el arte de fumar

EL ARTE DE FUMAR


el arte de fumar


tabaco


EL BUEN ARTE


"El puro... es algo que exige respeto. Se dirige a todos los sentidos, a todos los placeres, al gusto, al tacto, a la vista... Un buen puro es la promesa de una experiencia de lo más placentera". Zino Davidoff

Mientras que los antiguos pobladores de América, antes del descubrimiento, fumaban puros con finalidades religiosas, hoy, 5 siglos más tarde, fumar puros se ha convertido en un auténtico arte y en objeto de veneración para todos cuántos saben apreciar el placer de fumar un buen cigarro.

Desde entonces a nuestros días, más aún con la aparición de los cigarrillos, un sucedáneo de los clásicos puros, esa enorme satisfacción de placer que produce el saborear el aroma de un buen cigarro estaba quedando sólo al uso de unos pocos. Afortunadamente y ello hay que agradecérselo, en buena medida a las campañas antitabaco, de unos años a esta parte son un buen número de nuevos aficionados los que se han embarcado en esta única aventura que es fumar tabaco, porque de eso únicamente se trata, de fumar puro tabaco.


Unos cuántos consejos para principiantes.

La elección del cigarro. El mercado ofrece una extensa y variada gama de productos al alcance de todos los bolsillos. Hecha la diferenciación entre los cigarros hechos "a máquina" (populares o mecanizados) y los confeccionados "a mano" (premium o de alta regalía), nos centraremos en estos últimos para nuestra experiencia. Esto no significa que tengamos que acceder a un gran desembolso económico pues existen en el mercado marcas con vitolas muy fiables de una contrastada calidad por un precio más que razonable.

Por regla general nos encontraremos, a la hora de nuestra elección por la marca, con que la mayoría de los cigarros existentes en el mercado tienen una de estas tres procedencias, Cuba, la Rep. Dominicana o las Is. Canarias. Realmente se trata de las tres zonas tabaqueras, por excelencia, de mayor prestigio en el mundo, aunque, como no nos cansaremos de repetir, podemos encontrar productos de Honduras, México, Ecuador, etc. con una calidad realmente sorprendente. Por lo general, igualmente, aunque con excepciones, podemos decir que los habanos, tienen sabores fuertes y con cierto aroma a café, mientras que los dominicanos son cigarros más bien suaves y con ciertos aromas a nuez, florales, etc. Por su parte de los puros canarios podríamos decir que estarían en un tono intermedio entre ambos y ello es debido a que muchos fabricantes utilizan mezclas de tabacos dominicanos y cubanos para la elaboración de los cigarros. Por último y sirva también como generalidad los cigarros de apariencia más clara tendrán sabores más fuertes y los de apariencia más oscura resultarán más suaves. Un tamaño "corona", la medida de referencia (su tamaño medio es de 140 mm. aunque esto también puede variar según los fabricantes), nos servirá para iniciar esta aventura. Fíjese también en el lustre de su capa y si su tacto le recuerda al del "tapón de corcho", su cigarro estará listo para fumarlo.


El corte.

Una vez examinado el puro, debemos cortarle la perilla con exquisito cuidado, con el fin de asegurar la correcta aspiración y combustión. Intenrtaremos que el corte se haga justo encima de la linea donde el gorro de la perilla se une con la capa, con el fin de que está no pueda desmenuzarse. Existen diversos tipos de cortapuros, presentando cada uno sus ventajas e inconvenientes. Lo que nunca debe hacer en un puro de calidad es perforarlo con un palillo o una cerilla ya que con esto se comprimirá la tripa formando un nudo que impedirá el correcto tiro del puro.

El encendido.

Utilice siempre un fósforo de madera o un encededor de gas, si lo hace con uno de gasolina o con cerillas de cera su aroma impregnará el del puro y le hará perder todo su sabor. Como realizar un buen encendido es esencial, tómese su tiempo. Mantenga su cigarro a unos 90º. de la llama y hágalo girar hasta que su superficie este prendida de forma uniforme. Coloque después el puro entre sus labios y mantenga la llama a un centímetro de la boquilla (la parte prendida), y aspire hasta que la llama llegue al puro y siga rotando el mismo. Sople suavemente sobre la parte encendida del puro para comprobar que este se ha encendido uniformemente.

La fumada.

No inhale el humo, aspire suavemente hasta que el humo llene la boca y permita que inunde su paladar e invada su nariz con los evocadores aromas que desprende. No intente quitar la anilla, podría estropear la capa y arruinar un buen cigarro. Y si se apaga no se preocupe, repita el proceso y vuélvalo a encender. Tampoco se preocupe por la longitud de una ceniza, deje que caiga por si sola sin necesidad de agitar su cigarro. Y cuando su cigarro vaya llegando al final no lo aplaste como a un vulgar cigarrillo; déjelo en el cenicero que se apague lenta y dignamente.

La conservación.

Los puros deben guardarse a una temperatura entre los 16º y 18º C y con una humedad relativa entre 65% y 70%. De otra forma acabarán por secarse o enmohecerse. Los remedios caseros no suelen funcionar y, en la mayoría de los casos, hacen malgastar la posiblidad de disfrutar plenamente de uno de los productos más elaborados del mundo. Utilize las cajas humificadoras que encontrará en establecimientos especializados para la perfecta conservación de sus cigarros.

Disfrutar de un puro artesanal es mucho más que fumárselo. Es hacerse partícipe de un placer sin igual, que requiere saborearse sin prisas. El humo que desprende un gran puro colorea los mejores momentos de la vida; no hay nada comparable a su contemplación, a permitir que sus caprichosas formas evoquen nuestros recuerdos.

