el significado de tu nombre

http://www.tuparada.com/nombres/

el de tu apellido

http://www.misapellidos.com/buscar.phtml?letra=S&tip=apellido

Soñar con Serpiente
Soñar serpientes o víboras no solamente es desagradable, sino por lo general presagio de problemas provocados por la mentira, el engaño, la traición o el sexo, dependiendo de cómo se les sueñe.
Soñar que una serpiente ataca y se enreda en el cuerpo del soñante puede significar que está siendo víctima de intrigas y que pronto sufrirá ataques de enemigos, todo lo cual puede termina en prisión para el soñante (muchos de esos problemas son por propia culpa).
Soñar que se golpea a una serpiente en la cabeza y se le mata, puede significar que superará los problemas que tenga y triunfará sobre los enemigos o las enfermedades propias y de familiares cercanos.
Soñar que una serpiente ataca a una persona aparentemente dormida y que ésta salta, se levanta para que luego ambas desaparezcan del escenario, puede significar que el soñante pronto recibirá una desagradable noticia de una persona muy enferma en riesgo de muerte, lo cual le ocasionará pérdidas y molestias.
Soñar una serpiente que se enrosca o que huye puede significar que los problemas o enemigos deciden retirarse temporalmente, pero es seguro que contraatacarán.
Soñar una serpiente que se mueve suavemente, con gracia y sin amenaza de ataque, suele ser un signo de deseo sexual insatisfecho, lo cual requiere de un examen de las propias relaciones con el sexo opuesto.
Cuando una mujer sueña a una o más serpientes significa que pronto se sufrirán decepciones y problemas diversos.
Si la serpiente la ataca, el significado empeora.
Si logra huir los problemas serán menores.
Soñar una o más serpientes es siempre un mal sueño que anuncia traiciones, calumnias, depresión, desesperanzas, etc.
Soñar serpientes que caen sobre otras personas insinúa que se presentarán situaciones complicadas que de alguna manera afectarán al soñante.
Soñarse matando alguna serpiente insinúa que ya se ha recurrido a todos los medios para evitar el propio desastre.
Si en el sueño logra matar a la serpiente, es símbolo de éxito cercano contra los enemigos tanto visibles como ocultos.
Soñarse caminando sobre serpientes que están moviéndose en el suelo es indicio de que seguirá viviendo en el temor de sufrir ataques o enfermedades.
Soñar una serpiente muerta significa que después de pleitos, insultos, etc., todo terminará en rencores y odios sin solución.
Soñarse manejando serpientes sin que ataquen insinúa que el soñante será víctima de bromas desagradables pero intrascendentes.
Una joven que sueñe serpientes u otros reptiles insinúa que tendrá diversos problemas.
Si es mordida por una serpiente, puede significar que su rival en amores tiene posibilidades de triunfar.
Si en el sueño la serpiente aparece enroscada es señal de próximos contratiempos y enfermedades.
En general, los sueños con serpientes son señal de perfidias y traiciones. Si logramos matarla durante el sueño, podremos librarnos de todos los peligros.


Soñar con Gato
Soñar un gato anuncia mala suerte si no se le mata; pero si en el sueño lo mata o lo hace huir, entonces indica éxito en los asuntos que se estén manejando y sobre los enemigos que se tengan.
Soñarse atacado por un gato insinúa que pronto los enemigos darán la cara dañándolo seriamente tanto en su prestigio como en sus valores económicos.
Soñar que se atraviesa en el camino un gato sucio y famélico insinúa para el futuro inmediato tristezas y enfermedades en la familia.
Soñar que ve u oye que un gato rasguña la puerta advierte que los enemigos están tratando de perjudicar al soñante.
Si el gato se restriega contra sus piernas, insinúa que está rodeado de hipocresía.
Cuando una mujer se sueña cargando y acariciando a un gato, insinúa que alguien la está aconsejando mal en cuanto a sus asuntos sentimentales.
Soñarse perseguido por un gato pinto o amarillo insinúa que el soñante se inmiscuirá en intrigas y situaciones embarazosas que lo perjudicarán.
Soñar un gato y una serpiente en relaciones amistosas es el peor de los sueños y presagios, y lo mejor que puede hacer es vigilar cuidadosamente alrededor para saber de qué se trata.
Se dice que este sueño en ciertos casos indica espionaje industrial, o político o militar.
El gato es un símbolo femenino, tanto por su natural manera de ser como porque es un animalito consentido de muchas mujeres; en consecuencia, cuando un hombre sueña gatos insinúa la presencia de mujeres en el sentido sexual.
Una mujer que sueñe uno o más gatos blancos y bonitos es aviso de que hay intereses ajenos y egoístas que intentan perjudicarla, pero que ella podrá acabar con las intrigas.
Si los gatos del sueño son feos, flacos, y peor si son negros, indica que los riesgos son mucho mayores.
En general, soñar gatos simboliza problemas diversos en el cercano futuro.
Los problemas siempre serán mayores y más graves si en el sueño aparece un gato peleando con una serpiente u otro animal venenoso.


