Un vejamen en la vía pública y en la casa
Por Adrián Ventura

Los hijos de Ernestina Herrera de Noble nunca se negaron a someterse a un examen de sangre sobre su identidad: piden, sí, que esté rodeado de garantías para asegurar la veracidad de los resultados.

Hoy, la jueza federal de Martínez, doctora Arroyo Salgado, en una audiencia que realizó en su juzgado a las 11, les pidió a Marcela y Felipe que entregaran prendas, tratando de reeditar, en forma innecesaria, un procedimiento que había ordenado. Marcela y Felipe se negaron, porque, le recordaron a la jueza, está pendiente una apelación ante la Corte Suprema.

Una vez terminada la audiencia, los jóvenes se marcharon con sus abogados, Roxana Piña y Alejandro Carrió, en dos automóviles. Pero ahí las cosas se volvieron sorpresivamente violentas.

Varios automóviles no identificados interceptaron la camioneta que manejaba la abogada Piña. Los policías exhibían armas y eran varios vehículos y motos. "Parecía que estuvieran intentando detener a narcos", dijo uno de los presentes. Pero Marcela y Felipe iban en otro automóvil.

Cuando los jóvenes llegaron a la casa de su madre, también en Martínez, había policías que esperaban que el juzgado les hiciera llegar una orden de allanamiento. Finalmente, llegaron dos órdenes: una para allanar la vivienda de Herrera de Noble y, la otra, para hacer una requisa personal y llevarse prendas íntimas de Marcela y Felipe.

"El plan A, según surge de la orden de la requisa personal, era hacerles una requisa en la vía pública a Marcela y Felipe, para humillarlos. No tiene explicación. El plan B, era hacerlo en el domicilio, donde finalmente se realizó el acto, en presencia de testigos y de funcionarios del Banco Nacional de Datos Genéticos y del Cuerpo Médico Forense", explicó uno de los participantes del acto.

En cualquier caso, la prueba era innecearia: Marcela y Felipe ya se habían sacado sangre en el Cuerpo Médico Forense, en enero último, y el juez Conrado Bergesio, antes de ser separado de la causa, ya había realizado dos allanamientos, secuetrando prendas y material genético en las casas de Marcela y Felipe.

Todo esto ocurre apenas tres días después de los festejos del Bicentenario y cuando la población está distraída, viendo la partida de la selección rumbo a Sudáfrica.



Los jóvenes se reunieron con la jueza y pidieron "que se escuchen sus planteos"
17:14|

En reuniones mantenidas en el juzgado federal número 1 de San Isidro, los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera expresaron personalmente su posición ante la Justicia y pidieron que sean escuchados los reclamos que vienen realizando en los últimos meses.

Las audiencias habían sido citadas el jueves por la nueva jueza del caso, Sandra Arroyo Salgado, quien se entrevistó en forma separada con cada uno de los hermanos. Arroyo Salgado tomó a su cargo la investigación luego de que la Cámara Federal de San Martín aceptara la recusación del anterior magistrado, Conrado Bergesio.

Ayer se habia anticipado que la jueza quería informar a los hermanos sobre el trámite del expediente y hablar con ellos respecto de las últimas novedades de la causa.

Respecto de la prueba genética de ADN que esta pendiente, Marcela y Felipe Noble Herrera ratificaron su voluntad para que se concrete en sede judicial, tal como está ordenada en todas las instancias de la Justicia. Los hermanos manifestaron su consentimiento para que las muestras de sangre que dieron voluntariamente en diciembre de 2009 sean utilizadas para dicho analisis y no bajo otras modalidades.

Tambien explicaron las razones por las que el Banco Nacional de Datos Genéticos no les ofrece garantías de intangibilidad y seguridad al no poder acceder a contrapruebas y depender del Poder Ejecutivo, desde el año pasado.

Los hermanos expresaron además que se sienten vulnerados en sus derechos porque desde hace meses la Justicia no ha considerado ni resuelto ninguno de sus planteos referidos tanto a la seguridad científica de los exámenes, como a las modalidades de confrontación de sus patrones genéticos.

Ambos le pidieron a la jueza que analice y resuelva esos reclamos, hasta ahora pendientes




Fuente:
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1269571
http://www.clarin.com/diario/2010/05/28/um/m-02201139.htm

Bueno como ven los periodistas de CLARIN siguen empecinados con la defensa que hacen del robo de niños por parte de la dueña del MONOPOLIO CLARIN, incluso con ridiculeces como la del IMPRESENTABLE Y CORRUPTO "periodista" Adrian Ventutra, el cual paranoiquea diciendo que "La justicia espero a que la seleccion se fuera al mundial para pedir muestras de ADN a los "hijos" de Noble"