"El puro es el complemento perfecto de un estilo de vida elegante. El puro calla el dolor y puebla la soledad de mil imágenes graciosas." George Samd


Los puros deben guardarse a una temperatura entre los 16º y 18º C y con una humedad relativa entre 65% y 70%. De otra forma acabarán por secarse o enmohecerse. Los remedios caseros no suelen funcionar y, en la mayoría de los casos, hacen malgastar la posiblidad de disfrutar plenamente de uno de los productos más elaborados del mundo. Utilize las cajas humificadoras que encontrará en establecimientos especializados para la perfecta conservación de sus cigarros.

Disfrutar de un puro artesanal es mucho más que fumárselo. Es hacerse partícipe de un placer sin igual, que requiere saborearse sin prisas. El humo que desprende un gran puro colorea los mejores momentos de la vida; no hay nada comparable a su contemplación, a permitir que sus caprichosas formas evoquen nuestros recuerdos.

"El puro es el complemento perfecto de un estilo de vida elegante. El puro calla el dolor y puebla la soledad de mil imágenes graciosas." George Samd


cigarro


El 28 de octubre de 1492 Cristóbal Colón y los suyos desembarcaban en las playas de Cuba. Al llegar, hizo que dos de sus hombres, exploraran tierra adentro para conocer que era lo que le esperaba antes de comenzar su expedición. Estos fueron Luis de Torres y Rodrigo de Jerez, que "hallaron en su camino gran número de naturales tanto hombres como mujeres, que traían en la boca un tizón compuesto de yerbas del que aspiraban perfume." Y añade que lo llamaban tabaco. El embajador de Francisco II en Portugal, Juan Nicot, mando en 1559 como regalo especial a Catalina de Médicis, una cantidad de tabaco en polvo, y esto explica los nombres de Hierba de la Reina y Nicotiana con que en Francia se la llamaba al Tabaco. A la base fundamental de este vegetal, Reimann y Posselt al descubrirla en 1829, le dieron el nombre de su introductor, Nicotina.

Elaboración de los cigarros.- La elaboración es un proceso complejo, el cual esta sujeto a la perfecta ejecución de distintas fases a partir de la siembra del tabaco en semilleros en los que este se mantiene puro y sin aditivos, para evitar cualquier cambio de sabor en las hojas. El tiempo aproximado de desarrollo es de tres meses. Entonces, se empezarán por recolectar todas las hojas inferiores de la planta, que son las que ofrecen un sabor mas suave, después las intermedias para finalmente terminar con las de la parte superior que son las que producen un sabor mas fuerte ya que tienen mayor acumulación de nicotina. El siguiente paso es el de secado de las hojas, una vez superado ese lapso de tiempo se procede a colocar el tabaco para su fermentación. En el transcurso de este proceso, el tabaco expulsa el amonio y reduce considerablemente el nivel de nicotina. Terminado ese proceso el tabaco se almacena en pacas y pasa el proceso de añejamiento, este periodo no debe ser inferior a un año y medio, pero varia mucho dependiendo de la formula de elaboración de cada fabricante.

Para la confección de un cigarro, se toman diferentes tipos de hoja, con el fin de lograr una liga –mezcla-, adecuada, el tabaquero empieza a darle forma al cigarro enrollando un grupo de hojas –la "tripa"-, dentro de otra llamada "capote"; acto seguido se coloca la formación obtenida en un molde y se prensa por un transcurso determinado de tiempo, para finalmente colocarle otra hoja de tabaco, "capa", y que finalmente es la que le da la vistosidad al cigarro. Por último se colocan los cigarros terminados en un cuarto humidor para que la liga de hojas realizada se asiente y de esta forma lograr imprimir al cigarro el sabor deseado. Para lograr un buen cigarro, deben transcurrir casi tres años, desde la siembra hasta que se puede deleitar nuestro paladar y olfato con su exquisitez.

"A mano o a máquina".- Una distinción básica. Los primeros, también denominados puros "premium", pueden llevar dos, tres o hasta cinco tabacos diferentes, pero siempre son puro tabaco. No obstante ello no quiere decir que los cigarros realizados "a máquina" sean siempre de baja calidad, todo ello dependerá de que solo se utilice tabaco para su confección y de la calidad del mismo.


puros


Anilla y Vitola.- En la anilla que rodea al puro va impresa la marca del fabricante; su función original era la de evitar que los caballeros se manchasen los guantes. A la anilla se la ha llamado erróneamente "vitola", una confusión que por extendida está aceptada. Incluso el coleccionismo de anillas se llama "vitolfilia". En realidad, la vitola es el formato del puro (longitud, diámetro y peso). Hay cuarenta tamaños básicos y sus dimensiones van desde 10 hasta 24 centímetros de largo. El calibre, o cepo, es el grosor. Cuanto mayor sea el tamaño, el puro ganará en matices y tendrá más evolución de sabor.

EL CORTE DEL PURO


Uno de los rituales fundamentales de la experiencia de fumar un cigarro puro es el corte, y cuánto mejor sea el puro más atención deberá prestarle, ya que si no lo hace correctamente puede arruinarlo.

