Una cuarta bandera de Chile ha sido olvidada en la historia?

En la época de Fiestras Patrias, es común ver algunas reproducciones de las banderas históricas de Chile, entre la Patria Vieja y la Patria Nueva, pues el largo y doloroso proceso de la Independencia dio tiempo de revisar símbolos nacionales varias veces. Estas representaciones cumplen con lo que usualmente se enseña; es decir, que las banderas chilenas han sido sólo estas tres: la de la Patria Vieja, la de Transición y la actual.

Sin embargo, para algunos historiadores habría existido una cuarta bandera, previa a la definitiva de la República en la Patria Nueva, cuyo uso marginal y efímero ha llevado a muchos autores a desconocer su existencia o minimizar su valor como símbolo patrio e histórico. La mayoría de ellas no la considera auténticamente un símbolo relevante en la cadena de pabellones patrios de la historia, e incluso se discute sobre si existió o sólo fue una intención jamás materializada.

En orden consecutivo, nuestros históricos pabellones nacionales fueron la Bandera de la Patria Vieja, concebida en 1811 por don José Miguel Carrera; luego, la Bandera de la Transición del 26 de mayo de 1817, diseñada aparentemente por don Juan Gregorio Las Heras (otras fuentes señalan la fecha de creación el 18 de octubre de ese año), y, finalmente, la bandera de nuestros días, jurada el 12 de febrero de 1818.

Pero la segunda bandera de la historia de Chile, la de la Transición, compuesta por tres franjas horizontales (azul, blanca y roja, de arriba hacia abajo) debió ser modificada en 1817 luego de protestas formuladas a Chile por Francia y Holanda, dado que el parecido de este emblema con las banderas de estas naciones europeas estaba generando confusiones y errores. Además, la bandera de la Transición no alcanzó a ser oficializada, detalle que muchos autores parecen pasar por alto.

chile
Las banderas históricas chilenas. Según el Coronel Manuel Reyno Gutiérrez, serían cuatro y no tres, como se sostiene comúnmente. La tercera bandera de este grupo, de izquierda a derecha, es la que frecuentemente ha sido olvidada por la historia oficial.

El credo general de los historiadores dice que desde esta bandera de la Transición se pasó inmediatamente a la actual bandera de 1818. Se da por hecho esta situación porque, según Diego Barros Arana, la bandera definitiva y actualmente en uso fue creada el 18 de octubre de 1817, sólo quince días después de la última presentación que tuvo la bandera de la Transición en las exequias de los héroes de Rancagua. Pero descubrimientos de las últimas décadas, han arrojado una nueva luz sobre lo que realmente pudo haber sucedido entre medio.

A continuación de la bandera de la Transición y ante la necesidad de cambiarla, apareció un emblema misterioso rara vez mencionado por la historiografía oficial chilena: la bandera de tres bandas horizontales (de arriba hacia abajo: blanco, azul y rojo) y de estrella solitaria al centro; la primera en Chile con esta característica.

El aspecto de esta bandera aparece en un decreto, y habría nacido de la urgencia de sustituir el pabellón. Su diseño será un aporte a la bandera final de la República, actualmente en uso. Esta bandera ha sido estudiada por el Coronel (R) Manuel Reyno Gutiérrez en el "Anuario de la Academia de Historia Militar: Año X, Nº 4" (1987-1988). De tener razón, ésta fue nuestra última bandera transitoria, antes de la definitiva de 1817-1818, sobre la cual se juró la definitiva libertad de Chile.

libertad

Muchos minimizan la importancia de esta bandera aludiendo a que no puede ser considerada como pabellón patrio de la historia chilena, porque nunca fue oficializada. Además, no existen pruebas concluyentes de que haya sido usada, razón por la que se pone en duda su existencia práctica. Sin embargo, cabe señalar que la bandera de la Transición tampoco fue oficializada, y sin embargo aparece perfectamente considerada en los libros de historia.

La discusión sobre esta misteriosa bandera ignorada o desdeñada por la historia quizás nunca quede resuelta, condenándola a ser sólo una curiosidad ya imposible de confirmar.

Si te gusto no cuesta nada agradecer