¿Por qué me hace ruidos el estómago?


El cuerpo humano es una máquina sorprendente, y cada cierto tiempo hará algo para recordarnos que está trabajando duro para mantenernos sanos y en buenas condiciones. Los ruidos estomacales es uno de estos recordatorios. Algunas veces son sonidos fuertes, otros ligeros y en ocasiones llegan por ningún motivo aparente, aunque lo cierto es que el estómago tiene muchas cosas que decirnos. Lo llamamos de muchas maneras, desde rugidos, quejidos, gruñidos y muchas cosas más, y a todo el mundo le pasa de vez en cuando. Son sonidos que parece que vienen de una cacerola donde se esté cocinando algo en lugar de nuestro estómago. Lo peor es que parece que ocurren en ciertas situaciones que son algo embarazosos. La pregunta es ¿por qué emite estos sonidos en primer lugar? ¿Por qué parece que el estómago empieza a hacer ruidos cuando la habitación en la que estamos se queda en silencio?

Lo cierto es que nuestro estómago no tiene sentido del tiempo o intenciones de sabotearnos en momentos delicados. Sin embargo, hay una explicación perfectamente lógica de porque tu estómago necesita ser oído en algunas ocasiones. Los ruidos del estómago, los cuales se originan en el estómago y el intestino delgado se puede explicar echando un vistazo a las funciones del sistema digestivo.

¿Por que me hace ruidos el estomago?


El sistema digestivo es en esencia, un largo tubo que empieza en la boca y termina en el ano. El tubo conecta con los varios órganos y pasos que juegan un importante papel en la digestión. Una de las cosas más importantes que debemos saber del sistema digestivo en la manera en la que procesa la comida. Movimientos en forma de contracciones musculares, mueven y empujan lo ingerido hacia abajo en un proceso llamado perístasis. A parte del movimiento de la comida por el paso digestivo, estas contracciones también ayudan a mezclar la comida, líquidos y jugos.

Los ruidos estomacales son el resultado de este proceso. El movimiento de estos ingredientes sólidos y líquidos van acompañados de gases y aire. Según todos estos ingredientes son empujados y separados en pequeños trozos para su mejor absorción, las bolsas de aire y gases son comprimidos y crean los ruidos que podemos escuchar. Estos ruidos pueden pasar en cualquier momento – no solo cuando tienes hambre – pero si hay comida en tu estómago o el intestino delgado, el ruido se reduce. Es como si metiéramos un para zapatillas en una lavadora y la pusiéramos en marcha. El ruido de las zapatillas al chocar contra las paredes sería evidente, pero si metemos en la misma lavadora unas cuantas toallas (sería la comida), las toallas ahogarían el sonido de las zapatillas.

Puede que te estés preguntando – Si el estomago está vacío, ¿por qué las contracciones musculares que digieren la comida empiezan? La razón tiene que ver con el hambre y el apetito. Unas dos horas después de que tu estómago se ha vaciado, empieza a producir hormonas que estimulan los nervios locales para que envíen un mensaje al cerebro. El cerebro responde con una señal para que los músculos digestivos comiencen de nuevo el proceso de perístasis. Dos cosas ocurren: Lo primero es que las contracciones barren restos de comida que se pasaron por alto la primera vez. Lo segundo, es que las vibraciones de un estómago vacío nos provoca la sensación de hambre. Las contracciones vendrán y se irán cada hora, generalmente durando entre 10 y 20 minutos, hasta que vuelvas a comer.

En algunos casos, unos ruidos excesivos puede ser una señal de un problema estomacal o un problema médico. En estos casos, hay un número de factores adicionales que están provocando estos sonidos que podemos escuchar. Ahora que sabemos qué causa un ruido de estómago, ¿hay una forma de controlarlo? Una solución rápida de acallar un estómago ruidoso, es comer muchas veces en pocas cantidades, en lugar de pocas y grandes comidas. El sistema digestivo tendrá menos oportunidades de crear los ruidos típicos de la perístasis, si el estómago contiene algo en su interior. Ingerir menos comida que suele producir gases, puede también ayudar a reducir estos sonidos.

fuente