Aunque fumar es un acto personalísimo y cada aficionado tiene su propia teoría y gustos sobre cualquier aspecto del cigarro puro, puede decirse que las reglas de oro de un buen corte son las siguientes:

a) ha de ser limpio, sin brusquedad, y lo suficientemente amplio para que el cigarro tenga el tiro adecuado.

b) no debe dañar la estructura del cigarro. Para ello, debe ser plano y cuidadoso con la perilla (hoja que envuelve la cabeza); si rebasa la línea que conecta la perilla con la capa, el extremo del puro se desenrollará y resultará infumable. Corte siempre entre esta línea y el extremo del puro.

c) el tamaño del corte es tan importante como las dimensiones del puro escogido, ya que afecta al sabor, al tiro y a la combustión del cigarro; con una abertura demasiado grande el humo inhalado resulta muy caliente, deja un sabor amargo en la boca y se consume rápidamente. Por otro lado, con una abertura demasiado pequeña, el puro no tira bien, la cantidad real de humo es mínima y el sabor se arruina por la concentración de alquitrán y nicotina. Por tanto, el corte ideal ha de ser un poco más pequeño que el diámetro del cigarro puro.







e) cada tipo de corte tiene sus peculiaridades y sus utensilios:

Guillotina: corte circular y muy preciso alrededor de la cabeza; los cortapuros de bolsillo, de una o dos hojas, alicates, los de sobremesa y las tijeras hacen un corte limpio en la boca del cigarro, por lo que son los más recomendables. (nosotros preferimos los de dos hojas, ya que facilitan el corte: los de una hoja, han de estar muy afilados y, aún así, tienden a desgarrar la perilla al final del corte).

Corte en V o en cuña: este corte debería facilitar el tiro, pues la abertura resultante es un ángulo en dos lados y, por tanto, mayor superficie; sin embargo, a veces el corte que realizan es excesivo por lo que el humo se calienta más de lo debido. Por otro lado, es el menos adecuado para los fumadores que acostumbran a morder el puro, ya que la abertura horizontal del corte se puede obstruir, impidiendo el tiro. El utensilio que se utiliza es el cortapuros de cuña.

Perforación: se realiza practicando un orificio con un punzón; no es recomendable y presenta varios inconvenientes: - si es demasiado profundo, puede formarse un túnel que haga que el alma del cigarro se caliente en exceso; - el tiro puede hacerse irregular, impidiendo que se mezclan los distintos sabores de las capas para proporcionar uno uniforme; - como la nicotina y el alquitrán tienden a acumularse en la estrecha abertura que canaliza el humo, estas sustancias pueden llegar a directamente a la lengua y cavidades nasales del fumador. El utensilio para este corte es el punzón.

d) no se corta igual un cigarro parejo que uno figurado:


arte



corte en puro recto


el arte de fumar

corte en puro figurado


tabaco



corte en puro figurado




f) los utensilios:

Existe una amplia gama de utensilios que le permitirán cortar sus puros con un movimiento rápido y seco, reduciendo al máximo el riesgo de cortar la capa. Merece la pena invertir en un buen cortapuros. Vamos a analizar cada uno de ellos:


Si utiliza la guillotina de una hoja: - deberá sostener el cigarro con una mano, colocar el cortapuros sobre la cabeza de éste y presentar hasta que roce el el punto por donde ha de practicar el corte antes de efectuarlo; - ya preparado, realice el corte con fuerza y precisión, con rapidez y seguridad (como un cirujano); - limpie a menudo la zona de alojamiento de la hoja, evitando la acumulación de restos de tabaco: se desliza mal la hoja.

cigarro




La ventaja del cortapuros con dos cuchillas antagónicas es que el corte se efectúa a la vez por los dos lados; al no apoyar el puro sobre una superficie roma, no debe rasgarse la capa. El corte debe realizarse como se describe arriba.









Los cortapuros de sobremesa son más fiables que los de bolsillo y que las tijeras, ya que al tener una base estable no dependemos de la puntería ni de la experiencia. Los mejores tienen diversos diámetros para distintos cepos y un tope de acero inoxidable para evitar realizar cortes de guillotina profundos.









El cortapuros de alicate no es un utensilio de bolsillo y es muy eficaz; realiza un corte del tipo guillotina y cuenta con un tope que impide un corte excesivo. Su construcción y funcionamiento parece el de una grapadora; El tope está inclinado, en forma de ángulo, por lo que debe introducir el puro también de forma transversal para hacer un corte paralelo; además tiene una estría en medio para vitolas no planas (figurados).









El cortapuros de cuña es uno de los accesorios que más utilizan los aficionados; los hay de mango largo, corto y de sobremesa. No resultan adecuados para cigarros con cabezas estrechas o puntiagudas, ni para los de gran calibre. El problema es afilarlos.









Las tijeras especiales logran cortes del tipo guillotina extremadamente limpios, pero requieren cierta experiencia en su uso; en el mercado hay tres modelos: similar a las de costura clásica, plegables y alargadas. En su elección tenga en cuenta que debe sentirse cómodo con ellas, deben deslizarse de forma suave y no hacerle a abrir la mano en demasía.









El cortapuros circular fue introducido en el mercado por la marca Davidoff. Tiene forma de viejo silbato con una anilla para colgar de un llavero. Realiza un corte circular y se utiliza sosteniendo el cigarro con los dedos pulgar y corazón, mientras el dedo índice presiona el cortador. El movimiento es similar al de un taladro, solo que el corte no es plano sino en círculo. El cortapuros circular no está muy extendido y solo debe ser utilizado con puros de sabor y construcción perfectos, ya que de no ser así no permitirá apreciar toda la gama de sabores de sus hojas. A su favor, la agradable sensación producida en la boca la llegada del humo de un cigarro cortado con un cortapuros circular.


puros


arte
[/align]

el arte de fumar
[/align]

tabaco


ABC DEL PURO

EL DICCIONARIO


cigarro


Terminología del Tabaco

A



ALTA REGALIA: Cigarros hechos totalmente a mano y de calidad superior. En el mundo anglosajón se denominan "Premium".



