El sistema respiratorio

El sistema respiratorio

El sistema respiratorio


¿Que funcion cumple?

La función de este aparato consiste en tomar aire del exterior para hacer llegar a la sangre el oxígeno que contiene y expulsar fuera del cuerpo el dióxido de carbono. Está formado, fundamentalmente, por las siguientes partes: fosas nasales, laringe, faringe, traquea, bronquios y los pulmones. La mayoría de estos órganos se hayan conjuntamente con el corazón, en le tórax, separados del abdomen por medio de un músculo llamado diafragma. Para desarrollar su función el aparato respiratorio debe realizar dos movimientos: el de inspiración, por medio del cual el oxígeno es llevado hacia los pulmones; y el de espiración, por el cual es eliminado el dióxido de carbono. Los pulmones son en realidad verdaderos filtros que impiden que el polvo que se inhala penetre en el organismo. Para esto poseen una células macrófagas que digieren las partículas tóxicas, así como unos anticuerpos que combaten los antígenos que han sido absorbidos por las vías respiratorias. En 24 horas un hombre de buena salud respira 23.000 veces absorbiendo 120,3 metros cúbicos de aire. Toman el oxigeno que les lleva la sangre y/o utilizan para quemar los alimentos que han absorbido, allí producen la energía que el cuerpo necesita y en especial el calor que mantiene la temperatura del cuerpo humano a unos 37 grados.

El aparato respiratorio comprende las vías áreas superiores: la nariz, la faringe, la laringe (con sus cartílagos y cuerdas vocales, la tráquea (que une la laringe con los bronquios) y los dos bronquios. Los pulmones están alojados en el interior de una caja constituida por 12 pares de costillas que se unen en el esternón por delante y por las vértebras dorsales por atrás.

La respiración tiene una anatomía, que consiste en: los pulmones, los músculos, los nervios, los huesos. Cada uno de ellos cumple una importante función y además sin uno de los elementos no podría funcionar el aparato respiratorio.

Los pulmones y el corazón, ocupan la mayor parte del espacio interior de la caja toráxica, también llamada cavidad torácica; sus paredes son las costillas y su suelo el diafragma. La función principal de los pulmones es oxigenar la sangre y desechar residuos gaseosos del cuerpo, principalmente dióxido de carbono. Una segunda función, muy importante para el que usa la voz, es suministrar la corriente de aire que sale fuera y actúa como conductor de la voz. No tenemos un control directo de los pulmones, pero si un control efectivo, pues a pesar de que los pulmones no están unidos a la caja torácica o al diafragma, siempre se mueven según la forma que impone la cavidad toráxica. Por otro lado, el corazón cumple la función de bombear la sangre y a través de las venas conducir la sangre a través del cuerpo. En el transcurso de la vida, y sin recibir ningún cuidado especial, el corazón late unas 2.500.000.000 de veces. En un día el corazón hace el trabajo suficiente parar elevar a un metro de altura a una locomotora.



Los pulmones de los humanos son rojizos y de forma piramidal, en consonancia con la forma de la cavidad del tórax. No son simétricos por completo, en el pulmón derecho se distinguen tres lóbulos y en el izquierdo dos, el cual presenta una cavidad donde se alberga el corazón. En el medio de cada uno de ellos está la raíz del pulmón, que une el pulmón al mediastino o porción central del pecho. La raíz está constituida por las dos membranas de la pleura, los bronquios, las venas y las arterias pulmonares. Los bronquios arrancan de los pulmones y se dividen y subdividen hasta terminar en el lobulillo, la unidad anatómica y funcional de los pulmones. Las arterias y las venas pulmonares acompañan a los bronquios en su ramificación progresiva hasta convertirse en finas arteriolas y vénulas de los lobulillos, y éstas a su vez en una red de capilares que forman las paredes de los alvéolos pulmonares. Los nervios del plexo pulmonar y los vasos linfáticos se distribuyen también de la misma manera. En el lobulillo, los bronquiolos se dividen hasta formar los bronquiolos terminales, que se abren al atrio o conducto alveolar. Cada atrio se divide a su vez en sacos alveolares, y éstos en alvéolos.