Soñar con Arañazos
Si el arañazo es hecho por un gato, es anuncio de enfermedades y de aflicciones para quien sueña que los recibe. Si los arañazos provienen de una mujer, se aconseja perseverancia y vaticinan obsequios a quien los recibe. Si estos son producidos por un niño, presagian, que si el soñante hombre, no se compromete, tendrá muchos disgustos con mujeres.

Sueños Recurrentes
Los sueños recurrentes se repiten con poca variación en la historia o tema. Estos sueños pueden ser positivos, pero frecuentemente la mayoría de ellos son pesadillas. Los sueños pueden recurrir porque un conflicto plasmado en el sueño permanece no resuelto e ignorado. Una vez se ha encontrado una solución al problema, Los sueños recurrentes pueden cesar.

La mayoría de los sueños contienen mensajes que sirven para enseñarnos algo sobre nosotros mismos. Desafortunadamente muchas veces nos olvidamos qué soñamos sobre nuestra rutina diaria. En los sueños recurrentes, el mensaje puede ser tan importante y/o poderoso que no quiere que lo ignoremos. La repetición frecuente de tales sueños nos fuerza a prestar atención y enfrentar el sueño. El sueño trata desesperadamente de contarnos algo. Tales sueños son frecuentemente pesadillas o de contenido atemorizador, para hacer que tomemos nota y prestemos atención a ellos.

Los sueños recurrentes son bastantes comunes y son provocados frecuentemente por alguna situación especifica de nuestras vidas o un problema que regresa una y otra vez. Estos sueños pueden recurrir a diario, una vez a la semana, o una vez por mes, pero cualquiera que sea la frecuencia, hay poca variación en el contenido del sueño en sí mismo. Usualmente apuntan a alguna debilidad personal, temor, o incapacidad de arreglar algo en nuestras vidas – actuales o pasadas.

Por supuesto, hay también sueños bonitos recurrentes. Alguna gente construye su mundo propio en sueños, que exploran, encontrando amigos allí, etc. Algunos dicen entrar en un mundo diferente, otros atribuyen esto a recuerdos de viejos sueños que crean uno nuevo. Posiblemente lo más importante es que estos sueños se tomen como instrumentos para seguir conociéndose uno mismo.

Sugerencias para superar los sueños recurrentes.
Para comprender su sueño recurrente, se debe estar dispuesto a aceptar algún tipo de cambio o experimentar una transformación.
Se debe estar dispuesto a mirar dentro de uno mismo y enfrentar lo que se pueda encontrar, por difícil que sea.
Se debe ser capaz de mirar el sueño desde un punto de vista objetivo. Hay que intentar ir más allá de los elementos emocionales y reactivos del sueño y concentrarse en las imágenes simbólicas. Muchos sueños a veces son enmascarados por elementos que perturban y que impiden ir más profundo. Este es un mecanismo de defensa que el inconsciente puede estar utilizando.
Ser paciente. No hay que desalentarse si estos sueños todavía recurren aun después que se cree que se han comprendido.
Aprender a aceptarnos a nosotros mismos verdaderamente y totalmente.
Ocurre frecuentemente que una vez que se descubre lo que el sueño recurrente trata de decir, estos sueños cambian o desaparecen por completo.


Causas de las pesadillas
La niñez y la Familia
— Las pesadillas actuales pueden estar arraigadas en traumas y negligencias sufridos desde la niñez. Desde la carencia de amor, negligencia, alcoholismo, hasta el abuso severo, los miembros de la familia, en algunos casos pueden ser la influencia más destructiva sobre la vida de una persona. Las pesadillas pueden ser una señal de tal agitación interior.

La vida
— La manera como la vida de la persona se desarrolla y la sociedad en su conjunto puede contribuir a las pesadillas. La percepción que se tenga del mundo, guerras, desastres naturales, crímenes y la incapacidad individual de controlar tales sucesos puede conducir a pesadillas.

