drogas depresoras
droga
adiccion
depresoras
alucinojenas

drogas depresoras
droga
adiccion

¿Qué son?

•Son medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso disminuyendo su actividad,y que suelen usarse para disminuirla ansiedad e inducir elsueño.

•Básicamente pertenecen a dos grandes familias: los derivados del ácido barbitúrico como el Seconal; y las benzodiacepinas, entre las que se encuentran el Valium

¿Cuáles son los efectos de los barbitúricos?

•En dosis bajas producen efectos muy parecidos a los de los ansiolíticos

•En dosis elevadas se presentan síntomas muy similares a los de la intoxicación con alcohol.

•Con dosis mayores hay pérdida de conciencia y posteriormente la muerte, provocada por paro respiratorio.

LOS NARCOTICOS

¿Qué son los narcóticos?

•La palabra designa específicamente al opio y sus derivados, conocidos desde hace más de 2.500 años por sus poderes analgésicos y por su capacidad de inducir al sueño.

•En realidad, la palabra "narcótico" se deriva de un concepto que en griego se relaciona precisamente con el dormir.

•El opio se extrae de una planta de la familia de las amapolas, cuyo nombre científico es Papaver somniferum.

•En los últimos años se ha visto una considerable proliferación de plantaciones de amapola, y se tienen pruebas de la existencia de organizaciones criminales que extraen los alcaloides de la planta con el objetivo de producir heroína.

¿Qué clase de complicaciones puede producir el uso de heroína?

•La sobredosis puede producir la muerte. Pero este mismo efecto puede ocurrir por el hecho de mezclar la heroína con otros depresores del sistema nervioso, o porque la heroína callejera está mezclada con productos mortales.

•El hecho de inyectarse se encuentra asociado con Sida y con otras enfermedades como hepatitis B, inflamación de las venas y trastornos cardíacos.

•El estreñimiento y las alteraciones menstruales son muy comunes.

•En los consumidores de opiáceos, cualquiera que sea la vía de administración, hay una alta incidencia de trastornos pulmonares, especialmente de neumonía. La razón es que los opiáceos producen depresión respiratoria y una disminución de la resistencia a las infecciones.

•El comportamiento general de los heroinómanos suele cambiar de tal forma que la droga se convierte en el núcleo de la vida; por ello, toda la vida cotidiana se transforma y es usual observar problemas de desnutrición y de severo abandono del cuidado personal.

•Cuando se llega al nivel de la verdadera dependencia, aparecen comportamientos delincuenciales, especialmente robo y prostitución, asociados ala necesidad de conseguir de cualquier forma dinero para la droga.

LOS INHALABLES

¿Qué son los inhalables?

•Son sustancias difíciles de clasificar desde el puto de vista químico, pues recubren varias categorías: solventes derivados del petróleo como la gasolina y la acetona, gases contenidos en pegantes..,algunos otros que tienen propiedades anestésicas.

•Lo esencial es que los gases son inhalados por la boca o la nariz y son absorbidos rápidamente por los pulmones.

¿Cuáles son los efectos de los inhalables?

•Se asemeja a un estado de embriaguez que es descrito como una sensación de "flotamiento". Aparentemente el consumo de inhalables contribuye a disminuir las sensaciones de hambre y de frío, al igual que otros depresores.

•El estado de intoxicación suele estar asociado a la aparición de alucinaciones, algunas de ellas terroríficas. Pero los más importantes son los efectos adversos sobre el organismo cuando son consumidos crónicamente: pueden producir arritmias cardíacas fatales y muerte por asfixia; y, sobre todo, graves daños neurológicos de carácter irreversible: daño del nervio óptico, imposibilidad de caminar en forma estable, pérdida de la audición y pérdida progresiva de las principales funciones intelectuales.

EL ALCOHOL

¿Qué es el alcohol?

