Adictos al Chisme


Cuando usted experimenta esa sensación como víctima, sabrá cuánto daño puede hacer un chisme.

Quizá usted lo haya experimentado en alguna relación sentimental. Sólo basta que llegue a usted un rumor o chisme de su pareja para que pierda toda tranquilidad.

De la misma forma, emitir un juicio sin validez puede acabar con las buenas relaciones de las personas en su noviazgo, matrimonio, familia y trabajo.

Y no es de esconder que el sitio preferido de muchas personas es el pasillo, pues es donde más extraen información de aquellos con los que convive. Ellos son adictos al chisme.

Dato Curioso

Sócrates, el filósofo griego dio una alternativa para combatir la necesidad de otros por manipular nuestra privacidad, mediante ‘Las tres bardas’.

1. Verdad. Pregúntese si lo que quiere comunicar es verdadero en todos sus puntos.
2. Bondad. ¿Es bueno lo que quiere comunicar?
3. ¿Es necesario contarle eso a la otra persona?

preguntas y respuestas

Carlos Mauricio Peñaloza / Psicólogo especialista en Programación Neurolingüística

¿Qué tan perjudicial puede ser esta adicción?

Muy perjudicial. El chisme es un rumor sin fundamento, yo no sé si lo catalogaría como adicción, es decir si las personas con esta costumbre necesitan a diario crear noticias o críticas para compensar su ansiedad o angustia. Las adiciones están marcadas por escapes afectivos, la persona que levanta este tipo de comentarios no piensa en su consecuencia, o el daño que puede ocasionar. El chisme ha derrumbado empresas, familias y personas. Si lo catalogamos entonces dentro de las adicciones, sí es muy letal tanto para la persona como para la víctima.

¿Cómo detectar a un adicto al chisme?

Por la manera como hace el comentario, es decir, detectar el metalenguaje. El chismoso posee en su estructura de lenguaje tres características y son; la generalización o la universalidad, todo comentario es generalizado; la eliminación y por último la distorsión, es decir, cambia el sentido de lo que vio, de lo que escuchó, de lo que sintió.

¿Qué recomendaciones se les puede hacer a las personas para que acaben con esta adicción?

Enfrentarlas de la manera más respetuosa, es decir, si se conoce la fuente del chisme, se va a la fuente.

Por lo general esa persona lo va a negar, y si se examina su fisiología, presenta cambios en el tono de piel, en el tono al hablar, dilatación de la pupila, aceleración del ritmo cardiaco, cambios en la respiración, incluso sus brazos se cierran para impedir que sea descubierta. Su placer está en no ser descubierta.
Se trata sólo de enfrentar la fuente y listo.

Chismes familiares

Los expertos señalan que es importante que desde el núcleo familiar se establezca una cultura de sinceridad y prudencia. Por lo general, en las familias más cultas, con niveles educativos más altos, se presenta en menor grado este tipo de rumores.

Sin embargo, muchos afirman que no todos se salvan.

Perfil de un chismoso

* Chismosear es su pasatiempo vital.
* Esconde sus inseguridades en difamar sobre las demás personas. Se cree perfecto y con la capacidad de juzgar el comportamiento de otros.
*Impregna a cada comentario, crítica o rumor, una intención diferente.
*Le gusta hacer quedar mal a otras personas sin importar que pueda ser irremediable recuperar la honestidad e integridad del otro.
* Esta persona quiere ser el centro de atención, por eso busca el chisme como herramienta para que todos lo busquen.
* Todos los días tiene información nueva, sabe de todo y de todos.
* Tiene ideas para solucionarles los problemas a los demás.
*Jamás haría lo que está contando.
* Siempre está donde no lo han invitado.
* Utilizan frases como “no le he contado a nadie más así que no le cuente a nadie”.

“Esta saliendo con media empresa”

Los chismes en el lugar de trabajo pueden convertirse en un detonante que lleve a un clima laboral insoportable. Incluso, pueden dañar el desempeño laboral de otra persona.

Todo empieza con un “escuché mientras él o ella hablaban en voz alta…” “No me preguntes quién lo dijo, pero…”, “Te lo cuento pero no te lo sostengo”.