ANDULLO: Obstrucción en el puro, causada por una tirantez excesiva del torcido, que impide que el puro tire correctamente; también mezcla de tabaco y una materia edulcorante para mascar. (se acepta como cubanismo por la Real Academia de la Lengua y como tal aparece en el Diccionario

ANILLA: Aro, Banda o cinta de papel impresa que se coloca en el tercio superior de cada cigarro.

ANILLADO: Operación de colocación de la anilla al cigarro en la fábrica. También puede referirse a un cigarro "anillado" en su presentación, es decir, que lleva anilla, en contraposición a cigarro "sin anilla".

AÑEJAMIENTO: Periodo durante el cual los cigarros recién elaborados reposan en cuartos revestidos de anaqueles de cedro, los llamados escaparates, donde la humedad está controlada. Esto permite que se entremezcle el aroma de los distintos tabacos presentes en el puro.

APAGÓN: Cigarro que se apaga fácilmente y con frecuencia.

ARMONÍAS: desarrolladas a partir de la proximidad existente entre los mundos del cigarro, de los vinos y la gastronomía en general. Son recomendaciones subjetivas, con fines placenteros y sin pretensiones de rigor técnico. Pueden ser por afinidad (mantener línea similar en cuanto suavidad o fortaleza) o bien por contraste, buscando equilibrios agradables entre sabores.

AROMA: Olor del cigarro. En la cata en crudo, se aprecia por separado el olor del tabaco capero y de la tripa. En la combustión se desarrollan y perciben diferentes olores. En la descripción de las características organolépticas mediante notas de cata, en relación con los distintos aromas, se utilizan por asociación de recuerdo olfativo, al igual que en la enología, los nombres de sustancias o cuerpos, como cuero, vegetales, especies, etc.

ASPECTO EXTERIOR: El aspecto externo del cigarro. Es uno de los aspectos que se evalúan durante las degustaciones de cigarros

B

BATIDO: separación de la vena o nervio central del parénquima de la hoja, por procedimiento mecánico.

BENEFICIOS: tratamientos naturales que se aplican tras proceder a la recolección de las hojas del tabaco. De esta forma se consiguen mejoras o "beneficios" propiamente dichos. No se aplican aditivos artificiales.

BOFETÓN: La habilitación que cubre directamente los cigarros; no todos los cajones la llevan.

BUNCHE: Sinónimo de tirulo. Tiene su origen en la voz inglesa "to bunch" que significa reunir, agrupar o formar un manojo. Con la utilización de máquinas tiruleras o bunch machines, se españolizó el término, denominándose al tirulo en castellano bunche o buncho.

BURRO DE FERMENTACIÓN: Pila de hojas en la que empieza el segundo proceso de fermentación bajo condiciones de temperatura y humedad controladas.

C

CABEZA: Extremo del puro que se corta y por el cual se fuma.

CABINET: Tipo de envase de lujo; en general lacado y barnizado.

CAJÓN: La caja normal en la que se presentan los cigarros puros. También "cajón corriente".

CALIBRE: Medida del grosor de un cigarro denominado también cepo. Se mide en 1/64 de pulgada. 1 pulgada = 2.5 mm.

CALIBRE FINO: Cigarros con un grueso inferior al del cepo 40 (15,87 mm).

CALIBRE GRUESO: Cigarros con un grueso superior al del cepo 45 (17,87 mm)

CALIBRE MEDIO: Cigarros con un grueso comprendido entre el cepo 40 y 45 ambos inclusive.

CAMADA: Cada una de las capas o pisos de cigarros que se superponen en una caja.

CAPA: Hoja externa y de mayor calidad, textura y elasticidad de un puro que le dan su aspecto y su color; recubre el alma del cigarro, o tirulo.

CAPILLO O CAPOTE: Hojas del cigarro que envuelven la tripa y la mantienen unida.

CARMELITA: Color del tabaco torcido, conocido anteriormente como colorado, y sus diferentes matices. En España, el color marrón.

CASA DEL TABACO: Edificación donde se cuelgan las hojas recién cosechadas para su secado natural.

CEDRO: Tipo de madera con la que se hacen las cajas, también los humidores y los escaparates para la perfecta conservación de los cigarros.

CENTRO FINO: Piso foliar de la parte central de la planta del tabaco, ligeramente inferior al centro gordo. Da hojas de tipo seco de fortaleza 2 y capote.

CENTRO GORDO: Piso foliar de la parte central de la planta del tabaco, ligeramente superior al centro fino. Da hojas de tipo ligero o fortaleza 3.

CENTRO LIGERO: Piso foliar de la parte central de la planta del tabaco, ligeramente inferior al centro fino. Da hojas de tipo seco o fortaleza 2 y capote.

CEPO: Tablilla de madera con un agujero de una determinada medida en el centro, por el cual se hace pasar el cigarro para comprobar que su grosor es el correcto. También se aplica al grosor de un cigarro, a su diámetro. Se mide en 1/64 de pulgada (2,54 cm) y en milímetros.

CHAVETA: Tipo de cuchilla, de forma semicircular, que utiliza el torcedor para recortar las hojas de los cigarros durante el torcido.

CIGARRO "PREMIUM" O MANUAL: puro de la mejor calidad. Debe siempre ser hecho a mano, con tripa larga y con hojas de tabaco natural.