•El etanol, desde tiempos inmemoriales ha sido utilizado con fines embriagantes. Se obtiene de fermentación, como en el caso de la chicha, la cerveza y el vino, o de destilación, como en el caso del vodka y todas las llamadas "bebidas fuertes" .

•El etanol es el único de los alcoholes producidos industrialmente que puede ingerirse sin riesgo de envenenamiento inminente; el metanol, que es el alcohol de cocina, es mucho más tóxico y su ingestión puede ser mortal, o producir ceguera irreversible en los casos benignos.

“Las Consecuencias del alcohol”

Cerca de 200,000 muertes al año pueden ser completa o parcialmente atribuidas a la bebida. Aunque las personas que sólo toman de dos a cuatro bebidas a la semana presentan las tasas de mortalidad más bajas comparado con los no bebedores y los bebedores empedernidos, el beber dos o más bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo de muerte en un 50%. Además, se reduce el promedio de vida en 10 a 12 años. Entre más temprano empiece a beber de manera exagerada una persona, mayor es el riesgo que corre de contraer enfermedades serias más adelante. El alcoholismo puede matar de muchas maneras diferentes:


•El beber alcohol aumenta los riesgos de muertes por accidentes automovilísticos, accidentes durante actividades recreativas, accidentes en el trabajo, y la probabilidad de que ocurran homicidios y suicidios. En términos estrictamente económicos, los problemas relacionados con el uso del alcohol le cuestan a la sociedad aproximadamente 100 billones de dólares por año. En términos de vida humana, el costo es incalculable.

•El alcohol es una droga y las personas pueden morir por una sobredosis.

•El alcohol juega un papel importante en más de la mitad de todas las muertes por accidente de automóvil.

•El alcohol también aumenta el riesgo de lesiones accidentales por varias otras causas. Además, esta enfermedad es el principal diagnóstico en un cuarto de todas las personas que se suicidan; y está implicado en un 6.7% de todos los asesinatos.

•Las personas que beben mucho alcohol pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, especialmente de el hígado, el esófago, la garganta, y la laringe. El abuso del alcohol también puede causar cirrosis del hígado, problemas en el sistema de inmunidad, daño cerebral, y hasta puede dañar el feto durante el embarazo. El alcoholismo aumenta los niveles de estrógeno (hormona femenina) y reduce los niveles de testosterona (hormona masculina), factores que contribuyen a la impotencia en los hombres.

•Los alcohólicos que fuman corren un riesgo mayor debido al tabaco, que del que corren debido al alcohol. Más alcohólicos mueren de las enfermedades relacionadas con el tabaco, como la cardiopatía o el cáncer, que de la enfermedad hepática crónica, la cirrosis u otras enfermedades relacionadas con el consumo excesivo de alcohol.

•Otras enfermedades favorecidas por el consumo de alcohol son la diabetes, la malnutrición, anemia aguda, síndrome de Wernicke-Korsakoff (puede causar un daño cerebral permanente, severa confusión, pérdida de la memoria, e incluso la muerte), síndrome de dificultad respiratoria agudo (forma a veces mortal de insuficiencia pulmonar) .

Lo que los padres deben saber frente al consumo de drogas.

Tenés un hijo, sos responsable

Si tenés un hijo adolescente, seguramente por tu cabeza habrá pasado la preocupación por la droga y no estás exagerando. El problema es real. Existe. Pero antes de ponerte nervioso, tenés que saber qué es la droga. Qué tipo de drogas hay. Qué efectos tienen. Y sobre todo, tenés que saber que los padres, como vos, pueden hacer mucho por evitar que sus hijos se vuelvan adictos. Porque la adicción a las drogas es un problema que también puede evitarse, con prevención.

