distancia de ese lugar los vidrios de las casas se rompieron, la gente fue derribada al suelo por la onda expansiva y un viento violento y caliente arrasó los bosques cercanos.
En toda Europa y parte de Asia se registraron ondas sísmicas como las de un terremoto. En Alemania, Moscú, Inglaterra y Bélgica el cielo se iluminó con una extraña fosforescencia que permaneció durante meses. Los relatos de la época cuentan que era tal la luminosidad, que el cielo permanecía iluminado aún de noche; tanto, que se podía leer sin encender las luces.
Todavía hoy, 100 años después, el curioso fenómeno no ha sido explicado. Los relatos de aquellos que lo presenciaron son tan similares, que alcanza con uno para revelar la magnitud del suceso: "A la hora del desayuno, yo estaba sentado cerca del puesto comercial de Vanavara, mirando al norte. De repente, vi que, directamente al norte, sobre la ruta Onkoul de Tunguska, el cielo se abrió en dos partes y apareció fuego, muy alto y muy ancho, sobre todo el bosque. La grieta en el cielo se hizo más grande, y toda la parte norte se cubrió de fuego. De golpe sentí tanto calor que se me hizo insoportable, como si mi camisa me quemara: del lado norte, donde estaba el fuego, vino una fuerte ola de calor. Me quise quitar la camisa y tirarla lejos, pero entonces los cielos se cerraron y se escuchó una fuerte explosión. Fui arrojado a varios metros de distancia. Perdí el sentido por unos instantes, pero entonces mi mujer salió y me llevó a la casa. Luego de eso se oyó un ruido, tal como si grandes rocas rodaran unas contra otras o como de un fuego de artillería. La tierra tembló, y cuando caí al piso, apreté mi cabeza contra la tierra, porque temía que me cayeran piedras encima y me golpearan. Cuando el cielo se abrió, un viento ardiente pasó entre las casas, como el que sale de la boca de los cañones, dejando surcos en el suelo y destruyendo los sembrados. Luego vimos que todas las ventanas se habían roto, y, en el granero, el pestillo de hierro de la cerradura se había partido en dos".
La primera expedición al lugar se realizó recién en 1922 y estuvo a cargo del minerólogo soviético Leonid Kulik. Kulik tenía la teoría de que un meteorito había impactado con la Tierra. En este primer viaje, Kulik no pudo llegar al epicentro de la explosión, pero detalla sus observaciones desde una cima cercana: "Desde nuestro punto de observación no se ven señales de bosque, ya que todo ha sido devastado e incendiado, y alrededor del borde de esta zona muerta la joven vegetación forestal de los últimos veinte años ha avanzado impetuosamente, en busca de luz solar y de vida. Se experimenta una extraña sensación al contemplar estos árboles gigantescos, de 50 a 75 centímetros de diámetro, quebrados como si fuesen ramitas, y sus copas proyectadas a muchos metros de distancia en dirección sur". (Cabe destacar que, en la actualidad, la zona permanece en las mismas condiciones que en ese momento.)
La siguiente expedición de Kulik tuvo lugar en 1927, pero cual sería su sorpresa al llegar al epicentro y descubrir que no había rastros del meteorito: no sólo no había restos, tampoco había cráter.
A partir de ese momento (y hasta la fecha) son numerosas las teorías de lo que pudo haber ocasionado una explosión tan devastadora, equivalente a varias veces la bomba de Hiroshima. De hecho, los efectos de la bomba de Hiroshima fueron mucho menores que los de esta explosión.
Una de las teorías más populares,pero menosaceptada a nivel científico, es la del ingeniero y ufólogo ruso Yuri Lavbin, quien dice que esta explosión se debió a que una nave extraterrestre destruyó un cuerpo celeste que se dirigía a la Tierra, para luego impactar contra ella. Lavbin afirma haber encontrado piezas metálicas en la zona en el año 2007, que no son de ningún material conocido en la Tierra, según él.
La teoría científica más aceptada hasta la fecha es la del cometa. A falta de cráter, muchos científicos coinciden en que la única opción posible es que un cometa, o parte de él, haya llegado hasta la atmósfera, y sufrido una transformación térmica que desató una fusión nuclear. Esta teoría fue propuesta por primera vez por el geoquímico Kirill Florensky, que realizó tres expediciones, en 1958, 1961 y 1962.
Pero recientes descubrimientos han reflotado la teoría del meteorito. Investigadores del Instituto de Ciencia Marina de Italia están realizando estudios en el Lago Cheko, a 8 kilómetros del epicentro de la explosión. Este lago tiene 50 mts de profundidad y 450 mts de diámetro y, según los investigadores, no hay registros de que estuviera allí antes de 1908. Creen que se trata del cráter producido por un fragmento menor del misterioso meteorito que habría explotado a cierta altura de la superficie terrestre. Como todas las otras teorías, tiene sus detractores: muchos creen que, de haber habido un impacto físico, a juzgar por los efectos de la explosión, el cráter debería ser mucho mayor.

