tranquilizar la mente

tranquilizar la mente



la mente en muchas ocasiones se pone tensa por lo que estamos viviendo o bien por lo que le pasa a los demás.

Cuando cerramos los ojos y dejamos la mente quieta, sentimos un placer como si nos sentáramos en un cómodo sillón. ¿Y esto porque sucede?. Antiguamente, el estado natural y original de la mente era receptiva, pasiva y serena donde no había distorsiones mentales causadas por la multiplicidad del ego.

La mente hoy por hoy está llena de información innecesaria que en general solo nos provocan estados alterados, o sea, tener en la cabeza un montón de cosas que general mente creemos que son importantes y lo único que hacen es agobiarnos.

Ahora bien, ¿hay alguna solución para ello?. Si que la hay, es importante que trabajemos interiormente en algunos detalles y que cambiemos un poco la misma forma rutinaria de ver las cosas.

También sería interesante observar la lengua que tenemos en la mente. Hay dos tipos de lenguas, la física y la mental. No solo hay que cuidar lo que decimos verbalmente, si no también hay que prestarle atención a esa lengua mental que no para de hablar ni cuando nos acostamos por la noche a dormir. La mente debe ser una subordinada del alma y no al revés. Generalmente dejamos que la mente juegue con nosotros como si de un niño se tratase, pero lo conveniente es reorganizar a la mente para que esta no se descontrole en ningún caso. Partamos de la base que lo real que hay dentro de nosotros es el Alma, y que el cuerpo y la mente son elementos que nosotros (el Alma) necesitamos, utilizamos y debemos usar correctamente. Utilizamos el cuerpo y la mente para nuestra manifestación y expresión de nosotros mismos (Alma) en el plano físico. Por ello es indispensable limpiar la casa en nuestra mente y en nuestro cuerpo para que el alma pueda expresarse con soltura, sabiduría, elegancia y sin intervención del ego. Si queremos mejorar en el trabajo interior es bueno ir controlando todos estos aspectos.

2 comentarios - tranquilizar la mente