Nunca hacer de cuenta que “aquí no pasa nada”

A veces, desde las conductas características de un adolescente, se salta a otras cosas. Cosas que ya no son fáciles de manejar. Y de pronto, de una situación común pasamos a una situación fuera de control. La adicción a una droga resquebraja y deteriora la vida de una persona. Se pierden muchas cosas por el camino: el rendimiento escolar, los viejos amigos, los afectos familiares, los simples valores como no robar, la autoestima, la calidad de vida, la salud y en ocasiones, la vida.
La adicción a las drogas tiene un costo muy alto y vos tenés que saber cuál es.
Pero esta pendiente destructiva de la droga es la que vos como padre podrás tratar de evitar, con comprensión, información y comunicación.

Comprensión, para partir de la base

Antes que nada tenés que tener presente que tu hijo está pasando por una crisis, que lo hace inestable y vulnerable.
Vos también pasaste esa crisis, todos la pasamos. Es la adolescencia. Entonces no te extrañará ver que tu hijo se encierra a escuchar música a todo volumen, que habla en jerga con sus amigos, que se pone ropa un poco “atípica” y quizás supongas que alguna vez ha consumido algún tipo de droga.
Pero una cosa es la rebeldía típica del adolescente –algo, si se quiere, natural- y otra cosa es la adicción. Tenés que distinguirla.

Hablar del tema

Es fundamental. Pero nunca hables desde la posición del sabelotodo. Ni te pongas en una posición amenazadora, policíaca. Siempre tratá de escuchar, sin condenar. No lo pongas en la incómoda situación de preguntarle:
“¿Alguna vez consumiste sí o no?”. Lo más probable es que no te diga la verdad. Mucho mejor es que empieces por preguntarle sus propias opiniones. Respetándolas.
Pero si la conversación es propicia, no lo dudes. Da vos también tu propia posición sobre las drogas. No quiere decir que le des un aburrido sermón. Pero sí que le digas que lo querés mucho. Tanto, que verlo hacerse daño con las drogas te haría mucho mal.
Porque es bueno que tu hijo sepa que la adicción a las drogas puede hacerle daño. Y que es importante no involucrarse con ellas. Es bueno que vos se lo digas, de algún modo. Tu posición tiene que ser clara y firme.
Hablá con el corazón. Aunque tu hijo no te de una respuesta en el momento, la conversación le va a quedar adentro. Y tarde o temprano, lo tendrá presente.

Qué es la droga. Y qué tipos hay.

Las drogas son sustancias sintéticas o naturales que provocan cambios físicos o psíquicos al ser consumidas. Provocan menor o mayor adicción, según la droga que sea. También hay individuos con mayor o menor propensión a volverse adictos y situaciones sociales que pueden favorecer la dependencia.

Aunque las drogas afectan directamente al individuo, su consumo viene acompañado de una serie de trastornos que también perturban a la familia y a la sociedad.
El caso más claro es el del alcohol que está asociado a la violencia doméstica.

Drogas Estimulantes –

Cocaína, anfetaminas, nicotina, cafeína; Excitan al sistema nervioso central, produciendo actividad febril, agresividad, euforia, trastornos de sensibilidad, alucinaciones, depresión e insomnio.
La cocaína afecta al sistema cardiovascular y puede producir taquicardia y ataques cardíacos.
Causan gran dependencia.

Drogas Depresoras –

Alcohol, benzodiazepinas (tranquilizantes), opiáceos (morfina, heroína); Disminuyen el funcionamiento del sistema nervioso, produciendo falta de coordinación motriz y confusión mental, embotamiento y sedación.
El alcohol, a continuación de tomarlo, causa desinhibición pero luego depresión y produce gran variedad de repercusiones orgánicas, afectando prácticamente a todos los órganos y sistemas del cuerpo.
Causan gran dependencia.

Inhalantes: Son vapores provenientes de sustancias de uso común, como ciertos pegamientos, nafta, acetona y aerosoles.
Al ser aspirados producen euforia, falta de coordinación y orientación, daños a la percepción y pérdida del apetito.