Tunguska no ha sido la única explosión misteriosa:

- Evento de Cando. Explosión en Cando, España, el 18 de enero de 1994

- Evento del Mediterráneo Oriental. Explosión sobre el Mediterráneo el 6 de junio de 2002

- Evento de Vitim. Explosión en la Región de Irkutsk, Siberia, Rusia, el 25 de septiembre de 2002.

Ninguna de ellas ha tenido una explicación definitiva hasta la fecha.


Las especulaciones más raras se han urdido alrededor de este fenómeno: desde un fallido experimento del científico Nikola Tesla, hasta un choque de antimateria contra la atmósfera terrestre, entre otras muchas.

misterios

la humanidad

7:Kapustin Yar: El Roswell Ruso

Kapustin Yar. Uno de los temas más curiosos del mundo y que ha sido tema de debate constante desde hace más de medio siglo, ha sido la extraña historia de la existencia de una base militar norteamericana cerca de Roswell, donde se encontrarían los restos de una nave extraterrestre y ,al menos, un tripulante. Por ello no resulta extraño a nadie en el mundo, que esto haya sido desmentido una y otra vez por cada administración estadounidense, pero aquellos que afirman la existencia de dicha nave, aseguran que no se trataría de la primera vez que el gobierno de los Estados Unidos oculta información. De hecho, de ser cierta la información, seguramente sería tratado como un secreto de estado, por lo que resultaría natural que el gobierno tomara las medidas necesarias para preservarlo.
Sin embargo, hay quienes sostienen que no se trata de la única nación que tiene en su poder restos de naves alienígenas. Hay versiones que indican que Rusia tendría al menos una nave extraterrestre oculta en alguna base científico-militar. La mayoría de los ufólogos dicen que dicha base sería Kapustin Yar.

Antecedentes

Durante toda la historia de Rusia se han suscitado incidentes extraños que hoy en día los ufólogos señalan como encuentros con naves espaciales extraterrestres. Los primeros avistamientos (escasamente documentados), datan del siglo XVII, cuando algunos pescadores habrían visto varios OVNI sobre el lago Robozero. Dichos pescadores habrían sufrido quemaduras debido al elevamiento de la temperatura del agua del lago. También se produjo una gran mortandad de peces. También durante el siglo XIX se produjo el avistamiento de lo que podría considerarse como una batalla entre varios OVNI, algo que posteriormente, ya en el siglo XX, habría sido visto en otras oportunidades.
Pero el fenómeno que resulta más extraño, sin lugar a dudas, es la gran explosión de Tunguska en 1908. Una extensa área de bosque fue totalmente quemada tras una poderosa explosión. En principio se atribuyó al impacto de un objeto celeste, pero no se encontraron restos del mismo ni cráter alguno, típicas señales de impactos de meteoritos. Este extraño fenómeno ha dado lugar a numerosas interpretaciones, la mayoría de ellas muy rebuscadas y con explicación de fenómenos de los que no se tienen antecedentes, pero ninguna está debidamente probada. La ufología afirma que se trató del empleo de un arma por parte de una nave extraterrestre.

los mas grandes

La construcción de Kapustin Yar

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, los rusos entraron en contacto con la impresionante maquinaria científica alemana, con la que quedaron realmente impresionados. El gobierno de Stalin decide entonces aprovechar los conocimientos desarrollados por la Alemania Nazi, parte de su infraestructura y fundamentalmente a sus principales cerebros con la finalidad de dotar a su arsenal de los adelantos que los alemanes poseían.
Para desarrollar este proyecto, el propio Stalin ordena la construcción de una gran base militar ultra-secreta. Esta base se construyó con gran parte de sus instalaciones bajo tierra y se construyó una ciudad donde se alojó a los científicos alemanes y rusos que participaron del proyecto. Su ubicación es a 100 kilómetros de Volgogrado, en la región de Astrakhan y ocupa una superficie de casi 2.600 kilómetros cuadrados.
Allí se comenzó la investigación tendiente a la construcción de armas atómicas autopropulsadas, comenzando con la fabricación de cohetes tipo V2, como las empleadas por los nazis para bombardear Inglaterra. Kapustin Yar comenzó a funcionar en 1946, con la llegada de los científicos alemanes. Esta base militar posee una base de lanzamiento de misiles intercontinentales y durante algunos años fue base alternativa para lanzamientos de cohetes del programa espacial soviético, fundamentalmente en misiones de lanzamiento de satélites militares. También se realizaron allí varias pruebas nucleares aéreas de bajo poder entre 1957 y 1961.
El sitio fue empleado, además, para el diseño, desarrollo y construcción de prototipos de aviones de combate, entre los que se cuentan los poderosos y temidos bombarderos de largo alcance, centro de intensas negociaciones entre las potencias durante la “Guerra Fría”.
Llama la atención el diseño de la base. Vista desde arriba, como en las fotografías obtenidas por los aviones espía norteamericanos, el diseño de la base presenta un extraño diseño geométrico, realizado con las instalaciones y los caminos internos. Algunos ufólogos opinan que este diseño atrajo la atención de naves espaciales extraterrestres, protagonistas de extraños incidentes sobre o cerca de Kapustin Yar.
de

"Los misterios mas grandes del mundo"

Extraño incidente

En 1950, poco después de haber comenzado a funcionar la base, una nave no identificada invadió el cielo de Kapustin Yar. Como es natural, se produjo el despegue inmediato de un MIG 19 con la finalidad de interceptarlo. La orden que tenían los pilotos soviéticos era la de derribar cualquier intruso en el espacio aéreo de la base, por lo que el piloto, luego de identificar al invasor como un objeto de una luminosidad tal que resultaba cegador, dispara un cohete que llega a destino. Mientras caía, el OVNI dispara contra el MIG, al que logró derribar. Los ufólogos sostienen que dicha nave espacial fue recuperada y que fue llevada a un hangar especialmente construido para analizarlo e intentar aplicar los avances tecnológicos en el armamento soviético.
A partir de esa fecha, se han reportado varios casos de avistamiento de naves en la zona, lo que hace suponer que la base tiene alguna clase de atractivo para los seres extraterrestres.
Resulta llamativo que tras este incidente, se halla producido un extraordinario avance de los soviéticos en materia de exploración espacial, tomando velozmente la delantera con respecto a los norteamericanos, logrando poco tiempo después, enviar al espacio al primer satélite artificial y, poco después, lanzar al primer astronauta al espacio.