CHURCHILL: En los círculos de fumadores, una medida o tipo de cigarros. Se corresponde con la vitola de galera Julieta, cuyo nombre de salida en muchas marcas es "Churchill". Sus medidas son 178 X 18,65 mm. , Cepo 47.

COHIBA: Marca de cigarros considerada la mejor del mundo. Su nombre se basa en la antigua palabra taína que designaba los rollos de hojas de tabaco que fumaban en las ceremonias religiosas los chamanes y los caciques. Puede considerarse el primer nombre que tuvieron los cigarros.

COLOR: tono que tiene la capa y hoja externa del cigarro.

COMBUSTIBILIDAD: forma y manera de arder un cigarro. Es un o de los aspectos que se evalúan durante las degustaciones de los cigarros. También, combustión.

COMBUSTIÓN: Modo en que arde un puro. Es un factor importante que debe tenerse en cuenta al adquirir un puro.

COROJO: Variedad de planta de la que se obtienen las hojas de capa en Cuba. También la vega en la que se desarrolló esta variedad hacia 1948, y que dió su nombre a la misma.


CORONA: Piso foliar de la parte superior de la planta del tabaco. Da hojas de tipo ligero o fortaleza 3. De aqu¡ sale el tabaco más fuerte de la planta.

CORONAS: En los círculos de fumadores, una medida o tipo de cigarros. Se corresponde con la vitola de galera Corona, cuyo nombre de salida en muchas marcas es "Coronas". Sus medidas son 142 X 16,67 mm. , Cepo 42.

CORTAPUROS: Pequeña guillotina para abril el agujero por el cual se aspira el humo en el extremo del cigarro sin estropearlo. Existen múltiples formas y modelos.

COSTERO O LATERAL: Parte lateral de una caja de cigarros. También, cualquier habilitación que se coloque sobre la misma.

CRIOLLO: Variedad cubana de planta del tabaco, de la que se obtienen las hojas para el capillo o capote y la tripa.


CRIOLLOS: Puros ásperos que fuman los cubanos nativos.

CUABA: Nueva marca de cigarros lanzada por Habanos S.A. el 19 de noviembre de 1996. Son cigarros puros totalmente figurados, puntiagudos por los dos extremos, que siguen la línea de los cigarros de finales del S. XIX. También, arbusto cubano cuya principal característica es la combustibilidad. Se utiliza para hacer antorchas y fogatas, y ha prestado su nombre a esta nueva marca.

CUBIERTA: la parte externa de la tapa de una caja de cigarros. Por ampliación, cualquier habilitación que se coloque sobre la misma.

CUJE: Cada una de las varas en que se cuelgan las hojas a secar en las casas de tabaco. Todas las hojas de una de las varas.

CULEBRA: Tres puros en uno, es decir, tres puros enrollados en forma de trenza. Se trata de una invención del Siglo XIX para impedir que los trabajadores de las fábricas de tabaco robaran los puros. Cada empleado tenía derecho a tres unidades al día, pero solamente envueltas de esta manera.

CURACIÓN: Proceso de secado, fermentación y añejamiento que se le da a la hoja del tabaco para que se pueda fumar, una vez se ha elaborado el cigarro;las hojas del tabaco empleadas en la elaboración de cigarros manuales se curan o deshidratan al aire en el interior de las casas de tabaco. Y es el veguero quien controla las condiciones ideales de temperatura y humedad durante 50 días aproximadamente.

D

DEMI TASSE: Puro pequeño de 102 mm. de largo y cepo 30.

DESPALILLAR: Extraer la nervadura central o "palillo" de las hojas de tabaco. Se requiere una gran habilidad manual para hacerlo rápidamente y sin dañar la hoja. Suelen hacerlo las mujeres y se les llama "despalilladoras".

DESPALILLO: Supresión de parte de la vena central de las hojas de tabacos de tripa y completa en tabacos caperos; también sala de despalillo, es la sala donde se procede a despalillar las hojas.

DESNUDO: Término que designa los puros que no vienen envueltos en celofán, ni dentro de un tubo.

DOBLE CORONA: En los círculos de fumadores, una medida o tipo de cigarros. Se corresponde con la vitola de galera Prominente, cuyo nombre de salida en muchas marcas es "Doble Coronas". Sus medidas son 194 X 19,45 mm., Cepo 49.

E

EMPUÑADOR: Vocablo dominicano que designa a la persona que, en una fabrica de tabaco, se encarga de envolver la tripa con la hoja del capillo, para formar el tirulo o empuño.

EMPUÑO: Véase tirulo.

ENCAPAR: acción de colocar la hoja de capa a un tirulo para formar un cigarro.

ENTERCIADO: embalaje especial de las hojas de tabaco en pacas o tercios de yagua de palma real, llamados tercios.

ESCAPARATE: sala especialmente acondicionada en las fábricas de tabaco, donde se guardan los cigarros ya elaborados, para que pierdan la humedad que han absorbido durante el torcido.

ESCOGIDA: Proceso de clasificación de las hojas o de los cigarros; es la fase de selección de las hojas de tabaco una vez concluida la curación, en función de los colores, texturas y tipos de hojas. Hay también escogida después de elaborado el cigarro, en función del color de la capa. Escogida se denomina también a la sala en la que se lleva a cabo esta operación (sala de escogido).

ESPECIALES: En los círculos de fumadores, una medida o tipo de cigarros. Se corresponde con la vitola de galera Gran Corona, cuyo nombre de salida solía ir acompañado por la palabra "Especiales". Son los cigarros más grandes que se elaboran. Sus medidas son 235 X 18,65 mm., Cepo 47.