Drogas que producen alteraciones en la percepción –

Marihuana: Altera el sentido del tiempo, la realidad, la coordinación y los reflejos. Aumenta el apetito, provoca risa. Afecta la memoria inmediata y produce desgano. Se fuma. Junto con el alcohol, se considera, en ocasiones, vía de entrada hacia las otras drogas.

LSD, hongos alucinógenos, floripón, éxtasis: Causan alteraciones de la percepción, distorsión de la realidad, sobreexcitación de la imaginación y depresión.

DEFINICIÓN DE LA OMS:

Droga es “toda sustancia que introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce una alteración, de algún modo, del natural funcionamiento del sistema nervioso, y es además susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas. Es decir, que modifica el modo de ser “natural” de la persona, su conducta, sus percepciones y su modo de relacionarse con el entorno y con si mismo”

¿Cómo prevenir?

En los jóvenes adictos a las drogas, éstas funcionan como modo de llenar un vacío existencial muy fuerte. Soledad, baja autoestima, incapacidad de comunicarse con los otros, son sensaciones que se buscan paliar en la adicción.
Por eso, para prevenir el consumo de drogas, es necesario tener presente:

- Necesidad de tener un sentido de la vida.
Tenemos que fomentar el juego, la creatividad, el deporte, donde el joven tenga posibilidades de crecimiento personal y de autoafirmación. Es muy importante valorizar y orientar al adolescente en el uso de su tiempo de ocio.

- Marcar firmemente los límites
Sembrar desde la niñez en el seno de la familia los valores de responsabilidad, disciplina y solidaridad. Ser excesivamente permisivos con los hijos es una manifestación de abandono que se debe evitar.

- Establecer vínculos de amor
Evitar los castigos injustos, la represión, el exceso de autoridad. Asimismo, evitar la ausencia de los padres y la falta de apoyo afectivo. Compartir actividades en común. No limitarse a brindar alimentos, objetos y dinero.

- Predicar con el ejemplo
Orientar a tus hijos en los valores en que vos creés, pero nunca tener un doble discurso. Si les inculcás los valores de la honestidad, la sinceridad, la tolerancia, vos como padre también tenés que actuar con estos parámetros.

- Evitar el consumo de drogas legales frente a tus hijos
El alcohol, el tabaco, los psicofármacos, son drogas legales y a pesar de no tener connotaciones delictivas son también muy peligrosas. El consumo profuso de estas drogas frente a los hijos puede evidentemente inducirlos a probar con éstas y otras.

- Y sobre todo escucharlo,
Con amor y comprensión, hablando con él, respetándolo como persona y recordándole claramente que cuenta contigo, que no está solo.

¿Qué hacer en caso de necesitar ayuda?

Puede suceder que la prevención no sea suficiente, y que tengas que enfrentar en tu propio hijo el problema de la adicción a las drogas.
En primer lugar, tenés que pensar que no es lo mismo “ser un drogadicto” que “estar drogado”.
Si tu hijo ha consumido puntualmente alguna sustancia, lo mejor es abordar el tema con comprensión y comunicación.
Pero si tu hijo ya es un adicto, tendrás que pedir ayuda a profesionales, a grupos, a gente que puede orientarte y que tiene experiencia al respecto.

¿Y cuándo considerar adicto a un adolescente?

Pensá que un adicto es una persona que ya no puede parar, que no puede controlar el consumo de drogas y necesita compulsivamente la sustancia. Gran parte de su tiempo lo ocupa pensando en la droga, que así se vuelve un asunto central en su vida. Y sobre todo, ya no puede medir las consecuencias negativas de sus actos. Por ejemplo, si a pesar de haber tenido accidentes a consecuencia del alcohol, la persona sigue tomando, entonces estamos ante una problemática de adicción que necesita recibir ayuda.
Si tu hijo se halla en una situación similar, no dudes en llamar a alguna Institución de ayuda. Tu hijo está en estado de riesgo. Tenés que hacer algo.

HABLAR es TRATAR el tema