misterios

Otros casos

Los ufólogos sostienen, gracias a la desclasificación de algunos documentos pertenecientes a la antigua KGB, que es posible saber que durante todo el siglo XX se produjeron contactos entre naves extraterrestres y aviones de combate soviéticos, la mayoría violentos. Como es de esperarse, la mayoría de los combates habría terminado con el derribamiento de los aviones, pero se afirma que en algunos casos, los aviones soviéticos habrían logrado derribar a la nave, lo que produjo la posterior recuperación del objeto y su traslado a Kapustin Yar. Se dice inclusive, que en 1960 se produjo el abatimiento de una nave y que se recupero la misma, conteniendo en su interior a dos tripulantes, los que habrían fallecido y sus cuerpos habrían sido trasladado al Instituto de Problemas Médicos de Moscú, donde se les habría practicado una autopsia.
Otro incidente importante se registró en 1975, cuando una fuerte explosión destruyó parcialmente algunos silos de lanzamiento de misiles. Hay testigos que dicen haber visto sobrevolar un OVNI sobre la zona y que la explosión fue producto de un ataque de la nave con un extraño rayo.
Lo cierto es que tras la caída de la Unión Soviética, una gran cantidad de reportes de encuentros con naves extraterrestres han trascendido, apoyados por algunos documentos desclasificados. La enorme mayoría de los avistamientos se concentran en la zona de la base de Kapustin Yar y en una zona de Kazahstan.