Varios estudios alrededor del tema han podido determinar que la mayoría de empleados hacen uso de su tiempo para hablar de los demás empleados por MSN.

Los resultados muestran además que en Latinoamérica a diferencia de los europeos, las personas son más emotivas e incluso tienden a contar su vida sin que se les esté preguntando.

Por eso, para que usted se excluya de la lista: evite en lo posible hablar sobre su vida privada en el lugar de trabajo, céntrese en los resultados, no se preste para rumores, pues esto sólo dañará las relaciones interpersonales y bloqueará su éxito.

¿Cómo alejarse de una persona chismosa?

1. Ante un comentario, no responda ni aporte más a la situación. El silencio es clave, omita calificativos.

2. Utilice una estrategia para levantarse del lugar. Así le dará a entender a la otra persona que usted no se presta para el chisme.

3. No repita información. Recuerde que los chismes se agrandan cuando usted los transmite a otras personas.

4. Aléjese de las personas chismosas. Esto lo ayudará a evitar incluso que se generen comentarios en contra suya.

5. No confíe sus asuntos o hable de sus experiencias con personas que han llegado a contarle chismes de otros. Usted también puede ser víctima de ellos.

El chisme en diversas situaciones
“Eso me contaron de tu pareja”.

Cuando los chismes tocan las puertas de una relación afectiva, la tranquilidad parece irse.

Por lo general, las personas creen todo lo que les dicen, se llenan de mal genio y rechazan a su pareja.

Pero, ¿se ha detenido a pensar de quién recibe la información? ¿Cuál es el objetivo de esa persona? ¿Se ha detenido a confrontar la información?

¿Por qué dudar de su pareja cuando se atraviesa por el mejor momento y usted está convencida de ese amor?

Estos son los interrogantes a los cuales debe someterse, con toda la tranquilidad, antes de creerle a un rumor.
Si hay sinceridad y comunicación, no habrá espacio para los chismes.

preguntas y respuestas

Freddy Hernando Cristancho / Psicólogo social

¿Qué tan perjudicial puede ser esta adicción?

Generalmente una persona chismosa no se reconoce como tal, tiene esa adicción respaldada en la justificación de sus actos mediante su comportamiento. Existen dos caminos: el primero, cuando se reconoce que no puede dejar de comunicar lo que pasa alrededor y se trata de buscar una solución para mejorar el comportamiento. El segundo, cuando se es abiertamente comunicativo y no se siente que se está perjudicando a alguien con lo que se dice o se comenta.

Esta adicción es perjudicial en la medida en que se entretejen los comentarios, pero ante todo se irrespeta la honra y la intimidad de las personas; grandes cosas peligrosas han sucedido partiendo de un chisme o un comentario.

Tanto el que es chismoso como el que escucha son irresponsables, ya que es una verdad subjetiva por que no está respaldada por la objetividad del o los sujetos o situaciones en cuestión.

¿Qué tipo de personalidad tienen estas personas que viven felices indagando sobre los demás?

La ansiedad, la inmadurez y la inseguridad son elementos presentes en este tipo de personas, que como dije a veces lo hacen de forma inconsciente y también consiente, sin medir el alcance de sus actos, pueden ser tildados de chismosos y su comportamiento no varía.

La ansiedad; este elemento se da por la necesidad de sentir emociones diferentes a las que puedan estar atravesando estas personas. Esto, debido a problemas afectivos, por eso sienten la necesidad de ganar amigos o adeptos a cambio de ser aceptados por información.

La inmadurez típica en la adolescencia y en muchas personas adultas es otra de las razones.
La inseguridad; cuando se utiliza en chisme para querer asegurar un amigo, trabajo, condición social etc.

¿Cómo se cae en el morbo de saber y saber?

Lo verdaderamente morboso es afectar la intimidad, honra y moral de los demás como elemento de placer. Este tipo de comportamientos pueden ser tratados por profesionales para fortalecer principios y valores, comenzando por la educación escolar y en las familias por los padres.


fuente: