Qué es la memoria cahé y la BIOS?

Hola amigos soy yo de nuevo JMG777 y les traigo un tema que segúramente les será de interés:
En muchos anuncios de ordenadores existen unas cifras que parecen sacadas de un código de espías, algo como: "256 Kb" o "512 burst-sram". Ante semejante galimatías, nuestro amigo informático de turno no duda en exclamar: "ah, sí, eso es la caché", en un tono rotundo que no deja lugar a más preguntas. Pero en nuestro fuero interno, seguimos preguntándonos ¿la ca-qué?



Para qué sirve

Para empezar, digamos que la caché no es sino un tipo de memoria del ordenador; por tanto, en ella se guardarán datos que el ordenador necesita para trabajar. ¿Pero no era eso la RAM?, preguntará usted. Bueno, en parte sí. A decir verdad, la memoria principal del ordenador (la RAM, los famosos 8, 16, 32 ó 64 "megas" y la memoria caché son básicamente iguales en muchos aspectos; la diferencia está en el uso que se le da a la caché.

Debido a la gran velocidad alcanzada por los microprocesadores desde el 386, la RAM del ordenador no es lo suficientemente rápida para almacenar y transmitir los datos que el microprocesador (el "micro" en adelante) necesita, por lo que tendría que esperar a que la memoria estuviera disponible y el trabajo se ralentizaría. Para evitarlo, se usa una memoria muy rápida, estratégicamente situada entre el micro y la RAM: la memoria caché.

Ésta es la baza principal de la memoria caché: es muy rápida. ¿Cuánto es "muy rápida"? Bien, unas 5 ó 6 veces más que la RAM. Esto la encarece bastante, claro está, y ése es uno de los motivos de que su capacidad sea mucho menor que el de la RAM: un máximo en torno a 512 kilobytes (512 Kb), es decir, medio "mega", frente a 16 ó 32 megas de RAM. Además, este precio elevado la hace candidata a falsificaciones y timos.

Pero la caché no sólo es rápida; además, se usa con una finalidad específica. Cuando un ordenador trabaja, el micro opera en ocasiones con un número reducido de datos, pero que tiene que traer y llevar a la memoria en cada operación. Si situamos en medio del camino de los datos una memoria intermedia que almacene los datos más usados, los que casi seguro necesitará el micro en la próxima operación que realice, se ahorrará mucho tiempo del tránsito y acceso a la lenta memoria RAM; esta es la segunda utilidad de la caché. Chips de memoria caché de una placa 486

Para los que tengan curiosidad por ver cómo es la caché (aunque en muchas ocasiones no resulta fácil de reconocer, por venir encapsulada en algún tipo de chip de control o toda junta en un único chip), aquí tienen una foto de unos chips de caché:

Qué es la memoria cahé y la BIOS?



El tamaño de la caché

Leído lo anterior, usted pensará: pues cuanto más grande, mejor. Cierto, pero no; o más bien, casi siempre sí. Aunque la caché sea de mayor velocidad que la RAM, si usamos una caché muy grande, el micro tardará un tiempo apreciable en encontrar el dato que necesita. Esto no sería muy importante si el dato estuviera allí, pero ¿y si no está? Entonces habrá perdido el tiempo, y tendrá que sumar ese tiempo perdido a lo que tarde en encontrarlo en la RAM.

Por tanto, la caché actúa como un resumen, una "chuleta" de los datos de la RAM, y todos sabemos que un resumen de 500 páginas no resulta nada útil. Se puede afirmar que, para usos normales, a partir de 1 MB (1024 Kb) la caché resulta ineficaz, e incluso pudiera llegar a ralentizar el funcionamiento del ordenador. El tamaño idóneo depende del de la RAM, y viene recogido en la siguiente tabla:

RAM (MB) Caché (Kb)

1 a 4 128 ó 256
4 a 12 256
12 a 32 512
más de 32 512 a 1024

Se debe hacer notar que muchos "chipsets" para Pentium, como los conocidos Intel "Tritón" VX o TX, no permiten cachear más de 64 MB de RAM; es decir, que a partir de esta cifra, ES COMO SI NO EXISTIERA CACHé EN ABSOLUTO (0 Kb!!).
Así que si necesita instalar más de 64 MB en una placa para Pentium, busque una placa que permita cachear más de esa cifra (como algunas -no todas- las que tienen chipsets "Tritón" HX).

¿Qué es... el chipset?

El "chipset" es el conjunto (set) de chips que se encargan de controlar determinadas funciones del ordenador, como la forma en que interacciona el microprocesador con la memoria o la caché, o el control de los puertos y slots ISA, PCI, AGP, USB...

bios


El chipset Intel FX ''Tritón''


Antiguamente estas funciones eran relativamente sencillas de realizar y el chipset apenas influía en el rendimiento del ordenador, por lo que el chipset era el último elemento al que se concedía importancia a la hora de comprar una placa base, si es que alguien se molestaba siquiera en informarse sobre la naturaleza del mismo. Pero los nuevos y muy complejos micros, junto con un muy amplio abanico de tecnologías en materia de memorias, caché y periféricos que aparecen y desaparecen casi de mes en mes, han hecho que la importancia del chipset crezca enormemente.

De la calidad y características del chipset dependerán:

* Obtener o no el máximo rendimiento del microprocesador.
* Las posibilidades de actualización del ordenador.
* El uso de ciertas tecnologías más avanzadas de memorias y periféricos.

Debe destacarse el hecho de que el uso de un buen chipset no implica que la placa base en conjunto sea de calidad. Como ejemplo, muchas placas con chipsets que darían soporte a enormes cantidades de memoria, 512 MB o más, no incluyen zócalos de memoria para más de 128 ó 256. O bien el caso de los puertos USB, cuyo soporte está previsto en la casi totalidad de los chipsets de los últimos dos años pero que hasta fecha reciente no han tenido los conectores necesarios en las placas base.

