francotiradores

francotiradores

La definición tradicional de un francotirador es la de un soldado de infantería experto en tareas de camuflaje y tirador de élite, que dispara con un fusil a grandes distancias y desde un lugar oculto, a objetivos seleccionados. Típica e idealmente, un francotirador hábil se acerca al enemigo (que desconoce su presencia), utiliza una sola bala por blanco y se retira sin ser visto.

El origen del término se sitúa en la Guerra Franco-prusiana de 1870-1871. Las mejoras técnicas habían permitido al ejército francés dotarse de rifles de largo alcance, ideales para abatir enemigos desde posiciones lejanas. Los soldados prusianos los llamaban "franc-tireurs", esto es, "tiradores francos" (franceses). Esta situación fue la que llevó a los soldados alemanes a cometer crímenes en contra de la población civil, especialmente en Bélgica, durante la primera guerra mundial, pues aún tenían el recuerdo de las bajas producidas por estos tiradores durante el conflicto anterior.

En las últimas décadas el término francotirador ha sido utilizado libremente, especialmente por medios de comunicación en asociación con los tiradores de precisión de la policía, para los responsables en asesinatos, a aquellos que disparan a distancias largas y para cualquier criminal que está equipado de un rifle en un contexto civil.

Estos nuevos significados ha dado a la palabra francotirador connotaciones peyorativas. También explica el incremento del uso de términos alternativos, especialmente para francotiradores de la policía, como tirador de precisión, tirador de élite, tirador táctico, etc.

bueno

Entrenamiento de un francotirador

“Un francotirador es un soldado de infanteria dotado de buena punteria y capacidad de observar y localizar al enemigo, por bien oculto que esté, acecharle y esperar el momento en que pueda abatirlo de un solo disparo. Debe ser capaz de observar, interpretar e informar con precisión de los movimientos del contrario. Debe mirar sin ser visto y matar sin que le maten.”

Como puede deducirse de esta descripción oficial, para ser un francotirador debe dominarse una serie de tecnicas. El paqueo no significa sólo poseer buena punteria. Igualmente importantes son las cualidades de ocultación estima de distancias, observación, lectura de mapas e información. Para dominar todas estas tecnicas hay que ser un tipo de soldado muy especial, y el curso de francotiradores que se imparte en la Real Infanteria de Marina británica es, probablemente uno de los más duros, profesionales y en suma, mejores del mundo occidental.

lo

Los aspirantes

El programa de seis semanas de duración, esta abierto a todos los miembros de las fuerzas armadas de la OTAN, y un curso no suele estar compuesto sólo de aspirantes de los Royal Marines, sino tambien de otros voluntarios europeos y norteamericanos. Un programa típico suele consistir en una docena de soldados profesionales instruidos por cuatro miembros del Equipo de Armas de Sección (S) de los Royal Marines: por lo general, un oficial, dos sargentos y un cabo.
Lo ideal es que el aspirante haya servido por lo menos dos años en su unidad antes de presentarse voluntario al curso. Pero lo más corriente es que antes se deba pasar una selección en la propia unidad de procedencia.

Que

No fumadores


Lo mejor es que el aspirante no sea fumador. Un carraspeo a destiempo puede significar la muerte; además, la abstinencia de cigarrillos durante toda una operación puede provocar un estado de nerviosismo e irritabilidad que irá en detrimento de la eficacia personal. La percepción visual debe ser perfecta: las gafas son una servidumbre innecesaria. aparte de que pueden comprometer la ocultación, su perdida o rotura deja al usuario fuera de combate.
Además de estar preparado mental, fisica y psicologicamente para el trabajo, el aspirante debe ser un soldado de primer orden y dominar desde la vida en campaña al tiro de combate. La buena punteria no le convierte a uno necesariamente en un francotirador, pero un francotirador ha de poseer buena punteria. Si logra convencer a sus superiores de que es la persona adecuada, el aspirante tiene la posibilidad de ser destinado al Ala de Entrenamiento Especialista del Centro de Instrucción de Comandos de los Royal Marines, en Lympstone.

El primer día se dedica a la burocracia, que aunque prácticamente ocupa casi toda la jornada, los últimos periodos de la misma (unos 80 minutos) se aprovechan para dar una lección introductoria sobre el L96 A1.
Durante la teórica se explican las caracteristicas del arma y se enseña la forma de desmontarla, montarla, cargarla y descargarla. Al día siguiente se trata de la manera de empuñarla, apuntarla y dispararla, asi como las particularidades de la homogeneización del visor y cañón. Como en los demás aspectos del entrenamiento de los francotiradores, los alumnos aprenden primero todo lo que deben saber sobre un tema, y despues pasan varias semanas poniendo en práctica la teoría, perfeccionando sus cualidades hasta que se convierten en su segunda naturaleza.