Las relaciones
— Las relaciones íntimas y las interacciones diarias con los demás pueden también ser una fuente de sus pesadillas. Una persona puede estar paranoica acerca de la impresión que causa en los demás, como lo ven las demás personas. Es posible que se tema que se tema ser incomprendido y vean como la persona realmente es. El aislamiento y la infelicidad pueden aparecer en pesadillas como abandono y soledad.

La tensión
— La manera en que se maneja la tensión puede provocar pesadillas. Las pesadillas son una respuesta normal a niveles inaceptables de temor y tensión. La gente diagnosticada con el Desorden de tensión Post-traumática frecuentemente tienen pesadillas sobre su acontecimiento traumático, como una guerra, violación, muerte de un ser querido, accidentes, terrorismo, etc.

El trabajo
— Puesto que la mayoría de personas pasa la mayor parte del día en el trabajo, no es ninguna sorpresa que hechos conexos con el trabajo son una fuente común de pesadillas. El estrés, la seguridad en el trabajo (o la carencia de ella), los compañeros de trabajo, problemas no resueltos, o el descontento general con lo que se hace pueden manifestarse en una pesadilla. Las pesadillas pueden reflejar sentimientos de frustración e incapacidad de controlar las situaciones del trabajo. Las pesadillas de esta naturaleza pueden aparecer como la persona siendo atacada, perseguida, o estando fuera de control.



En general, tensión, traumas, temores, inseguridades, sentimientos de insuficiencia, problemas de salud, asuntos maritales, etc. pueden ser las razones para tener pesadillas


Hechos reales sobre los sueños
Todos soñamos. El hecho de no recordar lo que se soñó, no significa que no se haya soñado. Todos soñamos. No solamente todos los humanos, sino que de hecho todos los mamíferos pueden mantener el estado REM, que está asociado con los sueños. Es una función normal y necesaria del cuerpo (aunque los detalles, especialmente la razón exacta del por qué es importante, son desconocidos).
Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, lo que quiere decir que alguien de sesenta años ha pasado veinte de ellos durmiendo.
Esta misma persona habrá pasado unos 6 años en el Mundo de los sueños, que es aproximadamente un 10% de su vida soñando.
Los sueños son imprescindibles. La carencia de sueño puede significar deficiencia de proteínas y/o desordenes de personalidad.
Soñamos en promedio de una a dos horas cada noche. Y frecuentemente tenemos de 3 a 6 sueños por noche.
La mente que sueña no tiene noción alguna del tiempo, lo cual es parte de la experiencia de la mente consciente: simplemente no es necesario. En un sueño, algo que sucedió hace diez años puede tener una relación con algo que es parte de la vida de hoy.
Las personas ciegas sueñan. La forma en que las imágenes aparecen en su sueño depende de si ellos fueron ciegos al nacimiento o llegaron a serlo después durante su vida. Pero la visión no es el único sentido que constituye un sueño. Los ciegos pueden llegar a desarrollar una súper sensibilidad para los sonidos, el tacto, y el olfato y sus sueños son con base en estos sentidos.
Cinco minutos después de despertar, la mitad del contenido se ha olvidado. Después de diez de minutos, 90% se pierde.
Los hombres tienden a soñar más sobre otros hombres, mientras las mujeres sueñan igualmente acerca de hombres y mujeres.
Estudios han demostrado que las ondas cerebrales se encuentran más activas cuando soñamos que cuando estamos despiertos.
Quienes se despiertan justo después de la etapa REM del sueño, son capaces de recordar sus sueños más vivamente que aquellos que duermen toda la noche.
Las personas que están dejando de fumar tienen sueños más largos e intensos.
Los niños no sueñan sobre sí mismos. No aparecen en sus propios sueños hasta la edad de 3 o 4.
Si está roncando, entonces no puede estar soñando.
Las pesadillas son comunes en niños, comenzando típicamente alrededor de los 3 años y ocurriendo hasta la edad de 7-8.
Los sueños de Déjà Vu que se pueden recordar ocurren en aproximadamente en un tercio de las personas, ocurriendo más frecuentemente en mujeres que hombres.



SI NO ENTIENDEN ALGO O SI QUIEREN SAVER MAS DEL TEMA ME ESCRIBEN Y SI LES GUSTO EN UNOS DIAS LANZARE LA SEGUNDA PARTE MAS COMPLETA
SALUDOS A MIS BROTHERS
que significa tu nombre y que significan tus sueños





SI PUEDEN COMENTEN SI NO NINPORTA MUCHAS GRACIAS POR LEER EL POST