Trataremos sólo los chipsets para Pentium y superior, ya que el chipset de un 486 o inferior no es de mayor importancia (dentro de un límite razonable) por estar en general todos en un nivel similar de prestaciones y rendimiento, además de totalmente descatalogados. Tampoco trataremos todas las marcas, sino sólo las más conocidas o de más interés; de cualquier forma, muchas veces se encuentran chipsets aparentemente desconocidos que no son sino chipsets VIA, ALI o SIS bajo otra marca.
Chipsets para Pentium y Pentium MMX
De Intel (Tritones)

Fueron la primera (y muy exitosa) incursión de Intel en el mundo de los chipsets, mundo en el cual ha pasado de no fabricar prácticamente ninguno a tener un monopolio casi total, que es la forma en que a Intel le gusta hacer los negocios. Esto no resulta extraño, ya que nadie mejor que Intel conoce cómo sacar partido a sus microprocesadores; además, el resto de fabricantes dependen de la información técnica que les suministra Intel, que lo hace cuando y como quiere.

* 430 FX: el Tritón clásico, de apabullante éxito. Un chipset bastante apropiado para los Pentium "normales" (no MMX) con memorias tipo EDO. Hoy en día desfasado y descatalogado.
* 430 HX: el Tritón II, la opción profesional del anterior. Mucho más rápido y con soporte para placas duales (con 2 micros). Algo anticuado pero muy bueno.
* 430 VX: ¿el Tritón III? Más bien el 2.5; algo más lento que el HX, pero con soporte para memoria SDRAM. Se puede decir que es la revisión del FX, o bien que se sacó para que la gente no se asustara del precio del HX...
* 430 TX: el último chipset de Intel para placas Pentium (placas socket 7). Si queremos usar micros Intel y aplicaciones que se contenten con placas con 1 Pentium, la opción a elegir. Soporte MMX, SDRAM, UltraDMA... Un problema: si se le pone más de 64 MB de RAM, la caché deja de actuar; aunque más de 64 MB es mucha RAM.

Chipsets de Intel para Pentium y Pentium MMX


Concepto 430 FX 430 HX 430 VX 430 TX

Número CPUs máx. 1 2 1 1

RAM máxima 128 MB 512 MB 128 MB 256 MB

Tipos de RAM FPM, EDO(en FX y HX) FPM, EDO, SDRAM(en VX y TX)

RAM cacheable máxima 64 MB 512 MB 64 MB(en VX y TX)
(según placa,
no todas)

Caché L2 máxima 512 KB (en todos, FX, HX, VX y TX)

Velocidad bus máx. 66 MHz (en todos, FX, HX, VX y TX)

Puertos adicionales ----- USB(en HX y VX) UltraDMA y USB

Comentarios Desfasado No adecuados para micros no Intel de nueva generación
(no soportan AGP ni bus 100 MHz)(todos menos FX)


Lo más destacable de estos chipsets, su buen rendimiento, especialmente con micros Intel. Lo peor, su escaso soporte para micros no Intel, que en el campo socket 7 tienen desarrollos superiores a los de Intel, como los AMD K6 (normal y K6-2) o los Cyrix-IBM 6x86MX (M2), en general más avanzados que los Pentium y Pentium MMX.
De VIA (Apollos)

Unos chipsets bastante buenos, se caracterizan por tener soporte para casi todo lo imaginable (memorias SDRAM o BEDO, UltraDMA, USB...); su pelea está en la gama del HX o TX, aunque suelen ser algo más lentos que éstos al equiparlos con micros Intel, no así con micros de AMD o Cyrix-IBM.

Chipsets de VIA para Pentium y Pentium MMX


Concepto VP2 VPX VP3 MVP3

Número CPUs máx. 1 ( en todos)

RAM máxima 512 MB(en VP2 y VPX) 1 GB(en VP3 y MVP3)

Tipos de RAM FPM, EDO, BEDO, SDRAM(en VP2 y VPX) FPM, EDO, SDRAM(en VP3 y MVP3)

RAM cacheable máxima 512 MB (según placa, 512 MB ó 1 GB
no todas)(en VP2 y VPX) (según placa,
no todas)(en VP3 y MVP3)

Caché L2 máxima 2048 KB ( en todos)

Velocidad bus máx. 66 MHz 75 MHz 66 MHz 100 MHz

Puertos adicionales UltraDMA y USB(en VP2 y VPX) UltraDMA, USB y AGP(en VP3 y MVP3)

Comentarios No adecuados para micros no Intel Sin bus a 100 MHz Muy moderno,
de nueva generación (no soportan AGP con todos los avances
ni bus 100 MHz)(en VP2 y VPX)

informática


Chip VT82C597, uno de los dos que forman el chipset ''Apollo VP3''


Lo bueno de las placas con chipsets VIA es que siguen en el mercado socket 7, por lo que tienen soporte para todas las nuevas tecnologías como el AGP o los buses a 100 MHz, además de que su calidad suele ser intermedia-alta. En las placas con chipsets Intel hay un abanico muy amplio entre placas muy buenas y otras francamente malas, además de estar ya desfasadas (ningún chipset Intel para socket 7 soporta AGP, por ejemplo).

El último chipset de VIA para socket 7, el MPV3, ofrece todas las prestaciones del BX de Intel (excepto soporte para placas duales), configurando lo que se denomina una placa Super 7 (con AGP y bus a 100 MHz), que con un micro como el nuevo AMD K6-2 no tiene nada que envidiar a un equipo con Pentium II.
De ALI

Muy buenos chipsets, tienen soluciones tan avanzadas como el chipset para placas Super 7 "Aladdin V", que como el MPV3 de VIA resulta equiparable a todos los efectos al BX de Intel para placas Pentium II (bus a 100 MHz, AGP...); una fantástica elección para micros como el AMD K6-2.

Chipsets de ALI para Pentium y Pentium MMX

Concepto


M1521/M1523 (Aladdin III)


M1531/M15X3 (Aladdin IV-IV+)


M1541/M1543 (Aladdin V)

Número CPUs máx.


1

RAM máxima


1 GB

Tipos de RAM


FPM, EDO, SDRAM


FPM, EDO, SDRAM, PC100

RAM cacheable máxima


512 MB (según placa, no todas)

Caché L2 máxima


1 MB

Velocidad bus máx.


75 MHz


83,3 MHz


100 MHz

Puertos adicionales


USB


UltraDMA y USB


UltraDMA, USB y AGP

Comentarios


Apropiados para micros no Intel pero no de última generación (AMD K6-2) por carecer de bus a 100 MHz


Muy moderna, con todos los avances
De SiS

Como los anteriores, sus capacidades son avanzadas, aunque su velocidad sea a veces algo más reducida que en los de Intel. Resultan recomendables para su uso junto a chips compatibles Intel como el K6 de AMD o el 6x86MX (M2) de Cyrix-IBM, aunque desgraciadamente no soportan por ahora el bus a 100 MHz del nuevo K6-2.

Chipsets de SIS para Pentium y Pentium MMX

Concepto


5597/5598


5581/5582


5591/5592

Número CPUs máx.


1

RAM máxima


384 MB


768 MB

Tipos de RAM


FPM, EDO, SDRAM

RAM cacheable máxima


128 MB


256 MB

Caché L2 máxima


512 KB


1 MB

Velocidad bus máx.


75 MHz


83 MHz

Puertos adicionales


UltraDMA, USB y SVGA integrada


UltraDMA y USB


UltraDMA, USB y AGP

Comentarios


Apropiados para micros no Intel (especialmente Cyrix) pero no los de última generación (AMD K6-2) por carecer de bus a 100 MHz
Chipsets para Pentium II y Celeron
De Intel

A decir verdad, aún sin competencia seria, lo que no es de extrañar teniendo el Pentium II sólo un añito... y siendo de Intel. Son bastante avanzados, excepto el anticuado 440 FX (que no es propiamente un chipset para Pentium II, sino más bien para el extinto Pentium Pro) y el barato EX, basado en el LX pero con casi todas las capacidades reducidas.

Chipsets de Intel para Pentium II y Celeron

Concepto


440 FX


440 LX


440 BX


440 EX

Número CPUs máx.


2


1

RAM máxima


512 MB


1 GB EDO ó 512 MB SDRAM


1 GB


256 MB

Tipos de RAM


FPM, EDO


FPM, EDO, SDRAM


SDRAM y PC100 SDRAM


FPM, EDO, SDRAM

RAM cacheable máxima




No aplicable (dentro del microprocesador, tamaño fijo)

Caché L2 máxima

Velocidad bus máx.


66 MHz


100 MHz


66 MHz

Puertos adicionales


UltraDMA y USB


UltraDMA, USB y AGP

Comentarios


Desfasado








Apropiado sólo para Celeron
De otras marcas

No son demasiados, pero los que hay tienen todas las capacidades que hacen falta en una placa Pentium II. El problema con el que se encuentran no es su falta de eficacia, ya que aunque los de Intel están algo más rodados, el rendimiento es muy similar; pero el hecho de que durante un año la gente sólo haya oído hablar de FX, LX, BX y EX hace difícil que entren en un mercado donde Intel tiene un monopolio absoluto.

Chipsets de otras marcas para Pentium II y Celeron

Concepto


VIA Apollo Pro


ALI Aladdin Pro II M1621/M15X3


SIS 5601

Número CPUs máx.


1 ó más dependiendo de la placa








?

RAM máxima


1 GB


1 GB SDRAM ó 2 GB FPM o EDO

Tipos de RAM


FPM, EDO, SDRAM, PC100 SDRAM

RAM cacheable máxima


No aplicable (dentro del microprocesador, tamaño fijo)

Caché L2 máxima

Velocidad bus máx.


100 MHz

Puertos adicionales


UltraDMA, USB y AGP

Comentarios


Muy avanzados, equivalentes al Intel BX


En proyecto
Glosario de términos relacionados

Resulta muy bonito saber que el chipset soporta esto o aquello, pero si saber qué es esto o aquello no vamos a ningún lado. Los términos más importantes a conocer son:

* AGP: un tipo de puerto o slot especializado para gráficos 3D.
* Bus (del sistema): el canal por el que se comunica el micro con la memoria y habitualmente con la caché L2. Cuanto más ancho sea, mejor, especialmente para micros muy rápidos.
* Caché L2: la caché secundaria o de nivel 2 (level 2). Es la memoria caché externa, que acelera el rendimiento del ordenador; cuanta más memoria RAM tengamos, más caché necesitaremos (por ejemplo, unos 512 KB para 32 MB de RAM).
* PC100: el tipo normalizado de memoria SDRAM de 100 MHz.
* RAM cacheable: la cantidad de RAM máxima que es capaz de manejar la caché. Si superamos esta cifra es como si no tuviéramos memoria caché.
* UltraDMA: una tecnología para los discos duros IDE modernos que la soportan que eleva la transferencia teórica de datos hasta 33,3 MB/s.
* USB: un tipo de puerto moderno para conectar dispositivos externos de velocidad media-baja, con la ventaja de ser universal (el mismo para todos) y poderse conectar en cadena unos a otros.

La elección del chipset

Chipset y placa base forman un conjunto indisoluble y de la máxima importancia, por lo que su compra debe estar acompañada de una cierta reflexión. Lo primero es recordar que un buen chipset sólo no hace una buena placa; si encontramos dos placas con el mismo chipset pero una cuesta el doble que la otra, por algo será (aunque a veces ese algo es simplemente la marca de la placa, por ejemplo las placas Intel, que en general no son tan avanzadas como las Asus, Iwill o Gigabyte pero que cuestan lo mismo o más que éstas...)

Así mismo, una placa debe ser comprada pensando en el futuro. Por ejemplo, si vamos a comprar una para Pentium II, merece la pena comprar una con un chipset capaz de trabajar a 100 MHz de bus (una Intel BX, Apollo Pro o Aladdin Pro II), con lo que podremos ampliarla en el futuro a micros a 350 MHz o más, cosa que no podremos hacer si compramos una LX, por ejemplo.

No se obsesione con el Intel Inside. No es que le tenga una manía especial a Intel, y si la tuviera, me la aguantaría; se trata de que mucha gente prefiere dejarse llevar por el atractivo de una marca sin informarse de las características de lo que compra. Por ejemplo, si bien el chipset BX de Intel para Pentium II es aún el mejor de su categoría, en el campo socket 7 los mejores desarrollos no son de Intel, que lo ha abandonado a favor del campo Pentium II. Por ello, comprarse una placa TX ahora sería un error, no porque sea Intel sino porque ese chipset está anticuado (aunque hace unos meses era probablemente el mejor de su categoría); y lo mismo pasa con el EX, que es mucho peor que los Apollo Pro o Aladdin Pro II.

Y por último, estudie bien la compra. Puede ser que el chipset admita mucha memoria, pero que la placa tenga pocos zócalos para instalarla; o que estemos comprando una placa base o un ordenador de segunda mano, y realmente nos importe más que la memoria sea suficiente y fácilmente ampliable (EDO mejor que FPM, con zócalos vacíos...) que el hecho de que tenga un chipset sin AGP o sin AGP ni UltraDMA, cuando puede que no vayamos a usar uno ni otro.


La caché interna o L1

La caché a la que nos hemos referido hasta ahora es la llamada "caché externa" o de segundo nivel (L2). Existe otra, cuyo principio básico es el mismo, pero que está incluida en el interior del micro; de ahí lo de interna, o de primer nivel (L1).

Esta caché funciona como la externa, sólo que está más cerca del micro, es más rápida y más cara, además de complicar el diseño del micro, por lo que su tamaño se mide en pocas decenas de kilobytes. Se incorporó por primera vez en los micros 486, y por aquel entonces era de 8 Kb (aunque algunos 486 de Cyrix tenían sólo 1 Kb). Hoy en día se utilizan 32 ó 64 Kb, aunque seguro que pronto alguien superará esta cifra.

La importancia de esta caché es fundamental; por ejemplo, los Pentium MMX son más rápidos que los Pentium normales en aplicaciones no optimizadas para MMX, gracias a tener el doble de caché interna. A decir verdad, la eficacia de la "optimización MMX" de aplicaciones como Microsoft Office, está por ver...


La caché de los Pentium II/III y Celeron

Puede que haya oido hablar de que los Pentium II y Pentium III (y su antecesor el extinto Pentium Pro) tienen 512 Kb de caché interna; esto es inexacto, cuando no una "confusión interesada" por parte de Intel y los vendedores. Los Pentium II y III tienen 32 Kb de caché interna, y 512 Kb de caché dentro del cartucho SEC pero externa al encapsulado del microchip.

Este contrasentido se explica si se ve un Pentium II "destripado" como éste:

memoria ram


Dentro de la gran carcasa negra encontramos una placa de circuito en la que va soldado el micro en sí (en el centro de la imagen), junto con varios chips que forman la caché, externa a lo que es propiamente el micro. Sin embargo, esta caché funciona a una frecuencia que es la mitad de la del micro (es decir, a 133, 150 MHz o más), mientras que la caché externa clásica funciona a la de la placa base (de 50 a 66 MHz en los Pentium y 100 MHz en los AMD K6-2).

Los que casi pueden presumir de tener una gran caché interna son los micros más modernos: Pentium III Coppermine, Celeron Mendocino (no los antiguos Celeron, que carecían de caché L2 en absoluto) y AMD Athlon Thunderbird y Duron. Estos micros tienen la caché L2 integrada en el propio encapsulado del micro y la hacen funcionar a la misma velocidad que éste, de forma que no llega a ser tan rápida como la caché L1 pero sí lo bastante como para ser más rápidos que los modelos con caché externa, pese a tener la mitad o menos de caché.

Digamos, en fin, que los Pentium II y los primeros Pentium III y Celeron tienen una caché interna y una semi-externa, lo cual no es poco mérito en absoluto; pero las cosas son como son, mal que le pese a los magos de la publicidad.

La caché interna o L1

La caché a la que nos hemos referido hasta ahora es la llamada "caché externa" o de segundo nivel (L2). Existe otra, cuyo principio básico es el mismo, pero que está incluida en el interior del micro; de ahí lo de interna, o de primer nivel (L1).

Esta caché funciona como la externa, sólo que está más cerca del micro, es más rápida y más cara, además de complicar el diseño del micro, por lo que su tamaño se mide en pocas decenas de kilobytes. Se incorporó por primera vez en los micros 486, y por aquel entonces era de 8 Kb (aunque algunos 486 de Cyrix tenían sólo 1 Kb). Hoy en día se utilizan 32 ó 64 Kb, aunque seguro que pronto alguien superará esta cifra.

La importancia de esta caché es fundamental; por ejemplo, los Pentium MMX son más rápidos que los Pentium normales en aplicaciones no optimizadas para MMX, gracias a tener el doble de caché interna. A decir verdad, la eficacia de la "optimización MMX" de aplicaciones como Microsoft Office, está por ver...


La caché de los Pentium II/III y Celeron

Puede que haya oido hablar de que los Pentium II y Pentium III (y su antecesor el extinto Pentium Pro) tienen 512 Kb de caché interna; esto es inexacto, cuando no una "confusión interesada" por parte de Intel y los vendedores. Los Pentium II y III tienen 32 Kb de caché interna, y 512 Kb de caché dentro del cartucho SEC pero externa al encapsulado del microchip.

Este contrasentido se explica si se ve un Pentium II "destripado" como éste:
Pentium II en toda su interioridad

Dentro de la gran carcasa negra encontramos una placa de circuito en la que va soldado el micro en sí (en el centro de la imagen), junto con varios chips que forman la caché, externa a lo que es propiamente el micro. Sin embargo, esta caché funciona a una frecuencia que es la mitad de la del micro (es decir, a 133, 150 MHz o más), mientras que la caché externa clásica funciona a la de la placa base (de 50 a 66 MHz en los Pentium y 100 MHz en los AMD K6-2).

Los que casi pueden presumir de tener una gran caché interna son los micros más modernos: Pentium III Coppermine, Celeron Mendocino (no los antiguos Celeron, que carecían de caché L2 en absoluto) y AMD Athlon Thunderbird y Duron. Estos micros tienen la caché L2 integrada en el propio encapsulado del micro y la hacen funcionar a la misma velocidad que éste, de forma que no llega a ser tan rápida como la caché L1 pero sí lo bastante como para ser más rápidos que los modelos con caché externa, pese a tener la mitad o menos de caché.

Digamos, en fin, que los Pentium II y los primeros Pentium III y Celeron tienen una caché interna y una semi-externa, lo cual no es poco mérito en absoluto; pero las cosas son como son, mal que le pese a los magos de la publicidad.

Sobre cachés falsas y tramposos

Como ya dijimos, la caché es un bien preciado, y preciado en bastantes pesetas. Por ello, la natural codicia de ciertos personajes les ha llevado a fabricar placas base con chips de caché de vulgar plástico sólido, método que puede enriquecerles en unas 2.000 pesetas por placa y reducir el rendimiento del ordenador de un 5 a un 10%.