Disfruten

Como un juego

El ejercicio que viene a continuación no es realmente un juego: es el principio del entrenamiento del francotirador en la observación y memorización de todo cuanto ve. Durante el ejercicio inicial, se colocan 16 objetos sobre una mesa. Se dan 30 segundos para observarlos todos, durante los que el alumno es “molestado” por un instructor que les hace preguntas irrelevantes y pone música en la radio para distraer su atención. A continuación se le envia a dar una vuelta al edificio y finalmente, se le dejan cinco minutos para que escriba todo cuanto pueda recordar. Se espera que haga una descripción detallada de cada objeto. Si ha visto un lápiz, debe anotar su color e incluso el nombre del fabricante. A veces, para causar más confusión, los objetos se colocan sobre un mapa o, incluso, las paginas centrales de una revista “para hombres”; se ha llegado al extremo de que durante los cinco minutos de que dispone para escribir, ¡ha aparecido una auxiliar femenina semidesnuda!.

El resto de la primera semana se dedica sobre todo a más entrenamiento con el arma y a teóricas sobre el tiro de precisión. Se enseña a emplear el portafusil para dar estabilidad al L96 mientras se apunta y dispara, y tambien como apoyo del Telescopio del Regimiento de Exploradores que, junto con los prismaticos, es uno de los principales medios de observación del francotirador. Hacia el final de la semana se aprende a llevar el L96 durante la marcha táctica y a adoptar la que más convenga de entre las diversas posiciones de tiro.

francotiradores

Fotografia aérea


También durante la primera semana se imparte una introducción al mundo de la fotografia aérea con relación a la lectura de mapas. Un montaje monocromo de formas y angulos debe ser interpretado como lo que realmente es: una zona determinada a vista de pájaro. En la práctica, cualquier buen francotirador ha de ser capaz de leer fotografias aéreas con la misma facilidad que los mapas ordinarios.
Otra habilidad es la del camuflaje y la ocultación. Un soldado profesional estará ya versado en estos temas (Ver Camuflaje), pero es evidente que un tirador de precisión debe ser un experto en el arte de confundirse con su entorno bien con su equipo, bien con medios de circustancias. Para tal fin, cada hombre ha de prepararse su equipo de enmascaramiento.

bueno

El “Uniforme”.

Este equipo especializado consiste en una gorra, una guerrera y unos pantalones mimeticos, a los que se sujetan trozoa de arpillera verde y de tela coloreada en marrón, beige y negro. La tela mimética debe cubrir la prenda de cabeza y gran parte de la guerrera, especialmente la espalda, y los pantalones, concentrandose en la parte posterior de las piernas por debajo de los muslos. La tela que se lleva en la guerrera debe ser lo bastante larga como para cubrir la parte superior de los muslos. Asi mismo, dependiendo de la misión, tambien es aceptable otro tipo de prenda, como buzo, poncho, manta de ocultación, etc

Los Royal marines imparten los cursos de francotiradores más duros. El francotirador necesita un cierto tipo de personalidad. Puede que tenga que trabajar solo durante periodos largos y en condiciones adversas. Debe tener un coeficiente intelectual alto, ser decidido, confiar en si mismo y poseer bastante sentido comun, así como un instinto innato de cazador.


Hay que camuflar todo el equipo. Los fusiles y los binoculares deben perder sus formas caracteristicas y su peligrosa tendencia a despedir reflejos, por lo que, aparte de las lentes, han de cubrirse con tela mimetica. Asegurate bien que al hacerlo no interfieras en las partes móviles del fusil y recuerda que deberas quitar todo el camuflaje cada vez que vayas a efectuar el entretenimiento del arma

lo

Que

El Equipo del Francotirador

Calándose el sombrero diseñado especialmente para francotiradores: ha sido pensado para disimular la forma caracteristica de la cabeza y los hombros. No se debe abusar de la mimetización delante del rostro, pues puede interferir en el campo visual.

Se utilizan los sistemas de camuflaje 2D y el 3D.

Sistemas 2D: en base a uniformes mimetizados ordinarios y redes de camuflajes lisas.

Sistemas 3D: en base a los conocidos como ghillie suits.

De estos últimos los hay de varios tipos:

- caseros en base a la adición sobre el uniforme ordinario retales de uniformes y elementos externos tales como hojas, matas, barro,...

- sistema bushman: modelo muy popular en EEUU y se basa en 500 finas hojas sintéticas que cubre tronco y cabeza,

- sistema Karrimor: en base a 700 hojas más granes que cubren todo el cuerpo menos las manos,

- sistema SOTACS: diría que es una mezcla del bushman y Karrimor ya que es modular: tiene parte para las piernas, parte para tronco y cabeza, cubre manos pero no las botas.

