hola amigos!!!
En este post puse info que esta dirigida mas que nada a estudiantes del profesorado de folklore, o folkloristas, por lo que es bastante tecnico, y es tema de examen.
una abrazo.


El folklore y lo folklórico.


La palabra folklore fue propuesta por Williams john thoms en su ya famosa carta a la revista The athenaeum de Londres, que se publico en el Nº 982, del 22 de agosto de 1846.
Con el nuevo término thoms procuraba sustituir ambiguas expresiones, como “antigüedades” o “literatura popular” entonces en uso para designar concretamente el saber popular del pueblo.
Etimológicamente la palabra anglosajona folk significa pueblo y Lore significa saber. Es decir “el saber del pueblo”. El término se ha castellanizado por lo que debe pronunciarse como se escribe “folklore”, y no como suena en ingles “folklor”.
El saber tradicional de las clases populares involucra los usos, costumbres, creencias, supersticiones, coplas, refranes, fiestas, ceremonias, música, danzas, poesías, artesanías, medios de transportes, viviendas, vestimentas, leyendas, de un pueblo.
Entendiendo entonces por folklore, en principio, el saber tradicional del pueblo, es necesario señalar a qué gente del pueblo concierne el fenómeno folklórico.
Se considera que involucra al vulgo, a las clases no ilustradas, a los dueños de la sabiduría popular, a los grupos que no están en contacto continuo con los poblados, siendo imprescindible que estén arraigados en el lugar de que se trate desde varias generaciones atrás, es decir que sus conocimientos lo hayan recibido de sus mayores por transmisión oral, y sean populares y colectivizados. Los grupos que reúnen estas características son llamados pueblo o comunidad folk.
Dentro de las ciudades también distinguimos una clase superior y otra menos ilustradas que trata de imitar al la primera. Sin embargo, sus usos, sus costumbres y creaciones no pertenecen al campo de lo folklórico porque el folklore supone aislamiento, de modo que las constantes influencias ciudadanas no lo modifiquen, ni las modas anulen el proceso de tradicionalización.
Desde que comenzara a usarse la palabra propuesta por thoms, se impusieron dos acepciones, hecho que origino muchas confusiones: por un lado, “el saber del pueblo”, y por otro “lo que se sabe del pueblo


Identificación de un fenómeno folklórico

Deben ser considerados folklóricos aquellos fenómenos que son aceptados dentro de la comunidad folk y adoptados por la mayoría de sus integrantes. Al ser practicados durante un largo tiempo (no menos de tres generaciones) dichos fenómenos van sufriendo un acomodamiento o adaptación que recibe el nombre de proceso de folklorización o tradicionalización. La transmisión de generación en generación se produce en forma empírica (oral, no escrita ni institucionalizada), y en ese proceso se pierde la circunstancia concreta que dio origen al hecho folklórico o el nombre de quien lo invento o creo. Es entonces cuando puede decirse que pertenece al pueblo.
Por otra parte el medio geográfico siempre esta presente, puesto que si los materiales del fenómeno folklórico no son locales, este no perdura por no ser funcional, es decir por no prestar un servicio espiritual o material a la comunidad folk.
Nuestras danzas folklóricas constituyen un ejemplo cabal de fenómeno folklórico: tuvieron origen en España, fueron traídas por los colonizadores, el pueblo folk las adopta popularmente, las reelabora (las modifica según sus preferencias espirituales) imprimiéndoles un carácter local, son transmitidas en forma oral, permanecen vigente a través del proceso de tradicionalización, se hacen anónimas y perduran por estar cumpliendo una función necesaria.
Una vez constituido un fenómeno folklórico puede atravesar diferentes circunstancias que obligan a explicar otros conceptos. Puede suceder, por ejemplo, que un grupo de familias o vecinos, considerado folk, deba trasladarse.
En el nuevo lugar continúan sus costumbres por un afán evocativo, pero la práctica de esas manifestaciones en el nuevo destino aparece desarticulada de un sistema funcional, puesto que una nueva geografía necesita adaptar las costumbres de sus habitantes a nuevos materiales, ritmos, gustos. En ese caso se produce un transplante cultural. Estas manifestaciones dejan de ser en el nuevo medio populares y colectivizadas.
La transculturación, por su parte, es la incorporación de elementos de una cultura a otra. A su vez, se llama supervivencia al fenómeno por el cual elementos de una cultura anterior perviven amalgamados con otra posterior en el tiempo. Finalmente cuando un hecho pierde vigencia pasa a pertenecer al folklore histórico.
Los datos vinculados a los fenómenos folklóricos son obtenidos por los investigadores a través de los informantes, directamente en el lugar donde se originan, posteriormente se procesan y se hace el análisis y estudio de cada uno, se compara con fenómenos similares de otros lugares y regiones y finalmente se sacan las conclusiones respectivas.
Para una mejor comprensión dividimos o agrupamos los fenómenos estudiados en:
Folklore material: vivienda natural, aperos de montar y de labranza, comidas, artesanías, vestimentas, instrumentos musicales.

Folklore espiritual: fiestas paganas y religiosas, cultos populares, juegos, diversiones, música, canciones, culto a los muertos, medicina tradicional heterodoxa, folklore literario (coplas, romances, cuentos, leyendas, dichos, refranes).

Unas palabras sobre tradición.

Conjuntos de manifestaciones pasadas que tienen influencia en el presente, costumbres que perduran, se recomponen, se transforman, se difunden, o superan bajo el peso de los años. La tradición es la primera forma de la historia, tiene continuidad en el tiempo y en el espacio.
La tradición argentina es un ancho río que alimenta dos corrientes milenarias: la que proviene de la realidad indígena y otra que actúa en función de la colonización española. Al fundirse andando los senderos del tiempo, forma un torrente de ininterrumpida fuerza.
Esa corriente, sin cesar cambiante, no finca su merito en una suerte de momificación milenaria, sino en el lozano vigor con que renueva sus elementos sin diluir sus valores ni alterar la esencia de su carácter.
Esta continuidad que establece lo tradicional se va realizando en forma oral, o escrita cuando se trata de leyendas, cuentos, cantos, poesías, etc.…. O de manera objetiva, por imitación, cuando concierne a costumbres, rito, manualidades, formas de trabajo, artes, etc.…
Por lo tanto, la tradicionalidad es una condición necesaria de todo fenómeno folklórico.

espero les sirva para despejar dudas frecuentes al respecto, esta escrito como generalmente se debe de rendir en un examen escrito en el profesorado superior de folklore.

saludos.

ARAMI, LA PROFE