Este fenómeno tuvo su auge con las placas base para 486, aunque no se puede asegurar que esté totalmente erradicado. Desgraciadamente, hay pocos métodos para saber si un chip de caché es bueno o falso, y casi ninguno se basa en la observación directa (como no sea por radiografía). Los medios principales para detectar el fraude son:

* observar chips sumamente burdos y mal rematados, con bordes de plástico y serigrafiados de baja calidad (suponiendo que sepa identificar el o los chips de caché, lo cual puede ser difícil);
* utilizar alguna herramienta de diagnóstico por software que detecte la presencia o ausencia de caché.

Sobre estos programas de diagnóstico, cabe comentar que no son infalibles, por lo que si alguno no detecta la caché conviene probar con otro (pero conque uno la detecte, es casi seguro que es auténtica). Además, pueden fallar con ciertos tipos muy rápidos y modernos de caché, por lo que no suele servir el mismo programa para la placa de un 486 y la de un Pentium. Algunos de estos programas (para placas 486, que suelen ser las más falsificadas) se pueden encontrar en Internet.

Si usted acaba convencido de que su placa tiene una caché falsa (aunque si se trata de una para Pentium puede llevarle su tiempo), lo mejor que puede hacer es no volver a comprar en la tienda donde la adquirió o, si tiene tiempo y ganas, irse a quejar. No es probable que le hagan caso, pero ¡que le oigan! (Y si les engañó su proveedor, no es excusa, sino falta de profesionalidad.)

Tecnologías usadas en la caché

Aunque en general no se puede elegir qué memoria caché adquirir con el ordenador, puesto que se vende conjuntamente con la placa base (o con el micro, si es un Pentium II, un Pentium III o un Mendocino), conviene tener claros unos cuantos conceptos por si se diera el caso de tener varias opciones a nuestra disposición.

Ante todo, el tipo de memoria empleada para fabricar la caché es uno de los factores más importantes. Suele ser memoria de un tipo muy rápido (como por ejemplo SRAM o SDRAM) y con características especiales, como burst pipeline: transmitir datos "a ráfagas" (burst).

La velocidad de la caché influye en su rendimiento, como es obvio. Las cachés se mueven en torno a los 10 nanosegundos (ns) de velocidad de refresco; es decir, que cada 10 ns pueden admitir una nueva serie de datos. Por tanto, a menor tiempo de refresco, mayor velocidad.

Actualizar la memoria RAM

Antiguamente, resultaba casi impensable aumentar la cantidad de memoria RAM como no fuera en 2 ó 4 megas, y eso a costa de dejarse la cartera en el intento, ya que la memoria costaba más de 5.000 pts el mega. Sin embargo, con los precios actuales, de 250 pts/MB o menos, cualquiera puede pensar en añadir 32 ó 64 MB a su ordenador fácilmente.

Ante todo, tenga en cuenta que actualizar la memoria de un ordenador muy antiguo como un 8086, un 286 ó muchos 386 SX resulta casi imposible; en estos ordenadores la memoria o no es ampliable (por venir soldada en placa o no tener ranuras para ampliarla) o no se fabrica desde hace años la que sería necesaria.

Por cierto: casi todos los ordenadores de marca usan memorias especiales, independientemente de si son 386, 486... En esos casos, vaya al fabricante (que le pedirá muchííísimo dinero) o compre memorias compatibles de algún especialista como Crucial, Kingston o Mushkin. Esta desgracia se cumple para la mayoría de los ordenadores de marca, excepto los modernos tipo Pentium o superiores.



En cuanto a los que sí podrá actualizar por su cuenta, se dará cuenta pronto de que existe una serie de normas a seguir algo extensa, que a decir verdad no siempre se cumple. Los pasos que deberá seguir son:

1.- Identificar el tipo de memoria que utiliza su ordenador. La fuente más apropiada de información a este respecto es el manual de la placa base, aunque en general:

MICROPROCESADOR MEMORIA TÍPICA NOTAS

386 DRAM o FPM en módulos SIMM de 30 Memoria difícil de encontrar,
contactos, de unos 100 u 80 ns actualización poco interesante

486 lentos FPM en módulos SIMM de 30 contactos, Típico de DX-33 o velocidades inferiores
de 80 ó 70 ns

486 rápidos FPM en módulos SIMM de 72 contactos, Típico de DX2-66 o superiores y
Pentium lentos de 70 ó 60 ns, a veces junto a módulos Pentium 60 ó 66 MHz
de 30 contactos

Pentium FPM o EDO en módulos SIMM de 72 --------------
contactos, de 70 ó 60 ns

Pentium MMX EDO en módulos SIMM de 72 contactos, --------------
AMD K6 de 60 ó 50 ns

Celeron SDRAM de 66 MHz en módulos DIMM Suelen admitir también PC100 o
Pentium II hasta 350 MHz de 168 contactos, de menos de 20 ns PC133; también en algunos K6-2

Pentium II 350 MHz o más SDRAM de 100 MHz (PC100) en Aún muy utilizada; suelen admitir
Pentium III módulos DIMM de 168 contactos, de también PC133
AMD K6-2 menos de 10 ns
AMD K6-III
AMD K7 Athlon

Pentium III Coppermine SDRAM de 133 MHz (PC133) en La memoria más utilizada en la
(de 533 MHz o más) módulos DIMM de 168 contactos, de actualidad
AMD K7 Athlon menos de 8 ns
AMD Duron

Algunas placas base admiten más de un tipo de memoria, pero en general mezclar dos tipos o velocidades distintos de memoria es una garantía de incompatibilidades y problemas; incluso dos módulos iguales de distinta marca (¡e incluso de distinta remesa!!) no tienen por qué ser compatibles, especialmente cuando se trata de marcas de no demasiada calidad...

...aunque tampoco se asuste, muchas veces mezclar velocidades o marcas distintas, e incluso mezclar los tipos FPM y EDO, no da problemas, especialmente en las placas base modernas; pero por si acaso busque siempre memorias lo más parecidas posible.



2.- Una vez leído el manual de la placa base, no se fíe y compruebe qué tipo de memoria hay en realidad en su ordenador. Para ello, desconéctelo, ábralo, descárguese de electricidad estática y observe la placa.

