Según el folklore, este pescado aparece en las playas para advertir de un terremoto
El pez remo, o pez sable, es un inofensivo animal de las profundidades

Japón se está preparando para tiempos difíciles después de resultar apariciones, por lo general poco frecuentes, de peces gigantes del género Regalecidae que han sido arrojados a la costa y algunos capturados en las redes de pescadores ribereños.

Los avistamientos se iniciaron después de los terremotos de magnitud 8.8 en Chile y de 6,4 grados en Taiwán. Los seísmos que han cambiado la tectónica en todo el "Anillo de Fuego" están causando preocupación de que Japón sea el siguiente, y estos peces gigantes no están ayudando.

El Regalecidae se conoce tradicionalmente como un pez mensajero de los dioses del mar, y sus noticias suelen ser sombrías. Los peces pueden crecer hasta más de 15 metros de longitud y normalmente se encuentran a profundidades de hasta 1.000 metros. Es largo y delgado con una aleta dorsal que recorre toda la longitud de su cuerpo, se asemeja a una especie de serpiente laminada.

En las últimas semanas, 10 ejemplares han sido encontrados ya sea arrastrados por las olas o en las redes de pesca en aguas de la prefectura de Ishikawa. Media docena se han visto atrapados en las redes fuera de la prefectura de Toyama y otros han sido reportados en Kyoto, Shimane y Nagasaki, todos en la costa norte.

Aparecen peces gigantes en Japón, ¿augurio de terremoto?