También podemos ver que los nervios contribuyen en la respiración de manera que los principales centros nerviosos que controlan el ritmo y la intensidad de la respiración están en el bulbo raquídeo (o médula oblongada) y en la protuberancia anular (o puente de Varolio) del tronco encefálico. Las células de este núcleo son sensibles a la acidez de la sangre que depende de la concentración de dióxido de carbono en el plasma sanguíneo. Cuando la acidez de la sangre es alta, se debe, en general, a un exceso de este gas en disolución; en este caso, el centro respiratorio estimula a los músculos respiratorios para que aumenten su actividad. Cuando la concentración de dióxido de carbono es baja, la respiración se ralentiza básicamente, el proceso de respiración se activa por la acción cíclica del nervio frénico y el nervio vago. El nervio frénico actúa sobre el diafragma, que baja y se ensancha; los pulmones se expanden para llenar el espacio creado por las presiones negativas. Al hacer esto, el nervio frénico es alcanzado por los seis nervios intercostales inferiores, lo que hace que el diafragma actúe como si fuera un sistema de prevención de fallos. Una vez que los pulmones alcanzan un determinado grado de expansión, el nervio vago, mediante sus receptores de presión en los pulmones, recibe la información de que los pulmones están en peligro de sobre-expansión, y la transmite a los centros respiratorios en el cerebro, que ordenan el cese de la inhalación y dan paso a la exhalación. Esta actividad cíclica, la ritmicidad de respiración, responde a la información suministrada a los centros respiratorios por los impulsos más altos del cerebro, tales como la actividad emocional, y el deseo de hablar y frasear nuestro diálogo, por ejemplo, y que a cierto nivel es capaz del control consciente. Uno de los puntos principales al trabajar con la respiración es asegurarse de que esta actividad cíclica se mantenga funcionando con propiedad. Cuando falla, tenemos problemas; podemos contribuir a ello inhalando demasiado o forzando la exhalación demasiado tiempo, o fijando los músculos respiratorios en un estado de espasmo.

Un fallo circulatorio puede provocar anoxia en los tejidos del cuerpo cuando el volumen circulatorio es inadecuado o cuando la capacidad de transporte de oxígeno está alterada.

Los músculos principales que se usan en la respiración son el diafragma, los músculos abdominales y los músculos de las costillas. El diafragma es una gran capa de músculo adjunta al final del esternón, la columna y el par de costillas flotantes superiores. Si trazas la línea de las costillas desde el esternón hacia la columna, estarás siguiendo la curva del diafragma y su línea de unión. Lo verás en su nivel más bajo en la espalda, donde los lóbulos de los pulmones bajan hacia los riñones. Así, la abertura de la espalda durante la inspiración es importante si deseamos usar los pulmones al máximo. Los músculos de las costillas o los intercostales trabajan en colaboración con el diafragma y los músculos abdominales, y tienen la función de subir y bajar las costillas durante la inhalación y la exhalación; al exhalar, un grupo de músculos intercostales las cierra, mientras que al inhalar otro grupo de músculos hace que se abran. El músculo abdominal del que seremos más conscientes al inhalar es el rectas abdominis, que se une, en su punto más bajo, a la banda pélvica en el área de la sínfisis del pubis y se extiende hacia arriba como una capa amplia que se une a las costillas inferiores frontales. Este músculo, junto con otros, tiene la función de proteger las vísceras. Durante la inhalación se expande y durante la exhalación se contrae, y ayuda a bajar las costillas; al hacerlo, contribuye también a un desplazamiento de las vísceras hacia la parte superior de la caja torácica, por lo que impulsa el movimiento ascendente del diafragma.

Por último nos damos cuenta que los huesos no solamente cumplen la función de sostener y articular al organismo, sino que también son esenciales en cuanto al movimiento respiratorio que hacemos cotidianamente. Los huesos que más nos conciernen son las costillas, la columna y el esternón, aunque durante la respiración algunas veces es importante tomar nota de lo que pasa con las clavículas, los omóplatos e incluso los huesos de las piernas y brazos. Todas las costillas están articuladas por detrás con dos de las vértebras, desde las que siguen un trayecto que se curva hacia delante y hacia abajo del frente de la caja torácica, donde las primeras siete costillas se unen directamente al esternón; las siguientes tres comparten la misma línea de unión por medio de sus cartílagos, que se fusionan formando un solo punto de unión con el esternón; los últimos dos pares de costillas sólo tienen un punto de unión con la columna y se las llama costillas flotantes. Las costillas son capaces de un movimiento de rotación durante la elevación y depresión de sus puntos de articulación; de cualquier forma, no todas las costillas tienen el mismo grado de flexibilidad en movimientos, y en esto las costillas inferiores tienen ventaja. El movimiento lateral mayor en la caja torácica sucede en la mitad inferior. La caja torácica también se desplaza hacia arriba y hacia abajo, y se mueve siguiendo las curvas de la columna. (Además, los músculos del cuello pueden emplearse para tirar de la caja torácica y de las clavículas hacia arriba. Esto sucede durante la respiración clavicular, y varios tipos de comportamiento nervioso e histérico pueden provocar también este movimiento. En general, esto es innecesario para nuestros propósitos y no ayuda materialmente al suministro de aire mientras la relación cabeza/cuello/espalda funciona regularmente.)



¿Como son cada uno de sus organos?


Las vias nasales o fosas nasales

Una fosa nasal es una abertura dispuesta generalmente en la nariz, por donde intercambian O2 y CO2 con el medio aéreo. La irritación de las fosas nasales es la que desencadena el reflejo del estornudo y salen los mocos o la mucosa. Las fosas nasales poseen una mucosa (membrana húmeda) con abundantes vellos (capacidad de filtrar) y glándulas (precipitar). La mucosa tiene 2 tipos de células:
- Células ciliadas y vellosas: Pituitaria Roja
- Células nerviosas olfativas: Pituitaria Amarilla


La faringe

La faringe es un tubo musculoso situado en el cuello y revestido de membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago. Por la faringe pasan tanto el aire como los alimentos, por lo que forma parte tanto del aparato digestivo como del aparato respiratorio. En el hombre mide unos trece centímetros, extendido desde la base externa del cráneo hasta la 6º o 7º vértebra cervical, ubicádas delante de la columna vertebral. Las FUNCIONES de la Faringe son:
- DEGLUCIÓN: Es el paso del bolo alimenticio desde la boca hacia la faringe. A este acto se le denomina vulgarmente como comer (ingerir) y si se hace de forma compulsiva inicialmente puede presentarse una patología después de que el alimento sea digerido se transforma en eteroflomobulgionesiris que ayuda al transito intestinal.
- RESPIRACIÓN: Por respiración generalmente se entiende al proceso fisiológico indispensable para la vida de los organismos que consta de inspiración o inhalación y espiración.(suele simplificarse en 'aeróbicos' y 'anaeróbicos' vulgarmente).
- FONACIÓN: La fonación es el trabajo muscular realizado para emitir sonidos inteligibles, es decir, para que exista la comunicación oral.
- Interviene en la AUDICIÓN ya que la tropa auditiva esta lateral a ella y se unen a través de la trompa de Eustaquio.


El epiglotis

La epiglotis, es un pliegue cartilaginoso que impide la entrada de alimentos en la tráquea, pero no obstaculiza su paso al esófago,para que las vías respiratorias permanezcan cerradas durante la deglución, se forma en la faringe un repliegue, que obstruye la glotis. De esta forma se impide que el alimento se introduzca en el sistema respiratorio.

Cuando tragas una bolita de comida triturada y ablandada o a algún líquido, una lengüeta de un tejido especial llamada epiglotis cierra la abertura de la tráquea para garantizar que la comida entre en el esófago, en vez de en la tráquea.

Si alguna vez has bebido algo demasiado deprisa, has empezado a toser y alguien te ha dicho que la bebida "se te ha ido por el otro lado", lo que quería decir esa persona es que el líquido te había entrado en la tráquea por error. Esto sucede cuando a la epiglotis no le da tiempo a cerrarse, y te pones a toser involuntariamente (sin pensar en ello) para despejar la tráquea.



La laringe

La Laringe es un órgano tubular, constituido por varios cartílagos en la mayoría seminales, que comunica la faringe con la tráquea. Se halla delante de la faringe y en comunicación con ésta. Es una estructura músculo-cartilaginosa, situada en la parte anterior del cuello, a la altura de las vértebras cervicales C5, C6 y C7. Está formada por el hueso hioides y por los cartílagos tiroides, cricoides, aritenoides, el corniculado, cuneiforme y la epiglotis y por cuatro pares laterales, todos ellos articulados, revestidos de mucosa y movidos por músculos. Está en comunicación con la faringe y con la tráquea. En el momento de la deglución la comunicación es interceptada por una lámina cartilaginosa llamada epiglotis, que impide que los alimentos o la saliva pasen a las vías respiratorias (tráquea, bronquios, etc) provocando una broncoaspiración. La laringe es la parte superior de la tráquea, adaptada a las necesidades de la fonación o emisión de la voz. Es el órgano de la fonación pues contiene las cuerdas vocales superiores e inferiores.Tambien por la laringe se comunica el esofago.