la humanidad

8:Hechos de Triángulo de Bermudas

los mas grandes

El tema del Triángulo de las Bermudas es bastante más complicado de lo que parece a simple vista. Es decir, es una cuestión que despierta pasiones extremas: hay quienes defienden a ultranza la teoría del “misterio”, y hay quienes minimizan la situación al punto de decir que no es más ni menos peligrosa que cualquier otra zona del planeta. Lo que resulta más confuso es que sobre este tema parece haber pocos “grises”: faltan voces mesuradas, críticas… y serias con respecto a esta cuestión.
Todo comenzó en el año 1951, con una nota de un periodista de United Press llamado E. V. W. Jones, en la que mencionaba desapariciones de barcos en la zona, que él calificaba de “misteriosas”. Y bautizó a la zona como “Triángulo del Diablo”. En 1952, George Sand escribió un artículo sobre el tema en la revista esotérica “Destino”, y describió la zona como un triángulo cuyos vértices se ubicaban en Florida, Bermudas y Puerto Rico. El nombre definitivo se lo dio el escritor Vincent Hayes Gaddis (1913-1997), cuando en 1964 publicó un artículo en la revista de ficción estadounidense Argosy, titulado "El Mortal Triángulo de las Bermudas", sobre las desapariciones de naves en la zona.
Charles Berlitz se había graduado en la Universidad de Yale y trabajaba en la Berlitz Language Schools, academia fundada por su abuelo. A finales de los años 60 comenzó a interesarse en los fenómenos “paranormales”. En 1974 lanzó su libro “Triángulo de las Bermudas”, que vendió alrededor de 20 millones de ejemplares.
Curiosamente, así como Berlitz popularizó el tema de las desapariciones, también contribuyó en gran parte a generar la oleada de desmitificadores y negadores del misterio que aparecieron posteriormente. El error de Berlitz fue la falta de rigor científico. Algunas de las desapariciones que incluye sí ocurrieron en el Triángulo, y sí, todavía no han sido explicadas. Pero otras tienen explicaciones basadas en hechos conocidos e incluso, ni siquiera ocurrieron en esa zona. O nunca ocurrieron.
A la cabeza de la larga lista de denostadores de Berlitz se encuentra Lawrence David Kusche, que era bibliotecario de la Universidad de Arizona en el momento de la desaparición del famoso Vuelo 19. Ante la cantidad de pedidos de información sobre el Triángulo que comenzó a recibir, Kusche decidió hacer un resumen de archivo de todas las publicaciones que había sobre el tema. Este trabajo resultó finalmente en un libro del año 1974 llamado “El misterio del Triángulo de las Bermudas: resuelto”, donde intenta demoler cada una de las desapariciones misteriosas apuntadas por Berlitz. Claro, el libro de Kusche tiene un problema: también carece del más absoluto rigor científico. Para explicar en forma “natural” las desapariciones, se basa en artículos de periódicos aparecidos sobre el tema, y… nada más. No hay investigación en las fuentes, ni trabajo de campo, ni nada sobre qué apoyar sus teorías. Incluso confunde nombres de embarcaciones. Y en algunos casos, hasta él mismo concuerda con que la desaparición es “inexplicable”.
Con respecto a los testimonios de aquellos que han experimentado extraños fenómenos en la zona, y han vivido para contarlo, bueno, también hay de todo. En 1994 se afirmó que un español, Luis Roldán, ex Director de la Guardia Civil española, había desaparecido en el Triángulo de las Bermudas. Luego se dijo que había aparecido en 1995 en Laos. Bueno, sí es cierto que desapareció durante un año y también es cierto que apareció en Laos, pero el Triángulo de las Bermudas tuvo poco que ver: Roldán realmente estaba escapando de la justicia, y actualmente cumple una condena de 31 años en Brieva por delitos fiscales, malversación y algunas cosas más.
Hechos como el de Roldán hacen que las personas descrean de otros testimonios como los de Bruce Gernon Jr., Don Henry o Martin Caidin. Ellos tres vivieron personalmente situaciones que recuerdan y describen con claridad como inexplicables. No hay motivos para no creerles, ya que los tres tenían vasta experiencia en navegación y vuelo, respectivamente. Todos recuerdan la niebla súbita, que no les permitía ver “más allá de las narices”, los compases girando alocadamente, la desaparición del horizonte, la interrupción de las comunicaciones. Ninguno de ellos vivió antes o después una experiencia similar, ni quieren volver a hacerlo, aunque todos ellos volvieron navegar/volar por la zona muchas otras veces después de eso. La experiencia tuvo otros efectos; como dijo el Capitán Don Henry en una entrevista años después: “Fue simplemente algo que sucedió que hizo que me convirtiera en un creyente (del fenómeno)”
En la década del ’80, un investigador canadiense autodidacta llamado John Hutchison comenzó a investigar sobre electromagnetismo, basado en los descubrimientos de Nikola Tesla. Hutchinson llenó su pequeño departamento con aparatos que reproducían diferentes fenómenos eléctricos. Según sus propias palabras, se propone descubrir los “secretos de la naturaleza”. Está convencido de que existe la antigravedad, de que se puede obtener energía gratis de la naturaleza, y de que sólo hace falta resolver el cómo.
Hutchinson es altamente controvertido. Muchos afirman que efectivamente, ha logrado efectos sorprendentes poniendo a funcionar todas sus máquinas al mismo tiempo, como objetos que vuelan, metales que se calientan al rojo vivo pero sin fuente de calor cercana, materiales incompatibles que se “funden” entre ellos, como metal y madera, y muchos más. El problema es que sólo hay un video donde se muestran estas singularidades, grabado por el mismo Hutchinson, quien nunca más ha podido reproducir en público ninguno de éstos fenómenos. Consiguientemente, ha sido desacreditado por la inmensa mayoría de los científicos e investigadores de laboratorio, aunque algunos de ellos, sin embargo, han colaborado con él en los últimos diez años. Los videos originales, tomados por el mismo Hutchinson, de algunos de los fenómenos logrados en su laboratorio, todavía pueden verse en internet.
La mención a Hutchinson viene a cuento porque muchos de los testigos que presenciaron sus experimentos, afirman que los efectos que se produjeron durante la demostración, son idénticos a los descriptos en los testimonios de aquellos que sobrevivieron al Triángulo, como la niebla, las nubes “electrostáticas”, los relámpagos sin trueno, etc.
Un fuerte electromagnetismo en la zona, burbujas de gas metano submarino, y hasta la Corriente del Golfo han sido algunas de las explicaciones “razonables” de lo que sucede en esa franja de mar.
Pero no todos los accidentes y desapariciones se pueden explicar tan fácilmente: las mismas Fuerzas Armadas de Estados Unidos han calificado algunas de estas desapariciones como inexplicables; los resultados de las investigaciones de accidentes aéreos se encuentran a disposición de cualquiera que desee leerlos. Sólo es necesario contar con el número de identificación del vuelo accidentado. Para quién desee iniciar su propia investigación, le damos los enlaces a las listas de aviones y barcos desaparecidos en la zona, con la salvedad de que de muchos de ellos se han identificado claramente las causas. Es un ejemplo notable lo sucedido con el avión Avro Lancastrian desaparecido el 2 de Agosto de 1947, no ya en el Triángulo de las Bermudas, sino sobre la Cordillera de los Andes, en vuelo entre Buenos Aires y santiago de Chile.
El ultimo contacto de avion con tierra fue a las 18:15 de ese día. A partir de ese momento, nada más. Todas las búsquedas resultaron infructuosas y ante la falta de restos se consideró que el avión había desaparecido “misteriosamente”. Pero 52 años después, en enero del año 2000, una expedición que marchaba por la zona descubrió restos de un avión accidentado, que fue luego identificado como el Lancastrian desaparecido. La explicación es que fue sepultado por capas de nieve y hielo, y apareció al derretirse un glaciar.
Quizás, dentro de años, se descubran otras naves desaparecidas y algunos de los que hoy son misterios tengan su explicación. O no.
Pocas afirmaciones, a favor o en contra, son certeras y comprobables. Pareciera ser que el mayor misterio acerca del Triángulo es la controversia generada, que deja a muchos de los que quieren saber de qué se trata, con más dudas que antes de empezar a buscar la verdad.
Triángulo de Bermudas.
de