Los zócalos SIMM suelen ser blancos y de unos 10,5 cm (los de 30 contactos más cortos, unos 8,5 cm) y los DIMM negros y muy largos (unos 13 cm).

En cuanto a los módulos en sí, la velocidad se suele indicar sobre los chips de memoria, mediante un número o dos al final del serigrafiado que indica los nanosegundos (ns), como "-7" o "-07" (curiosamente, rara vez "-70" para 70 ns, o "-6" para 60 ns. Por ejemplo, el chip de la imagen de abajo pertenece a un módulo de SDRAM de 10 ns.

información.


Esto es también aplicable a los chips de caché (que después de todo no es más que memoria rápida con una finalidad determinada); por ejemplo, abajo están dos chips de memoria caché de 15 ns.

caché


Y, finalmente, algunos chips de memoria (especialmente del tipo SDRAM) llevan escrita no la velocidad de refresco (60 ns, 50 ns...) sino la velocidad máxima en MHz que pueden alcanzar sin problemas (100 MHz o 133 MHz son los valores más comunes hoy en día).

En cuanto a diferenciar memoria EDO de FPM, principalmente observe los mensajes de la BIOS al arrancar, especialmente durante el test de memoria, o entre dentro de la misma y observe si encuentra mensajes del tipo "EDO DRAM in banks 0,1" o bien "No EDO DRAM present".



3.- Ahora que sabe qué tipo de memoria admite su ordenador, elija la configuración de la memoria a añadir. Esto quiere decir que:

* Si se trata de un 386 o un 486 con SIMMs de 30 contactos, casi seguro que los módulos tendrán que ir de 4 en 4 iguales, por lo que si tiene 4 MB en forma de 4 módulos de 1 MB y dispone de 8 zócalos, sólo podrá conseguir 5 MB (añadir 4 módulos de 256 Kb), 8 MB (añadir 4 módulos de 1 MB) o 20 MB (añadir 4 módulos de 4 MB). Para cualquier otra combinación tendrá que tirar sus módulos viejos.
* Si se trata de un Pentium con SIMMs de 72 contactos, casi seguro que los módulos tendrán que ir de 2 en 2 iguales, por lo que si tiene 8 MB en forma de 2 módulos de 4 MB y dispone de 4 zócalos, sólo podrá conseguir 16 MB (añadir 2 módulos de 4 MB), 24 MB (añadir 2 módulos de 8 MB) o 40 MB (añadir 2 módulos de 16 MB). Para cualquier otra combinación tendrá que tirar sus módulos viejos.
* Si se trata de un 486 o Pentium con SIMMs de 72 contactos, o de DIMMs de 168 contactos (Pentium II, III...), los módulos pueden ir de 1 en 1, lo que le dará más posibilidades.

Esto de colocar los módulos en ciertos grupos se llama completar los bancos de memoria. En algunas placas hay más libertad (en una que tuve de 486, por ejemplo, permitía colocarlos de cualquier tamaño y en cualquier orden), pero esto es tan raro como no tener problemas mezclando tipos o velocidades distintos. Lea el manual de la placa atentamente para las combinaciones admisibles, no siempre todas las teóricas son utilizables.

Indudablemente, siempre es mejor pasarse que quedarse corto; si tiene un Pentium con 8 MB, en 2 módulos de 4 MB, que se arrastra en Windows de mala manera por falta de memoria, no le ponga otros 2 módulos de 4 MB para llegar a unos escasos 16 MB, ponga 2 de 8 para llegar a 24 MB (o incluso llegue hasta 40 MB; puede que no sea tan barato si la memoria es algo antigua, pero el aumento de rendimiento casi siempre lo merece).



4.- Compre la nueva memoria. Recuerde: mismo tipo (FPM, EDO, SDRAM), mismo conector (SIMM de 30 contactos, SIMM de 72, DIMM de 168), preferiblemente misma velocidad o más rápida (80, 70, 60, 50, 20... ns) e incluso si puede misma marca que la antigua. En cuanto a marcas, las hay mejores que otras, como las Micron, Kingston, HP, Samsung... si le suena la marca, puede que sea mejor que otra. Sin embargo, yo he visto memorias de marca fallar en placas donde memorias genéricas "Made in Taiwan" funcionaban a la perfección; para esto no existe más regla fija que la Ley de Murphy.



5.- Proceda a instalar la memoria. Para ello, desconecte, descárguese, abra la caja, y aparte, desconecte o desinstale todo lo que le moleste el acceso a los zócalos. Mire el serigrafiado y/o el manual para encontrar cuál es el extremo del pin número 1 (indicado por un pequeño 1 o por un punto o flecha) y cuál el final (el del pin 30, 72 o 168).



6.- El proceso de introducir el módulo depende de su tipo:

* SIMM de 30 contactos: entran en posición vertical, formando 90º con la placa base, y se insertan por pura presión. Resulta fundamental estar seguro de que no lo estamos introduciendo del revés, para lo cual los zócalos suelen ser ligeramente asimétricos, con unos salientes para no equivocarnos, además de tener marcada la posición del pin 1.
* SIMM de 72 contactos: se insertan en posición inclinada unos 45º respecto de la placa, y seguidamente se enderezan hasta formar 90º con la placa, tras lo cual quedan atrapados por unas presillas en los extremos. Resulta asimismo importante no equivocar la orientación.
* DIMM de 168 contactos: se insertan de manera vertical, como los SIMM de 30 contactos. Tienen dos muescas para no equivocar su orientación, como se observa en la siguiente foto (el módulo no está introducido del todo, ojo):

chipsets



7.- Una vez instalada físicamente, verifique el funcionamiento de la memoria. Primero, asegúrese de que la BIOS la reconoce, tanto en el test de arranque como en los menús de la misma; para entrar en la BIOS, quizá se haga pulsando la tecla "Supr" ("Del". No se preocupe si el recuento de memoria de una o ambas pruebas indica algo menos, como 23.936 Kb en vez de 24.576 Kb (24 MB, 24 "megas", esto no significa que la memoria sea defectuosa en absoluto. Sin embargo, en ambos casos debe estar cerca de la cifra real, ¡nada de 16 MB cuando ha instalado 32!!

