El callejon del chicle

Un callejón de 21 metros de largo forrado completamente con pedazos de chicle masticado, ubicado en San Luis Obispo, California.

La historia exacta del "Bubblegum Alley" es desconocida, pero hay algunas teorías acerca de cómo comenzó esta tradición pegajosa. Algunos dicen que comenzó durante la Segunda Guerra Mundial, como un evento de graduación, mientras que otros están convencidos de que se remonta a la década de 1950, como resultado de la rivalidad entre las Escuelas Secundarias de San Luis Obispo y Cal Poly. Sea cual sea su origen, por los años 70, "Bubblegum Alley" ya estaba cubierto con un montón de material pegajoso.

La atracción pegajosa de San Luis Obispo sobrevivió a dos limpiezas completas durante los años 70, cuando los propietarios de tiendas cercanas se quejaron de que era "repugnante y falta de higiene", pero cuando se propuso una tercera limpieza, en 1996, no fue aceptada por las autoridades locales. Si lo visitas, vas a ver pedazos de goma de mascar con más de 40 años, y moldeados en muchas formas diferentes, desde los símbolos de la fraternidad local, hasta números y letras.



El callejon del chicle, jeje esta bueno entra
pegar
chicle
usado
pegado
callejon