"Los misterios mas grandes del mundo"

misterios

9:Yeti. El Hombre de las Nieves

la humanidad

¿El hombre de las Nieves existe?
En 1935, el paleontólogo holandés Ralph von Koenigswald se encontraba en Hong Kong. En una farmacia encontró una pieza dental fosilizada que los farmacéuticos llamaban “diente de dragón”, y usaban desde tiempos ancestrales, pulverizada, para preparar algunas de sus medicinas. Von Koenigswald comenzó entonces la búsqueda del animal al que había pertenecido, búsqueda que acompañaron y continuaron distintos paleontólogos en el mundo. Desde ese momento se han encontrado 3 mandíbulas y varios centenares de dientes, no sólo en China, sino también en Vietnam. Estos resultaron pertenecer a un simio gigante que se extinguió hace aproximadamente 500.000 años y al que los paleontólogos denominaron Gigantopithecus blacki. Se supone que apareció hace 6 millones de años y llegó a convivir con otras dos especies conocidas: el panda gigante y... el Homo Erectus. Recién en el año 2005 pudo determinarse la antigüedad de los restos encontrados a partir de 1935.
En base a estos restos, tomando como premisa que este animal podía ser similar a los grandes primates, y por cálculo de proporciones, se hizo una reconstrucción para determinar su apariencia. El resultado es un extraordinario simio de más de 3 metros y medio de altura (y sus autores dicen que fueron conservadores al respecto) y alrededor de 500 kg de peso.
los mas grandes

Vista la reconstrucción, no podemos negar que se parece muchísimo al ser que relatan haber visto tantas y tantas personas en todo el mundo, y al que dan distintos nombres: Dzón Glai Edmai en la India, Sasquatch en Canadá, Almus y'en los mongoles, Metoh Kangmi o Yeh-teh o Mih-teh los sherpas de Nepal, Nyalmo o Rimi o Rackshi bompo los lamas, Migyur en Bután, Snezhnyi Chelovek los campesinos de la estepa siberiana, Dev en el Monte Pamir, Kaptar los habitantes del Cáucaso, Ucumar en Argentina, Maricoxi en Brasil. Sí, señores, hablamos del yeti.
Algunas teorías, como la del reconocido biólogo y bioquímico inglés Geoffrey H. Bourne, asocian el Gigantopithecus blacki con el Yeti y el Sasquatch. Bourne creía que era posible que el Gigantopithecus hubiera cruzado desde Asia a América por el estrecho de Bering, tal como se supone que hicieron los antepasados del hombre actual.
El tema del yeti presenta varias aristas confusas. Por un lado, los testimonios de aquellos que dicen haberlo visto hombre de nieve no son exactamente coincidentes: sí, tiene aspecto de mono, sí tiene pelo en todo el cuerpo, sí, huye temeroso (en general) ante la presencia humana, pero los relatos difieren en cuanto al tamaño, color del pelo y cantidad de dedos en los pies. De hecho, de todas las fotografías tomadas hasta la fecha de huellas de este ser, en algunas se ven cinco dedos y en otras cuatro. Además, el hecho de que se haya visto en zonas tan disímiles en cuanto a sus características físicas (bosques, selvas, montañas heladas) hace suponer que también deben variar sus hábitos. Claro, si es que existe.
Los testimonios, tanto orales como fotográficos, provienen del más variado tipo de personas: lamas tibetanos, sherpas, fotógrafos de revistas científicas, alpinistas, diplomáticos, militares, pobladores de las distintas zonas de avistamiento habitual. La inmensa mayoría de indudable seriedad.
Pero también ha habido en estos años muchísimos engaños (vaya uno a saber con qué fin): videos fraguados, fotos de huellas indefinidas, relatos dudosos.
de