Si esto está bien, pruebe a arrancar y usar algunos programas, además de su sistema operativo e interfaz gráfica favoritos. A estos efectos, Windows es mucho más exquisito que el viejo, adorable y tolerante DOS, así que haga las pruebas sobre él. Si haciendo el trabajo habitual nada falla más de lo normal, ¡felicidades!! Ya ha actualizado la memoria con éxito.


Problemas y soluciones

Instalar memoria nueva en un ordenador puede llegar a ser una fuente importante de dolores de cabeza, no por la complicación de la operación, que es sencillísima, sino por multitud de pequeños problemas e incompatibilidades que en ocasiones ni siquiera tienen un motivo identificable.
No tengo ranuras libres!!

Pues tendrá que tirar o vender de segunda mano parte de la memoria que tiene actualmente; a los precios a los que se ha puesto la memoria, no debería ser un trastorno tan grave.

Si va a sustituir toda la memoria, aproveche para optimizarla un poco; es decir, que si actualmente la memoria es FPM de 70 ns instale la nueva de 60 ns, o si es EDO de 60 ns instale de 50 ns. Eso sí, siempre que su placa no indique la necesidad de usar memoria de una velocidad específica (generalmente, y mientras no mezclemos velocidades distintas, poner memoria más rápida no es problema; ponerla más lenta sí).
No encuentro memoria apropiada!!

Sí, a veces cuesta bastante. Los SIMM de 30 contactos, sobre todo de bajas velocidades (es decir, de tiempos de espera altos, de 100 u 80 ns), son especialmente difíciles de encontrar y en casi ningún caso serán nuevos. Asimismo, encontrar módulos FPM o EDO lentos puede llevar un cierto tiempo, aunque en este caso no se debería desesperar.

Una buena solución (y económica) para encontrar memoria antigua es comprarla de segunda mano a través de sitios web especializados de Internet, como www.mercadolibre.com o www.ibazar.es. Aunque tomando las lógicas precauciones, claro...

En cuanto a la memoria de marca, a veces le dirán en el fabricante que ya no se fabrica o no sabrá encontrar un distribuidor de memorias compatibles. Pruebe a buscar en Internet (Crucial, Mushkin o Kingston, por ejemplo); y para ayudarle, el último teléfono de Kingston que tengo es el 900-984-488.

De cualquier modo, si se desespera y decide comprar memoria de diferente velocidad o tipo, sustitúyala por la ya instalada. Si mezcla distintos tipos o velocidades se la está jugando; le doy un 75% de probabilidades de fracasar, aunque si su placa base es avanzada y tolerante con estos temas, ¿quién sabe?
El ordenador no arranca (o pita)!!, o
Salen fallos al ejecutar programas!!

Puede que acabe de descubrir lo que es una incompatibilidad de memoria (o que un módulo es defectuoso, pero esto es mucho más improbable). Le recomiendo que:

* Verifique si ha instalado físicamente bien la memoria.
* Verifique si es del tipo y velocidad adecuados.
* Verifique, manual de la placa en mano, si está en el zócalo adecuado y si es una combinación de módulos posible.
* Intercambie los módulos entre sí; pruebe sólo con unos, luego con otros, luego todos.
* Pruebe con otras memorias.
* ¿De verdad ha comprobado todo hasta aquí? ¡Pues vuelva a hacerlo!!
* Déjelo. Llévelo a una tienda especializada.

Sospecha que un módulo es defectuoso...

Pues el primer paso para saberlo es que todo esté bien cuando ese módulo no está, y mal con él puesto. Mire además si falla el test de memoria de la BIOS; también puede usar el parámetro "/TESTMEM:ON" junto con el HIMEM.SYS en su archivo CONFIG.SYS (si no sabe de qué demonios hablo, revise sus conocimientos de DOS).

Y para los manitas, un método estupendo: cree una unidad de disco RAM lo mayor posible (con RAMDRIVE.SYS), y haga una verificación de superficie de dicha unidad con el SCANDISK, preferiblemente desde DOS, para que la unidad RAM sea lo mayor posible. La verificará como si fuera un disco duro defectuoso (sólo que en vez de media hora tardará 1 ó 2 segundos).

El último parámetro que influye en las cachés es la forma de escribir los datos en ellas. Esto se suele seleccionar en la BIOS, bien a mano o dejando que lo haga el ordenador automáticamente; las dos formas principales son:

* Write-Througth: impronunciable término que indica el modo clásico de trabajo de la caché;
* Write-Back: un modo más moderno y eficaz de gestionar la caché.

¿Qué es... la BIOS?


BIOS: "Basic Input-Output System", sistema básico de entrada-salida. Programa incorporado en un chip de la placa base que se encarga de realizar las funciones básicas de manejo y configuración del ordenador.

Qué es la memoria cahé y la BIOS?


Bueno, ya está. ¿Cómo, que es poco? Bueeno... para los exigentes, algunas explicaciones adicionales:

Cuando encendemos el ordenador, el sistema operativo se encuentra o bien en el disco duro o bien en un disquete; sin embargo, si se supone que es el sistema operativo el que debe dar soporte para estos dispositivos, ¿cómo demonios podría hacerlo si aún no está cargado en memoria?

Lo que es más: ¿cómo sabe el ordenador que tiene un disco duro (o varios)? ¿Y la disquetera? ¿Cómo y donde guarda esos datos, junto con el tipo de memoria y caché o algo tan sencillo pero importante como la fecha y la hora? Pues para todo esto está la BIOS.

Resulta evidente que la BIOS debe poderse modificar para alterar estos datos (al añadir un disco duro o cambiar al horario de verano, por ejemplo); por ello las BIOS se implementan en memoria. Pero además debe mantenerse cuando apaguemos el ordenador, pues no tendría sentido tener que introducir todos los datos en cada arranque; por eso se usan memorias especiales, que no se borran al apagar el ordenador: memorias tipo CMOS, por lo que muchas veces el programa que modifica la BIOS se denomina "CMOS Setup".

En realidad, estas memorias sí se borran al faltarles la electricidad; lo que ocurre es que consumen tan poco que pueden ser mantenidas durante años con una simple pila, en ocasiones de las de botón (como las de los relojes). Esta pila (en realidad un acumulador) se recarga cuando el ordenador está encendido, aunque al final fenece, como todos...