También hay otro sistema 3D denominado ASATD, muy utilizado por los cazadores norteamericanos


La aplicación de tela mimetica en los binoculares reduce los reflejos que el sol puede arrancar de sus superficies lisas y, una vez más rompe una silueta fácilmente identificable.

Disfruten

TACTICAS DE FRANCOTIRADORES

Hay dos marcos de empleo claramente diferenciados. Por un lado los francotiradores pueden formar parte de equipos operativos infiltrados profundamente dentro del territorio enemigo, o por el contrario pertenecer a unidades convencionales y llevar a cabo sus actuaciones en las inmediaciones del área de despliegue de las mismas.
Actualmente, los equipos de francotiradores, estan dotados con calibres de 7,62 ó 12,70 mm. Evidentemente, los primeros sólo serán empleados contra personal a descubierto o vehículos sin coraza, mientras que los segundos podrán atravesar la armadura de transportes acorazados. Esto debe de ser tenido en cuenta desde el principio, dando por sentado que el enemigo contra el que se llevan a cabo las acciones que a continuacion se detallaran, es vulnerable al tipo de arma empleada contra él.

A la hora de asignar francotiradores a una unidad tambien se tendrá en cuenta el tipo de armamento que ésta tiene en dotación. Equipos dotados con 7, 62 serán menos rentables en fuerzas mecanizadas, ya que dicho armamento dispone de un alcance inferior al de las ametralladoras de 12, 70 que montan los transportes acorazados. Por contra, las unidades ligeras emplearán fusiles de 12, 70 para defenderse de aquellas que constituyen su mayor amenaza: las mecanizadas y acorazadas

francotiradores

Colocación del tiro

A distancias sobre 300 m, los francotiradores normalmente intentan disparos al cuerpo, apuntando al pecho y dependiendo del daño a los tejidos, el trauma y la pérdida de sangre lograr la muerte. A distancias menores, los francotiradores pueden intentar realizar disparos a la cabeza para asegurar el blanco.

En situaciones de rehenes, los francotiradores de la policía disparan al cerebelo, una parte del cerebro que controla los movimiento voluntarios.

bueno

Posicionamiento

En casos civiles o para eliminar fracontiradores enemigos, un francotirador o una pareja se situarán en un lugar alto cubierto. Utilizarán prismáticos o un telescopio para identificar los blancos.

Los francotiradores utilizan engaños, en forma de camuflaje, ángulos de aproximación inusuales, y con frecuencia, movimientos lentos para prevenir contraataques precisos. Algunos francotiradores han alcanzado a observadores a menos de 90 m, mientras que el blanco los buscaba, sin ser vistos.


lo

Que


Objetivos

Un francotirador indentifica los objetivos por su apariencia y conducta. Estas características pueden incluir el llevar uniformes de alto rango, hablar con radio-operadores, sentarse como pasajero en un coche, tener sirvientes militares, o hablar y moverse frecuentemente. Si es posible, un francotirador dispara en orden descendiente de rango, o si no hay rango, dispara para cortar las comunicaciones.

Al realizar fuego de supresión para cubrir una retirada, un francotirador se posiciona, ocultado, para tener una amplia visión. Cuando un par de pelotones enemigos intentan una travesía, el francotirador dispara a una persona, preferiblemente al líder. A menudo se realiza un disparo en la cadera, seguido de otro en la mandíbula para prevenir que dé órdenes.

Cuando el pelotón intenta un rescate, el francotirador dispara rápidamente, apuntando al torso de los soldados enemigos, para realizar tantas bajas como sea posible. Un francotirador prudente deja la posición en ese momento, anticipándose a un ataque por los flancos que normalmente sigue. Un francotirador puede entonces emboscar uno de los flancos, y si es posible, salir fuera del flanco, aunque esta táctica es considerada desesperada o poco inteligente.

Puesto que la mayoría de las bajas en la guerra moderna son por armas utilizadas por grupos, el reconocimiento es uno de los usos más efectivos del francotirador. Utilizan su preparación física, sus habilidades de infiltración y equipo de observación a largas distancias y tácticas para aproximarse y observar al enemigo. En este papel, las reglas del combate deja al francotirador obtener los blancos de mayor valor.

Con calibres pesados, los francotiradores pueden dañar cazas en tierra, destruir material de guía de misiles, ópticas caras, o equipos auxiliares para radares. Para estos objetivos, los francotiradores utilizan fusiles anti-material, llegando a derribar helicópteros de reconocimiento.

