La ley de la dictadura que Cristina prorrogó y extendio



La ley de la dictadura que Cristina prorrogó y extendio



Es la 22.021 del 28 de julio de 1979, firmada por los hoy detenidos Jorge Rafael Videla y José Alfredo Martínez de Hoz. La última semana, Cristina de Kirchner no sólo la prorrogó sino que además la extendió a 3 provincias, y destruyó el argumento bajo el cual terminaron con leyes como la de medios: "Porque es una ley de la dictadura".





Cada vez que el kirchnerismo quiere terminar con una ley sin dar demasiadas explicaciones acude un argumento que le ha resultado muy útil: "Es una ley de la dictadura". Le dio resultado con la ley de medios, a pesar de que con más de un centenar de modificaciones en democracia, el rótulo parecía muy equivocado.

También el diputado Carlos Heller insiste en cambiar la ley de entidades financieras y presentó un proyecto al respecto. Uno de los argumentos es, precisamente, que la ley que hoy está en vigor fue hecha durante la última dictadura.

Sin embargo, la semana última Cristina Kirchner firmó un decreto para extender y aún ampliar una ley de la dictadura, firmada por los hoy detenidos Jorge Rafael Videla y José Alfredo Martínez de Hoz. Es la 22.021 del 28 de julio de 1979, que otorgó beneficios promocionales para las industrias que se radicaran en La Rioja. La Presidenta lo anunció la semana última, cuando se cumplía un nuevo aniversario de la fundación de la capital riojana.

Pero los beneficios se extienden también a las provincias de Catamarca, San Luis y San Juan y el decreto 699/2010 también las comprende.

Las ventajas concedidas a La Rioja fueron extendidas a las otras tres provincias por leyes también de la dictadura, firmadas por Reynaldo Benito Bignone.

La ley original de Videla sufrió, con la última, 31 modificaciones y sólo una fue hecha durante la dictadura.

La extensión de beneficios promocionales para retener los proyectos que ya funcionan y aún radicar otros nuevos parece parte de los esfuerzos del gobierno por mantener el nivel de actividad y empleo y aún atraer nuevas inversiones. Los beneficios promocionales, como lo admitió la Presidenta, significan resignar ingresos fiscales. Por ello había en vigor fuertes limitaciones para extensiones y concesiones.

Por ello probablemente resulte polémico que se haya dispuesto una extensión y la ampliación a nuevos proyectos por 15 años esta clase de incentivos. Como los impuestos que se resignan son coparticipables es el conjunto nacional el que hace el esfuerzo, incluidos los jubilados actuales y futuros, ya que a la Anses se destina parte de la recaudación.

La norma parece enmarcada en los renovados esfuerzos del kirchnerismo por retener el apoyo de los gobernadores luego del fuerte desafío que significó la media sanción en el Senado del cambio del impuesto al cheque, en perjuicio del Tesoro Nacional. Cristina Kirchner optó por refinanciar generosamente la deudas de las Provincias con el Estado Nacional para quitar impulso a la embestida y tratar de desactivar la transformación en ley en Diputados. Al igual que con la extensión de la promociónm industrial, se resginan ingresos futuros.


fuente: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=142207&cHash=559cdf5abc