La netbook es una Exomate X352 vendida por la empresa argentina EXO. Este modelo está basado en el equipo Classmate que impulsa desde hace años Intel.

El equipo cuenta con una una pantalla de 10 pulgadas y un procesador de bajo consumo Intel Atom N450 a 1,66 Ghz. También posee 1 GB de memoria RAM (expandible a dos), webcam, disco rígido de 160 GB de capacidad y tres puertos USB. La conectividad se puede establecer por WI-Fi, o cable, con un conector Ethernet. También incluye una ranura para insertar un chip que permite navegar vía 3G. Más allá de la carcaza cuenta con un protector en cuerina que, al adherirse a la máquina con un velcro, puede ser cambiado.

Video: cómo es la netbook para las escuelas técnicas de la Argentina, por Ariel Torres



En cuanto al software el equipo viene cargado de fábrica con Linux (Rxart Exomate) y Windows XP. Cada vez que se inicia la máquina se puede elegir el sistema operativo. Además, incluye el paquete de Microsoft Office 2007 y también OpenOffice.

Entre el software instalado en el equipo se encuentran aplicaciones con fines educativos tanto generales como específicos para química y matemáticas, por ejemplo. También forman parte de la oferta: GIMP para edición de imagen, Audacity para trabajar con audio y la suite para docentes Learning Essentials.

Descripcion Tecnica Netbooks del Gobierno [Argentina]


Con el fin de evitar los robos el equipo incluye el software de monitoreo “Theft deterrent agent”. Además, intenta que los padres no estén preocupados al contar con un sistema que limita los contenidos que se pueden visualizar en la máquina tanto como los horarios de uso.

La notebook resulta cómoda, el teclado puede ser considerado su punto más debil, aunque un tanto pesada con sus 1,5 kgs. Pero si se tiene en cuenta que trae una batería de seis celdas, que permite trabajar sin problemas más de cinco horas, y una carcaza de las más robustas que se vean las tiendas argentinas, el peso se puede llegar a entenderse. El equipo tiene un valor de mercado de $ 2000, al Gobierno le habrían costado $ 1000.

Fuente: LaNacion.com.ar