Disfruten

Guerra psicológica

Para desmoralizar a las tropas enemigas, los francotiradores pueden seguir patrones fiables. Durante la revolución cubana, el Ejército Rebelde siempre mataba al primer hombre de un grupo de soldados de Batista. De esta manera, ninguno caminaría el primero, pues sería un suicidio. Esto disminuyó con eficacia la buena voluntad del ejército de buscar bases rebeldes en las montañas.
Para determinar la distancia al blanco sin un medidor láser, el francotirador debe utilizar una recta de puntos en miliradianes (mil) para encontrar con exactitud el alcance. Los puntos mil se usan como una regla de cálculo para medir la altura del objetivo, y conociendo esta altura, el alcance es calculado.

A grandes distancias, la caída de la bala por la gravedad tiene un papel importante. El efecto puede ser estimado desde una carta que puede ser memorizada o pegada en el rifle, aunque algunas miras telescópicas vienen con un sistema de compensación que sólo requiere que el alcance sea reajustado. Estos sistemas ajustan tanto a una clase específica de rifle como a la clase de munición utilizada.

Disparar en una posición alta o baja puede requerir más ajustes debido a los efectos de la gravedad. El viento también influye y se suele utilizar la inclinación de objetos al viento para determinar la velocidad y dirección y apuntar correctamente.

Para objetivos en movimiento, el punto del blanco se sitúa en la parte frontal. Esto se conoce como "conducir al blanco", donde la cantidad de conducción depende de la velocidad y el ángulo del blanco. Conocer con anticipación la conducta del objetivo es necesario para realizar un disparo con precisión

francotiradores

bueno

lo

Juba [El Francotirador de Bagdad]


El francotirador de Bagdad anda suelto y los marines viven aterrados. La leyenda habla de un solo hombre que, apostado entre los escombros de la guerra, elimina con su endiablada puntería a sus enemigos.
Es rápido. Es preciso. Es letal.

No tiene nombre ni rostro. Sólo se le conoce como Juba, apodo que le pusieron los propios soldados estadounidenses apostados en el sur de Bagdad, quienes han visto caer bajo la endiablada puntería del francotirador iraquí a un número indeterminado de sus compañeros.

Se dice que comenzó sus ataques contra las tropas de ocupación en
febrero de este año. Durante varios meses no fue más que un rumor. Hoy va camino de convertirse en una leyenda. A principios de agosto, el diario británico The Guardian consignó por primera vez las actividades de Juba. De ahí saltó a los numerosos blogs -o diarios en línea- que hay en internet sobre la guerra en Irak, donde ya se discute sobre su posible identidad o el tipo de arma que utiliza para llevar a cabo sus ejecuciones. Sólo faltaba un video para convertirlo en mito.
No se sabe si se trata del mismo francotirador en todos los casos. O
si haya dos, cinco o diez. También se desconoce su nacionalidad. Pero estas incógnitas sólo aumentan el interés hacia el misterioso insurgente iraquí.

Expertos militares creen que se trata de un solo tirador, porque todos sus disparos van firmados: la bala entra exactamente a la mitad de la espina dorsal por la espalda, dejando incapacitados a los soldados, o arriba del pecho, directo al corazón o en el cuello. Además, hace tiros perfectos y jamás necesita de un segundo balazo para eliminar a su objetivo. Un solo disparo y desaparece.

Juba sólo ataca a la luz del día y de preferencia en espacios
concurridos, como para enfatizar la indefensión de los soldados enemigos. Se ceba sobre los retenes o patrullajes que efectúan los militares estadunidenses. La luz es importante porque el rifle que porta lleva adaptada una cámara de video que registra a cada una de sus víctimas.

Militares consultados por The Guardian recalcan la disciplina y el gran
entrenamiento que parece demostrar el francotirador, ya que sólo ejecuta al personal militar extranjero, sin provocar daños a la población civil, lo que a los ojos de los iraquíes lo convierte en una especie de justiciero vengador.

Es difícil saber cuántos soldados ha matado o dejado lisiados el
francotirador de Bagdad. Según cálculos conservadores, serían por lo menos una veintena. El video distribuido esta semana por el Ejército Islámico de Irak habla de alrededor de 200.

Que

5 comentarios - francotiradores

@Leandrodaleleon12345
muy bueno el post pasate por el mio

http://www.taringa.net/posts/imagenes/5903559/union-sovietica-Ww2.html
@acolchado
el otro dia estaba viendo el history y mostraban a 2 snipers del los marines creo qe eran bue cuestion qe a 900 metros el hdp se la puso en la cabeza al blanco imginate qe estas viendo tele en tu casa y 10 cuadras te vuelan la cabeza.
@marcelojavierh
Muy buen post amigo..
cambia los tags..con esos... nunca van a encontrar tu post.-