F

FÁBRICA: Edificio e instalaciones donde tiene lugar la elaboración y el envasado de cigarros

FERMENTACIÓN: Proceso por el cual el tabaco, mediante el calor que generan las mismas hojas, desprende nicotina y también otros componentes, cambia de color y adquiere casi todo su sabor. También llamado "curación" o "sudor".

FIGURADO: Se dice que un cigarro es figurado cuando termina en punta por uno o los dos extremos. Al que termina en punta por un solo lado también se le llama "Torpedo".

FILETE: Las habilitaciones que decoran las aristas del cajón.

FORMATO: las medidas de un cigarro.

FORTALEZA: Grado de fuerza del impacto que se experimenta en cada bocanada.

G

GALERA: En una fábrica de tabaco, sala de grandes proporciones, en las que hay filas y filas de mesas, donde se tuercen los puros.

GAVILLA: Mazos de hojas secas atadas en grupos de 40 a 50.

GRAN CORONA: En los círculos de fumadores, una medida o tipo de cigarros. Se corresponde con la vitola de galera Gran Corona, cuyo nombre de salida solía ir acompañado por la palabra "Especiales". Son los cigarros más grandes que se elaboran. Sus medidas son 235 X 18,65 mm., Cepo 47.

GUILLOTINA: Instrumento que usa el torcedor para cortar la punta del cigarro y dejarlo a su medida correcta.

GUAJIRO: En Cuba, campesino.

H

HABANO: Denominación que se da a todos los puros elaborados en la Isla de Cuba.

HABANOS S.A.: Una vez expropiadas las fàbricas de Puros en la Habana, se instituye una nueva empresa cubana por parte del regimen Castrista; la cual comercializa los Habanos en todo el mundo.

HABILITACIÓN: Conjunto de cada uno de los sellos, hierros y decoraciones que se colocan en un cajón para habilitarlo, es decir, reconocerlo como genuino Habano.

HIERROS: Tres sellos de garantía marcados al fuego que coloca Habanos, S.A., en el fondo de los cajones de Habanos.

HIGRÓMETRO: Instrumento para medir la humedad relativa, que puede utilizarse en un humidor.

HIGROSCÓPICO: El tabaco es un material muy higroscópico, es decir, tiende a absorber y exhalar la humedad que flota en el ambiente. De ah¡ que sea muy fácil que un cigarro se contamine con olores que estén presentes en el ambiente y los convierta en propios.

HIJOS: Las yemas que nacen en las plantas de tabaco durante su crecimiento y que deben ser arrancadas para que no consuman los nutrientes que necesitan las hojas.

HUMECTACIÓN: Proceso aplicado a fardos de tabaco en rama, hasta llevarlos a una humedad aproximada del 23%.

HUMIDOR: Caja hermética, normalmente de madera, equipada con un dispositivo humectante, especial para conservar los puros. Suelen estar revestidos interiormente de cedro, con una bandeja con agua y un higrómetro para controlar el grado de humedad.

L

LARGUERO: Parte frontal de una caja de cigarros. Por ampliación, cualquier habilitación que se coloque en la misma.

LIBRE DE PIE: Piso foliar inferior de la planta del tabaco. Da hojas de tipo volado, o fortaleza 1, y de capote.

LIGA O LIGADA: Combinación de hojas de tabaco para cada puro. Es la fórmula de la composición de cada cigarro, obtenida según las especificaciones que se fijen por la mezcla de distintas hojas que forman el cigarro, en función de la variedad de planta, piso foliar que ocupa, origen geográfico, etc... El carácter de un puro depende de esta mezcla, que puede incluir tabacos de varios países, cosechas y años diferentes. El objetivo dl mezclador es obtener una liga de sabor agradable.

LIGERO: Un tipo de tabaco, también llamado "fortaleza 3". Son las hojas que crecen en la parte superior de la planta. Aportan, por encima de todo, fortaleza a la ligada.

LONSDALES: En los círculos de fumadores, una medida o tipo de cigarros. Se corresponde con la vitola de galera Cervantes, cuyo nombre de salida en muchas marcas es "Lonsdales". Sus medidas son 165 X 16,67 mm., Cepo 42.

M

MANOJO: 4 gavillas.

MAZO: Grupo de unas veinte hojas que se atan por el extremo del tallo. Constituye la medida utilizada durante el procesamiento y la selección del tabaco.

MECANIZADO: Puro hecho a maquina.

MEDIA RUEDA: Atado de 50 cigarros que entrega el torcedor al control de calidad.

MOJA: Proceso por el cual se rocía el tabaco con agua pura después de haberse dejado secar. Las hojas se humedecen para facilitar su manipulación.

N

NOMBRE DE GALERA: Denominación que tiene en la galera una vitola o formato de cigarro. Se da el mismo nombre a cualquier cigarro de un mismo formato al margen de la ligada que lo componga, la marca cuyo bajo nombre se vaya a fabricar o el nombre de salida que vaya a tener.

O

OBLATOS: En los círculos de fumadores un tipo de cigarro (Dominicana), corresponde a vitolas tipo petit y cigarrillos; sus medidas son 113 x 9,5 mm , Cepo 25

OREO: Reposo que se da a las hojas de tabaco tras la moja.

ORIENTE: Una de las zonas tabaqueras de Cuba, comprende las provincias de Ciego de Ávila, en la región central del país, y Bayamo, Holguín y Santiago en el extremo oriental.

P

PACA: Cada uno de los embalajes de tela de arpillera en los que se guardan las hojas de tabaco destinadas a tripa o capote.