La traquea

La tráquea es un órgano del aparato respiratorio de carácter cartilaginoso y membranoso que va desde la laringe a los bronquios. También se le llama traquearteria, y su función es brindar una vía abierta al aire inhalado y exhalado desde los pulmones.



Los bronquios

Un bronquio es uno de dos conductos tubulares fibrocartilaginosos en que se bifurca la tráquea a la altura de la IV vértebra torácica, y que entran en el parénquima pulmonar, conduciendo el aire desde la tráquea a los alveolos. Los bronquios son tubos con ramificaciones progresivas arboriformes (25 divisiones en el hombre) y diámetro decreciente, cuya pared está formada por cartílagos y capas muscular, elástica y mucosa. Al disminuir el diámetro pierden los cartílagos, adelgazando las capas muscular y elástica. Cada bronquio se dirige asimétricamente hacia el lado derecho e izquierdo formando los bronquios respectivos de cada lado. El bronquio derecho es más corto (2-3 cm) y ancho que el bronquio izquierdo (3-5 cm), el cual a su vez es más horizontal. El número de cartílagos del bronquio derecho es de 6-8 y los del bronquio izquierdo de 9-12. El bronquio derecho se divide progresivamente en tres ramas de menor calíbre (superior, medio e inferior) y el bronquio izquierdo se divide en 2 (superior e inferior).



Los bronquiolos

Los bronquiolos son las pequeñas vías aéreas en que se dividen los bronquios llegando a los alveolos pulmonares. Son cada uno de los pequeños conductos en que se dividen y los bronquios dentro de los pulmones. Los bronquiolos se encuentran en la parte mediana del pulmón. De éstos hay 750.000.000. Es importante destacar que la tráquea lleva el aire a los bronquios, de ahí a los bronquiolos y por último a los alvéolos, y regresa en forma de dióxido de carbono (CO2) por la misma vía. Este ciclo se continúa sucesivamente para conformar el proceso total de la respiración. No poseen cartílagos, la pared es sólo musculatura lisa.



Los aveolos

Los alveolos pulmonares o alvéolos pulmonares son los divertículos terminales del árbol bronquial, en lolos que tiene lugar el intercambio gaseoso entre el aire inspirado y la sangre. Entre los 2 pulmones, se suman unos 750.000.000 de alvéolos. Si los estirásemos ocuparían alrededor de 70 metros cuadrados. Poseen paredes muy delgadas, y sus membranas se llaman PLEURA. La Pleura es una membrana de 2 hojas que cubre los alveolos y la pared del torax. Los alveolos son sacos recubiertos en su pared interna por liquido y agente tensoactivo,hay como 300 millones en todo el aparato respiratorio, ubicadas en las terminaciones de los bronquiolos pulmonares también llamados bronquiolos terminales o del final de los bronquios.



Los pulmones

Los pulmones humanos son estructuras anatomoclinicas de origen embrionario mesodérmico, pertenecientes al sistema respiratorio, se ubican en la caja torácica, delimitando a ambos lados el mediastino, sus dimensiones varían, el pulmón derecho es algo mas grande que su homologo izquierdo, poseen tres caras; mediastínica, costal y diafragmática, lo irrigan las arterias bronquiales, y las arterias pulmonares le llevan sangre para su oxigenación



El diafragma

El diafragma, que se localiza debajo de los pulmones, es el principal músculo de la respiración. Es un músculo largo en forma de domo que se contrae de manera rítmica y continua y, la mayoría del tiempo, de manera involuntaria. En la inhalación, el diafragma se contrae y se allana y la cavidad torácica se amplía. Esta contracción crea un vacío que succiona el aire hacia los pulmones. En la exhalación, el diafragma se relaja y retoma su forma de domo y el aire es expulsado de los pulmones.



Bueno amigos eso es todo por hoy


Saludos y suerte a todos



2 comentarios - El sistema respiratorio