Conflicto Argentina-Uruguay Encuentro entre Presidentes


Acuerdo entre Cristina y Mujica moderó los planteos argentinos

El acuerdo anunciado ayer en la quinta de Olivos creó un "comité científico" con dos expertos por cada país en la órbita de la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru) y dejó de lado las pretensiones argentinas de elaborar un capítulo especial para la planta de UPM (ex Botnia) e instalar un monitoreo permanente en la pastera.

Los organismos especializados de cada país actuarán junto a los científicos en sus respectivos países, bajo sus parámetros nacionales, y Uruguay aceptó que se instalen sensores de efluentes gaseosos en la zona, pese a que las competencias de Caru por el Estatuto del Río Uruguay refieren solamente al estado de las aguas (ver recuadro en esta página).

La sintonía personal entre los presidentes José Mujica y Cristina Fernández fue determinante para sellar la fórmula.


Apoyo. "Satisfacción", fue la palabra que más se repitió entre altos dirigentes del gobierno y de la oposición ayer miércoles, al referirse al acuerdo con Argentina. La sensación de que un tema muy difícil para el país fue superado por el común denominador de los comentarios de los líderes partidarios que se reunieron ayer a la noche con el canciller Luis Almagro para informarse de primera mano. También fue expresada la expectativa ahora sí se podrá avanzar en los otros temas de la agenda con Argentina.

El gobierno logró que se conformara un comité científico con representantes de ambos países y que las muestras en Uruguay sean tomadas por Dinama, tal como lo había planteado a Argentina. También se descartó que se controle a UPM de manera diferente a otros establecimientos industriales sobre el río.

Almagro explicó que se decidió "trabajar el río por sectores" y que se acordó comenzar el monitoreo donde está UPM y luego en la desembocadura del río Gualeguaychú al que llegan los efluentes del Parque Industrial de Gualeguaychú.

En la mañana de ayer fuentes políticas y diplomáticas coincidían en que, hasta el encuentro de los presidentes, la distancia entre las propuestas de las cancillerías eran muy grandes.

La intervención de los mandatarios fue fundamental y terminó cerrando el acuerdo antes de los 60 días que el pasado 2 de junio habían acordado los presidentes en la estancia presidencial de Anchorena.

Los mandatarios "tenían que arreglar, no había espacio para otra cosa", dijo una alta fuente del gobierno uruguayo.

Cristina definió. La excelente relación personal de Mujica y Fernández "fue determinante" para el desenlace del tema, se indicó en medios diplomáticos.

"Qué interesa, lo que entra o lo que sale", dijo Mujica palabras más o menos en un momento de la reunión ante los problemas que surgían del entorno de Fernández para llegar al acuerdo. En un momento, la presidenta argentina resumió los puntos de coincidencia e instruyó a su delegación a cerrar el pacto sin más dilaciones, relataron allegados a la negociación.

Almagro afirmó luego que el control en UPM "no es nada diferente de lo que se está haciendo ahora y está muy contextualizado". Agregó que UPM "no tiene nada para esconder, ha apoyado todo este proceso, y han sido muy prácticos en cuanto a las necesidades del país".

Fuentes de UPM indicaron que "no corresponde hacer comentarios", puesto que este "es un tema manejado por los gobiernos".

Almagro, indicó que "la idea es que (quienes monitoreen) sean científicos vinculados a sectores universitarios, terciarios, no como funcionarios de gobierno". Allegados al canciller señalaron que hay confianza en que Argentina elegirá sus científicos con similares criterios.

Mujica hizo pocos comentarios: "Creo que estamos conformes y creo que la parte Argentina también. Yo le tengo que dar mi agradecimiento al pueblo de Fray Bentos", dijo. "Este tema pasa al telón de los recuerdos.", agregó.

Para Fernández se encontró "la respuesta a un problema de años, que teníamos que superar". Y agregó: "Siempre tenemos muy buena onda" con Mujica.

oposición. Tras el encuentro con Almagro, los líderes de los partidos de oposición coincidieron en destacar lo positivo del acuerdo. Todo el espectro político apoyó lo actuado por el gobierno.

Luis Alberto Lacalle expresó "satisfacción ante la manera como se ha llevado el trámite de esta difícil negociación" y "por el éxito obtenido".

"Se ha quitado del camino un escollo y ahora se abre un camino para seguir los otros temas importantes", apuntó.

Para Pedro Bordaberry, el gobierno trabajó muy seriamente y mantuvo informada a la oposición. Mujica logró en los pocos meses de su gestión "lo que en cinco años no se había podido lograr" afirmó.

Pablo Mieres señaló que el acuerdo "es muy razonable" y saludó el final del conflicto. "Uruguay preserva su soberanía. Lo principal es que el conflicto termina y que para Uruguay empieza una agenda muy importante".

Fuente :http://www.elpais.com.uy/100729/ultmo-504870/ultimomomento/acuerdo-entre-cristina-y-mujica-modero-los-planteos-argentinos


Peeero...




En Gualeguaychú critican el acuerdo

José Pouler, uno de los líderes de la protesta en Gualeguaychú contra la pastera de UPM (ex Botnia) , dijo a Radio 10 de Buenos Aires que "personalmente" no lo conforma el acuerdo que firmaron los presidentes de Argentina y Uruguay. "Si trabajaron tanto para este triste acuerdo, es lamentable", sentenció.

Otro referente de los asambleístas, Osvaldo Fernández, dijo hoy a Clarin.com que en el acuerdo "aparece la intervención de la autoridad y la normativa uruguaya" y "no hay un acceso irrestricto a la planta" de Botnia, de modo que "esto no es el control que propusimos y que reclamamos".

"El acuerdo como está no va a solucionar el conflicto y esto va a continuar hasta que Botnia se vaya de la cuenca del río Uruguay", destacó el asambleísta.

Por su parte, Luis Leissa, expresó que "está muy lejos de lo que nosotros pretendíamos. Mantener las cosas como están es lo que este acuerdo revela. Nosotros vamos a insitir en la protesta, no podemos permanecer impávidos frente a una burla a derecho".

Juan Veronesi, otro integrante de la Asamblea, manifestó hoy en el programa Cada Mañana, de Radio 10 que "no hay seguridad de que Uruguay a través de la Dinama haga el control de forma correcta".

"Hay que hacer un control continuo a Botnia, pero no será así, está limitado a un monitoreo de hasta 12 veces en el año y lejos de lo que la Corte de La Haya dictaminó", agregó.

La Asamblea ya solicitó un nuevo encuentro con el canciller argentino Héctor Timerman para solicitarle explicaciones.

Fuente : http://www.elpais.com.uy/100729/ultmo-504875/ultimomomento/en-gualeguaychu-critican-el-acuerdo



Esto no se acaba más.....