PALILLO: Nervadura central de la hoja que se extrae durante el despalille.

PANETELA: En los círculos de fumadores un tipo de cigarro. Son cigarros entre 178 y 115 mm. de largo, con cepos pequeños, entre 34 y 26. Si miden más de 150 mm. son llamadas Gran Panetela y si no, Panetela a secas.

PARRILLEROS: Los anaqueles donde se depositan las hojas para el oreo.

PARTIDO: Zona tabaquera de Cuba, en el sur de la provincia de la Habana, en el municipio de San Antonio de los Baños. Da excelente tabaco tapado para capa.

PERILLA: Parte que remata la cabeza del cigarro. Puede terminar en forma de avellana o en rabo de cerdo cuando está hecho a mano. Su realización manual es muy laboriosa y especializada.

PETACA: Tipo de envase para cigarros que solía ser de aluminio pero que actualmente se hace con cartón.

PISO FOLIAR: Cada uno de los diferentes niveles de hoja de la planta del tabaco.

PETIT CORONA: En los círculos de fumadores un tipo de cigarro. Se corresponde con las vitolas de galera Mareva y Petit Corona, y su nombre de salida en muchas marcas es "Petit Coronas". Sus medidas son 129 X 16,67 mm. , Cepo 42. Es el cigarro más vendido en el mundo como Nº4 de la marca Montecristo.

PICADURA: Recortes de tabaco que se utilizan como tripa para puros de precio económico.

PIE: Extremo del puro que se enciende.

PILONES: Pilas altas en que se amontonan las hojas de tabaco, con el fin de que la temperatura aumente en su interior y se inicie así la primera fase de fermentación.

POSTURA: La planta del tabaco cuando tiene unos 45 días (de 15 a 20 cm de alto) ya está lista para ser transplantada del semillero al campo de tabaco.

PREHUMECTACIÓN: humectación previa aplicada a la apertura de los fardos de tabaco en rama.

PRIMERA FERMENTACIÓN: Proceso de apilamiento de las hojas en pilones, sin exceder los 35º centígrados. De esta forma, se elimina el cloro, amoníaco y azúcares. Este proceso beneficia las hojas de forma natural con la formación de aromas y sabores.

PURERA: Envase construido para poder llevar encima de tres a cinco cigarros de manera que se encuentren protegidos y bien conservados.

PURO: Cigarro. De la expresión "puro Habano", es decir, genuino cigarro cubano.

PURO DE PRODUCCIÓN DE SERIE: Denominación aplicada a puros de precio económico que se elabora a máquina y en grandes cantidades.

PUROS SECOS: También llamados "holandeses" por los americanos, estos puros pequeños no precisas del proceso de humidificación. Elaborados por suizos y holandeses, se componen de una tripa corta, normalmente de tabaco de Sumatra e Indonesia, pero también de Cuba.

PURITO: En los círculos de fumadores un tipo de cigarro. Se corresponde con las vitolas de galera Chicos, cuyo nombre de salida es "Chicos" o "Puritos". Sus medidas son 106 X 11,51 mm., Cepo 29.

R

RABITO DE COCHINO: Término dominicano que designa la pequeña cola de tabaco que sobresale de la cabeza de ciertos puros de calidad.

REMEDIOS: Zona tabaquera de Cuba, en la parte central del país, que comprende las provincias de Cienfuegos, Santa Clara y Sancti Sp¡ritus.

RETORCIDOS: Torcer excesivamente las hojas por un extremo del cigarro m s que por el otro, dejándolas retorcidas.

REZAGADO: Clasificación en la fábrica de las hojas de capa por tamaño, color y textura. Esta operación la llevan a cabo mujeres llamadas rezagadas o clasificación. Posiblemente sea el origen de la leyendo de que los cigarros se retorcían sobre los muslos de las doncellas cubanas.

ROBUSTO: En los círculos de fumadores un tipo de cigarro. Se corresponde con las vitolas de galera Robusto. Sus medidas son 124 X 19,84 mm. , Cepo 50.

RUEDA: Atado de 100 cigarros.

S

SABOR: El sabor del cigarro encendido. Es uno de los aspectos que se evalúan durante las degustaciones de cigarros.

SACUDIDO: para eliminar la humedad de las hojas.

SECADO: Proceso natural al que se somete las hojas de tabaco recién cosechados para que, paulatinamente, pierdan toda la humedad que contienen. En esta operación pueden llegar a perder el 85% de su peso.

SECO: Un tipo de tabaco, también llamado "fortaleza 2". Son hojas que crecen en la parte media de la planta. Aportan, sobre todo, aroma y sabor a la ligada.

SEGUNDA FERMENTACIÓN: apilamiento de las hojas en grandes pilas o burros sin sobrepasar los 42º centígrados. De esta forma, se contribuye a refinar más su sabor y aroma.

S.L.B.: Siglas de "Slide Lid Box", cajón de tapa corredera.

SELLO DE GARANTÍA: Es el sello verde que ofrece la garantía de la República de Cuba, y que precinta todos los cajones, desde los corrientes a los de lujo. Forma parte de las habilitaciones de todos los cajones de Habanos.

SEMILLERO: El terreno donde se plantan las semillas de tabaco y se desarrollan las plantas hasta que son lo suficientemente grandes y fuertes como para ser transplantadas a los campos de tabaco.

SEMI VUELTA: Una de las zonas tabaqueras de Cuba, se halla en la parte oriental de la provincia de Pinar del Río.

SILO DE MEZCLA: espacio en donde se conformará la ligada final del cigarro, combinando adecuadamente los distintos tipos de tabacos utilizados.