Entrando en la BIOS


Ante todo, conózcanse. La BIOS es la responsable de la mayoría de esos extraños mensajes que surgen al encender el ordenador, justo antes del "Iniciando MS-DOS" o bien Windows 95, NT, Linux, OS/2 o lo que sea. La secuencia típica en que aparecen (eso sí, muy rápido) suele ser:

* Primero los mensajes de la BIOS de la tarjeta gráfica (sí, las tarjetas gráficas suelen tener su propia BIOS, ¿passa algo?).
* El nombre del fabricante de la BIOS y el número de versión.
* El tipo de microprocesador y su velocidad.
* La revisión de la memoria RAM y su tamaño.
* Un mensaje indicando cómo acceder a la BIOS ("Press Del to enter CMOS Setup" o algo similar); volveremos sobre esto).
* Mensajes de otros dispositivos, habitualmente el disco duro.

Todo esto sucede en apenas unos segundos; a veces, si el monitor está frío y tarda en encender, resulta casi imposible verlos, no digamos leerlos, así que ármese de valor y reinicie varias veces, ¡pero no a lo bestia! Espere a que termine de arrancar el ordenador cada vez y use mejor el Ctrl-Alt-Del (es decir, pulsar a la vez y en este orden las teclas "Ctrl", "Alt" y "Del" -el "Supr" de los teclados en español-) que el botón de "Reset". Es más, si tiene un sistema operativo avanzado como OS/2, Linux, Windows 9x o NT, debe hacerlo mediante la opción de reiniciar del menú correspondiente, generalmente el de apagar el sistema (o con la orden "reboot" en Linux).

Bien, el caso es que al conjunto de esos mensajes se le denomina POST (Power-On Self Test, literalmente autotesteo de encendido), y debe servirnos para verificar que no existen mensajes de error, para ver si, grosso modo, la cantidad de memoria corresponde a la que debería (puede que sean unos pocos cientos de bytes menos, eso es normal y no es un error, es que se usan para otras tareas) y para averiguar cómo se entra en la BIOS.

Generalmente se hará mediante la pulsación de ciertas teclas al arrancar, mientras salen esos mensajes. Uno de los métodos más comunes es pulsar "Del", aunque en otras se usa el "F1", el "Esc" u otra combinación de teclas (Alt-Esc, Alt-F1...). Existen decenas de métodos, así que no le queda más remedio que estar atento a la pantalla o buscar en el manual de su placa o en el sitio web del fabricante de la BIOS.

Por cierto, es bastante raro que un fabricante de placas base sea su propio suministrador de BIOS, en general todas provienen de apenas un puñado de fabricantes: Award, AMI, Phoenix y pocos más.


Manejo básico de la BIOS


Bien, ya entró en la BIOS. ¿Y ahora, qué? Bueno, depende de su BIOS en concreto. Las BIOS clásicas se manejan con el teclado, típicamente con los cursores y las teclas de Intro ("Enter", "Esc" y la barra espaciadora, aunque también existen BIOS gráficas, las llamadas WinBIOS, que se manejan con el ratón en un entorno de ventanas, lo cual no tiene muchas ventajas pero es mucho más bonito.

La pantalla principal de una BIOS clásica es algo así:

bios


Mientras que la de una WinBIOS tiene este aspecto:

informática

Como se ve, casi la totalidad de las BIOS vienen en inglés, y aunque algunas de las más modernas permiten cambiar este idioma por el español, conviene que sepa algo de inglés o que se ayude de alguien que lo entienda. De cualquier modo, observamos que existen varios apartados comunes a todas las BIOS:

* Configuración básica, llamado generalmente "Standard CMOS Setup" o bien "Standard Setup".
* Opciones de la BIOS, llamado "BIOS Features Setup" o "Advanced Setup".
* Configuración avanzada y del chipset, "Chipset Features Setup".
* Otras utilidades, en uno o varios apartados (autoconfiguración de la BIOS, manejo de PCI, introducción de contraseñas -passwords-, autodetección de discos duros...).

Pulse en las imágenes sobre los apartados que le interesen o siga leyendo para una explicación en profundidad uno por uno. Los ejemplos corresponderán a BIOS clásicas de las que se manejan por teclado, aunque sirven perfectamente para BIOS gráficas, que sólo añaden más colorido a las operaciones.

Tenga en cuenta que JUGAR CON LA BIOS PUEDE SER REALMENTE PELIGROSO para su ordenador, así que COPIE LA CONFIGURACIÓN ACTUAL en unos folios antes de tocar nada, e incluso si no piensa hacer modificaciones; nunca se sabe, recuerde la Ley de Murphy...

Y por supuesto, aunque los consejos que se darán sirven para la mayoría de los casos, nadie mejor que el fabricante para hablar de su propio producto, así que léase en profundidad el manual de su placa base y téngalo a mano. Si no se lo entregaron con el ordenador, mal asunto. Intente que se lo den o que le hagan una copia, aunque si se trata de un ordenador de marca a veces es casi imposible; miedo a que les copien sus secretos o afán de tener al usuario atado a su servicio técnico, vaya usted a saber...

Por cierto, para salir de un menú se suele usar la tecla "Esc"; además, ningún cambio queda grabado hasta que no se lo indicamos al ordenador al salir de la BIOS (lo cual es un consuelo para los manazas).


Bueno amigos eso es todo, espero que esta información les halla sido útil y se puedan haber instruido un poco más con algunos temas importantes para entender un poco más y darse cuenta de lo que uno no sabe.

6 comentarios - Qué es la memoria cahé y la BIOS?

@martinvd
Qué es la memoria cahé y la BIOS?

la verdad ni idea q es la memoria cahé jajajaj
@Dj_Orbeat
martinvd dijo:
Qué es la memoria cahé y la BIOS?

la verdad ni idea q es la memoria cahé jajajaj

sera un nuevo estandar???
@FLASHGSL
Jajaj, igualmente muy buena info!!!

Saludos.
@dyanna1505
ya se que este post es de hace dos años!!! pero por dios!! jjajaja deberian de actualizarlo!!! jajajaja
@axlito
Y como podemos flashear Bios o eeprom con cosas que tengamos en casa para asi no comprar el willem?
@leandro_lede
noooo dios mio si este post es solo de hace 4 años xq tiene información tan antigua??? Cristóbal Colón usaba estas maquinas jeeje