Hasta existe un cráneo que se encuentra en el monasterio Pangbotchi, en Nepal. Y los cabellos traídos del Himalaya por el mismísimo Sir Edmund Hillary (testigo él mismo de la aparición de un grupo de yetis durante una de sus expediciones), que, aparentemente, resultaron ser de un animal de la zona. Con una salvedad: varios informes diferentes hablan de animales diferentes: oso, zorro, yak. Para la Universidad de Oxford, los estudios no fueron concluyentes.
También el famoso alpinista Reinhold Messner dedicó 12 años a la búsqueda del yeti, para concluir (no con mucho rigor): “Todas las evidencias apuntan a un oso nocturno que corre, camina y escala mejor que un hombre”. Claro, Messner deja de lado lo que sí sabemos, y es que los osos, por su conformación física, no pueden caminar ni correr mejor que un hombre. Y además sus propias evidencias llevan a gran confusión: “"Miré a mi alrededor y capté (…) la silueta de un bípedo que huía entre los árboles (…) Sin hacer ruido y doblada hacia delante, la criatura seguía corriendo, se eclipsaba detrás de un árbol para volver a aparecer como un monstruo (…) durante una fracción de segundo, pude observar su rostro: vi ojos y dientes, pero apenas logré distinguir forma o color. La criatura se erguía amenazadora, su cara una sombra gris, su cuerpo una silueta negra. Cubierta de pelo, se apoyaba sobre dos cortas piernas y tenía unos brazos largos que le llegaban hasta las rodillas. Calculé que medía 2´10 metros(...) Era obvio que ningún hombre puede correr de ese modo en plena noche (…)” Reinhold Messner, 1986 (valle del Mekong, Este del Tíbet)”.
El misterio sin embargo, promete ser develado pronto. Por un lado, hace cinco años un guardabosque de una remota región de la India halló dos pelos que, supuso, podían pertenecer a un yeti. El joven Dipu Marak los entregó a Alistair Lawson, periodista de BBC, quien a su vez los llevó a la Universidad de Oxford. Allí fueron analizados hace pocos meses por un grupo liderado por Ian Redmond, científico especializado en el estudio de primates. Las primeras pruebas dieron como resultado que los pelos son, por un lado, muy similares a los recogidos por Sir Edmund Hillary en 1960. Y además, lo más importante, no pertenecen a ninguna especie conocida.* Redmond supone que podrían pertenecer, efectivamente, a un yeti, descendiente desconocido del Gigantopithecus blacki.
Por su lado, en el mes de agosto una expedición japonesa al mando de Yoshiteru Takahashi partió rumbo a los Himalayas en busca del yeti. Piensan permaneces allí durante dos meses, instalando sofisticadas cámaras infrarrojas en el mismo sitio donde Takahashi avistó un grupo de yetis en 2003. La expedición se denominó Proyecto Yeti Japón 2008 y tiene su propio sitio web, lamentablemente en japonés y sin traducción.
Cada uno creerá lo que quiera creer, pero hay algo que es cierto: hay una región del monte Everest donde no vive ninguna especie conocida de primate. Sin embargo, los lugareños llaman a esa región “Mahalangur Himal”, la montaña de los grandes monos. Algo sabrán ellos que nosotros no.