SISTEMA FARIAS: patente registrada por D. Heráclito Farias en el año 1887, que comenzó a utilizarse por la Compañía Arrendataria de Tabacos a partir de 1889. Posteriormente, los cigarros figurados elaborados por este sistema, tomaron el popular nombre del apellido de su inventor.

T

TABACO: Nombre común de la "Nicotina Tabacum", planta solanácea de la que se obtienen las hojas para elaborar los cigarros. En Cuba, a los puros se les llama tabacos.

TABACOS CAPERO O TABACOS TAPADOS: Son los utilizados para encapar, denominados así, por haber sido cultivados bajo grandes telares de algodón, estopilla o malla para protegerlo del sol. De esta forma, se les proporciona condiciones adecuadas de temperatura y humedad, resultando idóneos por su elasticidad, color y textura; suele referirse a la capa Connecticut, hoja que ha sido cultivada a la sombra para darle una textura más fina.

TABLA DE ROLAR: La tabla de madera sobre la cual elabora los cigarros el torcedor.

TAPACLAVOS: La habilitación que cubre el clavo que cierra el cajón, aunque no todos los cajones la llevan.

TERCIO: Paquete rectangular de yagua en el que se guarda la capa o el tabaco en rama para su añejamiento.

TIRO: Resistencia que opone el puro cuando se inhala. Es un factor importante que debe de tenerse en cuenta a la hora de adquirir un puro.

TIRULO O EMPUÑO: Proceso de elaboración del puro, conjunto formado por las hojas de la tripa y el capillo antes de recubrirlas con la hoja de la capa. El tirulo es el alma del cigarro o pieza formada por la tripa y el capillo. Según las diferentes zonas manufactureras se denomina: bunche, zorullo (Cuba), empuño (Rep. Dominicana), tirulo o buncho (España).

TORCIDO: Confección en sí del cigarro, enrollando (torciendo) las hojas del tabaco.

TORO GRUESO: En los círculos de fumadores un tipo de cigarro (España). Corresponde con las vitolas de galera Robusto. Sus medidas son 127 x 24,50 mm. , Cepo 54.

Confección en sí del cigarro, enrollando (torciendo) las hojas del tabaco.

TRANSPLANTE: Operación de llevar las posturas del semillero a la plantación.

TRIPA: Mezcla de tabaco seco, volado y ligero que constituye el cuerpo del puro y que queda envuelta por el capillo y la capa. Es el núcleo del sabor de un puro. La tripa corta o trozos de hoja, se emplea en algunos puros manuales y en todos los mecanizados. La tripa larga u hojas cuya longitud es la del cigarro se emplea sólo en cigarros manuales.

TRIPA CORTA: Picadura. Hoja picada para poder usarla como tripa en la elaboración de cigarros mecanizados.

TRIPA LARGA: Hoja cortada en hebras largas para elaborar los cigarros a máquina. Es la que se utiliza en los cigarros mecanizados de mayor formato.

U

UNO Y MEDIO: Piso foliar de la parte inferior de la planta del tabaco, ligeramente superior al libre de pie. Esta parte da hojas de tipo volado o fortaleza 1 y capote.

V

VEGA: Nombre originario de las zonas próximas a los ríos donde se comenzó a plantar el tabaco denominado anteriormente Tabacal; en la actualidad se aplica al campo destinado al cultivo del tabaco.

VEGA FINA DEL SOL: Vegas de primera categoría, donde se cultiva el tabaco destinado a tripa y capote.

VISTA: Parte interna de la tapa de una caja de cigarros. También, por ampliación, cualquier habilitación que se coloque sobre la misma.

VITOLA: Tipo de puro, medida, formato. Es incorrecto el uso de este término para designar la anilla que envuelve el puro, aunque en ocasiones se utilice.

VITOLA DE GALERA: Módulo industrial de un cigarro puro definido por longitud, grosor (diámetro) y peso.

VITOLA DE SALIDA: Nombre comercial utilizado para las diferentes vitolas por las marcas de cigarros.

VITOLFILIA: Coleccionismo de habilitaciones y anillas de cigarro.

VOLADO: Tipo de tabaco, también llamado "fortaleza 1". Son las hojas que crecen en la parte inferior de la planta. Aportan, sobre todo, combustibilidad a la liga.

VUELTA ABAJO: La zona tabaquera de Cuba por excelencia.

Y

YAGUA: Hojas de la Palma Real con las que se hacen los embalajes para las hojas de capa. La yagua, una vez seca, tiene la consistencia del plástico duro.

YEMAS AXILARES: Las yemas que brotan bajo las hojas en el lugar en que estas se juntan con el tallo. Deben ser arrancadas para que no consuman los nutrientes que necesitan las hojas.

YUTE: Arpillera. Material del que se confeccionan las pacas para el almacenamiento de las hojas de tripa y capote.

Z

ZAFADO: Separación de las hojas. Fase de la escogida en la que se sacuden las hojas para despegarlas antes de la moja y oreo.

ZONAS TABAQUERAS: Las diferentes zonas en las que se cultiva tabaco en Cuba. En los cigarros para la exportación solo se utiliza el tabaco producido en la zona de Vuelta Abajo y la capa de la zona de Partido. Las demás zonas, Remedios, Oriente y Semi Vuelta, producen la hoja para el tabaco de consumo nacional.

6 comentarios - el arte de fumar

@PUFFPASS -1
claro porque fumar habanos es un "arte" mat_arte
@Atormentandonos -1
el riesgo como mucho es cancer de lengua, o en la boca... pero que se yo