10:Stonehenge

Stonehenge. La historia de las islas Británicas se extiende a varios milenios a.C., era en la que el hombre primitivo tenía una vida semi-nómada, pero alcanzó a desarrollar una cultura, según se cree hoy, bastante desarrollada, aunque sin alcanzar el grado de desarrollo que por el mismo tiempo consiguieron los habitantes del antiguo Egipto y la Mesopotamia. Sin embargo, los restos arqueológicos revelan un notable desarrollo de algunas técnicas, y hay quienes sostienen, que habrían conseguido amplios conocimientos astronómicos y matemáticos, basando esta teoría en el análisis de restos arqueológicos.
En el sur de Inglaterra, en la llanura caliza de Salisbury, en el condado de Wiltshire, fue construido uno sitio sagrado para los antiguos moradores de la gran isla, llamado hoy en día Stonehenge. No fue una construcción llevada a cabo en un corto período de tiempo, sino que se trató de una construcción realizada en tres fases perfectamente diferenciadas y en un período de tiempo de unos 1.500 años. Es posible que durante ese período, los antiguos britanos hayan cambiado mucho sus creencias, pero resulta extraño que mantuvieran el sitio de culto a través de muchas generaciones y que cada una de las fases constructivas, a pesar de estar separadas por cientos de años, hayan seguido los mismos patrones originales, y que se encuentren en tanta concordancia unas con otras.
Una explicación lógica para ello es que las bases religiosas antiguas estaban basadas en las necesidades de los pueblos, como fertilidad, lluvias y estaciones, lo que lleva indefectiblemente al estudio de las ciencias. Tal como parece, este antiguo centro de culto fue construido teniendo en cuenta posiciones astronómicas muy precisas, lo que coincide con muchas otras civilizaciones antiguas, separadas entre si por el tiempo y la distancia.

¿Cuál fue la finalidad para la que fue construido Stonehenge?
Muy poco se sabe de las antiguas culturas británicas, debido principalmente a que no tenían escritura y muy poca evidencia de sus costumbres han llegado hasta nuestros días. Esto sumado a las primeras especulaciones hechas acerca de esta construcción hace unos siglos, han alimentado algunos mitos acerca del lugar.
Los primeros intentos de explicar Stonehenge datan del siglo XVII. En 1620, el rey Jaime I sintió espacial curiosidad por la extraña construcción, por lo que decidió encargar una investigación al arquitecto Iñigo Jones. Éste concluyó que se trataba de un templo romano dedicado al Cielo y que dataría del siglo I d.C. Posteriormente, otras muchas teorías sin fundamentos fueron formuladas hasta que los historiadores y arqueólogos modernos consiguieron una datación precisa, aunque aun hoy no se han podido develar muchos detalles.
En la década de 1960, Gerald Hawkins, profesor de astronomía de la Universidad de Boston, afirmó que la ubicación de las piedras coincidía con alineamientos de astros en la época de la construcción, con lo que estableció una teoría que dice que esta construcción habría sido empleada como observatorio astronómico y como calculador de eventos astronómicos, como eclipses. El alineamiento de ciertas piedras con las posiciones del sol en los solsticios es notorio, lo que le da cierta credibilidad a la teoría.

No se olviden de visitar la parte 2:
http://www.taringa.net/posts/info/4734364/_Equot;Los-misterios-mas-grandes-del-mundo_Equot;-Parte-2.html
"Los misterios mas grandes del mundo"

24 comentarios - "Los misterios mas grandes del mundo"

@Bagle
Te mereces mis 10 de hoy
@GANGBUSTER
me parecieron interesantes los primeros dos y lo del roswel ruso.. de los demas ya habia leido algo.- Buen laburo.-
@MrJalea
Ahy te dejo 10 ¬¬
@fierrero_r
grnial, ya se q es viejo, pero toma mis 10
@David__Sonn
q pasa! como te decia oi te falta la fuente :S +10 gracias ..
@Tecla__
Q BUEN POST DIOS MIO
@bergt
ohh buen post me dejaron con dudas y curiosidad